Elucubraciones

Elucubraciones semanales: «Realidad aumentada»

5 Mins read

Mientras todos piensan en lo que pasa en carnaval, en las elucubraciones semanales podemos llegar a ponernos a meditar sobre los problemas del mundo. Eso sí, si nos entusiasman también podemos dejarnos llevar por la masa y sumarnos al primer festejo que se nos pase por delante. Así es lo que puede pasar en esta columna: el texto más duro que usted pueda imaginar, junto a jocosas referencias a este convulso tiempo que transitamos, así que si le parece, saltando el renglón empezamos a elucubrar en esta edición carnavalera.

Hay una particularidad de esta época y es que todo hecho puede ser transformado en un escándalo, aunque en sí sea un hecho menor. Un caso claro de esto que le digo es lo que ocurre con la ex presidenta del sindicato (hoy mal llamado), de los trabajadores municipales (ADEOM), Valeria Ripoll. La dirección del sindicato de Montevideo decidió suspenderla en sus derechos sindicales porque se transformó en dirigente partidaria. Eso es lógico que suceda. No se puede ser dirigente sindical de primera línea y a su vez hablar como representante de un partido político, como lo está haciendo Ripoll ahora.

Esto vale para un o una dirigente que hable en nombre del Partido Nacional -como lo hace ella-, del Partido Colorado o del Partido Comunista, ya que no es lo mismo estar adherido o ser un militante de base, como ocurre con buena parte de los dirigentes sindicales que se declaran frenteamplistas, a dar discursos partidarios como hace la Valeria ahora.

Si bien es cierto que hay una lógica cercanía entre el FA y el movimiento sindical, siempre ha habido mucho cuidado de no entreverar los tantos. Los dirigentes sindicales que han pasado a la órbita político-partidaria, han dejado la militancia gremial en primera fila si la tenían. Fernando Pereira, el caso más emblemático del presente, renunció a todos sus cargos en el sindicato de maestros y en el Pit-Cnt antes de asumir como Presidente de la coalición de izquierdas. Es lo que correspondía que hiciera a partir de su nueva condición de máximo dirigente de la izquierda y es lo que corresponde en todos los casos.

Ripoll debía renunciar, no lo hizo y se le suspendió en su condición y es lógico que así ocurriera, más allá del partido al que se haya sumado, ya que si hoy estuviera en cualquier organización política que integra el FA, debería haber pasado lo mismo.

Claro, yo entiendo que era inevitable tomar el asunto para utilizarlo políticamente como está haciendo la propia Ripoll y todo el Partido Nacional, acusando al sindicalismo de intransigente, de ser cercano al FA (el FA-Pit, como dice la Bianchi), y de no sé cuántas cosas más, sólo que me parece que es un asunto que da como para dar un par de “manijazos”, como decíamos en el barrio, para ver si captan algún desorientado y enseguida dar vuelta la página. No da para más.

Sin embargo, cuando se trata de desprestigiar a las organizaciones sindicales, cualquier monedita es convertida en un millón de dólares y por eso en la tele -también en El País y en El Observador (supongo que en muchas radios pro multicolores también)-, toda la pasada semana no pararon de aparecer figuritas y figurones condenando a ADEOM por la decisión sobre Ripoll, con los más diversos epítetos: estalinistas, antidemocráticos, maduristas (el cuco del siglo XXI), y otros que no se detallan debido a su extensión.

Pero bueno, la columna elucubradora no va seguir la misma senda de los medios hegemónicos, no va a dar por el pito más de lo que el pito vale y consignada la preocupación por la tendenciosa actitud de los grandes medios de maximizar cualquier situación conflictiva que involucre al movimiento sindical, es momento de pasar a otro asunto de interés general o particular del autor.

