Sociedad

Fiscal de Libertad Cecilia Gutiérrez: «no me imagino un sistema sin proceso abreviado»

6 Mins read

Durante las reuniones que se realizaron a partir del último pico de delitos en Libertad, el rol o papel de la Fiscalía Letrada Departamental estuvo en el tapete e incluso a una de esas instancias se convocó a la Fiscal, quien no pudo concurrir por encontrarse de turno, pero sí comprometió una futura visita del fiscal de la Nación Juan Gómez a la ciudad y anunció estar dispuesta al diálogo con los vecinos.

Así fue que este medio se contactó con la principal figura de la Fiscalía en la ciudad, la doctora Cecilia Gutiérrez y dialogó con ella sobre aspectos generales del trabajo que realiza en Libertad esta oficina que ganó especial relevancia a partir de la aprobación del Código del Proceso Penal de 2017.

En su despacho del segundo piso de la casona ubicada sobre 25 de Agosto, Cecilia Gutiérrez cuenta primeramente su periplo en el mundo judicial. Recibida en los primeros años del nuevo siglo, dio clases en la Universidad de la República e ingresó a la Fiscalía en 2015, a poco del cambio de código. Primero fue destinada a Rivera como Fiscal Adscripta, después la trasladaron a San José de Mayo y de ahí a Las Piedras. Estando en Canelones concursó para ser Fiscal Departamental y su primer destino como tal fue Salto y de allí la trasladaron a Libertad, donde ahora cumple funciones.

Gutiérrez trabajó dos años con el anterior código y considera que el actual “significó un cambio fundamental en el trabajo”. Contó que se entusiasmó con ser Fiscal cuando dando clases comenzó a hablarse del cambio de código. “Cuando yo daba clases, una Fiscal que hoy es la Fiscal de Homicidios, contaba que se venía el cambio y que sería muy interesante y ahí ya pensé en la posibilidad de ingresar como Fiscal. Fue algo que me entusiasmó”, dijo Gutiérrez.

A la hora de hacer una primera evaluación del cambio, aclara que es un proceso que no se ha consolidado al 100% y que otros países que lo han implementado antes que Uruguay, aún están haciendo ajustes, pero entiende que “el cambio es positivo, porque antes había muchas personas privadas de libertad que no tenían condena”.

“Lo que a mucha gente le cuesta entender -prosigue diciendo-, es que las personas esperen el proceso en libertad. Para nosotros, la prisión preventiva es la última de las medidas, cuando todas las demás fallan; eso tenemos que explicarlo mucho, sobre todo a los denunciantes y a las víctimas, por qué determinado delincuente ese día no entró a prisión. No significa que vaya a quedar impune, significa que fue formalizado y que recién comienza todo el proceso”.

Además, agregó, “la prisión preventiva es algo que el fiscal solicita, pero que en definitiva el que lo da es el Juez. Se habla siempre de los fiscales, pero en definitiva el Fiscal lo pide, pero el juez la otorga o no”.

Al referirse a los juicios por siniestros de tránsito, por ejemplo, comentó que “el problema con los accidentes de tránsito es que hay que esperar el resultado de muchas pericias, porque hay que ver quién tuvo la responsabilidad y en qué condiciones se dio. Nosotros a veces citamos a las víctimas y les planteamos la posibilidad de firmar acuerdos reparatorios. Hay personas con lesiones que no han sido de gran entidad, que consideraron que un acuerdo reparatorio les era satisfactorio y de esa manera no saturamos el sistema. La víctima se ve satisfecha en los derechos que le fueron vulnerados y a su vez la persona imputada, de alguna manera paga el delito que cometió”.

 

CARACTERÍSTICAS | Una particularidad que tiene la Fiscalía Letrada Departamental de Libertad es que tiene jurisdicción sobre el “penal” y ello implica mucho trabajo. Mencionó que la otra gran complejidad que tiene el trabajo en Libertad es la situación en Ciudad del Plata y a la hora de comparar con fiscalías en las que estuvo antes, dijo que no tiene “mucha diferencia con lo que sería Las Piedras, por ser también zona metropolitana”. Rivera, por ejemplo, “tiene otras particularidades como el sicariato o la población fluctuante por la frontera seca”, comentó luego.

