Variedades

Rescate de sabores perdidos: los Nísperos

4 minutos de lectura

La amplia diversidad de productos que el mercado ofrece en la actualidad, sin dudas, ha ido reemplazando a otros que, en muchas ocasiones, superan ampliamente su potencial nutritivo. Esto ha sucedido con frutas y verduras que eran consumidas no hace demasiado tiempo, de forma regular, debido a sus altos nutrientes pero además por su especial sabor, tal es el caso de la granada, la que hemos expuesto en otras ediciones. De todas formas, no es la única que ha dado un paso al costado en lo que ha consumo se refiere.

Literalmente, caídos en el olvido, solían crecer majestuosos en los fondos de muchas viviendas y al desaparecer las tradicionales huertas familiares, se han ido con ellas. Nos referimos a los árboles de nísperos, especie que no faltaba por estas zonas. Su fruto, el diminuto pero gustoso níspero, ya no figura entre la lista de frutas de consumo masivo en la actualidad.

DATOS | Las nuevas formas de alimentación han dejado de lado estos sabores clásicos e inigualables, sustituyéndolos por otros, en la mayoría de los casos, de menor calidad y muchas veces casi sin gusto y agregados artificiales. No es novedad que la alimentación actual, se basa en tamaños y colores, cambiando sabores y vitaminas de los frutos naturales, por productos que han perdido parte de sus nutrientes, aromas y sabores esenciales.

Quizá una buena forma de recuperar algunos de esos tradicionales sabores, es consumir nísperos, ya que en la mayoría de los casos, están libres de pesticidas, lo que no se da en los demás frutos.

Muchos de nuestros niños, casi no conocen este u otros frutos tradicionales, por lo que, invitarlos a probarlos, puede ser una hermosas tarea de los adultos, acercándolos así, a esos sabores de antaño y ofreciéndoles algo diferente, sano, nutritivo y rico.

Los nísperos tienen su origen en países del continente asiático y en países europeos, aunque hoy día su cultivo está extendido por muchas regiones del mundo. Por su parte, los griegos conocían esta magnífica fruta desde la antigüedad y era muy consumida como medicamento.

Muy utilizada en otros tiempos, el níspero supo ocupar un lugar destacado, siendo consumida no sólo como fruta sino que se acostumbraba hacer preparados a base de ellos, como dulces, mermeladas y salsas. Es un fruto ovoide, carnoso, de sabor dulce y un especial aroma, ha sido considerado desde siempre, un regalo de la naturaleza, debido a sus importantes propiedades curativas y nutricionales. Se destaca por su sabor dulce con un tono ácido, por lo que en mermelada o salsa, es ideal para acompañar carnes tanto vacuna como de aves, será sin dudas, un toque que realza los sabores de cualquier preparación.

PROPIEDADES | Son muchos los estudios realizados al respecto sobre esta fruta, a quien los expertos llaman a menudo como el “alimento-medicina”. Estos pequeños frutos destacan por tener en su composición, nutrientes esenciales para mantener un organismo sano en general. De acuerdo a diferentes investigaciones, se ha podido comprobar y valorar sus importantes propiedades, ante todo para cuidar y curar el hígado, actuando como  protectores hepáticos naturales.

Esa acción protectora de los nísperos, se da a través de regular el correcto funcionamiento de este importante órgano, ya que lo desintoxica, disuelve las grasas y toxinas y lo fortalece.

También son ricos en vitaminas, flavonoides, y en especial, ácido ursólico. Esta última sustancia actúa directamente sobre el hígado, ayudando a eliminar la grasa en caso de padecer hígado graso, mejorando también enfermedades como cirrosis o hepatitis.

Sus compuestos ayudan a bajar los niveles de colesterol y triglicéridos, contienen fibra (pectinas) y antioxidantes, evitando la acción de los radicales libres.

Otras de sus principales propiedades, tiene que ver con su capacidad para ayudar en personas con diabetes. Numerosos estudios han establecido que su acción antidiabética, surge a partir de ciertas sustancias que podrían reducir los niveles de glucosa en la sangre.

Por su parte, en las afecciones gastrointestinales, los nísperos también son recomendables. Por ejemplo, debido a sus cualidades astringentes, son frutos recomendados para combatir la diarrea y la disentería, además ayudan en casos de digestiones lentas y pesadas y las flatulencias, siempre consumiéndolos en su punto justo de maduración.

Son recomendables para afecciones renales, debido a su alto porcentaje de agua, que los convierte en una excelente forma de aportar agua al organismo, ayudando así, a eliminar toxinas. Se recomienda su consumo en caso de gota y cálculos renales.

Para enfermedades del aparato respiratorio, hay estudios que le atribuyen al níspero una acción antivírica. Cuando están más maduros es cuando disponen de mayores propiedades curativas, tanto para los problemas de hígado como para todo el sistema digestivo.

Si no es posible consumirlos en su temporada, también se los puede incorporar en forma de conserva, mermelada o jugo y como miel de níspero.

Es un fruto rico en azúcar pero bajo en calorías, posee potasio y en menores cantidades magnesio, hierro y calcio.

Por su contenido de carbohidratos, se considera un alimento energético. Poseen ácidos orgánicos como el ácido cítrico y málico que alcalinizan la sangre y la orina.

Por otra parte, poseen una buena concentración de beta-carotenos, una provitamina que mejora el sistema inmunológico, las conexiones nerviosas, la actividad muscular y el funcionamiento celular.

Debido a su contenido en fibra y agua, es un importante aliado en las dietas de adelgazamiento. Además posee alto contenido en potasio y muy bajo en sodio, el valor calórico es bajo y es un alimento alcalino, lo que mejora el funcionamiento celular.

Cuando se encuentra bien maduro, es útil como remedio natural contra la gastritis, ya que sus componentes regulan la secreción de los jugos gástricos.

Como conclusión, el níspero posee múltiples beneficios para la salud, por lo que volverlo a incluirlo entre las frutas multivitamínicas, sería de gran ayuda para mantener un organismo sano.

Para rescatar estas olvidadas riquezas nutritivas, plantar un árbol en los jardines, puede permitir tener al alcance, un fruto que además de curar, permite disfrutar de sabores únicos y con muchos aportes nutritivos.

 

Por Yudith Píriz.

Leer Otros Artículos
Variedades

John Seymour, figura influyente del movimiento de autosuficiencia

6 minutos de lectura
Los temas de la agroecología, de las prácticas amigables con el ambiente y el uso sustentable de los recursos, representan un aspecto…
Variedades

La menta, fresca y nutritiva

4 minutos de lectura
Las diferentes hierbas medicinales, ofrecen infinidad de beneficios gracias a determinadas características, las que pueden encontrarse tanto en sus hojas, raíces o…
Variedades

Aportes nutricionales de la Alfalfa

4 minutos de lectura
Las propiedades que presentan las plantas, de acuerdo a sus componentes específicos, siempre son una opción ideal para tratar diferentes dolencias, así…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!