Sociedad

Crisis hídrica: todos jugados al río San José

5 Mins read

Las lluvias que cayeran durante la pasada semana no lograron aliviar la crisis hídrica que vive el sur del país y que provoca escasez del líquido vital en los departamentos de Montevideo y Canelones. Por ello, el gobierno apuesta todas sus fichas a que el río San José actúe como alivio para el Santa Lucía, mientras se siguen esperando precipitaciones que de verdad cambien la “pisada”. Tanta es la expectativa que el pasado viernes 7, el presidente Lacalle Pou estuvo visitando la zona de Buschental para ver el avance de obra del dique que allí se construye. A su vez, integrantes del Concejo Municipal de Libertad se entrevistaron con el Subsecretario de Ambiente y con el Presidente de OSE.

En efecto, entre el miércoles 7 y el jueves 8 se produjeron precipitaciones de entre 20 y 40 milímetros, según la zona, en el sur del país, luego de por lo menos dos meses continuados sin lluvias. Esto generó esperanzas a mucha gente, aunque en los hechos, poco mejoró el embalse en Paso Severino y los niveles de salinidad en el agua que toman montevideanos y canarios sigue aumentando, provocando todo tipo de cuestionamientos al gobierno, que mientras no llueve está jugado a las obras que se realizan en el río San José para paliar la mayor crisis hídrica que recuerde el país.

Prueba de esta decidida apuesta gubernamental al embalse y trasvase de agua por cañería desde el río San José al Santa Lucía, fue la visita express que el viernes 7 realizó el presidente Lacalle Pou, acompañado del secretario de Presidencia Álvaro Delgado, a la zona de Buschental para recorrer las obras que allí realizan seis empresas constructoras. Lacalle Pou estuvo un rato en el lugar, dialogó con quienes están al frente de los trabajos y se retiró sin hacer declaraciones a los medios que lograron llegar allí, al enterarse de la visita.

ENTREVISTAS | Mientras se producía la visita del Presidente a Buschental, camino a Montevideo se dirigía una comitiva del Concejo Municipal de Libertad a reunirse, primero con el subsecretario de Ambiente Gerardo Amarilla y luego con el presidente de OSE Raúl Montero. El grupo lo encabezaba el alcalde Matías Santos e iban también la concejal Daniela Pérez y la suplente Marta Pérez. Invitado estaba un representante del Frente Amplio pero ninguna de las tres personas que concurren habitualmente al Concejo Municipal (“Titer” Dearmas, José González y Raúl Piaggio), pudo participar por sus actividades laborales.

El alcalde Matías Santos fue el que contó a La Semana detalles de los encuentros mantenidos. Sobre la reunión mantenida con el subsecretario Amarilla, dijo el Alcalde que éste los esperaba junto a un Ingeniero que fue el representante del Ministerio de Ambiente en la Comisión Interinstitucional que se creó para tratar todo lo concerniente a la emergencia hídrica y a las obras que se están haciendo.

Contó Santos que la delegación libertense fue a plantearle al subsecretario Amarilla “cuáles habían sido las inquietudes que habían surgido en la población y en la última reunión del Concejo Municipal y como muchas de ellas tenían que ver con el impacto ambiental que puede ocasionar el embalse, fue que surgió como cuestión primordial entrevistarnos con el subsecretario Amarilla para consultarle sobre el crecimiento que podía tener el cauce del río y las afectaciones que ello podía generar en los predios cercanos, teniendo en cuenta los predios productivos y los dos predios dedicados al turismo que allí hay”.

“Al igual que en las comunicaciones telefónicas que habíamos tenido con OSE, ellos nos dijeron que no, que el río no iba a crecer considerablemente porque el embalse iba hasta la ribera. Si el nivel del agua sube, ésta va a pasar por encima y justamente lo que esperan es que se dé una destrucción natural cuando el agua empiece a rebasar el dique”, explicó el Alcalde.

Dijo además que tanto Amarilla como luego Montero, les aseguraron que esta será una obra provisoria. Continuó contando Santos que “nosotros le planteamos también la preocupación por el arroyo Flores, que concluye en la zona donde el agua va a estar embalsada y que esperamos que no nos genere problemas con el desagüe de Libertad a lo que también nos dijeron que eso no va a ocurrir de ninguna manera, por la distancia que hay del río hasta la ciudad”.

Comentó además Santos que a Amarilla le pidieron que “se nos utilizara para aportar datos por estar en la zona”, lo mismo que le dijeron al presidente de OSE Raúl Montero cuando se entrevistaron con él. “Nos pusimos a las órdenes y eso les llamó la atención, porque esperaban que fuéramos a cuestionar la obra”, dijo Santos.

 

¿PERFORACIONES? | “Nosotros le dijimos que los datos que teníamos los habían aportado en el Municipio los representantes del Frente Amplio, a partir de la charla que mantuvieron con el director Edgardo Ortuño (de la que ya informáramos), y les dijimos que ellos son conscientes que no hay alternativa y que esto hay que hacerlo”, explicó Santos.

El Presidente de OSE le informó a la delegación libertense que el trasvase de agua de río a río es la primera medida que se encara para paliar la situación, pero si sigue sin llover y el suministro de agua no se normaliza, hay otras opciones para hacer en la misma zona. Según lo dicho por Montero se podrían realizar “perforaciones en la faja pública, que aporten agua a la zona donde el agua va a estar embalsada. Eso será si no ocurren precipitaciones, narró Santos, que luego comentó que consultaron a Montero si de esa forma “no estamos vaciando el acuífero y se nos dijo que no, que la reserva de agua es muy grande como para que una situación de estas provoque su secado, aunque eso no quita que en algo se esté afectando”.

 

SIGUE SECO | Comentó además el Alcalde que les informaron que los 13 kilómetros y medio de tuberías que va de Valdez a Paso Belastiquí, va “por la faja pública; abarca un padrón particular en la salida y otro en la llegada, pero ya están hechas las conversaciones con sus propietarios; es decir que no va a haber afectaciones a padrones privados”.

Por último, mencionó el Alcalde que una vez terminada la crisis hídrica, la obra que se está realizando en el puente y las cañerías van a quedar, “para que sirvan en un eventual problema similar en el futuro”.

Por lo pronto lo que ahora preocupa es que las lluvias de porte, que solucionarían el problema de la escasez del líquido elemento para consumo humano, están lejos de aparecer. Para la presente semana se pronostican precipitaciones el jueves 13 y el sábado 15 y lo mismo ocurriría los días jueves 20 y sábado 22. Habrá que ver qué tanto aportan a los caudales de los ríos.

Imagen tomada de internet.

Por Javier Perdomo.

Related posts
Sociedad

Así lucirá la piscina de la Plaza de Deportes, cerrada y climatizada

1 Mins read
A media tarde de este lunes, La Semana tomó contacto con el llamado a licitación para el cerramiento y climatización de la…
Sociedad

Escultura colocada en la plaza de los 33, a la espera de locación definitiva

1 Mins read
Si bien no estuvo en la sesión del Concejo Municipal del pasado jueves 23, el de la escultura que se encuentra en…
Sociedad

Al cierre de marzo, el desempleo en San José había llegado al 9.5%

1 Mins read
Continúa el crecimiento del desempleo en San José, según los datos cerrados a marzo, que fueran difundidos en la pasada semana por…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!