Cultura

Antonio Millán González y la aventura de la escritura a mano

6 Mins read

Las diferentes formas de expresión han determinado que los pueblos a través de los siglos hayan marcado estilos, tendencias pero sobre todo una permanente manifestación de cómo el ser humano, ha establecido su evolución. La escritura es quizá, una de las más trascendentes dentro de esas formas de expresión, que ha sabido marcar un largo camino de reglas, con cambios y replanteos respecto a su correcto uso y aplicación.

En este momento de la humanidad, los cambios en la forma en que las personas se expresan o comunican, ha sido objeto de grandes cambios y prácticamente, todo puede ser revocado o cuestionado. Si bien es adecuado que existan ciertos cuestionamientos a algunos temas, existen otros en los que el camino recorrido y los resultados mostrados, han determinado y certificado su real e imprescindible rol en la sociedad, a pesar de los adelantos.

El escribir es un arte que comienza desde la primera infancia y acompaña a las personas durante toda la vida. Su uso y aplicación, ha establecido una forma de comunicación indiscutible e insustituible. El ser humano desde siempre intentó comunicarse, primero a través de señas, lenguajes y luego a través de formas y dibujos, hasta llegar a la escritura.

En los comienzos fue la pictográfica, a través de dibujos esquemáticos en representación de objetos; luego aparecen los ideogramas, imágenes que intentaban representar objetos o situaciones. Se ha establecido que el sistema de escritura más antiguo es el sumerio, conocido luego como escritura cuneiforme, que permitió representar imágenes pero también sonidos. Hacia el año 2500 A.C., esta escritura dio paso a los primero textos literarios, el alfabeto griego fue el primero de la historia y después de un largo proceso, con reajustes y cambios, se llegó a la escritura actual.

En México y Mesoamérica la escritura solo era para aquellos personajes míticos y divinos, como dioses, soberanos o sabios. Todos estos tipos de escritura terminan con la conquista y la llegada de los españoles al continente, quienes enseñaban y eran los principales maestros de la escritura y lengua española. Parte de esa historia, está reflejada en el libro que vio la luz el pasado año, que tiene como eje central la escritura a mano.

DESARROLLO | “Los trazos que hablan, El triunfo y el abandono de la escritura a mano”, es un libro divulgativo del lingüista y escritor José Antonio Millán González (Madrid, 1954), que también ha escrito libros infantiles además de otras obras sobre la lengua o la edición electrónica. Colaboró además en la creación del diccionario en CD-ROM de la Real Academia, entre otros proyectos.

En varias entrevistas, Millán ha expresado que lo que intentó al escribir su libro es “despertar en el lector el sentido de maravilla ante ese logro intelectual que supone la escritura”.

En el texto, realiza una síntesis de los 5000 años de historia de la escritura, que entiende es una habilidad que se está perdiendo, a causa de los teclados. Aclara que no pretende ser un recorrido por la historia de la escritura porque sería algo muy abarcativo e imposible hacerlo en un libro. “Hacer un recorrido desde la escritura peruana, maya, los jeroglíficos egipcios, es una larga historia y compleja. En el libro me he centrado en la escritura alfabética, la que usamos ahora en español, inglés, francés y demás idiomas, la que tiene unos orígenes muy antiguos que sí he querido rastrear para que se vea de dónde venimos”.

“Es interesante mostrar el proceso ya que la escritura tiene una historia a lo largo de los siglos muy compleja donde casi cada lugar, cada región ha tenido sus propios matices y formas, es una historia muy rica y que al fin y al cabo, es la historia de nuestra cultura”, dice.

El texto está centrado en la escritura de Occidente y se desarrolla a través de cinco pasajes sobre su historia y posibles consecuencias si se acaba esta práctica. Según el escritor, “trasladar al papel la variedad lingüística, es una aventura que ha tenido diferentes momentos con cambios continuos que fueron formando un cierto concepto, que ha permitido a largo de la historia, que nos podamos comunicar y entender a través de la escritura”.

Millán describe el proceso que ha tenido la escritura desde la aparición de la imprenta, la evolución de los instrumentos de escritura como la pluma hasta los computadores de hoy. Entiende que además, no hay que perder de vista que con respecto a la escritura, siempre se hace referencia al mundo desarrollado y tecnológico pero que, no es un tema global porque aún en la actualidad existen otras culturas en las que no usan la escritura propiamente dicha, sí otros símbolos, otro arte y que también existen otros pueblos que solamente se escribe a mano, porque no tienen acceso a la tecnología.

En sus primeras páginas, describe el trabajo un experto en la historia de los libros y su importancia, Roger Chartier: “Este libro es tan prodigioso como la historia que narra. Su punto de partida se encuentra en la profunda ansiedad que produce en nuestro tiempo la desaparición de la escritura a mano. Para conjurarla, José Antonio Millán convoca la historia de muy larga duración de la escritura. Con una erudición vertiginosa y amena, los cuarenta y un capítulos conducen al lector desde los jeroglíficos hasta las pantallas digitales y proponen una historia global de los soportes e instrumentos de la cultura escrita. (…). El impresionante viaje convence el lector de los innumerables poderes y placeres de la escritura manual y de la cruel pérdida que sería su desaparición. Así, este magnífico trabajo de filólogo se convierte en una seria advertencia para el presente”.

