Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 11/10/2022: «Vos, seguila remando»

5 minutos de lectura

Remando, remando, la vamos llevando, en este mes aniversario. Sin grandes aspavientos ni emociones lacrimógenas, el escriba de pueblo sigue despuntando su principal vicio, que es el de redactar desacertadas opiniones sobre el presente que le toca vivir, sabiendo que pronto será pasado y que terminará como un pedazo de papel tirado en algún piso mojado. Por ahora, seguimos “tipeando” en el “ordenador”, buscándole un sentido al existir. A renglón seguido, veremos qué se nos ocurre.

Vio que a mí no me gusta eso de insistir con los temas que se abordan acá, soy más de tirar la bomba e irme, si es posible, a otro continente, pero como usted bien sabe, hay temas y temas y tenemos un terrible “temón” con esto de Astesiano y los pasaportes; el cúmulo de nuevas informaciones y derivaciones del asunto, hace necesario que se siga abordando en una nueva columna elucubradora.

Sabe, los otros días vi una nota al Presidente -que está queriendo retomar esa postura canchera que lo caracteriza-, en la que se asombraba porque le preguntaban si la credibilidad de los pasaportes uruguayos estaba en dudas a causa de las fechorías de su “guardaespaldas” y compañía. “Por qué va a pasar algo así”, respondía con falsa sorpresa Lacalle Pou al periodista. Bueno, señor Presidente, hoy con esto de la comunicación instantánea, la aldea global y las “tics”, todo el orbe está enterado que andan una troja de pasaportes uruguayos truchos en manos de -probablemente-, mafiosos rusos, circulando por el mundo, ¿usted no pondría cuidado?

Continuando con las repercusiones, quería que usted fijara la atención en este hecho: en el Ministerio del Interior, cada vez que al gobierno le surge algún escándalo, revienta algún fusible. Ya van dos “caídos” por el caso de los pasaportes. Uno porque supuestamente apuró el trámite de Marset y ahora otro porque supuestamente ocultó información de Astesiano. Siempre tienen la culpa los otros, ellos nunca son responsables de nada; incluso han buscado y rebuscado intentando implicar al último gobierno del FA (supuestamente en 2015 se disociaron la identidad con los antecedentes de Astesiano y blah, blah), pero hasta ahora no lo han logrado, porque la pata que metieron ellos, es demasiado grande como para implicar a otros.

En este caso, echarle la culpa a un “milico” es lo más fácil que hay, porque ellos saben que deben obedecer y si el “mando superior” lo manda, caen en desgracia como si tal cosa, porque así se lo ordenaron. Aunque si somos claros, en realidad termina siendo una “desgracita”, porque los que caen en desgracia vuelven a sus destinos anteriores y siguen trabajando como si tal cosa. O sea, son fusibles fáciles de hacer saltar y Heber los utiliza para salvar lo insalvable, por eso tampoco les está dando resultado.

Y si para muestra basta un botón, le reafirmo lo dicho una semana atrás respecto a la afectación de la figura presidencial, con algún dato recogido de por ahí. Hay un tipo de chequeo de la opinión pública nacido a partir de la existencia de las redes sociales, que mide la cantidad de veces que en éstas se habla de un tema o personalidad y cómo se habla del asunto, es decir, cuántos comentarios son negativos y cuántos son positivos. El caso Astesiano y el Presidente de la República, tenían casi un 80% de comentarios negativos y es la primera vez en el período que el Presidente llega a esas cifras.

Por supuesto que los frenteamplistas, en general, opinaban negativamente del asunto, pero el dato relevante para este escriba, es que las menciones negativas predominan también entre aquellos que votaron a la “colisión”. Por rechazo al FA, hasta ahora los votantes de los coaligados habían sido casi monolíticos en el respaldo a todo lo que viniera del gobierno; era una masa acrítica (actuaban como hinchas y no como ciudadanos), pero todo lo ocurrido alrededor del Presidente, los está haciendo revisar su visión acrítica y lo cuestionan como no lo habían hecho en lo que va del período.

