Elucubraciones

Elucubraciones semanales: «De liderazgos y democracias plenas»

5 Mins read

Tranquila, tranquilo, no le voy a decir feliz año nuevo aunque me sienta tentado a hacerlo; uno ya viene remando este 2024 hace rato y el viejo chiste ya no causa tanta gracia, menos cuando ya todas/os han salido de las gateras y trabajan en el ciclo electoral. El escriba de pueblo no es candidato a nada y por eso se toma la libertad de decir lo que quiere de los que aspiran a gobernarnos o de los que ya nos gobiernan. Ahora sí, ya sin excusas -¿cae fin de semana el 1º de mayo?-, comenzamos la instancia elucubradora del segundo día de abril. ¿Me sigue?

Pensando sobre qué cosas podía elucubrar en plena semana turística, de la cerveza, Santa, criolla, ciclística o como usted quiera llamarle, la mente -traviesa ella-, en un juego de libre asociación de pensamientos, me llevó a recordar algunos actos oficialistas de la campaña por el referéndum de la Ley de Urgente Consideración (LUC), que debí cubrir allá por 2021. Recordé cómo los oradores nacionalistas de esos actos insistían con que Lacalle Pou era un líder mundial y un estadista y que por eso estaba haciendo un buen gobierno al que había que seguir apoyando, respaldando lo contenido en la famosa LUC.

Asombrábame a mí con qué rapidez lo habían elevado al Presidente a ese altar que uno cree reservado para unos pocos y al que se llega luego de una vida de actividad pública extensa y con hechos destacados. No todos los presidentes terminan siendo estadistas o líderes mundiales, es más, le diría que es un lugar reservado para muy pocas personas.

En el sitial de estadistas, en Uruguay, se ubica a Sanguinetti (yo discreparía, pero bueno, tiene el perfil), o al propio Tabaré Vázquez, mientras que en el de líder mundial, se debe poner -duela lo que duela-, al “Pepe” Mujica ya que representa una forma de ver el mundo con la cual mucha gente se identifica; aunque a usted pueda no gustarle, estimada/o lector, el “Pepe” representa una forma de ver el mundo que traspasó las limitadas fronteras del Uruguay.

Claro, ante tamaños predecesores, uno entiende el apuro que había por elevar la estatura pública de Lacalle Pou, pero la realidad es cruda y pasados los fulgores de la pandemia, se notó que al Presidente le falta bastante para ser estadista y que la condición de “líder mundial” no se la define nombrándola, se siente en la gente, en las masas, en la calle y en el caso de nuestro querido Presidente, uno ve que hace vibrar a una barra muy chica.

¿Recuerda? Los cánticos de victoria marcaron el primer año del gobierno de coalición multicolor bajo el impulso del supuesto buen manejo de la pandemia (más de siete mil muertes y un contrato por vacunas de cuyo contenido nunca supimos, a este escriba, siempre le dejaron muchas dudas, pero no nos desviemos del tema), sin embargo, a medida que fue pasando el período y los problemas internos han desbordado al oficialismo, aquella condición de “líder mundial” se ha diluido a partir del escaso protagonismo internacional que ha tenido el Presidente y el gobierno en sí, que no ha hecho más que seguir la línea dictada por los Estados Unidos (por más que insistió con el TLC con China, su política exterior siempre fue la norteamericana). La verdad es que ni estar pegado a los “states” le ha dado frutos sustanciales ni los chinos le han dado mucha bola con todo el asunto del TLC.

Es más, ni sus aliados ideológicos le dan mucha bola al “líder mundial”. No recuerdo si estuvo en su asunción, pero en los dos años en que fueron presidentes en forma conjunta, Bolsonaro ni se apareció por Uruguay. Es más, tampoco lo apoyó cuando nuestro “Presi” quería cortarse solo en el Mercosur para hacer un acuerdo con China.

El otro vecino, Milei, al que tanto festejaron cuando ganó, ni se ha acordado de Uruguay desde que asumió. No existimos para él y para casi nadie en el mundo. La mayoría de los presidentes de potencias mundiales que han venido por la región han obviado expresamente visitar a Uruguay. Por lo general, ni se acuerdan de esta insignificancia de país, a menos que tengas una figura que destaque, a menos que esté pasando algo distinto a lo que pasa en otras partes. Pero eso no ha pasado en este período y por eso la soledad internacional.

