Libertad, dpto. de San José, Rep. O. del Uruguay

Última actualización: hace 16 horas


01.02.2017 | Cultura | 403 lecturas




Comparsas de Libertad se preparan para salir en el carnaval 2017

Comparsas de Libertad se preparan para salir en el carnaval 2017
Bacongo ensaya en la esquina de Lavalleja y la avenida.

De lejos se escucha el repiqueteo. Primero son algunos chicos aislados y luego ya aparecen los repiques acompañados del bombo. Más cerca se siente el olor a cartón quemado y se puede ver el resplandor de las llamas que calientan las lonjas de los tambores. Es de tardecita y el grupo va creciendo. Hay bailarinas y bandereros, pero también está el cochecito y el bebé, la vecina y el vecino que se detienen en la esquina a escuchar y los autos y motos que pasan mirando de reojo. Pasa la gorra para comprar “algo de tomar”, vino y agua, mientras se arma la figura con los tambores. La comparsa está lista.

Arrancó el carnaval y no hay vueltas. Febrero espera la llegada de los tamboriles y sus bailarinas pero la lonjas ya están calientes hace rato. Es que después de diciembre y la primera quincena de enero, Bacongo y Son del sur, las comparsas libertenses, comenzaron a afinar el trabajo de cara al desfile del 27 en San José y del 28 en Libertad.

“Ya tenemos todo organizado, faltan detalles. Estamos ajustando cosas y estamos apostando a innovar, a hacer todo nuevo. No se repite nada del año pasado”, dijo a La Semana el representante de la Comisión de Son del Sur Fabián Bravo. “Ultimando, con todo medio definido. Poniendo el ruedo de vuelta porque diciembre y enero son particulares por las fiestas y las licencias”, explicaron a La Semana Martín y Marcelo Sellanes y Gonzalo, integrantes de Bacongo. Ambas agrupaciones ensayan dos veces por semana y saldrán a las calles con cerca de una veintena de tambores cada una, más los cuerpos de baile.

“No somos la cantidad que quisiéramos ser, pero somos una comparsa que quiere crecer bien, cómodos”, dijo Bravo. Son del sur ensaya los martes y viernes a partir de las 20 horas en la Plaza de los Feriantes y este año se concentraron en apostar a la “parte social”.

“Organizamos el Día del Niño, que nos pareció un lindo trabajo que hicimos con terrible gusto. Queríamos ofrecer algo a la gente a la que le estamos pidiendo cosas todo el tiempo”, agregó. Es que el trabajo de la comparsa se realiza en constante contacto con la comunidad y la familia. “La gente va tomando consciencia de que Son del sur no sólo sale en carnaval, sino que hay un grupo humano que trabaja todo el año y que quiere hacer cosas. Es un grupo de amigos”, agrega. Para Bravo, esta comparsa “siempre se caracterizó por la familia” y se manifestó “muy orgulloso” de este grupo porque “hay una tranquilidad y una paz que es parte del trabajo de la comisión”.

Bacongo, la más joven de las dos comparsas -en este 2017 saldrá por segunda vez-, también renovará todo su vestuario con fondos propios. “No reciclamos nada, cada uno se llevó el vestuario del año pasado”, y ponen énfasis en el apoyo que reciben de las empresas locales. Muchas de ellas, explicaron, no van a sacar rédito de la publicidad, porque ni siquiera tienen a Libertad como principal mercado, pero deciden apoyar a la comparsa por confianza. “Con nosotros es un voto de confianza a crecimiento” porque sin esas “diez publicidades” no “podemos salir con el nivel que vamos a salir”, dijeron.

Para Bacongo, que ensaya en Lavalleja y Ruta 1, una esquina que tienen “tomada”, de a poco van fortaleciendo un trabajo que se vislumbra en las “dos o tres” personas que se suman año a año. “Este año hay gente joven que se sumó el año pasado y ya toca y que contagió a otra gente joven. No es una escuela de candombe pero en las cuerdas del interior pasa así, si te piden que les enseñes, lo haces”, explicaron. “Año a año sumamos dos o tres, pero la gente se suma. Es un poco trabajoso, pero siempre es a futuro”, agregaron.

La comparsa saldrá en este 2017 con un plantel similar al del año pasado, en su gran mayoría de Libertad, lo que es un punto positivo, porque están haciendo una “base” fuerte y evitan salir con alguien con quien “no ensayaste en todo el año”.

ESFUERZO Si bien aún no están definidos todos los desfiles en los que participarán, ambas comparsas ya comenzaron la etapa de fogueo. Los ensayos ya se realizan con caminatas y de paso van agitando a la comunidad, que ya acerca la reposera a la calle para aplaudir al ritmo de los tambores.

Del carnaval nadie saca ganancias. Todos los integrantes compran las pegatinas que ellos mismos imprimen o venden rifas para costear la logística. Son del Sur, por ejemplo, ya es el segundo año que participa de la Fiesta del Parque, que se realiza en diciembre, en el puesto de hamburguesas y Bacongo también mueve lo suyo con las empresas locales, esas que se animan a depositar la confianza año a año. “Como todos los años, salimos a divertirnos y a pasarla bien. Para nosotros el carnaval no es una competencia, es hacer lo que nos gusta, estar con la gente que trabajamos todo el año. En este 2017 sabemos que no vamos a Durazno, pero lo vamos a disfrutar igual”, finalizó diciendo Fabián “Negro” Bravo.

Por Edward Braida.








Periódico La Semana - ® 2001-2017 - Libertad, dpto. de San José, Uruguay - Hosting/desarrollo info@crearte.net.uy