Sociedad

Rodoldo Saldain y Ernesto Murro intercambiaron sobre la reforma de la seguridad social en actividad realizada por la Junta

7 Mins read

A iniciativa de la Junta Departamental se realizó el viernes 21 de mayo pasado, una instancia informativa y de intercambio acerca de la Reforma de la Seguridad Social que contó con la participación del presidente de la Comisión de Expertos en Seguridad Social (CESS, creada en la Ley de Urgente Consideración), Rodolfo Saldain y el ex ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, que la integra en representación del Frente Amplio. La actividad denominada “Una reforma para todos: diálogos en seguridad social”, sirvió para que los ediles se interiorizaran de lo avanzado por la comisión hasta ahora.

La actividad se inició a las 19 horas vía Zoom y fue abierta para todo público. De la misma participaron ediles y el presidente de la Junta Departamental Jorge Chapper quien reconoció a los panelistas por aceptar la convocatoria: “Es un honor para San José, para nuestra Junta Departamental en especial, que participen como ellos lo saben hacer. No tengan dudas de que cuando esto sale por primera vez al interior es un enorme orgullo y honor que sea a través de nuestra Junta Departamental”, expresó.

La actividad se desarrolló en dos partes, la primera contó con las exposiciones de Rodolfo Saldain y Ernesto Murro y posteriormente la población y los ediles tuvieron la posibilidad de evacuar distintas dudas con respecto al tema.

La moderación estuvo a cargo del periodista Jorge Gutiérrez Pérez quien recordó que “los expertos trabajan en la elaboración de recomendaciones para presentarlas a  Presidencia y a la Asamblea General el 22 de junio con posibilidad de prórroga”.

EDAD JUBILATORIA | El primero en exponer fue Rodolfo Saldain quien tras informar acerca del diagnóstico de la situación del país vinculada a la seguridad social expresó la necesidad de que se aumenten las edades mínimas de acceso. “Yo entiendo que es necesario subir las edades mínimas de acceso sin dejar de contemplar particularidades de algunas actividades. Claramente este es uno de los componentes más controversiales del sistema”, reconoció.

Agregó que se debe “tener en cuenta que a los 60 años un uruguayo tiene promedialmente una esperanza de vida de entre 20 y 25 años y en algunos casos más dependiendo del sexo“, a lo que añadió que en el caso de las mujeres viven de cuatro a cinco años más que los hombres y que “también hay que tener en cuenta que la edad de 60 fue fijada en Uruguay en 1995 cuando la esperanza de vida era inferior a esa edad”.

“Allí hay una línea que pensamos que tendrá que ser considerada en las opciones de reforma con las transiciones y progresividad del caso y cuanto antes se adopte, más flexible puede ser esa transición. Esta idea es compartida por buena parte de los expertos nacionales e internacionales con los que tuvimos oportunidad de conversar”, agregó.

No obstante reparó en que “si la reforma fuera solamente elevar las edades de acceso sería una reforma muy pobre” y comentó que se está contemplando el nivel socioeconómico y particularmente educativo de los uruguayos, ya que ambos factores influyen en la esperanza de vida de la población.

“Pensamos que es imprescindible ir hacia un sistema universal que cubra a toda la población mayor, que le dé seguridad económica a la vejez, un ingreso mínimo garantizado y que reconozca todo esfuerzo contributivo mínimo hecho”, y recordó que “en el régimen actual quien aporta 14 años, por ejemplo, no tiene derecho ninguno”.

“Pensamos que con las características que está teniendo y que va a tener el trabajo del futuro es un problema que debe ser abordado en el marco de la reforma”, añadió al respecto.

Para Saldaín, la reforma es “un tema de todos” que abarca tanto a los jubilados y pensionistas como a los más jóvenes de la población. Al respecto indicó que en San José son 24 mil los jubilados y pensionistas mientras que los menores de 20 años son aproximadamente 32 mil personas.

 

DESAFÍOS | El presidente de la Comisión de Expertos habló sobre los desafíos que enfrenta el país en materia de seguridad social. Recordó que desde hace mucho tiempo Uruguay posee una población envejecida que implicará un mayor esfuerzo de las nuevas generaciones y se refirió a la disminución notoria de la fertilidad femenina: “En 1996 en la oportunidad de la anterior reforma nacieron prácticamente 59 mil niños por año. En 2019 nacieron 37 mil y el año pasado nacieron todavía 1500 menos. Hay un desplome en la tasa de fecundidad femenina y eso obviamente implica un desafío muy grande en términos de seguridad social porque acelera el proceso envejecimiento de la población”, comentó.

“Está claro que cada vez habrá menos personas en edad de trabajar para poder sostener las jubilaciones de una población adulta que crece. El único grupo de la población, el único sector que crece es el de la población de mayor edad, los mayores de 65 años particularmente”, dijo y agregó que “el desafío que todo esto genera y que tenemos por delante es cómo sostener una población mayor edad en un contexto donde se reduce la población joven en edad de trabajar”.

Es por ello que la Comisión ha tomado ejemplos de experiencias de países como Dinamarca y Suecia en donde “han venido desarrollando esquemas que contemplan tanto las transferencias entre generaciones como también el ahorro previo mediante regímenes de capitalización colectiva de larga data”.

Al respecto Saldaín indicó que esos países “han logrado un mayor nivel de satisfacción de las necesidades de su población mayor de edad con niveles de gasto público incluso más bajos que los nuestros porque buena parte de esos mayores beneficios se sustentan en regímenes previamente capitalizados”, informó.

