Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 12/09/2023: «La difusión cultural y la salud de la selección»

5 Mins read

Ahora que la sequía pasó -al menos eso dicen-, y uno puede lavarse las manos sin sentirse culpable por derramar tanto del líquido elemento, bueno sería deslindarse de lo declarado en anteriores oportunidades y decir que yo no tengo nada que ver. Es que las elucubraciones hasta eso tienen, son capaces de reconocer sus equivocaciones y declararlo públicamente. Si le parece, en el siguiente párrafo le cuento a qué viene esta introducción tan autorreferencial.

Recuerde, cuando la Intendencia anunció que la Feria de Promoción de la Lectura y el Libro se iba a realizar en los cuatro municipios y en dos días en cada uno de ellos (bueno, en Ciudad del Plata serán tres), le dije en esta misma columna que no me cerraba, que resultaba poco atractiva una feria librera itinerante y que entendía que debía concentrarse en un solo lugar, pero debo decirle que la apuesta de la comisión organizadora de la feria no era tan equivocada como uno creía y que lo visto en Libertad fue un buen evento cultural, que respetó al público libertense, como parece que también lo estará haciendo con el público de los otros tres territorios en que se está realizando.

Mire, uno se puede poner puntilloso y decir faltó tal o cual cosa o me hubiera gustado que estuviera tal o cual escritor/a, pero la elaboración del programa para un evento de esta magnitud, tiene mil avatares que uno como simple espectador o visitante no puede ni siquiera imaginar, por lo cual, ponerse a cuestionar desde ese plano no aporta nada.

Pero lo que sí puede uno hacer es ir más allá, imaginar, proyectar mundos mejores (para qué vivimos si no), y decir que Libertad debería comenzar a contar con su propia feria (estimo que Ciudad del Plata también, será cuestión que la feria 2023 pase por allí). Está muy bien esta actividad descentralizadora que se realiza ahora, pero será este año y luego habrá que esperar al próximo período de gobierno (si es que continúa la actual administración), para que la feria vuelva a salir de San José de Mayo, por lo que es necesario pensar en que desde los municipios -Libertad, Ciudad del Plata-, se promueva la realización de ferias locales.

Por supuesto que como evento nuevo, no podrá ser de la magnitud que tiene la feria de la capital departamental -y que se vio al arranque de setiembre en Libertad-, pero comienzo tienen las cosas. Estoy convencido que se puede hacer algo más acotado, pero con el mismo espíritu de la feria maragata, promoviendo la lectura en las nuevas generaciones, apostando al pensamiento crítico y sobre todo, siendo muy diversa en sus lenguajes, en sus decires (quizás faltó algo de diversidad ideológica en Libertad), para que llegue a todos.

Es algo que dejo planteado como habitante de este pueblo chico, sé que estas cosas no se construyen de un día al otro, pero hay que ponerlas sobre la mesa para que en algún momento alguien las tome y se anime. Quizás en un tiempo no tan lejano podamos estar hablando de la feria librera libertense y de quienes en ella estarán.

Deje, deje, no permita que mi imaginación vuele, deténgame en este presente, que es aciago pero es real, y evite que me deje ir en ensoñaciones de mundos ideales. Si le parece ya es momento para cambiar de temática, porque sé que a usted no le gusta cuando yo ando halagador de gestiones y está esperando para ver por dónde vendrá el palo.

Pero debo serle sincero, poco deseo tengo de zambullirme en la agenda socio-política actual. Ninguna de las novedades que manejan los grandes medios aportan algo nuevo: surgen nuevos casos de corrupción (lo de Albisu en Salto Grande es una joyita), priman los intereses personales por encima de los generales, la violencia va en aumento (el espectáculo del dolor en vivo y en directo), hay gente pasándola muy mal económicamente mientras los números oficiales siempre son positivos, polémicas intrascendentes; en fin, usted me entiende, sigue todo más o menos igual.

