Variedades

Marion Woodman y sus estudios sobre la psicología femenina

5 Mins read

La igualdad de derechos y el protagonismo en cualquier disciplina, que estuvieron vedados durante siglos para las mujeres, en las últimas décadas ha comenzado a cambiar, gracias al trabajo mancomunado y a la lucha constante y comprometida de muchas mujeres, que reivindicaron todo aquello que les fue negado.

Muchas lo hicieron desde la política, la filosofía, otras desde la ciencia, la educación, la literatura, pero todas desde sus más profundas convicciones del rol que la mujer tiene y debe ocupar, trascendiendo viejos paradigmas patriarcales que opacaron e hicieron tanto daño a la mujer en particular, pero también a la sociedad toda.

POSTURAS | Muchas de esas mujeres que supieron entender la realidad que vivían tantas mujeres, ya no están en este plano, aun así, dejaron un legado que permanecerá para fortalecer y dignificar la vida de cada una. Una de esas mujeres es la escritora canadiense Marion Woodman.

Nacida en 1928, se destacó como terapeuta y analista junguiana. Entrenada en el C.G. Jung-Institut Zürich, Suiza, es una de las autoras más ampliamente leídas sobre psicología femenina. Sin embargo, su obra se enfocó en analizar e interpretar la psicología de mujeres y hombres.

Su trabajo estuvo dirigido a explorar el llamado del alma en la vida de hombres y mujeres, la importancia de enraizar el espíritu en el cuerpo y la urgencia por reinstalar lo sagrado femenino en la sociedad.  Es la autora de libros tan importantes como “Los frutos de la Virginidad”, “La adicción a la perfección”, “Abandonar el hogar paterno”, “Bailando entre llamas”.

Decía Woodman, “cuando hablo de lo femenino, no me refiero al género. Me refiero al principio femenino que vive -o es reprimido- en hombres y mujeres. El principio femenino busca relacionarse. En vez de separar las cosas en diferentes partes, dice: ‘¿En qué somos parecidos? ¿Cómo nos conectamos? ¿Me puedes escuchar?”. Por ello entendía Woodman que el principal trabajo de este momento es recuperar lo femenino en la cultura.

En entrevistas que le realizaron, hacía hincapié en la importancia del lado débil de hombres y mujeres, al que asociaba a las adicciones de toda índole. Entendía que aquello que sigue latente de nuestra infancia, es la causante tanto de las acciones creativas, así como de las más enfermizas adicciones.

Nuestro lado débil es el lado adictivo, así que sólo funcionará una terapia si trabaja con ese lado inmaduro/infantil que el individuo es en última instancia. La cadena es tan fuerte como lo sea su eslabón más débil. Es ese lado débil el que está involucrado con la divinidad, tal como yo lo veo. Esa parte infantil tan incontrolable, tan exigente y tan tiránica, es al mismo tiempo la que trae la alegría y la creatividad a la vida. Esa parte es el alma que nunca puede ser silenciada y que, enterrada en la materia, anhela el espíritu. Un anhelo de alcohol, la anorexia, bulimia, la drogadicción, el fanatismo religioso, el victimismo… simbolizan un anhelo de espíritu”, decía.

Está demostrado que la primera infancia es fundamental en la vida de las personas. Esa etapa deja huellas que permanecen durante la adultez y en caso de ser experiencias dolorosas, provocarán, según la escritora, un camino de adicciones que podrán revertirse tratando y sanando esas vivencias traumáticas. “Pregúntate: de niño, ¿quién te veía? ¿Quién te escuchaba? ¿Había alguien ahí con quien pudieras ser completamente tú misma y a quien pudieses confiar tu corazón y las respuestas de tu alma? Alguien que te hiciera pensar: ‘Dios mío, soy alguien. Están felices de que esté acá’”.

Entendía Woodman que esa herida provoca mucho más de lo que imaginamos y que se trata de una desconexión de la parte más importante, el espíritu. “No imaginarían la cantidad de personas -hombres y mujeres- que han llorado en mi consultorio, diciendo: ‘Nadie me vio jamás. Nadie tuvo tiempo de escucharme. Soy indigna de amor’. De niños, esas personas fueron criadas en un ambiente en el que lo femenino estaba ausente”, dice.

Para Woodman es importante para superar esta situación, entender que se trata de un tema personal, nadie puede saber qué piensa o siente otra persona en realidad, por eso es necesario aprender a escucharse, saber qué cosas son importantes para cada uno.

