NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 21/12/2021: «Cada uno escucha lo que quiere»

5 minutos de lectura

Recorridos ya 355 días del año 21, nos quedan 10 jornadas para celebrar que sorteamos como pudimos los obstáculos que se hayan presentado hasta ahora. Cansados o aliviados, felices o castigados por la realidad, nos abrazamos al presente con la esperanza de un mejor porvenir. En las elucubraciones, a lo largo de las 46 ediciones previas a esta, hemos hablado de todo un poco y así pretendemos seguir, porque eso de evaluar el año es para especialistas, nosotros simplemente lo ojeamos y vamos diciendo según se presente la mano. Veamos qué se nos ocurre en esta ocasión.

Esta edición no tiene mucho preámbulo y va hacia lo que le interesa (porque para qué vamos a dar vueltas, si todos sabemos lo que queremos). Le reconozco que no seguí el debate sobre la ley que limita la producción forestal, que votaron Cabildo Abierto y el Frente Amplio en el Senado, en contra de la opinión mayoritaria del gobierno, incluida la del Presidente, quien ni lerdo ni perezoso, la vetó a pocas horas de aprobada.

No es que no me interesara el tema -casi nada de lo humano me es ajeno, aunque no entienda mucho de nada-, sino que ya sabía en qué papelera iba a terminar la propuesta y que al final todo quedaría en fuegos de artificio, entre un juego perfilista de Cabildo Abierto y una actitud oportunista del FA. Todo muy estratégico sí, pero poco interesado en la cuestión del avance de la forestación.

Sí, perfilismo cabildante que busca ganarse la simpatía de los ganaderos y grandes productores agropecuarios (dicho sea de paso los senadores Manini Ríos y Domenech son potentes hacendados con sus privados intereses), con políticas de tinte nacionalista que buscan atarnos “ad eternum” a la producción primaria y limitar así cualquier proyecto de desarrollo industrial del país. Pensamiento primario, para producción primaria.

Y claro que también hay oportunismo del FA, que vio la oportunidad de meter una cuña dentro de la coalición, algo que de por sí no es delito ni anti-ético en política, pero por el tema elegido, se da de bruces con lo que fue la política que llevó adelante la “colisión” de izquierdas en materia de desarrollo del proyecto celulósico en el país mientras fue gobierno. Creo que no pueden quedar dudas que si Sanguinetti y Lacalle fueron los ideólogos del modelo -a fines de los años 80, comienzos de los 90, del siglo pasado-, fueron los gobiernos frenteamplistas los que lo implementaron en toda su extensión y vaya si eso les costó caro (entre otras cosas, perder parte de su base social por el ninguneo hacia los movimientos ambientalistas y pelearse durante años con un gobierno argentino, que a priori debía ser aliado).

Aclaro, aclaro, yo estoy a favor de limitar las tierras pasibles de ser usadas para la forestación. Ya demasiado país es lo que le hemos entregado a los finlandeses y a los españoles, hay que evitar que se extiendan a todo el territorio los proyectos forestales, pero en este caso no me subí al carro, porque no vi sinceridad ni seriedad en el planteo cabildante ni en la actitud frenteamplista.

Un último comentario respecto al tema. Si bien no seguí la sesión, sí vi un videíto y leí artículos periodísticos que daban cuenta de la particular sesión en que se votó la ley vetada. Hubo como 10 senadores (toditos de la “colisión” gobernante), que debieron ampararse en un artículo del reglamento interno (no recuerdo el número y no viene al caso), para poder participar de la sesión, ya que se estaba tratando un asunto en el que tenían parte. Todos ellos son dueños de tierras (por ello el amparo), y al ver eso uno se pregunta para quiénes gobiernan los que nos gobiernan.

Es momento de cambiar el rumbo; la Navidad está ahí y el escriba de pueblo continúa escribiendo como si el año estuviera en sus comienzos. Es que uno es casi como un colegial en sus primeros días clases, entusiasmado con todo lo que aprende y ve.

