Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 20/09/2022: «No solo de gestos vive la humanidad, pero…»

5 minutos de lectura

Llegó el momento de aventurarse en la escritura de la columna elucubradora. Cada semana, nuevas historias esperan por ser descubiertas por un escriba de pueblo que las traslada al papel (y luego a la plantilla de la web), para que usted pueda aumentar su desagrado hacia el autor o hasta llegar a coincidir con él. Las elucubraciones son tan amplias, que permiten esos extremos. Si le parece, vamos viendo que sale, a partir del punto y aparte.

Pocas cosas de interés encuentro esta semana para reflejar en la columna elucubradora, pero como por algún lado hay que empezar le comentó algo que me llevó a una sonrisa, irónica, claro está. Paso a contarle.

Mire, el presidente del Frente Amplio Fernando Pereira convocó a una reunión de líderes políticos para intentar bajar el tono de la discusión política. El hecho en sí no tiene demasiada cosa para destacar, es improbable que estas acciones de relaciones públicas lleven a producir cambios, pero bueno, tampoco le hacen mal a nadie. Son gestos de lo políticamente correcto y como tal hay que interpretarlos.

Lo que sí me llamó la atención fueron las declaraciones que realizó el presidente del Partido Nacional Pablo Ithurralde a la salida del cónclave del que participaron también Sanguinetti, Mieres y Domenech.

Resulta que el tipo, al salir, lo primero que dijo fue que esperaba que la reunión hubiera servido para que el Frente Amplio cambiara su actitud. Pero señor ¿No se reunieron para bajar el tono? ¿No es la idea cambiar todos la actitud? Bajar el tono, significa entre otras cosas no responsabilizar de todo los problemas de la sociedad a un sector político. Bajar el tono implica también revisarse a uno mismo y ver en qué puedo colaborar con la propuesta. Ahora, si salgo de una reunión a la que me invitan con ese objetivo y le echo la culpa de todo al que me invitó a dialogar, entonces algo está mal en mí, bueno, en este caso, en Ithurralde (y en Sanguinetti también, que dijo algo similar a lo expresado por el dirigente blanco). ¡Ponele onda, Pablito, aunque más no sea para quedar bien!

Como le decía al principio, por más “buena vibra” que le haya querido poner Pereira a su convocatoria, parece difícil que el tono haya sido bajado. Es más, presiento que a medida que se acerque el próximo proceso electoral el tono irá subiendo y aumentarán las noticias falsas y las verdades a medias, como se está caracterizando este tiempo, en el que la mentira puede terminar viéndose como una verdad revelada.

Pero dejemos ya al pobre Ithurralde con sus poco felices declaraciones, que no bajan ningún decibel en la “conversa” y vayamos a otros escenarios, en los que seguro habrá situaciones más interesantes sobre las que poder elucubrar, sin vivir echándole la culpa de todo lo que ocurre a los demás.

Ahora que lo pienso, quizás esté bueno hacer unos comentarios sobre la tragedia ocurrida en el llamado “puente Valdez”, del que se hace referencia en alguna otra página del pasquín de pueblo. No, tranquila/o, no pienso hacer otra crónica del suceso, tan solo quería hacer referencia a cómo se pudo desarrollar la cobertura del suceso. Usted se estará preguntando qué tiene de particular esto; bueno, en realidad, no debería tener nada raro, pero en función de cómo estábamos pudiendo abordar la problemática policial los periodistas de San José desde la época en que el comisario William Martínez estaba al frente de la Jefatura josefina, hay un cambio que importa destacar.

Usted sabe que este medio se caracteriza por ser remiso a la información policial, incluso creo que le he escrito acá mismo, que mi ideal de medio de comunicación no tendría página policial, sin embargo hay hechos que no pueden dejar de ser consignados y abordados, pese a los pruritos que uno tenga con la crónica roja. Una pareja desaparecida, la aparición de un cadáver -en principio un hombre, luego se confirma que era mujer-, un importante despliegue policial y de Bomberos; todo eso, a pocos kilómetros de Libertad, es difícil de ignorar para un periodista, por más que no le guste la cobertura de noticias policiales.

