Sociedad

En San José, en la proclama cuestionaron falta de controles en empresas de servicios y de cuidados

6 Mins read

El 8 de marzo, a pesar de las persistentes lluvias que cayeron en la capital departamental, un numeroso grupo de mujeres se congregó para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. Bajo paraguas, en la plaza de los 33 Orientales, se leyó una proclama que abordó diversas problemáticas. Entre los temas destacados se mencionó la precarización del trabajo femenino, especialmente en sectores como el doméstico y de limpieza. La proclama mencionó casos concretos de empresas que incumplen obligaciones salariales. En este contexto, se cuestionó la falta de intervención efectiva por parte de la intendencia de San José y el Ministerio de Trabajo, entidades que, según la proclama, “deberían ser garantes de los derechos laborales de los trabajadores”.

“San José no solo tiene problemas de desempleo para miles de mujeres, también tiene problemas en las empresas tercerizadas, que aprovechan ese desempleo, como las del servicio de acompañantes en el área de la salud, mayoritariamente mujeres y compañeras trans, cobrando salarios irrisorios y cumpliendo horarios de extensión inhumanos”, decía la proclama elaborada por la Secretaría de Genero, Equidad Y Diversidad del Plenario Departamental del PIT-CNT y el colectivo Las Nietas de Abella, cuya lectura estuvo a cargo de las dirigentes Nahir Bell y Grisel Villalba.

En el acto se dijo que en el sector de limpieza y barrido, las condiciones laborales se han vuelto aun más precarias: “en la limpieza y barrido, área laboral con sueldos extremadamente sumergidos, hoy están siendo rehenes de esta falta de trabajo, cobrando el 45% del salario de febrero, con la promesa de efectivizar el resto el 29 de dicho mes. Hoy, 8 de marzo, aún no se les paga esa diferencia, quedando con facturas pendientes y teniendo que abonar multas y recargos por estos atrasos”, informaron.

Teniendo en cuenta la gravedad de la situación se cuestionó la falta de intervención efectiva de las autoridades laborales: “el Ministerio de Trabajo, que debería ser el garante de la aplicación de las normas, brilla por su ausencia; pero peor aún, se pone del lado de la empresa para dilatar una resolución que debería ser urgente. La intendencia de San José, que es en definitiva quien debe controlar a estas empresas, no ofrece ninguna solución”.

En el acto se puso el ejemplo de la empresa de limpieza GONCLA, diciendo que “hace meses que no respeta a sus trabajadores. Se les descuenta del sueldo lo que pagan por alquileres y la empresa no vuelca esos haberes en tiempo y forma, lo que hace que muchos trabajadores y trabajadoras queden expuestos a inminentes desalojos”. La proclama incluyó un llamado directo al empresario, expresando: “señor Gonzalo Clara, es hora de respetar la ley, no tiene esclavos a su cargo, tiene personas que trabajan”.

 

VULNERABILIDADES | En la proclama también se habló de “un preocupante escenario de vulnerabilidades, donde el 65% del tiempo de las mujeres está destinado a trabajo no remunerado, mayormente relacionado con tareas domésticas y el cuidado de niños, niñas, personas adultas mayores y en situación de discapacidad. Esta sobrecarga impacta negativamente en la posibilidad de que las mujeres logren desarrollarse en igualdad de condiciones en ámbitos laborales, educativos y sociales”.

Luego se habló de la discriminación y descalificación que enfrentan las mujeres que levantan la voz por la igualdad. “Y todavía tenemos que soportar las voces de quienes nos llaman histéricas, feminazis o cualquier aberrante descalificativo; simplemente por levantar la voz para señalar estas inequidades”, decía la proclama.

Se compara la lucha por la igualdad con términos despectivos, destacando la ironía de ser cuestionadas incluso después de enfrentar situaciones tan extremas como la violencia de género. La proclama realiza una impactante reflexión sobre la doble victimización de las mujeres, asesinadas primero por el femicida y después por la propia sociedad.

Menciona más adelante la incomodidad inherente a la lucha por la igualdad de derechos y oportunidades, haciendo hincapié en que molesta a aquellos que buscan aferrarse a una falsa seguridad. También resaltó la importancia de denunciar tanto las violencias extremas como las cotidianas, visibilizando cómo estas atraviesan la vida diaria, limitan y afectan a las mujeres. Se aboga por cuestionar el relato que normaliza las violencias estructurales, haciéndolas aparecer como el estado natural de las cosas.

“Esas violencias cotidianas aceptadas evitan que nos escuchemos, que seamos nosotras mismas, que asumamos riesgos; entre el miedo y la culpa nos vamos cerrando, entre la sobrecarga, la exigencia y la imagen impuesta nos vamos agotando. Y eso no es casualidad. Es un sistema orquestado de dominación del que salimos juntas”, dice la proclama.

