Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 13/09/2022: Reinos centenarios y decretos presidenciales

5 minutos de lectura

“Dios salve a la reina, porque los turistas son dinero, y nuestra figura decorativa, no es lo que parece ser”. Con esta estrofa de esa especie de anti versión del himno inglés que realizaron los Sex Pistols, le reciben las elucubraciones de mediados de setiembre, recordándole que acá no somos plebeyos de reino alguno ni seguimos tradiciones que “están más muertas que un faraón”, como dice nuestro Jaime Roos. Así es que está comenzando una nueva edición de esta columna semanal, que se inició plagada de referencias musicales. Veamos qué va saliendo de ahora en más.

Y mientras una buena parte de los ingleses lloran a su reina, en Argentina -ya entrando en temas y casi sin introducción alguna-, celebran que Mirta Legrand sigue viva y se han adjudicado para sí una especie de torneo por cuál de los dos longevos personajes fallecía primero. Por supuesto que en Inglaterra no deben estar enterados ni de la existencia de la propia Mirta, porque si miran hacia el Sur es porque hay algún lío o catástrofe, pero en la vecina orilla, felices son con estas cuestiones, mientras nosotros nos reímos de ellos, creyéndonos unos vivos bárbaros.

Allá en Inglaterra tienen ahora otro personaje para ser el principal decorado del mundo de la fantasía y la opulencia, se llama Carlos y estaba esperando por su lugar hace rato. Fallecida la señora madre -a los 96 años-, le llegó su momento. La muerte iguala y muy reina habrá sido, pero falleció como cualquier otro humano; a base de dinero y poder habrán podido estirar un poco más la agonía, pero la muerte es implacable, llega, pese a todos los intentos que hagamos por esquivarla.

Sin embargo hay quienes parece que naturalmente tienen un gen especial, por más que no tengan reino alguno, para extender su paso por acá. Le hago una mínima referencia nomás, antes de meterlo en algún tema de la agenda. Días atrás, falleció un vecino afincado hace unos años en Libertad, estaba a punto de cumplir los 102 años. Este escriba de pueblo habló con él cuando cumplió los 100 años. Estaba lúcido y claro como una persona de 70 años (hasta quizás de menos años). Después vino la pandemia y se encerró -leía esta columna, según dijo en aquella oportunidad-, y ya no se le vio más por la zona del “hospital”, haciendo mandados con su “chismosa”.

Mujica era su apellido -decía ser medio familiar del “Pepe”, pero vaya uno a saber qué había de verdad en eso-, no tuvo reino ni mil doctores cuidándole a su alrededor, sin embargo traspasó campante el siglo de vida, sin mágicas fórmulas ni fuentes de la eterna juventud, por ello me gustaba mencionárselo, casi como al pasar, porque las elucubraciones son intrínsecamente plebeyas y siempre tienen como referencia al abajo.

Llegados a este punto del texto, es momento de cambiar el rumbo, dejar a los ingleses en su casita de muñecas -y muñecos-, y concentrarnos en asuntos más democráticos o no, vaya uno a saber cómo termina saliendo esto.

Me han sorprendido los enojos de los jerarcas del gobierno cuando se les consulta por el decreto que flexibiliza la política antitabaco. Se hacen los ofendidos cuando se les nombran algunos hechos que generan suspicacias. Por ejemplo cuando se habla de la reunión del ex asesor presidencial y ahora director de Secretaría del Ministerio del Interior Nicolás Martinelli con los dueños de la tabacalera Montepaz o se nombra el medio millón de pesos que esa empresa aportó a la campaña de Lacalle Pou de cara a las presidenciales.

“Cómo pueden pensar que nosotros nos vamos a dejar influenciar”, parecen decir, como si fueran impolutas almas cuyo accionar está asegurado por la santa trinidad. Dígame la verdad, ¿no son demasiadas las cosas que encajan? Claro que genera sospecha. Lo mejor es que ellos en el fondo, saben que se ve sospechoso, pero lo hacen igual porque los compromisos asumidos son más fuertes que lo que piense la opinión pública. Pero además -se dirán a sí mismos y tendrán razón-, la memoria de la gente es de muy corto vuelo y ya se olvidarán.