Pero además, la gente exige información y los periodistas no estamos sólo para informar de lo que nos gusta, así que cuando ocurre un hecho como el ya mencionado, hay que brindar lo que el público espera. No es la primera vez que ocurre un crimen (mientras se escriben estas líneas, aún no hay claridad sobre lo que ocurrió en Valdez), pero sí es la primera vez que ocurre con el nuevo Comando de Jefatura y de ello quería hablar.

La información llegó a los medios locales y departamentales por medio de “fuentes muy confiables” como decimos los periodistas cuando no queremos decir quién nos pasó el dato. Quien esto escribe, en su función periodística, fue el primero en llegar al lugar y si bien esto queda en el ámbito de lo anecdótico lo menciono porque generó sorpresa entre los policías la presencia de la cámara que los fotografiaba (si vio la página web de su periódico, se dará cuenta), y de inmediato fui invitado a retirarme, escoltado hasta el puente, ubicado a unos 100 metros de donde apareció el cuerpo. Todo en buenos términos, vale aclarar.

Debajo del puente comenzó una larga espera por declaraciones oficiales (todo lo que se manejaba era informal). Poco a poco, comenzaron a llegar colegas. La gran pregunta era -para los medios visuales más que nada-, si alguien hablaría, teniendo en cuenta las largas esperas a los jefes anteriores (la última etapa de Martínez y Leles), que siempre terminaban negándose a hacer declaraciones, algo que para los medios audiovisuales, es fundamental (la prensa escriba se maneja fácil con un “off the record”, pero para la tele es más difícil).

Una vez culminado el trabajo policial y fiscal con el cuerpo de la mujer fallecida en el mismo lugar en que fue encontrado, comenzaron a llegar al puente los jerarcas policiales, incluido el jefe Atilio Rodríguez, quien de civil, se acercó sin dudarlo a los periodistas y más allá de excusarse de hablar porque entendía que había muchas que no estaban claras como para hacer declaraciones, sí nos brindó a todos los periodistas presentes, los elementos básicos del caso de forma que pudiéramos trabajar, dejando en manos de la fiscal Gutiérrez, las declaraciones ante micrófono.

Ya en la tarde de viernes y en San José, el jefe Rodríguez brindó entrevistas a colegas maragatos, ampliando la información que se iba obteniendo del caso ¿A qué voy con todo esto? A que es la forma en que periodistas y policías tenemos que trabajar, sin pisarnos, sin obstaculizar el trabajo de nadie, pero con contacto fluido, porque de la otra forma lo que se genera es un fabuloso teléfono descompuesto que no le sirve a las autoridades, tampoco a los periodistas (que terminamos informando por fuentes que pueden no ser todo lo confiables que pensamos), y mucho menos a los vecinos en general.

Recuerdo que el jefe William Martínez (hoy en Soriano), había comenzado con una relación muy buena con todos los colegas (por ejemplo, asumió un 2 de marzo y el 3, le realizábamos una nota en su despacho), pero con el desgaste en la gestión, se fue cerrando hasta que no declaró más. Ojalá que no pase lo mismo con Rodríguez, por el bien de la información y de la gestualidad en el ejercicio del poder.

Por el bien de ustedes dejo de hablarle de cosas que pueden no interesarle. En siete días estamos acá de nuevo, ojalá que con más claridad como para desarrollar temas en mayor profundidad. Hay días y días, hay elucubraciones y elucubraciones. Hasta la próxima.

 

Por Javier Perdomo.

*Imagen tomada de la web.

Leer Otros Artículos
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 13/09/2022: Reinos centenarios y decretos presidenciales

5 minutos de lectura
“Dios salve a la reina, porque los turistas son dinero, y nuestra figura decorativa, no es lo que parece ser”. Con esta…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 06/09/2022: Guerra, la seguridad y la educación

5 minutos de lectura
Esto de estar con la estufa a todo trapo cuando comienza setiembre no me convence, pero así es el tiempo atmosférico y…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 31/08/2022: "De la vida, la fotografía y otros pasaportes"

5 minutos de lectura
Con los bolsillos agotados llegamos al final de agosto, deseando que eso que le llaman primavera se instale al ingresar el noveno…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!