Sociedad

Para el movimiento social, la lucha por detener construcción del Neptuno no está cerrada

6 Mins read

Este viernes 26 de abril a partir de las 19 horas en la Biblioteca de Rafael Perazza, se está realizando el segundo de tres conversatorios entre ciencias y comunidades centrados en el proyecto Neptuno, que implica la construcción de una planta potabilizadora de agua en la zona conocida como balneario Arazatí, del que participarán la ingeniera agrónoma Anahit Aharonian y la doctora Tamara Avellán.

El primero de estos conversatorios ocurrió en San José de Mayo pasado el 12 de abril y tuvo como principal expositor al doctor Daniel Panario. Su exposición se tituló “Por qué el Neptuno no es la solución”.

En este segundo conversatorio, la ponencia de la doctora Tamara Avellán lleva por título “Explorando las distintas fuentes y usos del agua a nivel mundial”, en tanto que la exposición de Anahit Aharonian se titula “Modelo extractivista y sus impactos sobre el territorio y la sociedad”.

Con ella, previo a su llega a la localidad del kilómetro 72 habló La Semana. La Ingeniera Agrónoma habló de lo que será el centro de su exposición del viernes, diciendo que  “estamos en una etapa de aceleración en la construcción de mega proyectos en los que único que preocupa es el lucro, es decir, ganar más dinero. Por eso nosotros decimos que tenemos que explicar, exponer sobre las consecuencias concatenadas que tienen esos proyectos”.

Según la integrante de la Comisión Nacional en Defensa del Agua y la Vida, “esas construcciones de mega proyectos, están impactando en nuestra sociedad así como en nuestro ecosistema. Estamos preocupados porque el ser humano es parte de la naturaleza, es naturaleza, pero muchas veces nos miramos como desde afuera, nosotros estamos acá y la naturaleza allá. Los ecosistemas funcionan según yo quiero, instaló una fábrica, pongo una serie de cosas, pero a esa fábrica debo hacerle mantenimiento. Esto no es una fábrica, es una maravilla lo que la naturaleza nos regala en servicios ecosistémicos y nosotros somos capaces de destruir todo eso”.

La Ingeniera Agrónoma dijo que con proyectos como el Neptuno, en Arazatí, “aumenta el PBI y entonces después los gobiernos muestran esos los números ante los que te van a dar préstamos internacionales, pero el PBI no significa la felicidad de la gente y no muestra las desigualdades territoriales, que es lo que realmente interesaría como sociedad”.

 

EFÍMERO | Todo lo que traen los mega-proyectos, dijo Aharonian, es efímero. “Todos estos mega-proyectos dan mano de obra, pero muy poca, en muy corto tiempo y después se diluye todo y nos olvidamos, lo que obliga a los trabajadores a buscar otro proyecto de esos, creyendo que así va a resolver el problema de llevar el pan a la mesa de su casa”, dijo Aharonian, que aclaró que “de eso no puedo culpar al trabajador, porque él tiene que llevar el pan a la mesa”.

Recordó la militante social que “la instalación de la primera pastera en Fray Bentos se celebraba a través de los medios de comunicación masivos, pero hubo muchos aspectos que no se tuvieron en cuenta. Primero el encarecimiento de todo en la zona, después el aumento de la violencia, de la prostitución y la trata de personas”. Dijo Aharonian que se eso nunca se habló, “ahora se menciona porque en Montes del Plata está pasando”.

Con respecto al proyecto Neptuno, dijo Aharonian que están lo que son las consecuencias de la construcción en sí, “pero hay otros aspectos que van a impactar mucho más en un departamento donde hay mucha producción alimentaria. ¿Qué va a pasar con ese territorio en el que se va a destruir el suelo, para poner estructuras de hormigón? Esto se presenta como una alternativa para el desarrollo y el progreso, nos dicen que va a resolver el problema del acceso al agua, pero es una falsedad absoluta, es un cuento con el cual siguen destruyendo el territorio y la sociedad, porque a la sociedad que vive donde está ese territorio, se le provocan daños en su tejido social que a nadie le importa evaluar. Y aquellos estudiosos que vayan a evaluarlos en el futuro, verán como sus estudios quedan en el cajón. Esa preocupación nos debería mover a todos”.

Dijo Aharonian que la preocupación por el Neptuno debe mover a todos. “Ahora está este proyecto en San José, antes fue en Fray Bentos, luego en Conchillas. Tenemos que saber que está pasando en todos lados y lo que ocurre en una parte del territorio nos impacta a todos. Puedo no vivir en el lugar, pero en algún lado voy a ver el impacto, quizás no en el fondo de mi casa, pero sí en la góndola cuando no encuentre un producto que necesite”, dijo Aharonian.

 

ALIMENTOS | La Ingeniera Agrónoma instó “a valorar la capacidad maravillosa de nuestros suelos de producir alimentos y alimentar a nuestra población, además de generar esa cultura, ese arraigo que tenemos en un territorio, de generar comunidad en torno a la producción. Pequeñas comunidades que trabajan en función de una cultura que nos están destruyendo, porque los mega-proyectos también influyen en los aspectos culturales”.

