Sociedad

La Policía y el clásico encuentro con los vecinos ante cada nueva ola delictiva

5 Mins read

En las instalaciones del Club Social El Asador, un grupo de comerciantes se reunió el viernes 25 de febrero con el jefe de Policía de San José Orestes Leles Da Silva y su comando para abordar la actual ola de hurtos que está sufriendo el sector comercial de Libertad. El encuentro, realizado a solicitud de los comerciantes, estuvo rodeado de mucho hermetismo en lo previo y no dejó nuevos elementos para el análisis.

La única figura política presente en el salón principal del club social era la de César Zunino, como representante de la Intendencia de San José. Según dijo el mismo Leles el alcalde Matías Santos había desistido de participar ya que entendía que lo mejor era no politizar el encuentro. Leles dijo que le hubiera gustado que Santos estuviera en la reunión y que él no había llegado a Libertad a hablar de política, sino de seguridad. Los comerciantes y vecinos presentes apenas superaban la decena, a diferencia de otras instancias en que se desbordan los locales en que estos encuentros se realizan (la reunión comenzó pasadas las 17 horas).

 

COMIENZO | Luego de las presentaciones de rigor de la subjefa Belén Camejo, del coordinador Orlando Mazzul, del jefe de la zona 1 Juan Pereira y del encargado de la seccional Séptima, y a partir de una pregunta inicial del propietario de la óptica que fuera víctima de hurto días atrás, el jefe Leles realizó una extensa exposición sobre el estado de situación de la ciudad. Mencionó que Libertad está pasando por una nueva racha de hurtos y roturas que puede deberse a la reciente liberación de determinados delincuentes de la ciudad que estaban presos y a la radicación en la zona de delincuentes que salen de centro de reclusión, muchos de los cuales se terminan mudando a la zona con sus familias.

Ante las críticas de la escasez de policías en la seccional Séptima en las madrugadas, dijo Leles que en la comisaría puede haber uno solo, pero en toda la zona está el patrullaje de personal de la Guardia Republicana, de la propia seccional y de la Dirección de Seguridad Rural, que responde llamados nocturnos de intervención en la ciudad, de ser necesario.

Dijo Orestes Leles que la comisaría Séptima de Libertad tiene un total de 22 funcionarios distribuidos en tres turnos, pero que también está el trabajo en la zona de las distintas reparticiones policiales (Investigaciones, Narcóticos, Guardia Republicana, Seguridad Rural, por ejemplo). De todas formas, dejó claro el Jefe de Policía que ese personal no es suficiente y brindó información sobre todas las otras actividades en las cuales interviene la Policía, que hacen distraer personal de la función de combate al delito.

Mencionó Leles, por ejemplo, que en Libertad se dan muchos casos de violencia doméstica y que en todos ellos interviene la Policía, así como ocurre también en peleas entre vecinos. Explicó que cada caso de custodia por violencia de género implica dos funcionarios en tres turnos. Ejemplificó la situación diciendo que en San José tenía el viernes, 30 funcionarios por día destinados a la custodia de casos de esa índole.

También mencionó que ante cualquier siniestro de tránsito debe estar la presencia policial y que en el caso de Ciudad del Plata, como no hay una ambulancia en el “hospitalito”, muchos traslados a nosocomios de Montevideo los debe realizar la Policía. “Y no es que llegan, dejan al enfermo en la puerta y se van, no, hay todo un informe que hacer, un seguimiento”, comentó Leles.

 

EL 911 | En otro momento de sus alocuciones, que fueron generándose a partir de las interrogantes planteadas por los comerciantes presentes, el Jefe de Policía de San José mencionó la importancia de, al momento de hacer una denuncia, hacerla al Servicio 911, porque desde el momento que ingresa la llamada está siendo monitoreada y a partir de allí se realiza un pormenorizado seguimiento de lo actuado. Desestimuló el llamado directo a la seccional y aconsejó que si el operador del servicio de emergencia le realiza preguntas se las responda, por más nerviosa/o que esté, porque cuanto más sepa el personal que llegará en su auxilio, más elementos tendrán para actuar a la hora de llegar. Comentó Leles que en otros lugares han fallecido policías porque no llegaron con la información suficiente al lugar del hecho.

 

RECEPTADORES | Otro elemento manejado por Leles es la adquisición, por parte de vecinos, ciudadanos honestos, de efectos producto del crimen. Leles cuestionó a la gente que compra un celular que vale 12 mil pesos por 500 pesos o la garrafa que vale 3000, también por 500 pesos. “La gente sabe cuál es el origen de esas cosas”, comentó. Luego narró el caso de una persona que adquirió un cargamento de soja por 50 mil pesos. “Por favor, ese productor sabía que ese cargamento no puede salir esa plata”, comentó, narrando que esas cosas los hacen reír irónicamente.

Les recordó Leles a los presentes que la tenencia de efectos robados es un delito denominado “receptación” y es por el cual se producen muchas condenas, también de delincuentes, ya que es lo que se les puede probar, es decir, que tienen un efecto hurtado, no que efectivamente ellos lo robaron.

En síntesis este fue el tono general de la reunión, con el jefe Leles llevando la voz cantante en una instancia informativa y un grupo de atentos comerciantes escuchando sus alocuciones, sin mayores cuestionamientos. No hubo anuncios trascendentes, no hubo malestares visibles de parte de los convocantes -como sí ha ocurrido en otras instancias-, y quedó la sensación de que esta ola, como tantas otras, pasará. El tema es que cuando llegue la siguiente nueva ola de robos, se volverá a exigir respuestas de la Policía y presencias de jerarcas -Leles u otros futuros-, que dirán lo mismo que se escuchó el 25 de febrero de 2022.

Al término del encuentro fue difícil lograr comentarios de los comerciantes que fueron parte de la reunión y cuando fue encarado, el jefe Orestes Leles dijo, entre risas, que ya había hablado lo suficiente y desistió de hacer declaraciones a los medios presentes.

 

 

Cuidar la propia vida

Entre los tantos comentarios que realizó el jefe de Policía Orestes Leles en la instancia del viernes 26 de febrero en El Asador, se destacó uno orientado a pedirle a los comerciantes que cuidaran su propia vida. Leles dijo a los presentes en la reunión que los bienes materiales van y vienen. Dijo entender el dolor y el malestar que genera el hurto, pero pidió no enfrentar a los delincuentes.

Ante una consulta concreta respecto a si se puede denunciar a una persona que se sabe que anda armada, el Jefe de Policía le dijo que sí, que es un delito circular armado –aún con un arma blanca-, a no ser que se tenga el permiso denominado THATA (Título de Habilitación para Adquisición y Tenencia de Armas), pero que permite tener armas, bajo estrictas medidas de seguridad.

 

Por Javier Perdomo.

Related posts
Sociedad

En la Plaza de Deportes se encontraron los grupos de caminantes de la Secretaría Nacional de Deportes

1 Mins read
Intensa actividad se vivió el sábado en la Plaza de Deportes de Libertad, con la realización del Encuentro de Grupos de Caminantes…
Sociedad

Directora Interina del INAU San José, analizó la situación del instituto tras renuncia de Fabriau

6 Mins read
En el marco del lanzamiento del programa Familias Fuertes, Paola Hernández, la directora departamental interina del Instituto Nacional del Niño y el…
Sociedad

Municipio de Libertad presenta su programa de salud mental este miércoles 12

3 Mins read
El pasado jueves en instalaciones del Municipio de Libertad, fue presentado el proyecto de atención a la salud mental que promueve el…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!