Sin embargo, hubo una polémica bastante sorpresiva, por lo menos para mí, justo antes que la selección uruguaya saliera a disputar el primer encuentro del nuevo proceso de eliminatorias. Bielsa, de entrada, se enfrentó con los periodistas deportivos. Por lo que se ve el ahora técnico celeste (disculpe que nunca le haya seguido con atención la carrera y no conozca mucho de su carácter), es de andarse con pocas pulgas y enfrenta a los colegas del deporte cuando entiende que se pasan de la raya (la mayoría de los periodistas “deportivos” conocen nada más que de fútbol, así que deberíamos llamarles periodistas futbolísticos), lo que de entrada motivó rispideces.

Que si Suárez sí o Suárez no, que si la lista el viernes o el domingo, al final el DT los cruzó y les dijo que carecían de capacidad de análisis. Eso, dijo el argentino, “activa la polémica de dos situaciones antagónicas donde las argumentaciones prácticamente no importan, pero sí generan posiciones opuestas”. Sabe usted que no soy de hacer extensas citas textuales en la columna elucubradora, pero bien valía la pena hacerlo con esta frase, porque generó una explosión de oposición anti bielsista que le reconozco que me sorprendió y hasta, lo confieso, me hizo casi “empatizar” con el técnico, justo yo, que había cuestionado su contratación.

Raro puede entender usted que sea el hecho de que un cronista de pueblo como el que escribe estas líneas, no defienda a sus colegas, pero siendo claro, nunca me ha dado por defender causas perdidas. Es que la indignación con Bielsa se basó en que cuestionó el rol del periodismo y eso fue como si carneara una vaca sagrada. Pareciera que mientras el periodismo vive de la crítica, el periodista no puede aceptarla.

Mire, yo entiendo que sí, que todos somos sujetos de crítica en la medida que ésta surja desde la honestidad y no sea una presión solapada; por supuesto que quien es cuestionado tiene derecho a su defensa (así lo hace uno cuando le toca el cuestionamiento, que vaya si por suerte, los he tenido, porque un periodista que no moleste, no es periodista, es relacionista público), pero defenderse no significa poner en duda la integridad del cuestionador, como ocurrió en este caso.

¿Pero sabe lo que me sorprendió? Que de endiosarlo para desmerecer al maestro Tabárez, que de decir que su llegada a la selección uruguaya sería revolucionaria, que de sentirse prácticamente campeones del mundo porque ahora sí teníamos un entrenador clase A, a pasar a decir que era el seleccionador es un irrespetuoso, un arrogante y un no sé cuántas cosas más, pasaron unos pocos meses y ni siquiera se había jugado un solo partido oficial. Casi pedían su cabeza por adelantado.

Claro, la contundencia del 3 a 1 contra Chile -no sólo en el resultado-, les hizo meter violín en bolsa y todos asistieron a la conferencia de prensa post partido como corderitos, para magnificar la victoria y el trabajo del entrenador. Ya todo estuvo olvidado, lo importante es que el circo continúe, como en cierta forma les dijo el argentino, que de circos armados a su alrededor, debe tener más de una experiencia.

Esperando lo mejor para la selección en los próximos encuentros, la columna elucubradora comienza la despedida. ¿Usted quería que yo le hablara de los problemas del país? Y bueno, la difusión de la cultura y el bienestar de la selección son dos importantes “temas país”, aunque le puedan sonar menores. La seguimos en siete días.

Imagen de archivo, La Semana.

Por Javier Perdomo.

Related posts
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "La censura no existe"

5 Mins read
Amordazado, condicionado y vigilado, el escriba de pueblo comienza una nueva edición elucubradora, consciente de que el regreso a oscuros tiempos amenaza…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "Escándalos, periodistas y plebiscitos"

5 Mins read
Raudo avanza mayo y con él el proceso electoral se vuelve más presente en las vidas de todos y de todas. La…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "'Pepe', arenita y trifulcas"

5 Mins read
Tenga usted a bien recibir a este escriba de pueblo en una nueva ocasión. Hace tantos años ya que sigue lo que…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!