Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 03/10/2023: «Militares, allanamientos y combustibles»

5 Mins read

El año 23 se acerca raudo a su final. Usted me dirá que le quedan aún tres meses y tiene toda la razón, pero este es el período en que el tiempo parece volar más -¿vuela el tiempo?-, por lo cual ya uno empieza a pensar que al año le queda casi nada. Al que le queda cuerda como para una nueva edición elucubradora es a este escriba de pueblo, que cuando salte al siguiente párrafo, estará comenzando a desgranar alguna temática como para que sus detractores se reafirmen en los porqués de su desdén. Si le parece, comenzamos.

Y el generalito logró sacar unos “manguitos” más para “la tropa” en la última rendición de cuentas del período multicolor, gracias a su táctica extorsiva para con el resto de la coalición; “mirá que si no, no te voto nada”, les dice Manini Ríos y blancos y colorados terminan dándole casi todo lo que quiere. Lo hizo en el presupuesto quinquenal, lo hizo en la LUC y en cada rendición; y todas las ocasiones le ha dado resultado.

Uno de puro desconfiado que es, se pregunta si no es algo guionado, pero si se examina bien, es tan endeble la estructura de los coaligados que se presta para este tipo de tejes y manejes (debe haber cientos de situaciones similares en otros ámbitos de gobierno que no salen a la luz). Usted y yo sabemos que se mantienen juntos por el miedo al FA y por los cargos que les tocó en el reparto.

Pero bien, gracias a esa forma tan particular de funcionamiento que tienen los coaligados es cómo los cabildantes han logrado mejoras para su principal público objetivo, la famosa “familia militar”, que es la que lo va a mantener en por lo menos un seis o siete por ciento del electorado en la próxima elección. Dicen que piensan en “la tropa”, pero casi siempre y por carambola, algo le toca a los mandos y así se sigue agrandando ese gran agujero negro que tiene el “Estado oriental”.

Uno de puro porfiado que es, sigue diciendo que tenemos una estructura militar innecesaria que nos sale un montón de dinero -en materia de presupuesto y en el deficitario régimen de jubilaciones-, y que éstos podrían ser volcados en otras necesidades sociales. Incluso la fuerza laboral que implican todas esas personas acuarteladas, podría tener otro destino.

El año que viene es año electoral y estaría bueno que alguien plantee las cosas de esta forma. Sí, sé que no será una postura que esté en la agenda discursiva; a nadie con una mínima lógica política se le ocurriría decir que hay que achicar las fuerzas armadas en el medio de una campaña electoral en la que cada voto valdrá oro, pero como yo no soy candidato ni pienso serlo, lo digo siempre que puedo -y al saber que un nuevo pataleo del general fue contemplado lo vuelvo a decir-, el Uruguay tiene que disminuir el gasto militar al mínimo de los mínimos. Con las grandes necesidades que tiene la población uruguaya, no podemos seguir manteniendo esa enorme estructura improductiva.

Pero ta, se la dejo ahí; en tiempos pretéritos, ya le he contado en la columna elucubradora sobre mi oposición a mantener un ejército. La intención en esta ocasión era solo reafirmar la postura a partir de saber que nos costará 14 millones de dólares más por año mantenerlos.

Dejando de lado la agenda militar, me paso a la policial para expresar preocupación por el rebrote de anuncios de proyectos que apuntan a permitir los allanamientos nocturnos como la panacea en el combate al narcotráfico. Por un lado los diputados Zubía y Lust y por otro el senador Carlos Daniel Camy manejan presentar proyectos de ley o plebiscito en ese sentido.

Dicen que habilitar los allanamientos les permitirá mejor combatir el narcotráfico, pero en realidad suena más a pretexto para no aceptar el fracaso en las políticas implementadas hasta ahora que apuntan casi únicamente al cierre de bocas, y eso yo ya le he dicho que es ir “al muere”, porque cierran una y abren dos, ya que la demanda sigue existiendo y por lo tanto aparecerá quien ofrezca.

