Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 31/01/2023: El «Nando», el líder mundial y Lula

5 Mins read

Me gusta llegar así, no sabiendo por dónde voy a empezar, al examinar mentalmente las cosas de las que podría debatir con usted en el último día de enero (por lo menos para quienes les llega el ejemplar papel los días martes), por lo cual deberé esforzarme en ser sintético en los decires que seguirán una vez que hagamos punto y aparte. Antes, les digo que bienvenidas/os sean a esta columna elucubradora de verano, que como en todas las estaciones del año se esfuerza en ampliar sus propios horizontes.

Por supuesto que declaro estar de acuerdo con Fernando Cabrera, ya entrando en el primer asunto que le quería comentar; es más, también podría haber escrito que me alegraba que el músico concuerde con lo expresado acá hace tiempo ya.

Veamos, Cabrera es uno de esos músicos uruguayos amado por la crítica mundial y por los restantes músicos, pero que no llega al público masivo. Para una parte de mi generación (digo parte porque las generalizaciones generacionales son engañosas, valga el trabalenguas que se formó), es de los referentes más importantes. Hace poco al hablar de los premios internacionales que ha recibido Jorge Drexler se lo mencioné al “Nando” como parte de ese movimiento de la música uruguaya del que el premiado internacionalmente músico, surgió.

Por supuesto que está en mi discografía selecta, aunque le reconozco que hace tiempo que no le dedico oído (no porque me haya dejado de gustar, sino porque estoy entusiasmado escuchando músicas que en otro tiempo desdeñé o descarté y ahora valoro; una especie de revisión musical de la que Cabrera queda fuera, porque siempre me ha estado), pero resulta que en los últimos días, personas que jamás han escuchado media canción suya, salieron a defenestrarlo porque hizo unas declaraciones bastante incómodas sobre el gobierno en una revista argentina. Lo mejor de todo, es que su comentario es de tres renglones en una nota de dos o tres páginas en las que habla de su arte, pero de eso nadie se dio cuenta.

En la nota de marras, Cabrera, que tiene muchos seguidores en Argentina y por ello viaja muy seguido al otro lado del charco y aparece actuando en programas de tevé o dando entrevistas a medios escritos, fue consultado sobre si Uruguay era el paraíso del que hablan otros medios argentinos y si era cierto que tanto argentinos se habían venido a vivir acá.

Cabrera dijo que lo que ha ocurrido de verdad, es que “son los ricos los que vienen, a gusto de nuestro presidente y su gobierno. Ya tenían sus mansiones de veraneo acá, ahora nosotros les proporcionamos una cantidad de colegios exclusivos y servicios de salud. El restante 95% de los argentinos no pueden venir, acá es carísimo”.

Cuando leí esto dije, “pero sí mijo”, es eso. Se lo dije acá, los argentinos que están en Uruguay es un sector anti kirchnerista o anti peronista, con solvencia económica, que ha optado por vivir acá por desprecio a su gobierno, pero la mayoría no aporta al desarrollo nacional, porque más allá de algún alquiler, alguna propiedad comprada y el colegio privado de los nenes, es gente que sigue viviendo de los negocios que hacen en su país. Todo eso es pan para hoy, hambre para mañana, porque cuando se amiguen con éste o con el próximo gobierno, se vuelven a sus casas y nos quedamos con cientos de edificios vacíos, porque los uruguayos no los podremos pagar (y después de las casas de madera de la Moreira no vamos a querer comprarlas).

Esa frase, corta pero concreta, le valió un “reconocimiento” mediático que pocas veces debe haber tenido por su música. Los “trolls” (cuentas falsas en redes sociales), lo han defenestrado al “Nando” y uno desde este diminuto punto del interior, no puede más que solidarizarse con él y celebrar que los verdaderos artistas sigan siendo contestatarios y comprometidos con los problemas de su tiempo, que son muchos.

Dicho esto, paso a otro asunto de la agenda, la reciente visita de Lula y sus derivaciones. La verdad es que me causó mucha gracia -discúlpeme, pero no puedo decirle de otra forma-, la visión del Presidente y del gobierno en general respecto a lo que les dijo el Presidente de Brasil en su visita del miércoles 25. Lo mencionan como un triunfo de su estrategia para negociar con China, pero Lula lo que hizo fue ponerles la pata encima: les dijo, bueno sí, negociemos con China todos juntos (algo a lo que nadie se opuso nunca), pero antes terminemos de arreglar con Europa.

Negociar con los europeos, ya entreverados en la tercera guerra mundial, estimo que no será una tarea nada fácil y el “Cuqui” va a tener que terminar su período sin haber firmado acuerdo comercial alguno, pese a todos los amagues que ha hecho desde que asumió. Es realmente infantil la postura presidencial; Lula le dijo lo que quería oír y quedó loco de la vida, pero me parece que no entendió nada de lo que no le dijo el Presidente norteño, que en política internacional es más importante que lo que de verdad se dice. Y lo que no le dijo Lula, ya se había encargado de decírselo antes, el Canciller brasileño: negociar solos con China es irse del Mercosur, así que quédate quieto ahí, que el paso lo marcamos nosotros. Palabras más, palabras menos.

Pero claro, usted se estará diciendo qué sabe este petiso gil de política internacional. Y tiene razón, es probable que no sepa mucho, pero menos olfato político tiene esta administración, que se ha codeado y ha respaldado a lo peor de América y ahora está sola, como en la foto final de la reunión de la CELAC, en la que nuestro “líder mundial”, aparece solo, en un rincón, ignorado por más de 30 dignatarios y dignatarias de Latinoamérica, que entre risas, miran a las cámaras que los captan para la posteridad.

¿Vio que había temas? Podría haber profundizado en el discurso del “estadista” en esa reunión, pidiendo a toda América lo que él no ha podido lograr (acuerdos comerciales amplios), o el show de Romina Celeste en el centro de Montevideo en el acto de reconocimiento de Lula, pero opto por dejarla por ahí, porque tampoco hay que darle tanta trascendencia, hay que aislar a ese tipo de personajes. Hacerles el vacío, porque ellos crecen cuando se les presta atención.

¿Algo para decir respecto al diferendo Orsi-Cosse? Que el Intendente de Canelones se puso celoso porque la montevideana le ganó de mano y armó un acto a su medida, con respaldo institucional de su fuerza política. El “Canario” debió ser invitado por Mujica a la chacra para salir en la foto con Lula y es evidente que eso le molestó mucho. Una pena esas cosas tan chiquitas, de un líder impuesto, que cada día me gusta menos (pero que esto quede entre nosotros, claro está).

Y hasta acá llegamos en la edición del final de enero. ¿Será tan prolífero febrero en novedades? Vaya a saber. Lo único certero es que este escriba estará agazapado, esperando para dar el zarpazo, ansioso por cuestionar todo y a todos; de última, para eso existen las elucubraciones. Será hasta la próxima.

 

Por Javier Perdomo.

Related posts
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "Volando sobre las barbaridades de los parlamentarios"

5 Mins read
Aunque este año tenga un día más, de febrero va quedando poco y allí en el horizonte tenemos a marzo, con todas…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "Realidad aumentada"

5 Mins read
Mientras todos piensan en lo que pasa en carnaval, en las elucubraciones semanales podemos llegar a ponernos a meditar sobre los problemas…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "Entre miedos y murgas"

5 Mins read
Y finalmente llegó el verano a este insignificante punto del planeta tierra. Pasamos todo enero esperándolo pero apareció en su último día,…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!