Sociedad

Rubén «Rubito» Doglio aún recibe repercusiones tras su pasaje por programa televisivo de Canal 4

6 Mins read

No se trata ya de una novedad sino de cómo su aparición en un programa mediático de alcance nacional, pudo de alguna forma impactar en la persona; de qué manera se percibe con el paso de los días, con más frialdad, la experiencia vivida. Las respuestas del entorno y en general del afecto que Rubén “Rubito” Doglio ha sabido cosechar como vecino trabajador de Libertad.

Doglio participó en dos emisiones de “Los 8 escalones” de Canal 4, programa de preguntas y respuestas conducido por el reconocido humorista Gustaf. En el primero, emitido el 17 de junio, logró subir sin errores los 8 escalones y obtener un premio de 20 mil pesos y debió volver para la emisión del programa del 22 de junio para seguir participando, con la posibilidad de obtener otros 30 mil o incluso llegar a ganar una Fiat Toro 0 Km.

EXPERIENCIA | La primera respuesta de Rubén Doglio a La Semana fue “como experiencia fue preciosa” y agregó que “nunca había participado en nada parecido”, para después explicar que todo se dio “por casualidad, porque en realidad me anotó un amigo porque íbamos a ir juntos, fue Pablo Delgado,  y cuando me llaman a mí el lunes antes de turismo para que me presentara el miércoles, les dije que yo iba a ir con Pablo”.

La idea de los dos amigos era que “yo iría como una especie de partenaire, que él iba a ser un poco la cara visible, entonces les dije que yo iba a participar con mi amigo, pero me dijeron que por el tema del Covid no podían haber dos participantes, entonces les pregunté si habían hablado con Pablo, me respondieron que no y me dijeron ‘pero vos te anotaste’ y les dije que no, que a mí me anotó mi amigo”.

Doglio se sentía en la obligación de consultar a su amigo, no quería aceptar su participación individual, pero la respuesta de Delgado fue de aliento. “Llamé a Pablo, le dije lo que pasaba y él me dijo que cómo no iba a ir, que por él no había problema ninguno, y me dijo ‘si llegás a traerte algún peso nos comeremos un asado’, entonces me comuniqué con la producción de nuevo y les dije que sí, que me iba a presentar”.

Superada la cuestión ética con su amigo, Doglio aceptó participar solo y fue convocado para responder en “un especial sobre Artigas porque el programa iba a emitirse el 17 de junio”. Allí estuvo, con un tremendo nerviosismo, “la grabación fue en el estudio de la productora, en la calle Charrúa casi Magallanes, que tiene una casa al frente y un galpón al fondo donde tienen el estudio”.

NERVIOS | La previa a la grabación fue distendida. “Los participantes a medida que íbamos llegando esperábamos en la casa, allí nos íbamos conociendo y conversando y les van llamando a medida que el programa avanzaba” pero “cuando me llamaron porque me tocaba a mí, me pusieron la cucaracha y quedé un momento solo esperando y ahí sí me cuestioné mucho, me pregunté ¿Qué estoy haciendo acá?”.

“La vara quedó muy alta” fue lo primero que le dijo Doglio al conductor del programa, en referencia al buen desempeño de la participante anterior y enseguida agregó que su expectativa era “no pasar vergüenza” y que “si llegaba bien al tercer escalón entonces la pelearía de otra manera”.

Doglio confiesa que “aunque me dijeron que era un especial de Artigas yo no leí nada, fui con lo poco que sé, yo soy aficionado a la lectura, me gusta leer y sobre todo temas históricos” y previamente le habían realizado, a modo de preselección de participantes “un cuestionario por Zoom, sobre la vida personal y también sobre conocimientos generales, eran 14 preguntas y yo respondí 12 correctamente”.

EL PROGRAMA | El formato del programa establece que el participante va subiendo escalones a medida que sus respuestas son correctas, al mismo tiempo que compite con dos invitados. En el caso de Doglio debió interactuar con la comunicadora Valeria Tanco y con el periodista y escritor Diego Fisher. Si la respuesta del participante es correcta y la del invitado errónea en vez de un escalón puede subir dos, pero en caso contrario deberá descender uno y perderá una de las tres “vidas” con que cuenta.

Pero dominado el pánico escénico del primer momento Doglio fue respondiendo correctamente todas las preguntas hasta llegar al octavo escalón y ganar 20 mil pesos. A partir de ese momento comenzó la segunda parte del juego, por otros 30 mil y en caso de ganarlos responder por un automóvil cero kilómetro. Para ello compite directamente con los invitados y el participante gana si responde correctamente y el invitado lo hace de forma equivocada.

