Variedades

Las fiestas, un tiempo de comunión especial entre las personas

7 Mins read

La percepción de que se vive en un mundo acelerado y en muchas oportunidades,  caótico, es tan universal como real. Mucho de lo que sucede tiene su origen en actitudes y acciones pasadas, en las que la humanidad se desvió del camino y propósito. Posiblemente tengan en algunos casos su justificativo, en la separación que los seres fueron estableciendo de su parte espiritual, pasando a percibir solo el mundo físico y cercano pero que son las que han generado y lo siguen haciendo, mucha confusión y caos.

CAMBIOS |El 2020 pudo en muchos aspectos ayudar a dar ese cambio que exige hoy el planeta en su conjunto y cada persona en particular. Por momentos queda la sensación de que la pandemia fue ya hace mucho tiempo y casi ni se la recuerda, pero quizás fue ese suceso el que marcó un antes y un después en la vida de muchos, impulsándolos a que decidieron ver la vida y el mundo de otra forma y sobre todo, a establecer nuevas prioridades en sus vidas. Para muchos, tal vez fue una llamada de atención, una alerta acerca de qué es lo verdaderamente importante y lo que no.

El acontecimiento, tan impactante como inesperado, dejó una profunda enseñanza que tiene que ver con la necesidad de un cambio de actitud por parte de la humanidad y una necesidad de transformación interior profunda para por fin, vivir en gratitud y agradecimiento, solo por hecho de estar vivos.

Las luces y sombras seguirán existiendo, de todos modos, el planeta todo es un ser que urge por parir a una nueva realidad, con otros valores y sobre todo, con un enfoque espiritual, o sea lo que cada persona es en esencia, desde su interior.

FESTIVIDADES| La llegada de las celebraciones de Navidad y el comienzo de un nuevo año, podría decirse que genera una comunión especial entre las personas. Y eso es muy bueno para la convivencia, para la paz y sobre todo para la tolerancia. Todo parece, durante estos días, dar un nuevo sentido a la vida de las personas que está dado por hecho de festejar, de reunirse para celebrar y es cuando la sensibilidad también se viste de fiesta y sale por todas partes a mostrar su presencia. Esa sensibilidad, anda por ahí persiguiendo a las personas hasta en los rincones más alejados del mundo pero también, hasta lo más profundo de cada uno, tanto que no es fácil acallarla, pero tampoco es bueno hacerlo.

Pero esa misma emotividad y sensibilidad muchas veces se va desgastando y hasta desapareciendo al transcurrir el año. Por ello, intentar que el clima festivo y de acercamiento y gratitud hacia los demás, logre ser una constante, puede ayudar y mucho, a una mejor convivencia donde las diferencias sí, puedan dejarse de lado.

La opción, dar el mayor amor a quienes se tienen cerca, el amor es curativo y sanador. Cuando se entiende y se asimila el breve pasaje por este plano, es quizá cuando se comienza a experimentar la transformación y esa paz que todo lo cura.

Dicha transformación requiere autoconocimiento y una cuota de compromiso porque en definitiva, todos forman parte de la misma experiencia humana en este plano y así lo explicaban los maestros y sabios de la antigüedad, los que mostraban este cambio evolutivo en el que todos y cada uno, tendría que resurgir a un nuevo humano, mas empático y con una concepción integrativa, sintiéndose parte del todo y despojada de estructuras egoicas y personalistas. Pero como nadie está libre del ego, que siempre intenta dominar la mente para marcar las reglas del juego y hacerla su más dócil esclava, será necesario y primordial, trabajar desde ese cambio interior que luego se verá reflejado en el afuera.

ENFOQUES| Diferentes concepciones que han recorrido un largo caminos a través de los siglos, dígase el hinduismo, el taoísmo, el budismo, la kabbalah hebrea, el gnosticismo y tantas disciplinas más, han hablado de la transformación urgente y necesaria en estos tiempos, como la única forma de evolucionar como especie para hacer de este hogar, un espacio más armónico y consciente.

Estas concepciones no son ni nuevas ni exclusivas de ciertos grupos religiosos o místicos. Sin embargo parece ser que es justamente en estos tiempos, donde dichas concepciones cobran profundidad y vida, acerca de lo que desde hace siglos, intentan transmitir.

Los grandes maestros afirman que el afuera es algo ilusorio, que afuera no hay nada y que es sólo producto de la mente que todo lo crea y controla, lo bueno y lo mal y que el maestro, el cristo sanador, está dentro de cada uno, no fuera, ni tampoco en templos o imágenes.

Si todo surge desde dentro hacia afuera y no a la inversa, la tarea entonces es ir hacia allí, donde están las soluciones y las respuestas. Sobre todo para la filosofía oriental, la solución se encuentra en el no hacer, en mantener el equilibrio, permitir que el universo actúe y dejar un vacío que tarde o temprano reparará el error o dará lo que se necesita en cada situación y momento de la vida.