En los países serios, han empezado a aceptar que la guerra contra las drogas es una lucha casi perdida antes de empezar e intentan aplicar estrategias sanitarias en lugar del combate policial, que ha fracasado en todo el planeta. Es una pena que acá, las grandes novedades que tiene para ofrecer el sistema político sea desarrollar medidas que llevan a un inevitable fracaso.

Porque la Policía pueda entrar en la noche a una boca de venta de estupefacientes no van a evitar que se siga consumiendo ni que aparezcan nuevos puntos de comercialización. Pero claro, capaz que visto el operativo en la tevé, sirve para acarrear algún voto para el candidato de turno y en definitiva sea ese el único efecto buscado por los promotores de iniciativas como estas. Suma hacer ruido, aunque al final nada quede.

La que sí nos quedó marcada a fuego es la norma de la Ley de Urgente Consideración (LUC), que establece la definición del precio de los combustibles todos los meses a partir del famoso precio de paridad de importación. Usted enójese conmigo si quiere, pero todavía no logro entender cómo el uruguayo medio respaldó una medida que le perjudica tan directamente como esta. Fue como pegarse un tiro en el pie.

Mire, estoy convencido que la gran mayoría no sabía lo que votaba; llevados aún por la ola del antifrenteamplismo del primer año del gobierno (los coaligados aún intentan fomentarlo, pero ya no les sale como al inicio luego del rosario de macanas que se han mandado), muchos/as acompañaron la LUC sin considerar las situaciones que los perjudicaban. Ahora cada fin de mes se produce un tembladeral generalizado, todos desesperados por ver si suben o no suben la nafta y el gasoil.

Y digo bien, pendientes de si suben, porque aquello de que iba a regular el mercado de forma que cuando pudiera bajarse se iba a bajar, lejos ha estado de ser realidad. Mire, escribo de memoria, pero estoy casi seguro que desde que se aplica el sistema ha disminuido cantidades insignificantes dos veces. La han mantenido estable algunos otros meses, pero en los demás han sido todos aumentos.

Si sumamos los últimos dos meses el aumento ha andado por encima de los seis o siete pesos cada combustible. Eso, a usted que como uno no tiene vehículo, también le afecta porque la persona que le transporta los productos que consume, seguramente deba ajustar sus precios por el incremento en sus costos y así lo hará cada uno de los eslabones de la cadena hasta que llega a sus manos, completándose el círculo virtuoso de los aumentos.

En síntesis, el precio paridad de importación no ha cumplido nada de lo prometido. Los combustibles de este país son los más caros de la región y lo seguirán siendo, porque cerca del 50% del precio corresponde a impuestos y en bajar esos impuestos está la única posibilidad de bajar el combustible, porque si es por los precios internacionales del petróleo, podemos esperar sentados.

Y de esta forma se va cerrando una nueva edición elucubradora, la primera del mes de octubre. No es que no haya más temáticas de las que le pudiera escribir pero la verdad es que es mejor reservarse algunos cartuchos para la próxima edición, en un mes más que especial para este medio, que cumple 22 años de persistencia informativa. Si le parece, en siete días le cuento algunas cosas más. Hasta entonces.

Imagen ilustrativa tomada de la web.

Por Javier Perdomo.

Related posts
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "Los medios, las empresas y la libertad"

5 Mins read
Lléguenle los respetos del escriba de pueblo a todos los seguidores de la columna elucubradora, que están soportando el levantamiento de la…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "Los términos y sus significancias"

5 Mins read
Lo sé, me va a salir con que ya estamos en junio, que se fue medio año y con que eso es…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: El "Iturraldegate" y las veleidades del tocayo

5 Mins read
Quien diría que mayo se despediría con tanto ajetreo. Arde el honorable y la culpa de todo la tienen los periodistas que…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!