Cultura

Virtuosismo por donde se mire: Hugo Fattoruso y Albana Barrocas este viernes en Casa de la Cultura

7 minutos de lectura

Sería imposible abarcar en dos párrafos una trayectoria que perdura seis décadas de constante transformación y estudio, que ha merecido el reconocimiento nacional e internacional. Hugo Fattoruso, es un ícono de la música uruguaya que comenzó a los 12 años en el Trío Fattoruso junto a su padre Antonio y su hermano Osvaldo en 1956, impulsando luego incontables proyectos exitosos como Los Shakers, Opa y alternando con participación de grupos de acompañamiento de notorias figuras internacionales como Milton Nascimento, Djavan o Chico Buarque.

Pese a que sus comienzos son bien roqueros con “Los Shakers” (1964 -1969), Fattoruso se ha caracterizado por la fusión de diferentes ritmos; rock, candombe y tango, entre otros, dándole a sus composiciones una enorme riqueza y colorido. Junto a Opa (1969-2005), conquistaron el ambiente musical neoyorquino durante una década para retornar a Uruguay en 1981.

En 2000 volvió a integrar el Trío Fattoruso (2000-2012) junto a su hijo Francisco y a su hermano Osvaldo. El grupo se disolvió tras el fallecimiento de su hermano en 2012.  Paralelamente Hugo Fattoruso conformó Rey Tambor en 2001 y en 2007, junto al músico japonés Yahiro Tomohiro, creó el grupo “Dos orientales” con el que han realizado 13 giras por diferentes ciudades japonesas.

En 2013 formó HA dúo junto a la multi-instrumentista, capoerista, baterista, percusionista uruguaya Albana Barrocas (37), que participa también del proyecto Dos orientales.

Fattoruso mantiene una intensa actividad con otros proyectos como el Quinteto Barrio Sur. Asimismo ha participado y participa como músico invitado en espectáculos de múltiples artistas nacionales e internacionales.

Su compañera del escenario y de la vida fue hasta 2018 baterista de la banda Elefante y además ha participado en otros proyectos como MagikaSoul, Zumbido de Taos, TCB, así como en su proyecto personal Individrum.

ESTUDIANDO | Al atender su teléfono de línea -no utiliza celular- Hugo Fattoruso comentó que “acá estamos, estudiando un poco” y sobre el espectáculo que presentará junto a Albana Barrocas el próximo viernes dijo que “esperamos que el público que asista disfrute de lo que estamos llevando, que es algo que hacemos con el alma. Es un orgullo presentar lo que hacemos que es un trabajo que se ha ido afianzando cada vez más en siete años de práctica”.

El artista agregó que “el primer año no tenía nada que ver este dúo, (se ríe), se le salía la rueda a veces, porque había que juntar dos estilos muy diferentes, pero ella tiene muchos recursos y fuimos indagando y estudiando mucho. Puedo decir muy claramente que tenemos dos clases de repertorios para presentar en nuestro trabajo”.

Al respecto explicó que “ahora nos invitaron al Festival de Jazz de Florianópolis, obviamente que en Libertad no vamos a tocar los temas que vamos a tocar en un Festival de Jazz; todos son temas que le agradan a todo público, entonces lo que vamos a tocar el 3 en Libertad serán temas nuestros, de formato popular, con letras también populares, y versiones de varios queridos uruguayos”.

REPERTORIO | Fattoruso adelantó que el repertorio que se disfrutará en la Casa de la Cultura de Libertad es “de compositores uruguayos, por ejemplo de Jorge Galemire, Jorginho Gularte, El Sabalero, Zitarrosa. También pueden aparecer temas de Pedro Ferreira, Romeo Gavioli. Y yo apuesto a que quienes los escuchen les tienen que gustar porque la melodía y la letra son el poder del asunto”.

