Variedades

Condimentos, el supremo sabor

4 Mins read

Cada preparación tiene sus sabores exclusivos y característicos los que, en casi todos los casos, requieren de un suplemento específico o una mezcla de ellos, que tienen la función de potenciar y darle un toque especial a cada plato.

Los condimentos en general, son compuestos alimenticios, utilizados desde hace siglos para sazonar, mejorar o realzar el gusto de los alimentos, haciéndolos más apetitosos, más digeribles, para conservarlos mejor o aun, para complementar o lograr armonía entre todos los ingredientes de la preparación.

 

CARACTERÍSTICAS| Estos productos han tenido un gran protagonismo en las diferentes civilizaciones, en las que se empleaban principalmente para mejorar la conservación de los alimentos, darles sabor y también con fines medicinales, sin olvidar que fueron moneda de cambio e incluso objeto de conquistas a través de la ruta de las especias.

Pero más allá de sus primeros usos, lo más destacado es el realce que le otorga uno o la mezcla de varios condimentos, a las  preparaciones, en las diferentes cocinas del mundo.

Ese quizá haya sido el motivo principal que los ha mantenido en el tiempo y en la actualidad incluso, se ha ampliado su variedad, y sobre todo, sus diferentes mezclas, las que brindan sabores más específicos.

Desde siempre, las personas han tenido el interés de encontrar nuevos y atractivos sabores, y muchos de ellos se han conseguido a través de la incorporación de preparados a base de especies, sin perder de vista que muchos de los condimentos brindan además, interesantes beneficios para la salud. Estos aspectos indudablemente han promovido su uso, ya no para ocasiones especiales sino para la alimentación diaria, además de llevar a que el mercado de estos productos, esté en constante crecimiento y reinvención.

También, el aumento en su consumo está dado por una gran variedad de platos que,  inmigrantes de diferentes partes del mundo han incorporado desde sus tierras natales en los países a donde llegan.

Los condimentos contribuyen en buena parte a caracterizar la sazón o gusto con el que cada pueblo disfruta más. Por ejemplo, la mantequilla para el francés, el aceite, el ajo y el azafrán para el español, el queso parmesano y el tomate para el italiano, la mostaza para los ingleses, la crema para los escandinavos, el ají para el mexicano, la salsa Ketchup para los norteamericanos, la paprika para los húngaros, el yogurt para los rusos y centroeuropeos o el sofrito para los venezolanos.

.

TIPOS | Las mezclas o sazonadores de especias se presentan en el mercado con títulos atractivos, como por ejemplo: toque italiano, chino, ibérico, etc. En otros casos, el nombre responde al del alimento al que van destinados: sazonador de pasta, de carne, de barbacoa, de pescado, etc.

Por ejemplo, el toque ibérico, a base de pimentón, sal, morrones secos, cebolla, romero, ajo, perejil, pimienta negra y tomillo. El sazonador para pasta, el que lleva albahaca, orégano, sal, tomate deshidratado, ajo, cebolla y pimienta negra.

Otra puede ser la salsa barbacoa, a base de pimentón, salvia, orégano, sal, pimienta, clavo y agentes aromáticos naturales o el sazonador a las finas hierbas, que incluye tomillo, orégano, albahaca, perejil, laurel, estragón y salvia. También están los sazonadores para pescado o pollo.

En algunos casos, también se da que algunos condimentos pasan a ser un ingrediente más dentro de la preparación, como es el caso del ají en la comida mexicana, de la cebolla o el ajo.

Y una de las características principales que debe cumplir un  condimento o especia, es que deben añadir color y sabor a la preparación,  pero siempre que estos no alteren el verdadero sabor del plato que se quiere lograr. Por ello, poder cocinar platos ricos y sabrosos usando condimentos, es toda una técnica culinaria en la que debe conocerse el sabor de cada especia o sus mezclas para que, al llevarlos a la preparación, esta no pierda su autenticidad.

Debido a ello y según los especialistas en gastronomía, los condimentos deben proporcionar un contraste o un aroma al plato, pero sin anular el sabor real del ingrediente principal. La regla general aconseja que se añadan en pequeña cantidad y poco antes de terminar la cocción del plato, dejándolos apenas cocinar para que el plato pueda extraer de ellos su máximo sabor. Los más usados son: hierbas aromáticas, sal, vinagre, limón, ajo y especias como pimienta blanca o negra, clavo, nuez moscada, entre los más convencionales.

En cuanto a algunas de las propiedades de los condimentos o especias para la salud, se pueden citar: los aperitivos, que estimulan el apetito, ya que al aumentar el sabor y aroma de los platos, incitan a comer más.

Estos productos también son muy utilizados por ejemplo en las personas que deben controlar la ingesta de sal, ya que permiten reducir la cantidad que se añade a los alimentos, lo que es muy positivo para hipertensos y quienes padecen insuficiencia cardiaca o renal.

También algunos aumentan las secreciones digestivas, provocando un incremento en el volumen de las mismas y ayudando a tener una mejor digestión. Otros reducen las flatulencias: muchas hierbas aromáticas contienen esencias de acción carminativa, ayudando a disminuir los gases intestinales.

Además algunos siguen utilizándose como conservantes de  alimentos, por ejemplo el tomillo, el chile y especias como el clavo o la canela, poseen propiedades antifúngicas, al inhibir el crecimiento de hongos.

En el caso específico de las hierbas aromáticas, las que se usan con fines gastronómicos o medicinales, deben emplearse siempre en dosis controladas y a excepción del laurel, que se usa en seco, las hierbas aromáticas aportan más sabor y aroma a los platos si son frescas. Gracias a los aceites esenciales que contienen, constituyen un acompañamiento idóneo para los alimentos. Algunas de ellas son: eneldo, laurel, salvia, romero, perejil, albahaca, tomillo, comino, ajedrea, hinojo, anís verde, orégano, ajedrea, entre otros.

En cuanto a las especias y algunos condimentos, hay que tener en cuenta que a pesar de sus beneficios y el sabor que brindan a las preparaciones, resultan algo invasivas e irritantes de la mucosa gástrica para aquellas personas que presentan un estómago delicado por lo que, consumirlas con moderación y en pequeñas cantidades, en esos casos, es de gran ayuda para evitar que provoquen desórdenes en el organismo.

Imagen tomada de la web.

Por Yudith Píriz. 

Related posts
Variedades

La importancia del colágeno para la salud integral del organismo

5 Mins read
Muchos de los nutrientes que el organismo necesita para su buen funcionamiento están presentes en las dietas, sobre todo en aquellas que…
Variedades

En invierno, hay que reforzar la dieta para mantener las defensas altas

5 Mins read
Para la temporada de días fríos, las defensas que el organismo debe emplear para contrarrestar y vencer a gérmenes y virus, deben…
Variedades

Sabores destacados: la salsa ketchup

4 Mins read
Para agregar a diferentes preparaciones, algunas salsas ofrecen un toque muy especial que ayudan a realzarlas. Hoy, muchos platos no serían iguales…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!