Lo mejor de todo este embrollo que generaron es la incómoda posición en la que quedó el ministro Daniel Salinas, que debió salir a justificar una medida en la que no tuvo injerencia y que es altamente probable que no comparta. Es más, lo complica en sus aspiraciones de presidir la Organización Panamericana de la Salud (OPS), cargo para el que andaba haciendo campaña en las últimas semanas por toda América.

No se entiende mucho su salida en defensa del Decreto presidencial si uno no supiera que es un acto de disciplina partidaria -o coaligada-, porque estoy seguro que el Ministro no comparte el Decreto presidencial, pese a que declare otra cosa. Enaltecería su figura si renunciara, pero seguro que no lo hará o no lo dejarán hacerlo porque en la “colisión” de gobierno saben que separados más posibilidades de quedar fuera del gobierno en la próxima elección tienen.

Le confieso que nunca pensé que fueran a “meterle mano” a la regulación del tabaco. Hasta el más adicto fumador está de acuerdo con ella. Puede haber costado entenderla al principio -a este escriba le ocurrió eso-, pero al final nos fuimos adaptando y ya todos la acatamos sin chistar. A nadie se le ocurre fumar en un espacio público y cerrado, por ejemplo.

Me parece absurdo argumentar que permitiendo las cajas blandas se busca evitar el contrabando de cigarrillos, porque lo que hace que exista el contrabando, es el precio y no el tipo de caja. Los cigarros “truchos” -de las marcas más inverosímiles-, han circulado desde siempre, porque son más baratos que los de producción nacional o importados.

Es más, en cada esquina de 18 de Julio en Montevideo había vendedores de cigarros de contrabando, hace 25 o 30 años atrás y en ese tiempo todas las marcas uruguayas tenían sus cajas, sus logos distintivos y hacían toda la publicidad que querían en los medios, pero el contrabando proliferaba, porque eran cigarros más baratos y se vendían mucho aunque no fueran habituales para el paladar de los fumadores uruguayos.

Se lo dice un fumador, usted no va a evitar el contrabando porque permita que Montepaz venta cigarros en caja blanda; lo podría hacer si llevara el precio de los cigarros a los precios que se venden los “truchos”, pero eso se supone que no debería ocurrir nunca, porque una de las patas importantes de la regulación es cargar de impuestos a los cigarros para que salgan más caros, de forma de desestimular su consumo. Y con caja blanda o con caja dura seguirán valiendo lo mismo.

No, claro que el tipo de caja no va a hacer empezar a fumar a nadie, pero sí va en contra de las políticas que apuntaban al riesgo que tiene fumar. Y puede verse no tan negativo empezar a fumar, como lo han ido incorporando las nuevas generaciones de gurises y gurisas de este tiempo. La percepción de riesgo puede disminuir y ahí creo que es a lo que apuntan quienes cuestionan la decisión del gobierno.

Cierro, la verdad es que aunque fuera un acto basado realmente en una creencia honesta del gobierno, no deja de generar suspicacias; tampoco creo que al firmar el Decreto, Lacalle Pou no supiera el lío que se le venía, pero parece claro que los compromisos de campaña con los “malla oro”, hay que cumplirlos, aunque se vean mal.

Acá llegan al final las elucubraciones de mediados de setiembre. Parece que en siete días estaremos nuevamente acá, diciéndole un montón de cosas que no son importantes para nadie, pero que al escriba de pueblo, le dan vida. Hasta entonces.

 

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 20/09/2022: "No solo de gestos vive la humanidad, pero…"

5 minutos de lectura
Llegó el momento de aventurarse en la escritura de la columna elucubradora. Cada semana, nuevas historias esperan por ser descubiertas por un…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 06/09/2022: Guerra, la seguridad y la educación

5 minutos de lectura
Esto de estar con la estufa a todo trapo cuando comienza setiembre no me convence, pero así es el tiempo atmosférico y…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 31/08/2022: "De la vida, la fotografía y otros pasaportes"

5 minutos de lectura
Con los bolsillos agotados llegamos al final de agosto, deseando que eso que le llaman primavera se instale al ingresar el noveno…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!