Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 20/06/2023: «Periplo presidencial de mitad de año»

5 Mins read

El sexto mes del año se desplaza sobre el almanaque anual subrepticiamente, calladito, entre los primeros fríos intensos y las ganas que a uno le dan de demorarse un rato más entre las frazadas, acolchados o lo que se ponga arriba. En las elucubraciones comenzamos así, asomando la cabeza, para ver qué pasa ahí afuera y recién ahí, decidir qué hacer de nuestra vida. Por el momento, empezamos a tirar unas primeras líneas, si me siento motivado y el frío no me gana, hasta quizás redondee una columna elucubradora. Veamos qué pasa de ahora en más.

Si uno fuera consecuente con uno mismo -que no es el caso de este escriba de pueblo chico-, debería seguir cronológicamente los acontecimientos y hacer mención al “éxito” internacional que obtuvo el “presi” en la semana que pasó, al entrevistarse con el jefe máximo de los “states” (el nunca bien ponderado tío Sam de turno). Esto porque en la edición pasada le dije que su credibilidad estaba en duda a causa de hechos como el -por suerte-, fallido TLC con China. Pero como lejos estoy de ser consecuente conmigo mismo, prefiero no reiterarme en las temáticas y lo escrito hace una semana atrás no cambia por una entrevista del “Cuqui” con Biden, más bien confirma todo lo que creo respecto a la política internacional más ideologizada que ha tenido este país desde la restauración democrática hasta el presente.

Eso sí, debo -quiero-, detenerme en lo que hizo el Presidente luego de entrevistarse con Biden, porque de alguna forma es como seguirle los pasos, al menos a la distancia. Resulta que llegó rapidito al país, el jueves ya había vuelto, lo hizo casi a hurtadillas, como queriendo no ser notado; estuvo en la mañana de ese jueves en Ciudad del Plata, exponiéndose públicamente en la inauguración de una empresa de comida para mascotas, pero en la tarde, en el Palacio Legislativo, la vicepresidenta Beatriz Argimón fue la máxima autoridad del gobierno en el acto de reparación pública que debió hacer el Estado por mandato de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CDIH), en el caso llamado “Las muchachas de abril”, porque él supuestamente no había regresado al país.

Nunca quiso ser parte de ese acto, lo evitó todo lo que pudo; por más que los familiares estuvieron dispuestos siempre a acomodar la agenda para que pudiera participar, él siempre encontró excusas para no estar. La última fue lo del viaje a Estados Unidos (a donde fue a recibir un premio de una organización de ricos empresarios yanquis, faltaba más), y a tener la reunión con Biden, que fue medio fuera de agenda, pero resulta que le daba el tiempo para volver y participar del acto reparatorio, pero optó por llegar al país en silencio y casi esconderse.

Del acto reparatorio en sí, que no pude ver en vivo y en directo, es para resaltar la forma en que familiares las organizaciones de familiares mostraron su malestar con el Presidente por no concurrir y la cara casi de espanto que tenían el ministro de Defensa, mi tocayo García, y los militares presentes, al verse rodeados de tanto “público” adverso, pidiendo verdad y justicia.

La fría solemnidad de las palabras de la vicepresidenta Argimón (se notaba que estaba leyendo un discurso que le prepararon con antelación), contrastó con la crudeza de las palabras de la hija de Oscar Tassino, al preguntar en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo, en primera persona, si suyos eran los huesos recién encontrados en el batallón 14.

Usted sabe que no soy de andar dando consejos, pero si alguien quiere dejar atrás la fría, abstracta denominación de “desaparecidos” y conocer de verdad el sufrimiento de los familiares, le recomiendo que escuche el discurso de Karina Tassino en el acto reparatorio. Despojada por completo de posturas ideológicas, por momentos, habló como la niña que ya siendo mujer adulta sigue buscando a un padre de ausencia obligada, forzada por otros, solo porque sus ideas no le gustaban a los poderosos de entonces.