Pero si hablamos de montajes, la verdad es que me causó mucha gracia la cobertura del Consejo de Ministros que realizó el presidente Lacalle Pou el pasado viernes 9. Todos los medios lo resaltaban como el primer Consejo de Ministros del año 2024. En serio que casi me pongo a reír. ¿El primero? Pero si en los cuatro años de gobierno, “Luis” ha reunido a todos sus ministros, con suerte, cinco veces, ¿cómo me van a sugerir que es el primero de un montón más que se van a suceder en el año? Pareció que era una reunión para sacarse la foto, de verdad.

Los consejos de ministros son instancias previstas constitucionalmente que sirven para que todos los secretarios de Estado se reúnan de forma periódica con el Presidente de la República e intercambien información sobre la marcha del gobierno y definan rumbos generales o particulares. La periodicidad de estas instancias es resorte del propio Presidente. Es él quien define cada cuánto se reúnen.

En los períodos anteriores, estábamos acostumbrados a que esas instancias eran semanales; el más cercano en el tiempo, Tabaré Vázquez, los realizaba los lunes (los consejos abiertos que se hacían en el interior, en sus gobiernos, eran ese día). Esas instancias eran marcadoras de agenda porque a la salida de ellas, el vocero designado -casi nunca el mismo Presidente-, hacía una puesta a punto de las decisiones tomadas y desde allí se generaba la polémica entre quienes estaban a favor o en contra de lo anunciado.

Pero el estilo de “Luis” no le permite compartir el protagonismo y es por eso que los consejos pasaron a ser acuerdos semanales con los ministros. Es Lacalle Pou, reuniéndose con el Ministro tal, decidiendo temas referidos únicamente a esa cartera. Así, con cada uno de los 13 o 14 ministros. Cada uno juzgará qué metodología de trabajo es la mejor. El escriba sólo se encarga de marcar las diferencias.

Por eso el “Primer Consejo de Ministros” del año es una excentricidad, es probable que no haya un segundo en todo el año. Es probable que siga el “pico a pico” -en términos del “truco”-, y que la “redondilla” sea sólo para la tribuna. Respecto a lo dicho en esa reunión, no voy a decir nada, hay otros especialistas que lo harán mejor que yo.

Pero sí quería anunciarle que ahora se nos viene una nueva escenificación y es la comparecencia del Presidente ante la Asamblea General, que será el 2 de marzo. Una instancia que no está prevista en la Constitución pero que Lacalle Pou ha realizado desde que la pandemia se lo dejó hacer.

Este es el último año en que hará su exposición. Para 2025 habrá entregado el cargo. Seguramente, como lo difundido del consejo de ministros, será un mar de auto alabanzas y promesas de prosperidad para el resto del año. Una nueva puesta en escena de las tantas que ha hecho esta administración. Recordar entre otras cosas que en 2021, en el Parlamento, fue cuando anunció la inminente realización del cuestionado Proyecto Neptuno y la construcción de saneamiento por más de mil millones de dólares en todo el interior por parte de un consorcio privado, violando el mandato constitucional.

De los mil millones en saneamiento, al final serán poco más de 200 y financiados por OSE (porque se dieron cuenta que no podían), en el próximo período. Y respecto al Neptuno, aún sigue en veremos y uno tiene deseos que la Justicia se lo pare. Será cuestión de esperar.

Dichas estas cosas la columna elucubradora sale a la calle a presenciar el próximo corso; quizás reúna cosas más interesantes para decir. Hasta la próxima entonces.

Imagen ilustrativa, tomada de la web.

Por Javier Perdomo.

Related posts
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "Reflexiones a la entrada del otoño"

5 Mins read
Este texto comienza a desarrollarse una temprana mañana de viernes, sin un rumbo definido pero con el ánimo de dejar un buen…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "Los votos que el dinero reúne"

5 Mins read
Ahora así, todos aclimatados en el nuevo año vamos orejeando la baraja, pensando en el proceso electoral que marcará el rumbo del…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "De liderazgos y democracias plenas"

5 Mins read
Tranquila, tranquilo, no le voy a decir feliz año nuevo aunque me sienta tentado a hacerlo; uno ya viene remando este 2024…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!