“Nosotros siempre nos vamos a tener que alimentar con el producto de la tierra, ahora, qué calidad tiene ese producto si estoy contaminando todo el territorio y destruyendo las fuentes de agua”, se preguntó la Ingeniera Agrónoma.

“Es innecesario desalinizar en un país lleno de fuentes de agua dulce; es absurdo, es un negocio de algunos”, dijo Anahit Aharonian, que luego se refirió a la violencia que se ejerce contra los representantes de la sociedad civil en las comisiones de cuenca. “Todo lo minimizan cuando hacés una crítica”, dijo y luego se realizó una serie preguntas: ¿Si vas a desalinizar, dónde va a ir el residuo de esa desalinización? ¿Al mismo Río de la Plata? ¿Qué efecto va a tener sobre la fauna y la flora del Río de la Plata? ¿Vamos a comer los mismos pescaditos que hasta ahora?”.

 

PELEA | Consultada respecto a si todavía hay posibilidad de detener el Neptuno. Aharonian dijo que todavía se puede. “No debemos bajar los brazos. Estamos haciendo gestiones legales para poder frenarlo, pero también tiene que estar la acción a nivel local. Hay lugares en los que la comunidad local tiene que seguir insistiendo, aunque se vea muy difícil nunca sabés en qué resquicio, en qué momento podés dar vuelta una decisión y eso hay que pelearlo hasta último momento”.

Consideró la integrante de los colectivos en defensa del agua que “hay que explicar ante qué peligro estamos. Nosotros tratamos que todos los argumentos que buscan desacreditarnos, que son producto de la mediocridad o de un interés personal de llevar adelante un proyecto que nosotros consideramos que está mal, queden claros”.

Luego hizo mención Aharonian a la trayectoria “de quienes estamos trabajando por el agua” y recordó que en este 2024 se están cumpliendo 20 años de la reforma constitucional por el agua de 2004.

“Las comisiones de cuenca, la Dirección Nacional de Aguas, se tuvieron que crear porque hubo un plebiscito en 2004, que fue la población la que se lo puso en los hombros y logramos la voluntad de casi el 65%, logramos que el 64.7% de la población apoyara que el agua sea un derecho humano, que sea para todos y gestionada por la comunidad, participativamente (algo que no se ha logrado). Todo eso fue en hombros de la sociedad civil a la que hoy están vapuleando y diciéndole ‘callate, que vos no sabés nada’”, dijo Aharonian.

Pero no, dijo Aharonian, “la sociedad civil está formada, tiene sus investigadores, sus profesionales y ha estado luchando para mejorar la calidad de vida de todos los uruguayos”.

Por último aclaró la Ingeniera Agrónoma que la lucha la de Comisión Nacional en Defensa del Agua y la Vida va más allá del gobierno de turno. “Los gobiernos pasan el Estado queda, el Estado es responsable de las cosas que ocurren. El Estado desde hace mucho tiempo está en omisión y a nivel de este proyecto estamos a tiempo de frenarlo porque realmente sus consecuencias son nefastas”.

“Estamos a tiempo, no hay que bajar los brazos, que hasta último momento podemos hacer cambiar opiniones, echar para atrás con cualquier proyecto si estamos decididos a dar la pelea”, culminó diciendo Aharonian.

 

Ciclo de conversatorios culmina en Santiago Vázquez

El ciclo de tres conversatorios entre ciencias y comunidades culmina el viernes 10 de mayo a las 19 horas en la sede del Club de Leones de Santiago Vázquez. Allí estarán la doctora Claudia Piccini, hablando sobre “Los desafíos que enfrentaría el Proyecto Arazatí-Neptuno en la potabilización de agua”.

También dirá presente el doctor Marcel Ackar. Su exposición se titula “Los humedales del río Santa Lucía. Su importancia ambiental y principales amenazas”, mientras que la del Magister Bernardo Zabaleta se llama “Impacto de los embalses en el estuario del Río de la Plata: cianobacterias en aumento”.

Imagen tomada de la web (Anahit Aharonian).

Por Javier Perdomo.

Related posts
Sociedad

Así lucirá la piscina de la Plaza de Deportes, cerrada y climatizada

1 Mins read
A media tarde de este lunes, La Semana tomó contacto con el llamado a licitación para el cerramiento y climatización de la…
Sociedad

Escultura colocada en la plaza de los 33, a la espera de locación definitiva

1 Mins read
Si bien no estuvo en la sesión del Concejo Municipal del pasado jueves 23, el de la escultura que se encuentra en…
Sociedad

Al cierre de marzo, el desempleo en San José había llegado al 9.5%

1 Mins read
Continúa el crecimiento del desempleo en San José, según los datos cerrados a marzo, que fueran difundidos en la pasada semana por…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!