El que quiso desviar la atención un poco, que no paraba de traerle malas nuevas al Presidente, fue el ministro Martín Lema, que “contraatacó” poniendo el ojo en los que solidariamente trabajan en las ollas populares. Desde la posición de mero observador de su tiempo, anclado en el interior del país, uno no tiene elementos para saber si hay o no irregularidades en la distribución de alimentos para las ollas, pero sospechar de toda la gente que trabaja en ellas, porque en alguna se hayan llevado unos kilos de arroz (o de lo que sea, es un ejemplo), es otro de los tantos sinsentidos de este tiempo.

Y sacar a los militares a repartir la comida, como si fueran una garantía de pureza institucional, es un despropósito. Pero más despropósito es, la sola existencia de las ollas populares. Pueden haberse visto como un paliativo en medio de la paralización general que provocó la pandemia (aunque eso es algo discutible, ya que entiendo que era el Estado el que debe garantizar la alimentación de su población en estados de emergencia), pero hoy ya no deberían tener razón de ser.

El agro produce como nunca, los precios de los productos que produce el país están por las nubes, vendemos cada día más y más, el Estado recauda más. En medio de tan buenos indicadores, que haya uruguayos que deban seguir comiendo de la solidaridad de la gente de los barrios o que se deban movilizar para que continúe un programa laboral que le paga 12 mil pesos por mes, es ciertamente poco entendible.

Este país tiene todo para que su gente viva con sus necesidades básicas satisfechas, sin embargo, tenemos un Estado que pelea por unos kilos de alimentos no perecederos.

Pero bueno, basta ya de situarnos en todo lo negativo de este tiempo. En este popurrí que no tiene orden ni sentido, en un tiempo en que el mundo habla del país por cosas negativas, me detengo en un triunfo o mejor dicho en varios. Uruguay tuvo una buena participación en los Juegos Odesur 2022, en distintas disciplinas, destacándose la participación en remo con 10 medallas.

En un país donde la gente se entera que existen otros deportes además del fútbol cuando se da un triunfo resonante, es importante destacar los esfuerzos que esos deportistas hacen para llegar a destacarse y lo que importa planificar e invertir en ellos, porque pese a que algunos así lo crean –y se queden con lo que les pasa la tele-, las buenas actuaciones que están teniendo los deportistas uruguayos, no nacen de un repollo, sino que son producto de una planificación y un trabajo que se realizó durante muchos años y que ahora puede estar dando sus primeros frutos.

Sería bueno que toda esa planificación no se haya perdido. No lo sé realmente, pero tal y como ha pasado en otras áreas, es probable que se haya hecho borrón y cuenta nueva. Aquello de las políticas de Estado es una quimera en Uruguay. Ojalá que no la paguen los deportistas.

Bueno, ya está por esta edición. En una semana ya seremos un poco más viejos y hay otros temas para abordar en las demás páginas del pasquín. En el país en que casi todos la remamos, seguiremos buscando nuestro bote salvavidas, mientras en esta página le vamos contando de las cosas que nos ofuscan, de las que nos emocionan y de las que nada nos importan. Si usted lo desea así, en siete días nos reencontramos para continuar elucubrando. Hasta entonces.

 

Por Javier Perdomo.

*Foto ilustrativa.

Leer Otros Artículos
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 24/01/2023: "Conduciendo por los verdes prados"

5 minutos de lectura
Tenga usted la amabilidad de recibirme otra vez en su rincón favorito. Soy de los que cree que hay textos que se…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 17/01/2023: "Los récords de los más grandes del mundo"

5 minutos de lectura
Qué difícil es retomar este diálogo. Apenas pasaron 15 días de nuestra última charla, pero en ellos se fue un año y…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 20/12/2022: "Por más homenajes en vida"

5 minutos de lectura
Sea bienvenida/o a esta instancia elucubradora pre-navideña. Le confieso que no soy el más indicado para hablarle de eso que llaman espíritu…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!