El tenor de las preguntas no se centraba exclusivamente en la historia artiguista,  con un sistema de múltiple opción a Doglio le interrogaron sobre futbolistas no nacidos en el departamento de Artigas o en qué kilómetro de la Ruta 1 está la entrada al Campamento Artigas de la ACJ. El libertense demostró un buen nivel de cultura general respondiendo rápidamente y convencido.

La sorpresa de “Rubito” fue mayúscula cuando el conductor le anunció que el tiempo del programa había finalizado y tendría que continuar respondiendo en el siguiente. “Eso me sorprendió mucho, porque ya los nervios del inicio habían pasado y uno se va como aislando del entorno, yo venía bien enfocado en lo que hacía, venía contestando bien, entonces cuando me dijeron que se terminaba el programa me quedé en blanco, pensé que seguiríamos grabando enseguida, pero tuve que ir dos días después a grabar el siguiente programa y ya cuando se vuelve el grado de concentración no es el mismo”.

En el segundo programa, emitido el 22 de junio, Doglio respondió mal algunas preguntas y no pudo seguir avanzando, pero de manera muy positiva se queda con la experiencia vivida. Dijo que las tres personas con las que debió interactuar “me hicieron sentir muy cómodo, durante los cortes hablamos mucho y me sentí muy cómodo, eso permite que uno se vaya distendiendo también a lo largo del programa”.

GUSTAF | Doglio dijo que en ese intercambio “con Gustaf le dije que yo había estado en la Casa de la Cultura la primera vez que vino, y me comentó que le encanta la sala, que se siente muy cómodo en ella, porque es chiquita, cómoda, muy cálida y que la gente es muy respetuosa y me dijo que él cada vez que hace un pre-estreno de un espectáculo, elige hacerlo en la Casa de la Cultura de Libertad y que este año, cuando se levanten las medidas por la pandemia, pensaba hacer un show acá”.

“Rubito” agregó que “rescato el concepto de la gente respetuosa, me sorprendió mucho para bien, es un buen tipo, un laburante, y tiene un buen concepto de la gente de mi pueblo”.

Doglio dijo que a pesar de haber ido con escasas expectativas, “a mí me pasa que cuando estoy haciendo algo, si bien había empezado con la expectativa de no pasar vergüenza, en el momento que fui avanzando quería ganar todo y al final me vine caliente, por haber errado en tal o cual pregunta, pero me quedé con una muy linda experiencia”.

Hasta el momento Doglio no ha podido hacer el asado pendiente con su amigo Pablo Delgado. “Hasta que no pase todo esto de la Covid-19, además nosotros tuvimos que hacer cuarentena en la familia, ahora que se está abriendo todo seguramente alguna noche nos juntemos”, dijo.

Sobre las repercusiones, después de un mes de aquellos programas, Doglio explicó que “nunca pensé que un programa de televisión fuera a tener tanta repercusión. A mí me conoce mucha gente, pero es increíble la cantidad de personas, incluso con aquellos que si bien nos conocemos nunca había tenido trato, pero hasta hoy mucha gente me para en la calle para saludarme por el programa. Ha sido impresionante, he recibido muchísimos mensajes y llamadas, he visto que esto, que es un programa de entretenimiento, tiene tanta incidencia en la gente, cómo será con los temas más trascendentes”, se preguntó sobre la incidencia de los medios en la opinión pública.

Alegra que la experiencia haya resultado positiva para este buen vecino de Libertad, que ante cámaras se confesó hincha de Peñarol y de Independiente de Puntas de Valdez y que las repercusiones de su aparición televisiva se sostengan, dando pruebas del afecto que “Rubito” ha sabido merecer.

Por Jorge Gambetta.

Related posts
Sociedad

Coordinadora de Bienestar Animal preocupada por falta de nuevo acuerdo de la Intendencia con el INBA

3 Mins read
Según la integrante de Bicheros Unidos Ana Valverde, la que se desarrolló durante el pasado sábado, pudo haber sido la última de…
Sociedad

La escuela 104 y un festival que busca promover la inscripción de alumnos de Libertad

4 Mins read
A comienzos del año 2023, este medio publicaba una nota con la Directora de la escuela 41 de la zona de Buschental,…
Sociedad

Comisiones y grupos de vecinos ya trabajan en proyectos para el Fondo de Iniciativas Barriales del Municipio

3 Mins read
El hall del salón principal del Club Social El Asador quedó chico para albergar a los representantes de las diversas organizaciones barriales…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!