Sociedad

En enero todo ocurre en la costa: sensaciones de la primera quincena en Kiyú

3 Mins read

El año 2022 comenzó con mucha gente en el balneario Kiyú y en todas las playas del departamento. Las altas temperaturas y la ola de calor que se verificó en la última semana llevaron a que miles llegaran a las costas josefinas para aliviar las altísimas sensaciones térmicas.

La pasada semana se verificó la falta de agua en bidones en varios comercios, lo que se subsanó con la pronta llegada de los respectivos distribuidores que realizaron el necesario abastecimiento.

LA PLAYA| En lo que tiene que ver estrictamente con la playa, a las altas temperaturas se sumó como atractivo poco común una calidad del agua pocas veces vista durante tantos días consecutivos. La permanencia de vientos del norte, generó una importante bajante que habilitó el ingreso de agua marítima. El estado calmo de la superficie, a su vez ayudó a que se percibiera, y aún se percibía el lunes tras las copiosas lluvias, una cristalinidad y salinidad poco acostumbrada por estos lugares.

A pesar de las lluvias del sábado de noche y madrugada del domingo, la concurrencia dominguera en Kiyú fue muy importante, percibiéndose a última hora de la jornada una importante presencia de vehículos, con escasos lugares para estacionar en los puntos más cercanos a las bajadas.

SEGURIDAD| Desde la óptica de quienes tienen la función de preservar la seguridad en el agua, se puede informar que todos los puestos de guardavida del departamento comenzaron su actividad el 8 de diciembre con dotaciones completas y según explicó a La Semana, Juan Pablo Burnalli, integrante de la brigada correspondiente a Kiyú, “solamente se han registrado dos eventos que requirieron una intervención”.

Burnalli dijo que “cuando comenzamos el servicio tuvimos días de poca concurrencia porque hubo días ventosos y de bajas temperaturas, en la segunda mitad de diciembre comenzó a verse una mayor afluencia y en enero hemos tenido si muchísimo público”.

Sobre hechos que demandaran su intervención, Burnalli contó que “solamente tuvimos dos casos, uno en la bajada del Parador Suri y otra en Playa Pascual, por suerte no fueron hechos de gravedad, fueron intervenciones exitosas”. Agregó que en las causas de las situaciones que debieron atenderse “se destaca la imprudencia y el desconocimiento del riesgo y curiosamente las dos se produjeron minutos antes del comienzo del turno del servicio de Guardavidas. Gracias a Dios siempre tratamos de llegar al puesto unos minutos antes y en ambos casos, casi que no pudieron ni dejar la mochila en el asiento para ir a atender las situaciones”.

Burnalli explicó que ante la gran bajante que se da en toda la costa “la gente se aleja demasiado, se confía demasiado y va muy adentro y cuando lo perciben están a mucha distancia de la costa. Con predominio de viento norte, como hemos tenido desde fines de diciembre, los bañistas juegan con inflables o pelotas y sin notarlo se van cada vez más lejos, eso nos obliga a estar siempre atentos para hacer las advertencias correspondientes”.

Por otra parte, consultado sobre la situación de las brigadas respecto a la pandemia Burnalli dijo que “por suerte venimos zafando bastante bien, únicamente hemos tenido un compañero con un caso positivo, pero rápidamente el Gobierno Departamental dispuso los test para quienes habían sido contactos y felizmente dieron resultado negativo”.

Burnalli explicó que “nosotros tenemos una brigada muy reducida de tan solo 35 guardavidas y un eventual brote podría llevarnos a tener que suspender el servicio en algunos lugares porque no tendríamos relevos suficientes. En algunos departamentos como Maldonado, Rocha o Canelones, con brigadas superiores a los 100 funcionarios, han debido suspender algunos puestos debido a esta causa”.

EL AGUA| Sobre el nivel de calidad del agua Burnalli dijo que “en Cufré han tenido algunos días con bandera sanitaria, pero en el resto de los puestos han tenido días de muy buena calidad, con una cristalinidad muy notoria y muy rara para quienes acostumbran visitar estos lugares”.

Los horarios de los Guardavidas en Kiyú y Boca de Cufré, abarcan todos los días de 9 a 13 y de 15 a 19, en tanto en Playa Pascual, Villa Olímpica y Picada Varela se cubre de 10 a 13 y de 14 a 19.

Como recomendación importante Juan Pablo Burnalli dijo que “los bañistas elijan bajadas con servicio de guardavidas, esas son las playas seguras. Por otra parte siempre recomendamos mantener vigilancia sobre los niños, los adultos deben permanecer a un brazo de distancia para evitar riesgos innecesarios”.

 

Por Jorge Gambetta.

Related posts
Sociedad

DINACEA realiza solicitudes de información complementaria sobre el Neptuno; para movilizados esto demuestra falta de estudios detallados

4 Mins read
Entre el 30 de abril y el 14 de mayo pasados, los técnicos de la Dirección Nacional de Calidad y Evaluación Ambiental…
Sociedad

La UTEC escucha a los precandidatos; en San José estuvo Guido Manini Ríos

5 Mins read
La Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC) concluyó el pasado jueves en su sede de San José de Mayo una serie de encuentros…
Sociedad

Alumnos de la escuela 86 participaron de la actividad nacional "Ajedrez a la Calle"

2 Mins read
La escuela 86 de Tiempo Completo de Libertad, fue una de las 250 instituciones educativas públicas y privadas de todo el país,…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!