Como decía Lao-tsé, el filósofo chino fundador del taoísmo, en “La utilidad de la nada”: “Treinta rayos convergen hacia el centro de una rueda, pero es el vacío del centro el que hace útil a la rueda. Con arcilla se moldea un recipiente, pero es precisamente el espacio que no contiene arcilla el que utilizamos como recipiente. Abrimos puertas y ventanas en una casa, pero es por sus espacios vacíos que podemos utilizarla. Así, de la existencia provienen las cosas y de la no existencia, su utilidad”.

Bastante más acá en el tiempo, Facundo Cabral solía transmitir “nacemos para vivir, y la herramienta para vivir es el amor, que nos lleva a comprender lo que nos rodea y sólo en armonía es posible vivenciar, sentir la vida, que es difícil hasta que comprendes que hay una sola religión, el amor, un solo lenguaje, el del corazón, una sola raza, la Humanidad, un solo Dios, y está en todas partes… Somos hijos del amor, por lo tanto nacemos para la felicidad (fuera de la felicidad son todos pretextos). Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la Tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Además, el universo siempre está dispuesto a complacernos, por eso estamos rodeados de buenas noticias”.

Si el único sentido de la vida es el amor, hacia uno mismo, hacia otras personas, hacia animales y plantas, la consigna entonces es regalar más amor y menos cosas, ahí radica la verdadera transformación.

Pero no sólo al que está siempre de acuerdo con lo que una persona siente, expresa o practica, sino un amor que supere esas barreras de las diferencias sociales, ideológicas, religiosas, de género, económicas o de cualquier tipo.

Indudablemente que se trata de un proceso único y personal. Cada quien a su estilo y tiempo y desde la filosofía o práctica espiritual y/ o religiosa que entienda, es la mejor para su crecimiento. Esto le permitirá conectar con su poder y sabiduría interna para vivir sus propias experiencias y aprendizajes, evolucionando desde su personal entendimiento para hacer de sí, su mejor versión y de este plano, su mejor lugar. Cada quien tiene el potencial para transformar el caos propio y de su mundo, comprendiendo el milagro que representa la vida.

 

CAMINOS | También la profunda pero cerrada sabiduría de la kabbalah, ha permitido en estos tiempos, que su secretismo haya desparecido dando paso a que aquellos buscadores, ávidos de conocimientos, encuentre quizá en sus preceptos, las respuestas a sus interrogantes.

De acuerdo a lo que establece la  kabbalah, cada ser hace su propio camino y en él, a pesar de lo extraño o trágico que parezcan algunas experiencias que le toque vivir,  todo es perfecto así como se manifiesta y todo es para su profunda evolución. Desde este enfoque, que nada tiene que ver con el judaísmo ortodoxo, se establece que para superar el caos y la violencia actuales, es necesaria una revisión completa en la que el interior de cada persona, su propia  conciencia, será en definitiva lo que determinará los cambios en el mundo.

En consecuencia, las opciones para la eliminación del caos están establecidas a partir de la idea central que se argumenta desde la kabbalah y que tiene que ver con que la humanidad debe pasar por una completa transformación y que en el caso de negarlo, solo queda una única alternativa, permanecer en el caos que se ha manifestado durante siglos.

Afirman los kabalistas que en el crecimiento espiritual tiene que darse un constante proceso de muerte y transformación, porque  es necesario que exista el contraste y explican que cada persona tiene la mezcla de juicio y misericordia juntos pero que por cada juicio que la persona atraviesa, si logra absorber ese aprendizaje y lo transforma, provocará un nuevo nivel de crecimiento espiritual.

Expresan también que las emociones manifiestan otro aspecto de amor y que cuando algunas de esas emociones tienen que ver con el miedo la desilusión o la envidia, es porque se tiene el amor apagado. Eso genera un círculo que se retroalimenta, cuando se sienten esas emociones, se está vibrando con esa emoción negativa, fuera del amor, y eso provocará afinidad de forma, manifestando más de lo mismo.

Por todo ello, es importante comprender que cada uno tiene algo importante que decir y hacer en este juego de la vida. Respetar desde el amor al otro, sea quizás el camino del que tanto hablaba Jesús: “ama al prójimo como a ti mismo”. Esa justamente, es la verdadera esencia de la Navidad.

Que esa sea entonces la tarea no sólo para la celebración de esta Navidad, sino para el año que comienza y para los venideros.  Es una acción que está al alcance de todos pero quizás, sea una de las más difíciles de manifestar. El mayor obstáculo que superar está en cada uno, desde la más profunda conexión con su interior.

Imagen ilustrativa, tomada de la web.

Por Yudith Píriz.

Related posts
Variedades

El perejil, una hierba aromática beneficiosa para el organismo

3 Mins read
El perejil es una de las plantas más usadas para condimentar diferentes preparaciones o para la elaboración de aliños y salsas y…
Variedades

El ananá, una fruta que ayuda a mantener sano al organismo

4 Mins read
Para esos días que aún mantienen altas temperaturas, siempre es recomendable  buscar alimentos frescos, ricos y que permitan al organismo estar nutrido…
Variedades

El enfoque holístico de la salud de Jesús Costa

5 Mins read
La salud de las personas es una temática que siempre interesa y de la cual, cada día pueden conocerse enfoques o perspectivas…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!