Sociedad

Arturo Bentancur y un repaso por el proceso fundacional del Liceo Libertad

6 Mins read

En momentos en que la Dirección liceal lanza una nueva actividad por el 70 aniversario del Liceo Libertad, el historiador Arturo Bentancur desgranó, en un mano a mano, historias y personajes que rodearon la creación del centro de estudio.

El Liceo de Libertad está celebrando sus 70 años y si bien fue oficialmente reconocido por Secundaria algunos años después de aquel 1950, se impone el reconocimiento a aquellos pioneros impulsores que tenaz y desinteresadamente, lograron darle a la localidad y su zona de influencia un pilar fundamental en la educación de sus adolescentes.

Arturo Ariel Bentancur, que junto a la maestra Pilar Correa publicaran en 2015 el libro “La memorable creación del Liceo de Libertad (1949-1953). Una preciosa anécdota”, recibió a La Semana en su casa de Kiyú, donde debió permanecer debido a la pandemia, para conversar a memoria abierta sobre el significado de aquel acontecimiento que tuvo una proyección más que significativa en el tiempo sobre la comunidad libertense en su conjunto.

LOS ORÍGENES | Cuando contactamos al historiador lo primero que dijo fue que “en el libro encontrarías mucha más precisión de la que yo te pueda brindar sin la documentación y sin acordarme mucho de las cosas, allí también están las fuentes muy detalladas” y se disculpó porque “acá no tengo nada, porque nosotros vinimos a pasar el verano, pero en el transcurso de la permanencia ocurrió esto de la pandemia y decidimos quedarnos acá”.

Sin embargo, viajar en el tiempo acompañado por un guía tan calificado fue una tentación irresistible para incorporar a la nota referencias riquísimas que se apartan del foco central, por lo que prescindiendo del minucioso trabajo publicado y sus citas estrictas, aún a riesgo de caer en omisiones involuntarias, se da esta charla con Bentancur.

El historiador contó que “hubo un período previo, desde 1949, donde aparece gente preocupada, porque cuando los muchachos terminaban la escuela no tenían cómo seguir estudiando. Además muchas veces la escuela era hasta tercero, cursar hasta sexto era para muy pocos, entonces ese movimiento, seguramente se basaba en cabezas muy progresistas, que en primer lugar pretendían una escuela industrial, que era por aquel tiempo lo que hoy es la UTU”.

Bentancur, que por aquella época tenía apenas cinco años, dijo que “para los muchachos que salían de la escuela era muy difícil, porque había que ir a San José o a Montevideo. Así entonces surgió ese movimiento pro-escuela industrial pero no tuvo éxito” y explicó que “el problema mayor era que una escuela industrial es muy cara, porque se tenía que equipar para cada curso, bancos de carpintero, herramientas para mecánica, tornería”.

El historiador abre un paréntesis y explica que “aquella aspiración entonces se postergó hasta los años 60 del siglo pasado, cuando el maestro Friederich encabezó otro movimiento y se abrió una escuela industrial en lo que había sido el antiguo molino La Indiana, en la calle Clauzolles, donde están hoy los apartamentos de Carraci” y agregó con lujo de detalles que “para la construcción de ese edificio se aprovecharon los cimientos y algunas paredes de lo que había sido un gran molino. Muy pronto se oficializó y compraron el local en la esquina de Morquio y 25 de Agosto que era el antiguo comercio de Triay, un almacén de ramos generales que surgió por 1878, ese edificio lo había comprado don Carlos Gagneux”. Alguien dijo que el camino es la recompensa, y esta entrevista vaya si las tuvo.

LICEO | Volviendo al proceso del liceo Bentancur dijo que “aquel movimiento de 1949 terminó entonces orientándose hacia la idea de un liceo, que comenzó siendo algo muy precario, donde nadie cobraba un peso, en la esquina de San José y Artigas, propiedad por aquellos años de don Antonio García Delgado”.

Según el historiador en ese lugar “había estado la peluquería de don Salvatore Marziglia, un veterano calabrés de nacimiento que se trasladó luego también a un local de García pero sobre la calle 25 de agosto”. En esa esquina el nuevo centro educativo funcionó poco tiempo, para ocupar el edificio propiedad de don Américo Cantisani, en Artigas entre San José y Leandro Gómez.

Bentancur dijo que en lo personal, “cuando se instaló el liceo a mí me resultó extraordinario, yo me siento hijo de ese proceso, porque no habría podido seguir estudiando, me era totalmente imposible viajar, eran muy contados las familias que podían mandar a sus hijos a San José o a Montevideo” y recuerda que “ingresé al liceo en el año 1958, realmente me cambió la vida, luego tuve algunas dificultades al terminar el liceo”.

Explicó que “otra vez se planteaba la necesidad de viajar para hacer preparatorio, como no podía de hecho me puse a trabajar, pero gracias a un amigo, Artigas Lacabanne, que me dio mucha manija para que siguiera estudiando; fue tan insistente como un gran motivador y me decidí y pude ir a San José, hacer preparatorio y después ya me fue más sencillo ir a Montevideo para seguir estudiando”.