La proclama concluyó con una reflexión de la antropóloga mexicana Marcela Lagarde, planteando la importancia de la sororidad y el apoyo mutuo entre mujeres: «Qué habría sido de las mujeres en el patriarcado sin el entramado de mujeres alrededor, a un lado, atrás de una, adelante, guiando el camino, aguantando juntas. Qué sería de nosotras sin las amigas, sin las compañeras. Qué sería de las mujeres sin el amor de otras mujeres».

 

CONTEXTO PREOCUPANTE | Previamente y como fuera adelantado por La Semana, la proclama de larga extensión abordó diversas situaciones que incluyeron aspectos internacionales y regionales. A pesar de las conquistas obtenidas, mientras las vidas de las mujeres estén en peligro, seguirán alzando la voz con firmeza, dijeron en la proclama.

En el mundo, se destacó la problemática de la violencia hacia las mujeres y la infancia en escenarios de guerra. Se mencionaron situaciones críticas en Palestina, donde el 70% de las personas afectadas son mujeres e infancias, así como en la República Democrática del Congo, donde se denunció un genocidio que ha pasado desapercibido en los medios. Además, se hizo hincapié en el aumento de la pobreza en Argentina y en la retórica de odio que se observa en líderes políticos, afectando los derechos conquistados.

“En el Salvador Bukele, al igual que Milei en Argentina, arremeten contra una herramienta clave para que las niñeces puedan identificar el abuso, argumentando que va contra los principios de la familia y las buenas costumbres… Señores, en el seno familiar ocurren los más aberrantes abusos ¿Será que quieren seguir encubriendo abusadores como se hizo toda la vida?”, cuestionaron.

La proclama también cuestionó la falta de reconocimiento de los derechos de las mujeres en distintos aspectos en Uruguay. Se resaltó la falta de jerarquización del tema de género en la educación y la participación política. Se expresó preocupación por la falta de avances en la aplicación de la Ley de Violencia Basada en Género (VBG), así como en la falta de medidas efectivas para combatir el femicidio, la pobreza y la violencia sexual.

 

ZUBÍA | También se expresó particular preocupación por las declaraciones del precandidato y diputado colorado, Gustavo Zubía, que afirmó días atrás que una niña de 12 años puede estar “contentísima de mantener relaciones” con adultos. “Sus declaraciones no reconocen este daño, minimizan los efectos, banalizan el problema y de forma velada hacen recaer la responsabilidad de la acción abusiva en la niña”, decía la proclama.

“Este tipo de declaraciones no sólo no protegen, sino que legitiman las prácticas que vulneran derechos y generan confusión en las personas que reciben la información. El señor Zubía es abogado, fue servidor público en el rol de Fiscal y es Diputado del Partido Colorado; ante sus declaraciones le preguntamos ¿Qué acciones legales ha tomado cuando ha conocido, como lo expresa en su relato, delitos cometidos contra niñas de 12 años?”.

“Esperábamos la inmediata retractación de su declaración, pero en cambio, redobló la apuesta bajando la edad a 11 años en un comentario posterior. En qué manos están nuestras gurisas”, lamentaron.

 

MIGRANTES | En relación con el panorama migratorio, se señaló la dificultad de adaptación de las mujeres migrantes a una nueva cultura y la discriminación que enfrentan, similar a la que experimentan las mujeres afrodescendientes en Uruguay. Además, se abordó la problemática de las desapariciones forzadas, haciendo énfasis en la falta de políticas públicas y acciones concretas del Estado en la búsqueda y prevención.

Finalmente, se hizo mención a la situación laboral de las mujeres en San José, destacando el alto índice de desempleo que resulta en la precarización del trabajo. Se denunciaron las maniobras patronales que estigmatizan a las trabajadoras, impidiendo la sindicalización y reprimiendo los intentos de reclamo de derechos. “Estas prácticas constituyen violencia patriarcal” concluye diciendo la comunicación.

Por Katherine Martínez.

Related posts
Sociedad

Avanza recolección de firmas pidiendo dragado del río San José iniciada por un vecino

4 Mins read
Vecinos de San José de Mayo demandan acciones frente a las Inundaciones que se han registrado en la capital departamental y que…
Sociedad

Seguirán apareciendo casos de dengue durante el próximo mes, según el Director de Salud

2 Mins read
El director Departamental de Salud Pablo Álvarez estimó que pueden seguir apareciendo casos de dengue en el departamento hasta dentro de 20…
Sociedad

Acto del 19 de Abril se realiza en la plaza de los 33 de Libertad

1 Mins read
Este viernes 19 de abril a partir de las 10 y 30 de la mañana, se realizará en la Plaza de los…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!