“Tomarse tiempo para escuchar los propios sueños y anotarlos. Tomarse tiempo para reconocer que hay cosas en tu interior que necesitan ser sentidas, dichas, vividas o lloradas. Prestarle atención a nuestro yo auténtico”.

Argumentaba la escritora que saber quienes somos realmente, es lo que nos da poder, pero no poder sobre otros, sino el poder de la persona que cada uno es. Explicaba que todo se relaciona con el amor, el que entiende, mueve a las personas desde su propia esencia.

“El poder que habla de controlar a otra persona es muy distinto al poder que emana de la propia presencia. Esa clase de poder -el poder patriarcal- no valora a los demás. El amor, la energía amorosa, es el verdadero poder. Cuanto más expreses esa energía, más verás cuánto responden las personas a él y más querrás usarlo. Esta energía saca a la superficie tu creatividad y ayuda a que los que te rodean florezcan: tus hijos, las personas con las que trabajas… todos florecen”.

EL ALMA | La escritora junguiana entendía que existía un camino esencial para no caer en adicciones o en la desesperanza y que tenía que ver con la relación con el alma. “Si no tenemos tiempo de escuchar el alma, de escuchar sus valores, de permitirle adentrarse en lo divino femenino que nos conoce desde antes de que naciéramos, de vivir esa realidad, sobreviene la desesperanza. Y cuando se instala la desesperanza, la cultura sufre. Las personas se vuelven hacia las adicciones para intentar vivir. No pueden lidiar con la agonía implícita en la vida real”, decía.

“La Gran Madre se convierte en comida, tanta comida como puedan meter en su boca, porque el agujero es muy grande. No se puede alimentar el cuerpo para saciar un hambre espiritual; la adicción es un hambre espiritual. Lo espiritual requiere alimento espiritual. El alcohólico busca el espíritu en una botella. La Gran Madre, a quien todos añoramos, se convierte en comida, en dulzura, en cobijo”, agregaba.

Marion Woodman trabajó con el objetivo de ayudar a encontrar el necesario equilibrio para trascender las más profundas heridas del alma, entendiendo que eso podrá darse a través de hacernos responsables para sanar el cuerpo, el alma y el espíritu.

Expresaba que nos ha invadido tanto lo externo que hemos olvidado nuestro propio ser divino. “Hay demasiadas personas que nunca dan lugar a escuchar en ese silencio a su niña interna y corren por ahí buscándolo en el exterior. Tarde o temprano, esa criatura divina comenzará a gritar…Así, la adicción puede estar tratando de conectar con el dios o la diosa incorpóreos que necesitan encarnar en cada persona. Todo el camino está marcado por el trágico temor de no ser amados y ese terror nos lleva a un comportamiento autodestructivo”.

Marion Woodman trabajó hasta pocos meses antes de su muerte, el 9 de julio de 2018 a la edad de 89 años, manteniendo desde siempre su compromiso en el camino hacia una real conexión con el alma.

“Una cosa ha quedado grabada en mi conciencia. Como sea que llamemos a estas dos polaridades que crean el equilibrio de energías en nuestros cuerpos y en nuestro planeta –masculino/femenino, Shiva/Shakti, yin/yang, espíritu/alma, trascendencia/inmanencia, hacer/ser–, somos hoy responsables de hacer espacio para la sanación del cuerpo, el alma y el espíritu. Nos dirigen en el proceso evolutivo guías divinos a través de nuestros sueños, nuestros síntomas, nuestro planeta. Están emergiendo nuevos valores, valores femeninos y valores masculinos que están libres de abuso patriarcal. Una armonía totalmente nueva nos espera en el nuevo milenio”, decía.

 

Por Yudith Píriz.

Related posts
Variedades

El ananá, una fruta que ayuda a mantener sano al organismo

4 Mins read
Para esos días que aún mantienen altas temperaturas, siempre es recomendable  buscar alimentos frescos, ricos y que permitan al organismo estar nutrido…
Variedades

El enfoque holístico de la salud de Jesús Costa

5 Mins read
La salud de las personas es una temática que siempre interesa y de la cual, cada día pueden conocerse enfoques o perspectivas…
Variedades

La vitamina D y su rol fundamental en múltiples funciones del organismo humano

4 Mins read
Un adecuado aporte de vitaminas a la dieta, siempre hace la diferencia entre una buena alimentación y otra con carencias. Todas las…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!