Elucubraciones

Elucubraciones de verano: Los twitts de Bergara, las vacaciones del Presidente y más

3 Mins read

En estas semanas en que su periódico en edición papel no se ha publicado, han ocurrido hechos que bien merecen ser destacados en una columna elucubradora de verano, especial para la página web de La Semana.

Como ya estamos en abierto año electoral, cada candidato desarrolla distintas estrategias para llevar su discurso a los potenciales votantes en las instancias  que nos esperan en este 2024. A Mario Bergara parece que algún asesor le dijo que Twitter –ahora X-, es una buena plataforma para intentar convencer a su potencial “target” de votantes, que está orientado a una clase media alta, que pudo ser frenteamplista en algún momento, que luego migró hacia Talvi o al partido del propio Presidente y que ahora,  desilusionado de los multicolores, busca la forma más “ligth” para volver al FA.

Es así que “Marito” comenzó a “twiitear” hacia la interna del FA, le pegó al “Pacha” Sánchez por unas declaraciones sobre quiénes tenían más posibilidades de ganar la interna y le pegó a los promotores del plebiscito sobre seguridad social. También destacó distintas actividades sociales que apuntan a congraciarse con su pretendido potencial electorado.

Pero resulta que “Marito” se quiso hacer el conciliador de clases “twiiteando” luego de ver la película “La sociedad de la nieve” y tan confuso fue lo que escribió que no lo entendieron ni en la izquierda ni en la derecha y se llevó un montón de críticas por todos lados, al punto que debió hacer una aclaración pública. Y usted sabe tan bien como yo que no hay que aclarar, porque siempre se termina oscureciendo.

Respecto a la tragedia de Los Andes y la promocionada película, también tengo una opinión poco complaciente y políticamente incorrecta. A ver, aclaro, la película no la vi –como tampoco vi Viven-, y en principio me oriento a no verla (quien sabe, cuando se acallen los ruidos actuales quizás cambie de idea), por lo tanto no puedo opinar sobre sus cualidades o defectos artísticos, pero lo que sí creo es que es una historia sobrevalorada y utilizada ideológicamente, por lo cual nunca me sumé a las odas que se le cantan a los sobrevivientes y hoy también me quedo por fuera del impacto mediático que tiene todo el asunto.

Por supuesto que el hecho fue impactante, que fue una pena que hayan muerto todas las personas que murieron y todo lo que les pasó a los que sobrevivieron, pero elevarlos a la categoría de héroes fue estrategia de un régimen despótico que en paralelo a encumbrar a los sobrevivientes, asesinaba a cientos y torturaba a miles de uruguayos (¡Canessa, que en algún momento formó el Partido Azul y no alcanzó los mil votos, ahora es militante activo del Cabildo Abierto de Manini Ríos!), por lo tanto yo, me quedo por fuera de todo, al punto de negarme a mirar una película alusiva, sabiendo que lo acá escrito molestará, pero usted sabe que las elucubraciones no son para ser complacientes con nadie.

Un comentario final sobre este asunto, después del quilombo que armó con su Twitt, no he leído más nada escrito por Bergara (quizás publicó y no lo vi). ¿Será tiempo de cambiar la estrategia? Vaya uno a saber.

Otro asunto trascendente en el verano uruguayo en este período de gobierno han sido las vacaciones presidenciales. Tanto cuando era un orgulloso padre de familia que junto a su esposa andaban por los balnearios de Rocha, como ahora, que está en onda “soltero codiciado” paseando en moto cara por las avenidas fernandinas.

Curiosamente, cuando él anda distendido, paseando, siempre hay alguna cámara espía que lo capta y ya de inmediato se sube a las redes. Los que vivimos de la comunicación sabemos que eso se monta con un comunicado de prensa o con un mensajito de “whatsapp” (el presi estará en tal lado a tal hora); todo parece muy desestructurado, pero en verdad es un montaje más, porque nuestro Presidente, si algo sabe es hacerse el canchero. Pero bueno, gobernar es otra cosa.

Fuera de fronteras, el movimiento social argentino intenta combatir el cimbronazo de las medidas del ortodoxo Milei, Israel sigue con su plan de exterminio y los europeos no saben cómo salirse del fracasado respaldo a Ucrania, mientras los yanquis están en pie de guerra en el Mar de China y atacan a Yemen.

Como verá, el mundo no ha cambiado tanto con el nuevo año. Los humanos seguimos siendo los mismos y vivimos, como vamos pudiendo. Nos encontramos el 23 en la edición papel, comenzando un nuevo año elucubrador.

Imagen ilustrativa, tomada de la web.

Por Javier Perdomo.

Related posts
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "Realidad aumentada"

5 Mins read
Mientras todos piensan en lo que pasa en carnaval, en las elucubraciones semanales podemos llegar a ponernos a meditar sobre los problemas…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "Entre miedos y murgas"

5 Mins read
Y finalmente llegó el verano a este insignificante punto del planeta tierra. Pasamos todo enero esperándolo pero apareció en su último día,…
Elucubraciones

Elucubraciones 2024: Divorcio presidencial y el papel del Estado

5 Mins read
Dicen que comenzó el carnaval más largo del mundo, pero para la columna elucubradora eso no es novedad alguna, porque acá se…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!