COVID19Cultura

Actriz Leonor Chavarría habla de «Amor en cuarentena», la obra teatral por WhatsApp que recorre América

7 Mins read

Las salas teatrales fueron los primeros espacios cerrados en el inicio de la pandemia y todo hace pensar que serán los últimos en reiniciar sus actividades. Cientos de colectivos y artistas llevan más de un año – con un mínimo intervalo –, sin poder trabajar, miles de espectadores pueden ir a templos o restaurantes, pero no al teatro ni a un concierto musical.

Hemos dado cuenta desde estas páginas de varias propuestas artísticas que se ofrecen por diversos medios virtuales. Distintas plataformas tecnológicas han permitido a algunos artistas realizar propuestas de mínima efectividad retributiva. En mayo de 2020, ante la inactividad e incertidumbre que imperaba en el ambiente artístico y cultural surgió “Amor de Cuarentena”, una obra del argentino Santiago Loza que tuvo a Uruguay como su primera experiencia para luego recorrer el continente y llegar a Europa.

Dirigida por Ximena Echeverría, la obra cuenta con ocho actores y actrices: Gustavo Saffores, Noelia Campo, Victoria Rodríguez, Nacho Cardozo, Leonor Chavarría, Germán Weinberg, Delfina Martínez y Rogelio Gracia.

LA OBRA| Lo novedoso de la obra es que está escrita para llegar al espectador virtual a través de WhatsApp en 14 mensajes diarios emitidos por el actor o la actriz que se elija al comprar la entrada a través de una red de venta y trata del contacto de un amor del pasado que en tiempos de aislamiento y pandemia evoca historias de su vida y sus emociones.

La Semana dialogó con la actriz, docente, dramaturga y directora maragata Leonor Chavarría, que ha tenido la oportunidad de actuar en distintas obras por medios virtuales como “Dos Hermanas” de Anthony Fletcher o “Casi Dahiana”, monólogo de su autoría que participara del ciclo “Ellas en la Delmira”, que el pasado 5 de junio fue emitida por TV Ciudad y también fue seleccionada para formar parte del elenco de “Amor de cuarentena”, que tiene ahora una reposición a total beneficio de la Coordinadora de la Red Uruguaya de Ollas Populares.

Sobre este tipo de herramientas Cheverría dijo que “tampoco para el teatro, es una solución, en mi caso personal por suerte me han salido otros trabajos que tienen que ver con la actuación, que no son de teatro pero sí tienen que ver con la actuación, eso de alguna forma me permite no estar pasando un momento muy complicado como algunos compañeros están pasando”.

Sobre “Amor de cuarentena” la actriz dijo que “fue un proyecto que se inició el año pasado con dos salidas, al ser una obra que sale por WhatsApp sale en partidas de 14 mensajes. Se podía comprar para una partida o para la otra, este año lo que hicimos fue generar una partida destinada totalmente a las ollas populares. Cualquier persona podía colaborar con la coordinadora con el 100% de la recaudación, por ahora esta propuesta es una sola partida a partir del 10 de junio, todavía no sabemos si habrá una segunda partida, estaremos hasta el 24 enviando los mensajes de esa partida”.

Chavarría explicó que “fue una idea de ‘Nacho’ Fumero que el año pasado cuando comenzó la pandemia, por marzo o abril de 2020, comenzó a pensar esta idea con Santiago Loza que es el escritor, que fue el que generó todo el texto y los puntos de partida de cada uno de los artistas”.

Agregó que la directora Ximena Echeverría “nos convocó a cada uno para que con esos textos como punto de partida, cada actor generara un material. Nos dio la libertad de que nosotros integráramos fotos, videos, música. Cada día tiene su toque diferente y lo que está buenísimo es que cada actor tiene su mundo en ese mismo texto, eso es parte también de la creación de Santiago para que con un texto que es alucinante, tuviéramos la posibilidad de poder volar con la creación como objetivo”.

Chavarría dijo que “me copó mucho la propuesta porque al tiempo que me daba mucha libertad para crear también me sentía partícipe de ese mundo que estaba mandando por WhatsApp. También cada actor decidió el horario para que se mandara el mensaje, por supuesto que no se manda de madrugada, pero en función de lo que mandábamos, también decidíamos en qué horario del día mandarlo, la propuesta sorprende por ese lugar también”.

NOVEDOSO| El espectador puede elegir qué actor le mandará los mensajes. “Es algo que raya entre la realidad y la ficción, es un pretil que está buenísimo porque estás recibiendo durante 14 días esos mensajes”, dijo la actriz y agregó que “se tiene esa cercanía de que es un mensaje directo, que no es lo mismo que la distancia de una pantalla o del teatro, sino que está en tu casa y se produce cerca de ti y de alguna manera uno puede estar espiando la historia de otro, dejándose seducir por esa historia, no es para que te creas que ese actor es tu ex, pero tiene el plus de que te llega a vos”.

Chavarría explicó que “los mensajes fueron grabados el año pasado y hay una plataforma que los manda según una programación de acuerdo a como nosotros queremos que se manden. Los textos son iguales en cada día para todos los actores, las diferencias están en cómo cada uno armó la historia, con sus fotos, sus músicas o sus videos”.

La actriz agregó que esta propuesta “se inició acá en Uruguay el año pasado y después empezó a rodar por toda Latinoamérica en Argentina, en Brasil, Paraguay, Colombia, Ecuador y también en España; quizás me pueda quedar algún otro país, pero después que se hizo acá por la repercusión, por la devolución de la gente, se hizo en esos otros lugares”.