Usted disculpe que yo le plantee las cosas así, pero, ¿se acuerda cuando visitaban el país el presidente de Estados Unidos, el premier chino o hasta el Primer Ministro japonés? Por supuesto que también venían a cada rato -recordará-, presidentes y presidentas de toda Latinoamérica ¿Se acuerda cuando Uruguay tuvo un representante durante un año en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas o representantes en distintas comisiones para la paz en múltiples puntos del planeta?

Todo eso surge del prestigio que pueden cosechar los líderes de una nación (no los voy a nombrar, pero usted sabe a quiénes me refiero); esa trascendencia internacional que en algún momento tuvo Uruguay fue producto de contar con una voz libre e independiente, que generaba confianza más allá de los posicionamientos ideológicos de los interlocutores. El estar tan pegados a Estados Unidos durante este período de gobierno ha hecho que para el mundo deje de ser importante la voz de Uruguay, porque ya se sabe qué va a decir.

En este nuevo mundo multipolar, casi en pie de guerra, las pequeñas naciones como Uruguay deberían ser parte de un frente pacifista mundial, porque somos fácil presa de los poderosos, sin embargo hacemos seguidismo a la posición belicista de Estados Unidos e Israel y no clamamos por un acuerdo que ponga fin al enfrentamiento en Europa. El Uruguay del líder mundial, en lugar de apostar por la paz se pone del lado de los agresores, esperando por las migajas que le pueda arrimar el imperio del norte.

Ya que estamos hablando de política internacional, me permito unos finales comentarios sobre una cuestión de agenda. En estos días de rural y de poca novedad, los precandidatos conservadores han machado con la cuestión de Venezuela y el posicionamiento de los frenteamplistas sobre lo que ocurre en aquella nación. Uno los escucha y debería concluir que todos los males de la democracia están presentes en Venezuela, pero como usted sabe que a uno no lo arrean con cualquier poncho, se cuestiona por qué tanta Venezuela y por qué tan poco Perú, donde ocurren situaciones más preocupantes con una Presidenta ilegítima, que destituyó a un Presidente electo y  que ahora además está cuestionada por vínculos con el narcotráfico.

¿Ningún dirigente de la coalición se preocupa por lo que pasa con Boluarte? ¿Por qué tanto de Maduro, que les guste o no fue electo, y poco de esta gobernante ilegítima? Lo que les preocupa no es la democracia, lo que les preocupa son los líderes, son los países que buscan no seguir los dictados de los dueños del mundo. Cuando alguien se quiere salir del redil, hay que asfixiarlo y eso ha pasado con el chavismo venezolano, no son funcionales a los intereses de los poderes de turno, por eso molestan tanto en el mundo y también en Uruguay.

¿Que cometen errores? Sí, seguramente los tengan y muchos, pero continuar o no en la actual senda es una decisión de los venezolanos y no de nuestros políticos, que buscan entrampar -y lo logran- a los dirigentes frenteamplistas, que no se animan a decir las cosas que yo le estoy escribiendo, pero que muchos compartirían por lo bajo.

Y chiflando bajito me retiro ya. Como edición elucubradora de final de descanso, estimo que quedó redondita; claro ya sé que usted está pensando que está muy combativa, pero bueno, combatir, hay que combatir siempre.

Imagen ilustrativa, tomada de la web.

Por Javier Perdomo.

Related posts
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "La censura no existe"

5 Mins read
Amordazado, condicionado y vigilado, el escriba de pueblo comienza una nueva edición elucubradora, consciente de que el regreso a oscuros tiempos amenaza…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "Escándalos, periodistas y plebiscitos"

5 Mins read
Raudo avanza mayo y con él el proceso electoral se vuelve más presente en las vidas de todos y de todas. La…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "'Pepe', arenita y trifulcas"

5 Mins read
Tenga usted a bien recibir a este escriba de pueblo en una nueva ocasión. Hace tantos años ya que sigue lo que…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!