Cultura

Víctor Heredia y su actuación en la novena Fiesta del Medio Tanque en balneario Kiyú

7 Mins read

Confirmando que se ha transformado en un clásico del verano musical en el balneario Kiyú, la Fiesta del Medio Tanque celebró su novena edición con dos buenas jornadas el viernes y el sábado, con la organización de Oscar Ríos (y un equipazo que cubre todos los puestos), y el apoyo de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (FENAPES).

El público acompañó de buena manera, con sus sillas playeras estratégicamente instaladas en la calle hasta altas horas de la madrugada junto al escenario montado de espaldas a la avenida, en la esquina del resto pub Inquieta sobre la Parada 14.

MEDIO | En su primera mitad del viernes el Medio Tanque ofreció a Gerardo Dorado “El Alemán”, Gabriel Otero, Grupo Generaciones y el cierre con el espectáculo 2024 de Sociedad Anónima que se prepara para presentarse en el Teatro de Verano Ramón Collazo.

Calidad y variedad es lo que se le puede exigir a cualquier menú y el evento tuvo ambos ingredientes en cantidad suficiente para que el público no se quisiera ir, por eso cuentan las buenas lenguas que con el mismo buen ambiente se armó “bailongo” callejero hasta casi las cinco de la madrugada.

LLENO | Y para completar el tanque o ponerle la tapa al medio del día anterior, el sábado venía prometiendo un cierre apto para todos los públicos, desde adolescentes hasta los que ya salen al cuidado de sus nietos.

En su tercera presencia artística en Kiyú el legendario compositor y cantante argentino Víctor Heredia probó una vez más la total vigencia de una trayectoria de casi 60 años en Latinoamérica y el mundo con un repertorio perfectamente coreado por la concurrencia, fundamentalmente por entusiastas jóvenes.

El sábado, con una noche bastante fría, la apertura estuvo a cargo de Rubén y Pía Rodríguez con un repertorio que empezó a climatizar el ambiente. El Canario Martínez le puso diversidad a su presentación, que transitó por distintos géneros y versiones, que también animaron a la improvisada platea.

Carlos Alberto Rodríguez con su cálida y talentosa propuesta popular dejó la vara muy elevada para los que sería el cierre de la noche con la presencia de Víctor Heredia.

BREVE | Este medio había acordado una entrevista con el cantante argentino para antes de su actuación y la emoción y expectativa de este cronista, a la espera del arribo de la enorme Van que le trasladaba desde Buenos Aires junto a sus músicos y equipo de producción, era enorme.

Quedó el gusto a poco por lo breve del contacto, ya que sus asistentes le cuidan mucho la garganta y no deseaban que hablara mucho antes de cantar. Sin embargo cada minuto de sus respuestas fueron riquísimas, amables y cargadas de su amplísima visión del mundo y de la cultura, de la América Latina postergada, de su inquebrantable compromiso social por las principales causas y su convencimiento de que la música es una herramienta siempre vigente para denunciar y concientizar.

El tema Sobreviviendo está cumpliendo en 2024 sus 50 años y las causas que inspiraron a Heredia en la composición siguen hoy tan latentes como ayer. Al referirse a la canción, Heredia sonrió y dijo que “es increíble, uno piensa que a una canción se le pueden modificar algunas cosas y que incluso pueda llegar a concientizar, pero parece ser que hay un sector de la sociedad que no acepta la posibilidad de vivir mejor y eligen ir para atrás, pero es nuestra tarea seguir insistiendo”.

EMERGENTE | Tan convencido como de lo anterior se mostró al decir que “la cultura siempre ha sido una voz emergente, es absolutamente popular porque se nutre de la acción colectiva, de las expectativas colectivas, de los sueños y esperanzas. Yo digo que nunca marcha en la primera línea, pero acompaña y creo que lo más honorable que puede hacer la cultura es asumir realmente ese acompañamiento, sin ningún tipo de dudas”.

Heredia pertenece a una generación que está desapareciendo físicamente. Abrió la marcha, forzadamente, Víctor Jara en Chile, partió luego Mercedes Sosa, más acá se fueron Zitarrosa y Viglietti y cabe preguntarse si hay nuevas generaciones levantando aquellas banderas comprometidas. El artista respondió que él siente que “hay jóvenes pero no tienen la oportunidad de que su obra sea difundida en los grandes medios hegemónicos de comunicación”.

Explicó luego que esos medios “eligen otra cosa, porque es más fácil hoy desde las redes o plataformas como Youtube, Spotify y muchos etcéteras,, reseñar aquellas cosas que les interesan concretamente a los grandes monopolios, a los grandes capitales y que no tienen, justamente, eso que tenía aquella propuesta cultural que está basada precisamente en las luchas y las causas populares que les son ajenas”.

JOVENES | No obstante, dijo que hay excepciones y mencionó en Argentina, “un joven que se llama Wos, otro que se llama Trueno, con los que hemos hecho algunas cosas y que tienen al menos la intención de señalar y de mostrar algunas de las cuestiones críticas que deberían ser modificadas en la Argentina”.

“Pero es cierto que esa generación que está desapareciendo y que sembró con tanta esperanza y yo diría hasta con ilusión, no ha podido ver hasta el momento el retoño de su siembra todavía”, comentó.

