Variedades

Gilles Lipovetsky y la sociedad paradójica 

5 Mins read

El pensador Gilles Lipovetsky, destacado en investigación social

En una cotidianidad que empuja a vivir deprisa tras diferentes objetivos, se encuentran los motivos que llevan a las personas a vivir estresadas, desmotivadas o ansiosas, frente a un panorama que para muchos, es tan incierto como preocupante. Eso es lo que analiza el francés Gilles Lipovetsky, que ha desarrollado un trabajo de muchos años para identificar las principales causas que merman el potencial de las personas para alcanzar su propio bienestar.

Quién es Lipovetsky

El sociólogo y ex profesor de Filosofía de la Universidad de Grenoble, en el sureste de Francia, Gilles Lipovetsky (París, 1944) es uno de los pensadores franceses contemporáneos más destacados en investigación social. Hace más de cuatro décadas que estudia el comportamiento humano, lo que ha plasmado a través de libros, conferencias y su presencia en diferentes universidades europeas.

Nieto de un judío ruso que escapó de los pogromos de principios del siglo XX y se instaló en París, Lipovetsky ha trabajado para intentar desentrañar qué hace a las personas del siglo XXI, infelices a pesar, en muchos casos, de tener una muy buena calidad de vida.

Autor de “La era del vacío”, “El imperio de lo efímero”, “El crepúsculo del deber”, “Metamorfosis de la cultura liberal”, “Los tiempos hipermodernos”, “La felicidad paradójica”, “La sociedad de la decepción” y “De la ligereza”.

Lipovetsky definió la posmodernidad, la hipermodernidad, el vacío del consumismo y la estetización del arte y se ha enfocado en reflexionar sobre la ligereza que ha embargado al ocio, al sexo, a la política, a las relaciones y a la comunicación, lo que lo lleva a concluir que se está dando un deterioro importante en los valores y las prioridades.

Todo no es suficiente

La sociedad actual, cuenta con la mejor tecnología, salud, comunicación y demás avances científicos, que para generaciones anteriores quizás hubiera sido la vida ideal. Pero no parece ser suficiente como para crear personas felices y tranquilas, según Lipovetsky.

Muestra la paradoja que se da entre lo que necesitan realmente los seres humanos para vivir y la sobrevaloración que se le ha dado a los placeres de todo tipo, como la única fórmula perfecta de alcanzar la felicidad. Dice que se está dando una revolución pacífica, que lleva a las personas a buscar desesperados las máximas satisfacciones externas, más que el cultivo de los valores, que según expresa, son los grandes ausentes.

La inseguridad es todo un tema

La actual sociedad, para Lipovetsky es presa de la inseguridad global y entiende que “nos enfrentamos a una situación extremadamente ansiógena”.

Dice que la inseguridad es un tema que está provocando malestar y profunda crisis en la población, sobre todo crisis de ansiedad, de depresión y miedos. Comenta que “después de 30 años gloriosos de crecimiento (1945-1975), había empezado una época de indiferencia, narcisismo y seducción que dejaba atrás la solemnidad ideológica y que daba paso al individualismo. Habíamos llegado a la posmodernidad”. Hoy, Lipovetsky advierte que aquel ser individualista es víctima de la inseguridad global.

“Hoy se da el surgimiento de un sentimiento de inseguridad generalizado, que es nuevo. En mayo del 68, en todo Francia solo había 300.000 parados; no había inseguridad en el ámbito laboral, por ejemplo, yo ni siquiera me planteaba el problema de mi futuro profesional porque si ibas a la universidad ya encontrarías trabajo. En cambio, ahora los jóvenes de16 años empiezan a estar ansiosos, sobre todo por su futuro laboral”, dice el Sociólogo

LIpovetsky dice que que se da una paradoja entre lo que se ha podido conseguir como sociedad y lo que en realidad esto provoca en las personas. “Hay una inseguridad médica paradójica. Nunca hemos tenido tanta seguridad alimentaria como hoy, con las fechas de caducidad, avisos de gluten, teléfonos de emergencia y, a su vez, nunca ha habido tanta preocupación por lo que comemos. O sea que la sociedad de la información crea inseguridad…La información que tenemos al alcance es positiva, pero genera inseguridad”, dice.

