Sociedad

Grupos reunidos en Arazatí dijeron que la lucha contra el Neptuno no se ha terminado

4 Mins read

Con la organización de la “Coordinación por el Agua” junto al colectivo “Los Tucu-Tucu” de Rafael Perazza, entre el sábado 7 y el domingo 8 de octubre se realizó en el balneario Arazatí, donde estará instalado el proyecto Neptuno, el llamado “Campamento por el Agua”, en el que las organizaciones so

ciales que se oponen a la construcción de la planta potabilizadora en esa zona del departamento de San José, analizaron la lucha desplegada y discutieron las estrategias de futuro en su lucha.

El campamento, que contó con el apoyo de la Federación de Funcionarios de OSE (FFOSE), y del colectivo Aripucas, tuvo como objetivos principales conocerse y reconocerse “entre las personas que compartimos preocupaciones por la situación de los ecosistemas, el agua y la vida”, además de ponerse “al día con la situación ambiental de nuestro territorio, megaproyectos que amenazan la vida y formas de resistencia social” y fortalecerse en conjunto, para “mejorar la articulación, la comunicación y el entendimiento entre personas y colectivos”.

También se plantearon buscar “estrategias conjuntas para poner límites al avance del saqueo extractivista y para la construcción de alternativas”, además de entender la situación actual del mega-proyecto Neptuno, “las problemáticas socioambientales que implica, las resistencias populares y sus complejidades”.

La actividad se desarrolló durante todo el día sábado y el domingo a media tarde y luego de una asamblea general de las más de 150 personas que se hicieron presentes, se dio por finalizada. La Semana estuvo en el campamento al mediodía del domingo y dialogó con el vocero del encuentro Marcos Umpiérrez, integrantes de la Asamblea por el Agua del Río Santa Lucía, quien recientemente estuviera en la actividad que realizara la bióloga Tamara Avellán en su estancia cercana al río San José.

Umpiérrez comentó que la actividad toda fue organizada “de manera horizontal” por la Coordinación por el Agua, que “es una agrupación que tiene unos dos años de funcionamiento y que reúne a colectivos de todo el territorio nacional que estamos con la temática de la protección del agua, del territorio y del ambiente, denunciando los proyectos extractivistas y depredadores que se están realizando en todo el país”.

 

EL AGUA AL CENTRO | El vocero del encuentro en Arazatí, dijo que su gran preocupación es “la gran riqueza que tiene el Uruguay que es el agua dulce y hoy por hoy el agua cotiza en bolsa y los gobiernos de este país la están entregando”.

En general, “no estamos protegiendo al territorio como pueblo” y es por eso que “vinimos a este territorio porque tenemos la preocupación por el proyecto Neptuno, que está en la misma lógica que explicaba recién, que es un proyecto que está privilegiando a los privados, que no surge del Estado, sino que es una propuesta de privados, que no soluciona la problemática del agua potable”.

“Sabemos que esta es una zona en que el agua en muchos períodos del año está salada” y “este proyecto va a salir sumamente caro, nos va a terminar saliendo 800 millones de dólares. Los privados que proponen esto se van a llevar una buena ganancia y no solucionan el problema del agua potable”, dijo Umpiérrez.

En opinión del vocero del encuentro, “OSE debería invertir en arreglar las cañerías que pierden el 50% del agua que se potabiliza, pero lo que se está haciendo es vaciando la empresa, tercerizando servicios que da OSE, privilegiando este tipo de proyectos que no solucionan nada”.

Insistió Umpiérrez que el proyecto Neptuno “tiene un montón de problemas técnicos. Tomando en cuenta lo que nos dice la gente de la zona, es imposible que en una situación de sequía, cuando habrá mayores problemas con el agua, este proyecto pueda solucionar ni siquiera en parte la problemática que sucedió este año en el área metropolitana. Además se cierran a lo que tiene que decir la academia sobre lo que van a hacer”.

“Nosotros no somos un grupo de ambientalistas locos, somos un grupo de gente que tiene diversidad en sus apreciaciones a esta problemática y que estamos interesados en tener un espacio, un territorio saludable para ahora y el futuro”, dijo Umpiérrez, que recordó que en todo el proceso de oposición al proyecto, “ha participado gente de la academia con amplia trayectoria que han dicho que no es una solución, es un negociado, que no solucionaría el problema del agua”.

 

SIN AFLOJE | Consultado sobre qué alternativas de lucha les quedan a los colectivos luego de licitado el proyecto y que las distintas acciones judiciales han fracasado, dijo Umpiérrez que “cuando se presentan estos juicios hay una connivencia entre los privados y el Estado; hay complicidades y eso es lo que nosotros también estamos tratando de visibilizar”.

“Este fue un encuentro de intercambio de pareceres, hay gente que tiene diversos conocimientos acerca de ésta y de otras problemáticas. Lo que hicimos fue venir, conectarnos con el lugar, hablar con la gente de acá. En el intercambio se les pudo aportar algún tipo de información y de herramientas que podrían llegar a ser útiles en esto que todavía sigue siendo una lucha, porque acá nadie va a aflojar acá, esto no está perdido. No vamos a aflojar aunque se construya, esto hay que seguir denunciándolo. No nos podemos dejar atropellar en lo que tiene que ver con el agua y la vida”, dijo el integrante de la Asamblea por el Agua del Río Santa Lucía.

Sobre el campamento en sí, Umpiérrez dijo que “más allá de hablar de las problemáticas particulares como las del Neptuno, también estamos hablando de qué nos trae hasta acá, desde donde venimos, qué cosas nos preocupan. Hay un abanico de cosas que ponemos en común para ver qué es lo que nos une, qué nos diferencia y qué cosas podemos hacer en conjunto”.

Marcos Umpiérrez insistió en que “si algo no se termina es la lucha. Nos están depredando el territorio y la única forma para torcer este tipo de cosas es desde el pueblo, para tener un territorio saludable, para que nuestros hijos en el día de mañana puedan acceder a las mismas posibilidades que tuvimos nosotros de acceder a un agua dulce y limpia”.

La retirada de La Semana del lugar ocurrió minutos antes del almuerzo y posterior asamblea general. Temprano a la mañana, los participantes del encuentro habían recorrido la playa de Arazatí junto a biólogos y técnicos que fueron explicando las características del lugar. Antes de comer hubo talleres debate sobre la violencia patriarcal. Otro tema que estuvo presente fue la criminalización de la protesta.

Por Javier Perdomo.

Related posts
Sociedad

En la Plaza de Deportes se encontraron los grupos de caminantes de la Secretaría Nacional de Deportes

1 Mins read
Intensa actividad se vivió el sábado en la Plaza de Deportes de Libertad, con la realización del Encuentro de Grupos de Caminantes…
Sociedad

Directora Interina del INAU San José, analizó la situación del instituto tras renuncia de Fabriau

6 Mins read
En el marco del lanzamiento del programa Familias Fuertes, Paola Hernández, la directora departamental interina del Instituto Nacional del Niño y el…
Sociedad

Municipio de Libertad presenta su programa de salud mental este miércoles 12

3 Mins read
El pasado jueves en instalaciones del Municipio de Libertad, fue presentado el proyecto de atención a la salud mental que promueve el…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!