HABILIDAD | De acuerdo a Millán, el acto de escribir a mano no tiene parecidos, es algo único que permite desarrollar muchas habilidades que de no hacerlo, comenzarían a perderse entre las nuevas generaciones.

La escritura a mano, tiene muchas particularidades, por ejemplo transmite la individualidad de una persona, ya que pocas veces pueden dos personas escribir exactamente de la misma forma, aunque el texto escrito sea el mismo o intente transmitir la misma idea. Por ello, la escritura a mano es algo mágico y único que cada persona tiene la capacidad de desarrollar a su manera y con su exclusiva impronta.

Con esta magia las diferentes sociedades han buscado expresar a través de símbolos o letras todo aquello que su mente racional intentaba expresar, dejando plasmado en piedra, madera, papiros o papel, lo que imaginaban o sabían, sus experiencias, sus aventuras, sus descubrimientos para que otros, en otros tiempos y espacios, pudieran traducirlo y comprenderlo. Entiende que es de gran importancia tratar este tema debido a que en muchos ámbitos se ha llegado a debatir si en la era digital, se debe o no enseñar la escritura a mano.

Según Millán, “lamentablemente en algunos ámbitos, no todos, ya se está cuestionando la enseñanza de la escritura en los niños, pero además de eso, también se comienza a cuestionar la enseñanza de las tablas de multiplicar y eso es porque se piensa erradamente, que en los tiempos que corren no hace falta mantenerlas”.

Por ello, uno de los principales objetivos a conseguir con su libro, es llevar a una reflexión acerca de lo que supone esta práctica. “La escritura a mano permite desarrollar un conjunto de capacidades neurológicas, físicas y de saberes muy ligadas al uso del cerebro, del sistema nervioso, la coordinación mano-vista, todas habilidades que si no se practican en el seno del aprendizaje de la escritura, probablemente no lleguen a movilizarse”, dice.

Los trazos que hablan, hace referencia a esa escritura a mano que cuenta no solo lo que dicen las palabras que están trazadas, sino muchas cosas más. “Por ejemplo nos cuentan sobre quién lo ha hecho, en qué estado de ánimo estaba cuando lo escribió, la edad, el género, el nivel cultura, las circunstancias emocionales, si se escribió de forma relajada o no y hasta los inicios de algunos síntomas de enfermedades como el Parkison, que se puede detectar a través del trazo. Por eso si uno ve la letra de una persona, puede saber muchas cosas sobre ella”, dice.

Millán entiende que son demasiadas las habilidades que se ponen en marcha al escribir a mano y que no pueden sustituirse por las máquinas. “El escribir tiene ventajas a nivel intelectual y de desarrollo. Se han realizado estudios en los que aquellos estudiantes que sacan apuntes a mano, consiguen un mejor aprendizaje que aquellos que lo hacen en el teclado”, dice.

“La escritura manual no sólo te da autonomía, sino además, el hacer letras pequeñas o grandes, distribuir las líneas por el papel, todo eso indica que estás ejercitando un dominio espacial muy grande, además del dominio simbólico de las letras, el dominio gráfico, la coordinación del ojo con la mano y con el espacio, es todo un logro bastante sofisticado y todo esto tiene mucho que ver con el desarrollo cognitivo, cerebral”, agrega.

“Claramente hay un conjunto de habilidades como la psicomotricidad, la motricidad fina de la mano, que sea capaz de hacer movimientos tan pequeños, de forma automática, es algo muy importante. Si por algún motivo desapareciera la escritura a mano, los que supieran hacerlo se convertirían en una especie de elite de poder, reservado sólo para unos pocos, como ha sucedido en otras épocas”, dice el autor.

Imagen tomada de la web.

Por Yudith Píriz.

Related posts
Cultura

Fernando Parodi y su puesta en escena sobre el asesinato de "Las muchachas de abril" se presenta en el Solís

7 Mins read
Hay quienes cuestionan que en estos tiempos se continúe la búsqueda de verdad y justicia y la investigación sobre hechos ocurridos hace…
Cultura

Sociedad Anónima vuelve a Casa de la Cultura; sábado 20 en dos funciones

2 Mins read
El sábado 20 de abril se producirá el regreso a Casa de la Cultura, luego de varios años de ausencia, de los…
Cultura

El ex futbolista y escritor Agustín Lucas escribe un libro sobre la historia de San Rafael

7 Mins read
El pasado 4 de marzo el Club Social y Deportivo San Rafael cumplió sus prolíficos 80 años de vida institucional que con…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!