Variedades

La granada y sus perlas curativas

4 Mins read

Fruta dulce y nutritiva: la Granada

Al igual que en otras oportunidades y en lo que se refiere específicamente a frutos, se intenta buscar y encontrar, argumentos que inviten a consumir algunas especies. Existen frutos muy consumidos tal vez debido a su fácil accesibilidad a la población en general y otros qué, por el contrario, por lo menos por estos lugares, casi han desaparecido. Un ejemplo típico de este tipo de alimentos, es la granada.

Fruta que endulza y nutre, de acuerdo a investigaciones, es el elixir de la salud, aunque lamentablemente en Uruguay, al igual que los nísperos, han pasado a un injusto olvido.

Los espacios reducidos y el avance de la urbanización, ha llevado a que todos sean consumidores pasivos, que sólo puedan acceder a  los alimentos que el mercado ofrece.

De todas formas, siempre es interesante transmitirle a las generaciones actuales, la importancia de probar los sabores de otras épocas y que sus antecesores solían consumir de forma habitual y los consideraban auténticos manjares naturales.

El granado, adaptable a zonas áridas

La granada es el fruto del antiguo árbol Punica granatum. El granado se ha cultivado tradicionalmente en la zona de Oriente (se dice que nació a las faldas del Himalaya en India), extendiéndose por el resto de Asia y el Mediterráneo.

Las propiedades medicinales de la granada se conocen hace miles de años ya que, de acuerdo a las tradiciones, el granado es uno de los frutales bíblicos, al igual que la vid o el olivo. Se utilizaba en las ceremonias y en la mitología de los egipcios, griegos y romanos. En la medicina Ayurvédica, se considera la granada como una farmacia en si misma, siendo utilizada como agente antiparasitario, antidiarreico, antidiabético y para la curación de úlceras.

El granado se desarrolla de manera rentable en zonas donde no podrían sobrevivir otros árboles. Se adapta fácilmente a zonas áridas por lo que requiere menos agua, por lo que tiene una extraordinaria resistencia a la sequía, además de ser capaz de tolerar suelos y aguas salinas, suelos con mal drenaje.

Este aspecto sumado al descubrimiento de sus numerosas propiedades alimenticias, farmacológicas, funcionales y cosméticas, ha hecho que este frutal, en regiones mediterráneas sea cada día más demandado por los consumidores. En Uruguay, vamos a contramarcha en ese sentido, siendo cultivado en una escala muy pequeño

Esto ha privado al público en general, de tener un fácil acceso a esta maravillosa fruta y por lo tanto, a sus importantes beneficios. España dispone del principal banco de germoplasma de Europa con más de 104 tipos de granados y es el principal país productor de granadas de Europa, concentrándose en la provincia de Alicante.

En países como India e Irán, también existe una gran variedad de granados, por ejemplo en Irán (principal productor mundial), cuentan con más de 760 especies diferentes.

En la actualidad, el principal uso de la granada es su consumo en fresco, aunque en los últimos años se ha incrementado la industrialización para la obtención de jugos y extractos de sus diferentes partes. A partir de sus semillas se preparan además de jugos, jarabes, mermeladas, confituras, jaleas, semillas deshidratadas, corteza seca para preparar infusiones (como astringente o como vermífugo), y aceite de granada, además de la utilización de la madera de este árbol.

Nutrientes y propiedades de la Granada

El cultivo del granado ha adquirido cada vez más importancia y es objeto de interés desde diferentes puntos de vista (agrícola, industrial, alimentario, médico). Por todo ello, en las últimas décadas, ha adquirido gran relevancia en muchas partes del mundo. Ha sido definido como un alimento funcional debido a sus beneficios para la salud, por su importancia para reducir el riesgo de sufrir enfermedades y prevenirlas.

Este aspecto lo confirman diversos estudios realizados en los últimos 20 años, que determinan que la granada es un alimento en sí mismo y provee al organismo de minerales y vitaminas, en algunos casos, mucho más que otras frutas muy populares y consumidas.

Se trata de una baya carnosa que generalmente contiene ocho carpelos en los que se encuentran las semillas (porción comestible). Es considerada una fruta única debido a que los arilos (semillas), contienen un 80% de jugo, rico en azúcares, ácidos orgánicos, vitaminas y minerales.

Las semillas, de consistencia leñosa y de color granate, son muy jugosas. El hecho de que su parte comestible sean las semillas, constituye un aspecto diferencial importante respecto a otros frutos, en los que, las semillas se desechan.

En ese aspecto es que se enmarca su gran potencial alimenticio ya que esas semillas son ricas en agua, azúcares y fibra, presente en la porción leñosa de sus semillas

Resulta de gran importancia la composición en ácidos grasos esenciales (linoléico, linolénico y araquidónico) y especialmente su contenido en ácidos grasos poliinsaturados (dos de ellos esenciales).

Poseen además potasio y son bajas en sodio y en calorías, siendo los elagitaninos y los antocianos los que le confieren propiedades antioxidantes.

El consumo de granada proporciona efectos beneficiosos debido a que contienen un amplio rango de compuestos con actividad antioxidante, incluyendo ácido ascórbico (vitamina C), flavonoides, y compuestos fenólicos. La capacidad antioxidante del jugo de granada es tres veces superior a la del vino tinto y a la del té verde.

Éstos juegan un papel importante como preventivos en enfermedades cardiovasculares, debido a que los ácidos grasos poliinsaturados reducen considerablemente los niveles de HDL-colesterol.

La corteza de la granada contiene taninos hidrolizables llamados elagitaninos, que al ser hidrolizados en el cuerpo producen ácido elágico. Esta es una sustancia que promueve la muerte de las células cancerosas sin dañar a las células sanas.

Sus propiedades antioxidantes y anticarcinógenos, protege a las células frente a los daños provocados por los radicales libres e inhibe las mutaciones del ADN.

Otras funciones son: mejora la actividad capilar y fortalece sus membranas, suaviza y mejora la elasticidad de la piel a través de la regeneración de la epidermis, reduce la retinopatía diabética y mejora la visión, reduce las venas varicosas, ayuda a mejorar la función cerebral y combate la inflamación en la artritis.

La granada tiene un efecto quimioprotector y antiinflamatorio, es un fruto con la propiedad de ser un normalizador de metabolismo de lípidos. Los taninos se encuentran en el pericarpio del fruto y también de la corteza del granado, y fueron utilizados desde siempre contra las diarreas.

Últimas investigaciones científicas y médicas apuntan que el jugo de granada, posee sustancias con actividad antibacteriana, antiviral, anticancerígena, antiinflamatoria, por lo que se asocia su consumo a beneficios en la salud vascular, intestinal, previniendo cáncer y enfermedades neurodegenerativas.

 

Por Yudith Píriz.

 

Related posts
Variedades

El perejil, una hierba aromática beneficiosa para el organismo

3 Mins read
El perejil es una de las plantas más usadas para condimentar diferentes preparaciones o para la elaboración de aliños y salsas y…
Variedades

El ananá, una fruta que ayuda a mantener sano al organismo

4 Mins read
Para esos días que aún mantienen altas temperaturas, siempre es recomendable  buscar alimentos frescos, ricos y que permitan al organismo estar nutrido…
Variedades

El enfoque holístico de la salud de Jesús Costa

5 Mins read
La salud de las personas es una temática que siempre interesa y de la cual, cada día pueden conocerse enfoques o perspectivas…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!