CASTIGO| Sobre la utilización de estas nuevas herramientas Chavarría dijo que “son lenguajes diferentes, yo rescataría que es otro trabajo, es nuestra búsqueda. Nosotros queremos que los teatros abran, a la mayoría del colectivo teatral le parece injusto que los teatros permanezcan cerrados porque nunca hubo un foco de contagio y cuando abrimos teníamos un aforo del 30% que es bajísimo, cuando en una sala normal la trazabilidad de los espectadores es muy fácil de verificar, porque el espectador estará sentado en un mismo lugar, sin recorridos durante la función, no hay movilidad”.

Para la actriz la situación de inactividad “es casi como un castigo a la cultura, eso es lo peligroso de esto. Si miramos lo que está abierto y lo que no, para mí es peligroso el establecer qué es prescindible y qué no lo es para la sociedad. No ha habido contagios en un teatro, eso es lo que nos resulta más doloroso, queda en evidencia el lugar que tiene la cultura en un país”.

Sobre las herramientas tecnológicas, Chavarría dijo que “me parece necesaria la búsqueda de otros lenguajes en la medida que cada artista lo necesite y no porque es lo que le queda, yo siempre he sido inquieta en buscar otros lenguajes  pero para enriquecer lo que hago, siempre ha sido esa la movilidad de lo que hago, lo que me parece injusto es que los lenguajes limiten lo que uno puede hacer, porque en definitiva eso es lo que nos queda y no lo que queremos hacer, porque en este momento no nos dejan trabajar en el teatro. Eso es lo real y a ninguna otra actividad le está pasando eso”.

A la artista le parece peligrosa “esa etiqueta de prescindible o no en una sociedad que está perfilada a lo productivo y no a lo que nos enriquece como personas y creo que de a poco nos vamos alejando no sólo del contacto con otras personas, sino además del contacto con nosotros mismos y con otras lecturas de la realidad que es lo que habilita el arte”.

Agregó que “se nos aleja de lo rudimentario y de la magia de que una persona te pueda contar una historia, eso es lo que nos está costando como seres humanos me parece, no solo en el alejamiento de nuestros seres queridos, en los abrazos, en el miedo a estar juntos, por supuesto que no niego el cuidado real que debe existir, pero al fomentar el miedo se nos está alejando de las formas más puras del estar juntos”.

PASE VERDE| Sobre la posibilidad planteada desde el MEC para establecer un “pase verde” para poder concurrir a los teatros Leonor Chavarría dijo que “no es algo que se hizo para paliar una realidad del sector, una realidad en la que las pequeñas salas de teatro que están cerradas desde marzo del año pasado Efectivizar un sistema como el pase verde donde tienen que implementar hisopados a los espectadores es impensable, ¿quién paga todo eso? El teatro no lo puede hacer, los actores no lo pueden hacer”.

La actriz y docente agregó que para “un sector que viene apaleado hace más de un año, que lo mantienen cerrado, que no se le permite trabajar, es como una tomada de pelo, no es algo aplicable para el sector en términos económicos y sanitarios, ¿quién puede costear eso? Salas como el Solís o el Sodre con el respaldo del Estado tal vez sí, pero las salas independientes no pueden”.

Chavarría explicó que la mayoría de los espacios independientes “vienen tapando agujeros y generando deudas desde hace muchos años, porque esto no es algo que tenga que ver sólo con un gobierno o con una pandemia, el fortalecer al sector es una necesidad de años”.

Recordó que “hace muy poco que nosotros somos trabajadores para el Estado, sin embargo es una de las profesiones más viejas del mundo y recién hace unos 10 años se generó un estatuto real que nos reconoce como para cobrar como una cooperativa, pero siempre fuimos trabajadores en negro”.

Para Chavarría “el etiquetar todo en función de la identificación con un partido político es como de una cabeza muy neandertal, es pensar que todos los artistas piensan igual o que tienen una corriente política y que eso pueda cambiar el que ese actor pueda trabajar o no, por eso me parece peligroso que se romantice la exploración de otros lenguajes y no tiene que ver con eso. Obvio que si nuestro amor creativo tiene que ver con explorar las tecnologías puede ser alucinante, pero el tema es que sea una opción y no la única alternativa, si no es muy perverso”.

Finalmente sobre su monólogo “Casi Dahiana”, Chavarría dijo que “quedan algunas funciones pendientes. Dos presenciales en la Sala Delmira Agustini y tres en el interior, una en Canelones, otra en Maldonado y otra en San José y queda también el Fortalecimiento de las Artes que sería una recorrida por los barrios de Montevideo. Mi idea es poder moverla y me encantaría poder estar en algún momento por la Casa de la Cultura de Libertad donde tengo amigos que siempre abren las puertas y generan encuentros que es lo que estamos necesitando todos”.

Sin dudas la pandemia ha desnudado las vulnerabilidades que el sector cultural y artístico arrastra hace años, la tecnología sólo es una opción para algunos pocos y en todo caso debería ser una herramienta más entre muchas opciones, no la única alternativa.

Por Jorge Gambetta.

Related posts
Cultura

Semana del Tango en Libertad: el "Chileno" Rojas actúa en la casa junto a Andrés Deus

2 Mins read
La Dirección General de Cultura de la Intendencia de San José dio a conocer la programación para lo que será la Semana…
Cultura

Franco Centurión presenta su muestra "Frágil" en Casa de la Cultura

1 Mins read
Este viernes 21 de junio abrirá en la Casa de la Cultura de Libertad la muestra “Frágil” del artista plástico Franco Centurión….
Cultura

En vacaciones de julio será tiempo de "Jugar" en Casa de la Cultura

4 Mins read
En vacaciones de julio llega a la Casa de la Cultura de Libertad una nueva propuesta escénica de Micaela Lema Pedroso y…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!