Sobre la eventual comunión generacional, el compositor dijo que “las viejas y las nuevas generaciones no necesariamente deben estar unidas por un puente específico, sencillamente creo que aquella propuesta tiene una idea más poética, ojalá que alguno de los chicos que hoy hace música y que intenta proyectarse a este universo social lo haga desde allí, desde la poesía, pero hay que hacer un trabajo muy profundo, leer mucho y hoy no es costumbre en los chicos, que están todo el día en sus pantallas, aunque en las pantallas también pueden haber buenas cosas para ellos”.

Por último, ya al borde de ser desalojados por el cuidadoso manager, al consultarle sobre la diversidad que ofrecen los festivales de un tiempo a esta parte, dijo cree que “esa diversidad no está mal, justamente creo que las barreras musicales se crearon e intentaron imponerse para mantenernos separados y que la posibilidad de cantar junto a otros compañeros que tienen una mirada estética distinta y también de formación musical diferente, es muy sana, me gusta mucho eso”.

ACTUACIÓN | La aparición de su figura en el escenario, su paso lento y su posicionarse en una silla ante el micrófono fue continuamente acompañado por el aplauso cerrado de la concurrencia, donde había una nutrida amalgama de edades. Particularmente sorprendió que los más jóvenes aprobaran con exclamaciones y aplausos los primeros acordes de “Ojos de Cielo”, el tema elegido para abrir un bellísimo y cuidadosamente seleccionado repertorio.

El entusiasta “coro comunitario de Kiyú”, como el propio Heredia lo calificó al agradecer el apoyo, demostró que sin lugar a dudas una trayectoria de casi seis décadas mantiene al artista –que mañana miércoles 24 cumplirá sus 76 años de vida–, en una muy particular vigencia.

Los siguientes dos temas evocan la cultura indígena de esa Catamarca que sigue padeciendo las mismas carencias de hace 60 años; dos versiones de Taki Ongy en las que el compositor, utilizando lenguajes indígenas mezclados con el español reafirma sus creencias en los derechos arrebatados a los pueblos originarios y lamenta la agresión a la Pachamama que es devorada por la sed de riqueza, que destruye los recursos naturales elementales para la vida.

“Razón de Vivir” fue prácticamente interpretada al unísono entre el artista y su público, al que alentaba con el “vamos Kiyú” ante los estribillos.

Heredia interpretó con la acostumbrada emoción el tema “Viejo Matías” que recuerda a su padre al que acompañaba de niño hasta la Estación de Paso del Rey, en la provincia de Buenos Aires, cuando se iba a trabajar. Si uno revisa registros disponibles, se percibe siempre un toque de profunda emoción en su interpretación.

La nostalgia de algún amor puso toques reflexivos cuando surgieron los primeros acordes de “Bebe en mi cántaro” y enseguida “Bailando con tu sombra” que marcan dolores y alegrías que todos recogemos en la vida y fundamentalmente cuando se han vivido tan intensamente 76 años.

No podía faltar la evocación a su amiga del alma Mercedes Sosa, “la Negra” entrañable con quien el artista compartió un fructífero trayecto en los escenarios de Latinoamérica y el mundo cuando sonó “La Cigarra” y vaya que Heredia ha podido superar “la mano con puñal” para seguir cantando a pesar de los pesares y felizmente para su público seguidor.

Ya en el anunciado cierre de la presentación, pasada largamente la una de la madrugada, el músico invitó a subir al escenario a un emocionado Carlos Alberto Rodríguez para que le acompañase a interpretar nada menos que un casi himno, “Sobreviviendo”, que su compositor, hace exactamente 50 años, ha ido “actualizando” en su texto y ha sabido cambiar la tragedia de Hiroshima por la de Malvinas porque “uno nunca piensa que las circunstancias que inspiraron una letra puedan persistir tanto el paso del tiempo”.

Obviamente que el “coro comunitario local” respondió en el acompañamiento y el “sooobreviviendooooo” hizo que el frío de la noche no se sintiera tanto.

El cierre fue con un clásico manifiesto de por qué a pesar de los muchos objetivos por lograr Todavía cantamos, “a pesar de los golpes que asestó en nuestras vidas el ingenio del odio”. Y tras una sentida y breve despedida el artista bajó del escenario para volver al refugio de la Van en la que llegó.

Víctor Heredia es una leyenda viva, uno de esos estandartes de la música y la cultura popular latinoamericana y todavía sigue cantando, sigue pidiendo, sigue soñando y esperando que las temáticas que ha abordado a lo largo de su trayectoria dejen de tener razón de ser y sigue confiando en las nuevas generaciones, apostando a los jóvenes raperos como Toro y Wos que con su estilo propio y sus estéticas urbanas reclaman su lugar, delatan sus dolores y gritan su sueños, por su derecho a decir que quieren vivir en un mundo diferente.

Imagen de la página de Facebook de FENAPES.

Por Jorge Gambetta.

Related posts
Cultura

Quedó inaugurada una muestra pictórica en el Macció por los 112 años del teatro

1 Mins read
En el marco de los 112 años del Teatro Macció, quedó inaugurada este miércoles la muestra del artista plástico Manuel Rosé. Las…
Cultura

Guitarristas invitados a participar de un homenaje a Artigas, frente al monumento, interpretando "A don José"

4 Mins read
El natalicio del general José Artigas siempre convoca a los uruguayos y un tema musical inevitable para la ocasión es “A don…
Cultura

Libros para llevar en papelería de Libertad, mediante donación de Rotary

1 Mins read
El Rotary Club Libertad, con el apoyo del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), dispuso en la papelería Índigo, un conjunto de…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!