PIONEROS | Para Bentancur “lo que logró aquella gente fue heroico, de aquel grupo me surgen dos o tres nombres fundamentales, uno fue don Octavio Pérez Monichón, un Ingeniero Agrónomo que fue el primer director, también profesor de Ciencias Geográficas, que era además Jefe de los servicios del entonces ministerio de Agricultura y Ganadería”.

Junto a Pérez Monichón el historiador agrega a “Blas Schettini que era gerente de la Caja Popular, lo que luego fue Banco de San José y después Banco la Caja Obrera. A partir de ellos se fue sumando gente, otro impulsor muy importante fue el maestro Abner Prada, cuyo nombre se le dio a la escuela 17 de Colonia Italia donde él y su esposa fueron maestros”.

En esa verdadera pintura de la historia Bentancur dijo que “recuerdo que Prada venía temprano en la mañana con su camioneta y trasladaba a una cantidad de muchachos, incluso sus hijas, una de ellas, Lucero es la madre de los Drexler, los músicos, pero traía vecinos de Colonia Italia y él venía a dar clases de matemáticas”.

En sus primeros momentos el centro educativo, dirigido por el ingeniero Pérez Monichón “funcionó como Liceo Popular, después pasó a ser Liceo Habilitado y recién en 1953 fue incorporado a Enseñanza Secundaria”. Bentancor agregó que “cuando se oficializó vino Washington Schiavone, que era profesor de matemáticas, como director designado”.

El historiador explicó que antes de ser oficializado por Secundaria, “para formalizar los cursos venía de San José un profesor de apellido Costa Ithurralde, un abogado, que validaba los cursos en su calidad de docente de un liceo oficial”.

Bentancur agregó que “después de mucho batallar e insistir se logró finalmente en 1953 que Secundaria oficializara al Liceo de Libertad. Pérez Monichón, con su bonhomía y desinterés dirigió una carta a Secundaria diciendo que él no aspiraba a nada, porque se había insinuado que él quería ser el Director, pero en realidad había asumido la dirección para que el liceo pudiera funcionar en sus comienzos, entonces se designó a Schiavonne, que fue director durante varios años”.

Haciendo un repaso por las sucesivas designaciones el docente dijo que “luego se designó a otra profesora de matemáticas Mabel Fernández, después asumió Arturo Vidal Perri. También recuerdo un interinato breve en la dirección de Roberto Santiviago, un dentista que daba clases de Historia, paraguayo de nacimiento, después estuvo Carlos González de San José hasta que lo destituyó la dictadura, y lo reemplazó Domingo González en 1974 y después asumió Orlando Lucián. Esos fueron, puedo olvidarme de alguno, los directores” en los primeros 25 años de la historia.

A partir de 1950 comenzaron a llegar “docentes de San José y Montevideo a dar algunas materias y hay que destacar que venían gratis, una de ellas era Magda Mota, profesora de Idioma Español que en su peculiar estilo hacía una especie de competencia entre sus alumnos y les daba libros como premio, probablemente de su propiedad”.

Bentancur agregó que “se lograron algunos apoyos, como de la empresa CITA, que había nacido en Libertad y sus dueños eran gente muy respetable del medio como don Víctor Leymonié perteneciente a una de las familias fundadoras, con esa gente consiguieron descuentos y pasajes gratis para los traslados de los docentes que aportaron tanto en los comienzos”.

Si bien “el número de estudiantes fue creciendo rápidamente, cuando yo comencé en 1958 habían dos grupos de primer año, pero de esos dos grupos, cuando llegamos a cuarto sólo éramos 12 alumnos, es decir que hubo mucha deserción; tal vez entre 40 o 45 estudiantes que quedaron por el camino, en parte porque no existía una tradición, muchos también debieron ir a trabajar para aportar a su casa; o como ocurría en la escuela, en las épocas de las cosechas no venían los muchachos”.

Bentancur recuerda que “de aquellas primeras generaciones de estudiantes del liceo surgieron varias maestras, como Mary Abad, Elida Solá, Celia Zidán, también profesionales como Reyna Dalgalarrondo que fue escribana, Juan Lema que también fue escribano”.

 

Por Jorge Gambetta.

Related posts
Sociedad

AJUPEN suspendió la peña bailable del sábado 13 por el intenso frío

1 Mins read
La Asociación de Jubilados y Pensionistas (AJUPEN), de Libertad y “Todo por lo Nuestro”, difundieron un comunicado el viernes en el que…
Sociedad

Neptuno: preocupa llegada de cedulones de expropiación a productores; en OSE, preparan apelación

3 Mins read
El movimiento de vecinos y productores que se opone a la construcción del proyecto Neptuno con un polder en la zona de…
Sociedad

Plebiscito sobre seguridad social: "Esta es la propuesta de la gente", dijo Carlos Clavijo del ERT en el BPS

5 Mins read
Mientras se escuchaban las repercusiones de la instancia electoral interna de los partidos políticos, el pasado martes 2 de julio la Corte…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!