Pero bueno, disculpe que me desvié un poco, estábamos siguiendo el periplo presidencial tras su regreso al país luego de reunirse con el amigo “Joe”, así que sigamos en ello. Resulta que al otro día de no haber ido al acto reparatorio, el Presidente llamó a conferencia de prensa para dar un “notición”, bien de esas cosas que él saca de la galera para desviar la atención, mientras casi dos millones de personas tienen problemas de suministro de agua (¡recuerde que estamos entre los privilegiados que no consumimos agua salada! ¡No dimensionamos en su totalidad el problema que viven los uruguayos de Montevideo y Canelones!), y siguen apareciendo nuevos denunciantes en el caso Penadés.

Resulta que anunció que iba a mandar a fundir el águila del Graff Spee, recuperada del mar hace unos años atrás y en litigio hasta ahora con quienes la sacaron del Río de la Plata. Parece que el Estado ganó el juicio, el águila es de su propiedad (es decir de propiedad de todos nosotros), y al “Cuqui” no se le ocurrió mejor idea que convocar a un connotado artista plástico del Este, de esos que le venden sus obras a los riquitos que llegan a la península, para que la transformara en una paloma de la paz.

Si uno fuera malo diría que hay coherencia en no ir al acto reparatorio y fundir el águila nazi, pareciera casi una necesidad ideológica esa de “licuar” los hechos, transformándolos en menos negativos de lo que fueron, cambiando simbologías, destruyendo memoria. Como aficionado a la historia, me daba pena que fueran a hacer eso que anunciaron, era casi como banalizar el mal, digo, tomando prestaba la referencia del libro de Anah Arendt. Es todo lo que no debería hacerse, pero como usted ya sabe, en este tiempo lo que es y lo que debería ser, no necesariamente coinciden, más bien, todo lo contrario.

Pero bueno, lo particular de este asunto es que los palos para el “Cuqui”, le llovieron de todas las tiendas y todos los colores. Connotados seguidores del Primer Mandatario se molestaron con esta decisión, hasta el propio Manini Ríos le anunció que iba a presentar un proyecto de ley para que eso no pudiera hacerse. Historiadores, académicos, investigadores, dirigentes políticos afines se le tiraron arriba al “presi” luego de este anuncio distractivo (no logró distraer del todo, le diré), y por ello el domingo anunció que daba marcha atrás. “Un Presidente debe saber escuchar”, dijo y por ello cambió la decisión. Claro, él solo escucha a los amigos, pero eso es otro asunto y es bueno que haya dado marcha atrás, al menos en esto.

Pero bueno, cansado casi estoy de seguirle los pasos al Presi; como esta columna se cierra en un día de domingo, no le puedo decir nada de la reunión que Lacalle Pou tenía prevista para el lunes con el objetivo de anunciar nuevas medidas por la crisis del agua. Seguro que habrán anunciado mucho (usted lo sabrá mejor que yo), como hicieron hace un mes y no han concretado casi nada.

Perdón, perdón, si hicieron algo, fue hacer que OSE emitiera un comunicado recomendándole a los montevideanos y a los canarios que le den más de un uso al agua que utilizaron para bañarse de forma de ahorrar. Usted saque sus propias conclusiones, en una de esas hasta llueve a la brevedad, por lo pronto la columna elucubradora termina por acá. Ahora me vuelvo a tapar hasta la cabeza y le anuncio que hasta dentro de siete días no sabrá nada del autor de estas líneas, si llega a pasar algo importante me avisa. Hasta la semana que viene.

Imagen ilustrativa, tomada de la web.

Por Javier Perdomo.

Related posts
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "La censura no existe"

5 Mins read
Amordazado, condicionado y vigilado, el escriba de pueblo comienza una nueva edición elucubradora, consciente de que el regreso a oscuros tiempos amenaza…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "Escándalos, periodistas y plebiscitos"

5 Mins read
Raudo avanza mayo y con él el proceso electoral se vuelve más presente en las vidas de todos y de todas. La…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales: "'Pepe', arenita y trifulcas"

5 Mins read
Tenga usted a bien recibir a este escriba de pueblo en una nueva ocasión. Hace tantos años ya que sigue lo que…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!