Señaló que “hoy el Uruguay tiene un nivel de gasto público de alrededor de 12 puntos de su producto bruto interno. Países como los que mencionaba están en el eje de 8 puntos en materia de inversión para el pago de los beneficios de jubilaciones y pensiones”, agregó.

Saldaín reconoció que Uruguay posee “un conjunto muy amplio de fortalezas” de las que destacó la cobertura casi universal de la población de mayor edad y muy alta en la población activa así como también el hecho de que Uruguay sea uno de los países de la región con menos informalidad pese a que uno de cada cuatro uruguayos trabajen bajo esa condición.

En este contexto, dijo que la reforma debe darse “por razones de tipo de sustentabilidad pero también para adecuarlo a la nueva realidad del mundo del trabajo” en donde en un plazo de 10 años el promedio de trabajadores tiene efectivamente registrados en su historia laboral solamente seis: “Eso está llevando a la necesidad de abandonar algunas ideas que en el pasado tuvieron cierto predicamento como los largos períodos de aportación para generar derechos” a lo que agregó que sobre ese tema la comisión se está orientando “en un sentido diferente”.

 

ACUERDOS Y DIFERENCIAS | Por su parte el ex ministro Ernesto Murro, destacó el avance y el trabajo que la Comisión de Expertos viene realizando y lamentó sin embargo el escaso tiempo con el que se pretende alcanzar una reforma integral: “estamos trabajando más allá de que habríamos preferido hacerlo con otro método, con más diálogo social, político y técnico pero hemos aceptado trabajar en estas condiciones y estamos aportando más allá de los acuerdos y de las diferencias”, dijo.

Murro agregó que “el propio documento del gobierno, que fundamentó este método elegido por el Gobierno Nacional actual para hacer este proceso, muestra que los países más avanzados y serios del mundo necesitan de dos a 10 años para este tipo de procesos, acá está previsto hacerlo en un año”, dijo.

Murro agregó que si bien el Frente Amplio es partidario de que hayan reformas y revisiones periódicas como las hubo durante los 15 años de gobierno de su partido, consideró que es necesario tener en cuenta las “nuevas realidades marcadas en la actualidad por las consecuencias que ha generado la pandemia en el país”.

“Nosotros creemos que es necesario ir haciendo revisiones y teniendo en cuenta las nuevas realidades. También somos conscientes de la sostenibilidad financiera pero también de la importancia de la sostenibilidad social, o sea, el derecho de la gente y por eso no acompañamos el documento de diagnóstico aprobado por mayoría el 19 de marzo”.

Murro explicó que “lo que se terminó aprobando fue la quinta versión que es mejor o menos mala que las anteriores porque desde nuestra parte como delegado del Frente Amplio se aportó para mejorarlo y así vamos a seguir trabajando hasta el final de esta etapa de recomendaciones o propuestas pero vemos la excesiva preocupación por la sostenibilidad financiera que tiene el actual Gobierno Nacional”, dijo y comentó algunos ejemplos de situaciones que sucedieron en el último tiempo.

“No se ve solamente en esto, se ve por ejemplo, cuando en el ajuste de las pasividades de enero por primera vez se da casi dos puntos menos de ajuste de pasividades de jubilados y pensionistas aplicando la constitución pero se podría haber hecho un esfuerzo porque los jubilados y pensionistas y las personas con discapacidad son las más necesitadas en esta pandemia y para ellos no se ha aplicado casi que ninguna medida”, criticó.

“Creo que sí es importante discutir reformas y el clima en el que lo estamos haciendo pero hay que tener en cuenta estas cosas y más cuando nos pasan otras situaciones. Hay un 30% de los uruguayos que ni a los 70 años van a llegar a juntar 30 años de trabajo”, recordó.

“Tuvimos entre 1996 y el 2008 una exigencia de 35 años, éramos de los poquitos países del mundo que exigía 35 años, incluso hoy somos de los poquitos que exigen 30. Allí hubo gente que entre 1996 y 2008 no se pudo jubilar. Creo que estas cosas son las que nos deben hacer pensar en cómo buscamos tener en cuenta la sostenibilidad fiscal pero tener en cuenta la calidad de vida de la gente”, insistió.

Finalmente Murro recordó que “Uruguay tiene una característica fundamental y es la íntima relación entre salarios y jubilaciones. Esto es un caso para nosotros felizmente raro en el mundo, por eso importa mucho qué pasa en Uruguay con las jubilaciones y con los salarios (…) La caída de salarios del 2020 significó la caída de jubilaciones y está previsto que para este 2021 vuelva a suceder lo mismo y eso está sucediendo al margen de esta reforma de Comisión de Expertos. Creo que estos caminos son muy importantes, son buenos, son necesarios, estamos trabajando intensamente en ellos pero teniendo en cuenta este contexto en el que nos desarrollamos”, concluyó.

 

Por Katherine Martínez.

Related posts
Sociedad

Coordinadora de Bienestar Animal preocupada por falta de nuevo acuerdo de la Intendencia con el INBA

3 Mins read
Según la integrante de Bicheros Unidos Ana Valverde, la que se desarrolló durante el pasado sábado, pudo haber sido la última de…
Sociedad

La escuela 104 y un festival que busca promover la inscripción de alumnos de Libertad

4 Mins read
A comienzos del año 2023, este medio publicaba una nota con la Directora de la escuela 41 de la zona de Buschental,…
Sociedad

Comisiones y grupos de vecinos ya trabajan en proyectos para el Fondo de Iniciativas Barriales del Municipio

3 Mins read
El hall del salón principal del Club Social El Asador quedó chico para albergar a los representantes de las diversas organizaciones barriales…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!