Hablando de escuelas, docentes y locuras, me voy hacia Canelones para comentarle un disparate que ocurrió en la fiesta de fin de año de una escuela canaria. Parece que los niños y niñas de un sexto año estaban realizando una representación, baile o vaya a saber qué y al terminar su actuación un maestro -como parte del show-, grito “viva sexto año” y los niños responden con otro “viva”. Pero resulta que un Edil nacionalista vio un video de la actuación y creyó entender “viva el Frente Amplio”.

La cuestión no termina ahí, porque a ese Edil, que escuchó lo que quiso escuchar, se le ocurrió hacer una denuncia ante la ANEP. Lo peor es que las autoridades de la educación le siguieron la cabeza al Edil y ordenaron una investigación administrativa (investigación que debe haber consistido en escuchar dos veces el video y preguntarle al maestro de qué venía la representación), que concluyó que el maestro decía “viva sexto año” y se terminó el asunto.

¿En serio alguien puede creer que un maestro con un mínimo de inteligencia -por más fanático militante de izquierda que sea-, haría algo parecido? ¿En verdad se expondría de esa forma ante cientos de personas? Al leer la noticia, me reí y me dije que todo el hecho era como un insulto a la inteligencia de los docentes uruguayos, algo que sólo puede ocurrir en los húmedos sueños de un censor.

El señor Edil en su pequeñez absoluta, puede pensar o escuchar lo que quiera, el tema es que las autoridades de la educación -educadores conocedores de los docentes que trabajan en territorio-, le siguieron la cabeza y sumaron un nuevo hecho de control opresivo hacia docentes, contra quienes parece haber una obsesiva ofensiva.

En realidad, yo tengo una especie de explicación a esta obsesión, tiene que ver con que hay gente de esta tercera década del siglo XXI que piensa que los docentes son poco más que “irradiadores de ideas foráneas y ajenas a la orientalidad a los que hay que combatir” (igualito que a los inicios de los 70). Entonces se “manijean” (las redes son especiales para ello), y aparecen tipos como el abogado Bacigalupo en Montevideo que lucen con orgullo las condenas por difamación y ataques a feministas y personas de izquierda.

Yo no quiero ser mala onda y andar arruinando los fines de año, pero esta es de las cosas que más me está preocupando del presente. Hay demasiada gente desparramando odio hacia todo lo que tenga que ver con posiciones de izquierda o feministas y el aparato represivo estatal apunta hacia la contención del movimiento social.

Hasta ahora no ha pasado nada, a no ser el incidente con el trabajador del transporte del viernes 10, pero ese fuego se prende con la mínima chispa, porque la nueva policía está plagada de la vieja policía, la que no distinguía entre un delincuente y alguien con ideas que no gustaban al poder de turno, así que no va a faltar oportunidad para que un nuevo disparo se escape. Yo siempre recuerdo que la nueva policía lo primero que preguntó al llegar al Ministerio del Interior fue si había equipamiento antidisturbios.

Pero bueno, lo dejo por acá, porque como siempre, quiero escribir fácil y light y al final termino complicado, sin poder salir del laberinto que yo mismo he creado, sin poder concluir nada. Además, me deben quedar unas líneas para cerrar con el saludo por las fiestas, que pasen bien y recuerden, es mentira; ni el 26 ni el 2 de enero, habrá cambiado algo. Hasta la edición 48 del año, que será en siete días.

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 28/06/2022: "La vida en redes"

5 minutos de lectura
A san Juan, Alberto, José o María; le hacemos la fogata a todos juntos, para que pronto se lleven el invierno y…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 21/06/2022: "Promesa de campaña cumplida"

5 minutos de lectura
¿Usted dice que el verano está lejos aún? Puede eso ser cierto, pero hasta hace poco estaba lejos el invierno y ya…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 14/06/2022: Picadillo temático de junio 

5 minutos de lectura
Al comenzar a escribir pensando en la persona que mandó a decir que dejaba de recibir el periódico por lo que se…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!