Tanto Fattoruso como Barrocas son dos incansables del trabajo y la creación musical. Al respecto el músico dijo que “tenemos un ritmo de trabajo normal y diario, planificamos cada mañana, cada tarde y cada noche, hay que ensayar tal cosa y se ensaya, por ahí podemos tener una tarde libre, tanto Albana como yo estudiamos todos los días y alternamos con los compromisos e invitaciones que cada uno va aceptando”.

A modo de ejemplo explicó que “yo hoy estoy estudiando músicas que tengo que grabar esta tarde con Rossana Reyna que me pidió que la acompañe y ahora mismo estaba estudiando eso para llegar al estudio de la mejor forma posible”.

El compositor agregó que “con HA dúo también tenemos toques previstos para el verano en Valizas, en Cabo Polonio estaremos con Cuarteto de la Tierra que está formado además por Federico Righi en bajo y Sarita Sabah que canta y hace percusión, más Albana y yo. Ese también es un repertorio que tengo que estar estudiando porque lo vamos a tocar creo por el 8 de enero”.

JAPÓN | Hace medio siglo Hugo Fattoruso y su hermano Osvaldo conquistaron, con Opa, el ambiente musical de Nueva York. Casi 40 años después también conquistó al público japonés.

Respecto a esta experiencia contó que “la primera vez que fui a esa maravilla de país y sociedad que es Japón fue en el año 1985 como pianista de Djavan. En esa oportunidad conocí a algunos músicos, uno de ellos es Yahiro Tomohiro con quien años más tarde (2007), formamos el dúo Dos orientales, gracias al empeño que pone Tomohiro y nuestra manager Atsuko Kai es que el dúo Dos orientales ya hizo 13 giras consecutivas en Japón”.

Sobre esa invaluable experiencia profesional Fattoruso dijo que es “gracias al esfuerzo y la tenacidad de ellos. Son increíbles, allá nos trasladamos en una camioneta, ellos manejan, porque si no sería imposible, yo no soy Madonna que viaja en un avión con 50 asistentes, se alternan para conducir la camioneta Tomohiro y Atsuko”.

La duración de cada gira es variable. “Las giras cortas son de cuatro semanas por 12 o 15 ciudades. Las giras largas son de siete semanas y se visitan 22 o 23 ciudades y recorremos Japón de norte a sur y de este a oeste”.

El espectáculo de Dos orientales se ha presentado además en Corea, Alemania, España. El músico agregó que también “en Uruguay, estuvimos en el Teatro Macció, en la Sala Zitarrosa”.

Los viajes se vieron interrumpidos por la pandemia en 2020. “Cuando íbamos a realizar la 14ª gira consecutiva, ahora estamos esperando a ver qué pasa en 2022, generalmente viajamos entre setiembre y noviembre para esa zona, con Albana viajamos dos o tres días antes porque el viaje es muy pesado y allá los dos nos sentimos como peces en el agua, es increíble lo felices que somos, lo bien que lo pasamos, eso es tener mucha suerte”.

Fattoruso destacó que el público japonés tiene una cualidad. “Son como esponjas que todo lo absorben, es un respeto y un silencio conmovedor, para nosotros es como estar esculpiendo un cristal en frente de quien lo va a adquirir. Ellos prestan atención absoluta a cualquier estilo y lo he visto con una cantidad de propuestas que llegan de todo el mundo, de África, de India, siempre con la misma intensidad y la mayor atención. Por eso Dos orientales funciona, hacemos temas nuestros con fusiones de ritmos sudamericanos, candombe obviamente, milongas”, contó el músico.

Además el grupo en sus giras también visita escuelas japonesas. “Llegamos a armar todo el set de percusión de Tomohiro a las 7 de la mañana para tocar para los niños, en realidad es Tomohiro que les habla y les muestra los instrumentos de percusión. Utiliza un gran mapamundi y con una varita les va explicando de donde proviene cada uno, habla sobre el cajón peruano y yo toco un poco de cajón peruano para que sepan cómo suena, les habla sobre el pandeiro y sus orígenes árabes y les dice que en Brasil también se usa, pasa el birimbao y así sucesivamente con muchos instrumentos que utilizamos. Les habla sobre Montevideo y sobre Uruguay y tocamos los tambores, el chico, repique y piano”.