Entiende que existen muchos aspectos que terminan provocando que las personas hayan perdido el rumbo hacia esa felicidad tan ansiada, o por lo menos, un estado de bienestar, cambiándola por cierto tipo de placer momentáneo. “La diferencia entre la felicidad y el placer es que puedes sentir placer incluso en una situación trágica, pero la felicidad es diferente. Para lograrla, hay que experimentar lo que decían los griegos, el estado de serenidad, una cierta paz interior. La inseguridad no imposibilita el placer, pero sí que hace imposible la felicidad. Si estás en un estado de inseguridad, no puedes disfrutar de la vida, de la cierta despreocupación que acompaña la felicidad”, opina.

Estados

La fórmula mágica para alcanzar la felicidad no existe, de todos modos, de acuerdo al Sociólogo, las personas se nutren con la satisfacción de las cosas más que con un sentimiento profundo de bienestar general, que está más bien determinado por la capacidad de tener valores arraigados.

“En el plan subjetivo, la felicidad es un ideal inalcanzable y, por lo tanto, crea una fractura, porque pasamos a tener derecho a la felicidad pero en la vida cotidiana no somos felices. Esto explica la melancolía de nuestros contemporáneos. La gente no está nunca contenta y no es porque las condiciones sean malas, sino porque siempre quiere otra cosa. La felicidad no la tiene nadie, porque es un sentimiento. Nos sentimos felices, no somos felices. La felicidad no es un objeto”.

Según Lipovetsky, esto genera la paradoja ya que hoy disfrutamos de gran cantidad de bienestar y adelantos. “Hoy se vive más tiempo, en mejor forma… Cada cual es dueño y señor de su comportamiento; … El tiempo y el dinero que se dedican al ocio están en alza continua”, pero eso no basta para que las personas se sientan felices, por el contrario, se elevan los casos de depresión, ansiedad y otros problemas mentales.

“A pesar de todo ello, pareciera como que el individuo hiciera agua por otros lados, sobre todo en lo que respecta a la felicidad. La inmensa mayoría se declara feliz, a pesar de lo cual, la tristeza y la tensión, las depresiones y la ansiedad, forman un río que crece de manera inquietante. Jamás ha habido tantas conductas problemáticas ni tantas enfermedades mentales”.

Filosofía y felicidad

Lipovetsky dice que tampoco los filósofos tienen la fórmula de la felicidad y que no se pueden enseñar cómo vivir, porque cada persona establece su prioridades para la vida. “No creo en el voluntarismo de la felicidad. Está muy bien para los gurús norteamericanos, pero no creo que la filosofía sea la solución. No creo nada en los filósofos que le dicen a la gente cómo tiene que vivir, porque a menudo no son para nada más felices que los demás y aún están más angustiados. La filosofía hace reflexionar y conceptualizar las cosas, es una buena formación para el pensamiento y proporciona un cierto placer, pero esto es todo”.

Opina que en generaciones anteriores, a pesar de la carencia de mucho de lo que ha alcanzado la sociedad, existía una sensación de estar bien, de tener objetivos y al cumplirlos sentirse satisfechos, lo que para ahora no se da. “La sociedad hoy es ligera (Netflix, las vacaciones) pero el sentimiento de la existencia es pesado. Lo tenemos todo guardado en los 200 gramos del móvil, y el móvil es ligero, pero la vida no es ligera”, dice Lipovetsky, quien de todas formas dice que existe la esperanza de que la sociedad encuentre alternativas a los problemas actuales. “Para ganar esta batalla, humanista y también económica, hay que priorizar la calidad. (…) Las contradicciones harán evolucionar el mundo, el hombre no es sólo un productor y consumidor, es un creador que encuentra la felicidad en esa dimensión creativa. La vida será cada vez más difícil y la creatividad ha de ir ganando importancia, y por ello me parece una clave educativa primordial”, dice Lipovetsky.

 

Por Yudith Píriz.

 

Related posts
Variedades

La importancia del colágeno para la salud integral del organismo

5 Mins read
Muchos de los nutrientes que el organismo necesita para su buen funcionamiento están presentes en las dietas, sobre todo en aquellas que…
Variedades

En invierno, hay que reforzar la dieta para mantener las defensas altas

5 Mins read
Para la temporada de días fríos, las defensas que el organismo debe emplear para contrarrestar y vencer a gérmenes y virus, deben…
Variedades

Sabores destacados: la salsa ketchup

4 Mins read
Para agregar a diferentes preparaciones, algunas salsas ofrecen un toque muy especial que ayudan a realzarlas. Hoy, muchos platos no serían iguales…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!