Los músicos uruguayos han recibido un trato excelente del público japonés a lo largo de los años. El artista dijo que “en muchas escuelas nos han recibido interpretando con sus orquestas La Cumparsita, es impresionante, se me pone la piel de gallina recordándolo”.

Dos orientales ha recorrido distintas localidades de Uruguay. Fattoruso dijo que a Tomohiro y Atsuko “les encanta venir a Uruguay. Albana organizó unos toques y estuvimos en Fray Bentos, en Young, en Paysandú, en Salto, cuando vino Tomo acá hicimos toda esa vuelta y les encantó; él habla muy bien español, en cambio a Atsuko le cuesta un poco más, pero se hace entender, pero Tomo se ha parado en una esquina a tomar mate con alguna persona y a conversar. Él estuvo desde muy pequeño en Palma de Gran Canaria como hasta los 12 años”.

ALBANA | Sobre cómo surgió HA dúo, Fattoruso dijo que con Albana “en realidad nos conocimos aquí en casa, ella venía a conversar sobre la batería con Osvaldo y también estuvo como utilera un par de veces y una vez la invitó Urbano Moraes a tocar y yo no sabía cómo tocaba. Creía que estaba estudiando alguna cosa con Osvaldo, también estudiaba con otros bateristas, y cuando la fui a ver con Urbano dije: ah pero yo tengo que hacer algo con esta muchacha, al final hicimos más que música (risas), se dio así, nada que ver una cosa con otra”, en alusión al vínculo sentimental que también les une desde hace años.

El músico destacó que “somos dos apasionados de la creación musical, logramos que nos mantenga como una llama encendida muy interesante”.

LA YAPA | La charla llegaba a su fin y mientras explicaba que tanto él como Albana Barrocas están constantemente generando ritmos, proyectos de canciones que luego podrán ser afinadas, Hugo Fattoruso dijo que “las canciones surgen, una idea de ella, una idea mía, vamos estudiando, cuando yo hablo del formato popular es porque tengo escritas piezas o piecitas musicales que usan elementos conocidos, como un acorde de La mayor, uno de La menor. Son cosas totalmente populares, nada de avanzada, compongo con eso, es algo que me encanta”.

En ese mismo momento comenzó a sonar el piano y con su voz improvisó una estrofa, 15 segundos mágicos que quedaron grabados y serán debidamente atesorados como un regalo muy especial de este fenómeno de la música nacional e internacional.

“Es puro sentimiento, uno tiene una vena romántica también y Albana le aporta algo muy particular con sus cosas”, agregó.

Como despedida agregó: “nos vemos el 3 de diciembre, será un gusto estar con la gente de Libertad, nunca toqué ahí, en 70 años dando vueltas estoy casi seguro que nunca estuve en Libertad”.

La cita es impostergable, las entradas están a la venta en Abitab, anticipadas a 350 pesos para socios y 400 para no socios. En puerta 400 pesos los socios y 450 los no socios.

 

Foto difusión

Por Jorge Gambetta.

Leer Otros Artículos
Cultura

Paola Reyes y un recuerdo especial para su maestro, Anhelo Hernández

6 minutos de lectura
El pasado martes 22 en el Museo Nacional de Artes Visuales se realizó la presentación del libro «Los laberintos mudos. Poemas de…
Ciudad del PlataCultura

Lorca por dos, a sala llena en América Unida

1 minutos de lectura
Con dos funciones, los elencos coordinados y dirigidos por Daniel Barceló cerraron en La Cueva de América su temporada 2022. Un año…
Cultura

Segundas partes sí son buenas: Libeer Fest congregó buena cantidad de público

1 minutos de lectura
Con una muy buena participación de público, en el parque Clauzolles se realizó el sábado 26 la segunda edición de la primera…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!