A la hora de definir el trabajo que realizan los fiscales, dijo que “nosotros dirigimos las investigaciones de delitos y crímenes. Somos los titulares de la acción penal, significa que si el Fiscal no acusa no hay una querella de partes, como ocurre en otros sistemas, en el que la Fiscalía no acusa, pero la persona puede iniciar un juicio con la asistencia de un abogado”.

“Llevamos adelante los juicios hasta que se llega a la condena o absolución y la ejecución de la pena”, agregó y comentó luego que “una cosa importante que hace la diferencia respecto al código anterior, es la atención a las víctimas y a los testigos, porque los fiscales antes era excepcional que atendieran a la víctima. La gente no tenía costumbre de concurrir a la Fiscalía, sin embargo ahora tenemos una unidad de víctimas y testigos. Es algo a lo que nos hemos tenido que acostumbrar. El trabajo cambió, antes, al ser todo escrito no teníamos contacto con la gente y eso es muy enriquecedor”.

Ese contacto con la gente y con el sistema carcelario, le hace tener una visión diferente respecto a lo que piden los ciudadanos. “La gente pide prisión, prisión, prisión, pero hay que tener cuidado con eso, porque si la persona cometió un delito leve y nosotros lo ponemos en prisión, en vez de rehabilitarlo, se puede complicar más. Eso nos lleva a evaluar bien qué hacemos”, comentó Gutiérrez.

Cuando entró en vigencia el nuevo código, había muchas quejas de los policías respecto al trabajo de los fiscales. Consultada sobre si consideraba que esto había cambiado, dijo Gutiérrez que “eso es como en todos los trabajos, la gente tiene que conocerse y aceitar los mecanismos. Eso lleva tiempo, confianza. Nosotros necesitamos una tener una Policía que sepa trabajar en lo judicial, porque nosotros somos los que llevamos su trabajo a juicio. La forma en cómo se recaba una prueba nos puede hacer fallar un proceso. Si la prueba es nula va a caer todo lo que esté vinculado a ella”.

Por suerte “se ha logrado mejorar las conexiones con las otras instituciones de la sociedad y también entre los propios fiscales”, dijo Gutiérrez.

 

COMODIDADES | Consultada respecto a si tienen las condiciones necesarias para desempeñar su trabajo, la fiscal Cecilia Gutiérrez dijo que “tenemos una sede cómoda, tiene carcelaje, entradas independientes, no todas lo tienen. Desde ese punto de vista estamos bien, incluso ahora se ha mejorado la seguridad poniendo cámaras y sistema de alarmas. También tenemos un Policía permanente porque acá también se dan situaciones complejas, como gente que se ha querido fugar o familiares que no aceptan que las personas sean llevadas a prisión”.

Consideró sí que se necesitaría más personal policial, “porque hay muchas custodias por violencia doméstica y eso distrae personal para otras cosas. Nos han puesto Policía Científica más cerca, es decir que los reclamos que hemos ido realizando, en la medida de las posibilidades, se van contemplando”.

A la hora de evaluar si ha aumentado o no el delito en Libertad, dijo la Fiscal que no tenía los datos estadísticos para saber qué delitos hay más y qué delitos menos, pero sí comentó que cuando ella asumió tenían 1354 casos en curso y hoy no llegan a 500. “Lo que pasa es que hay algunas situaciones difíciles de resolver y ahí es que están las alertas de los vecinos”, dijo la Fiscal.

 

ABREVIADOS | Para finalizar, Cecilia Gutiérrez defendió los procesos abreviados. “Es imposible que se hagan investigaciones de tantos casos juntos (en referencia a los 1354 antes mencionados). No se pueden llevar a juicio todos los casos. Llevar un caso a juicio, implica una preparación muy grande. Si nosotros no contamos con todos los elementos, hay que tener cuidado en no terminar en una impunidad”.

“El proceso abreviado no es que el Fiscal hace firmar cualquier cosa a la persona, porque eso es hasta una ofensa para la defensa. Nadie le va a hacer firmar algo a su cliente sin haberlo leído. Hay muchos casos que son con libertad a prueba, entonces ¿Vamos a hacer un juicio por una libertad a prueba? Porque es primario, porque es menor relativo, porque lo que robó fueron una pocas cosas. No hay que ver el proceso abreviado como algo nefasto. Es necesario porque no daría el sistema si hiciéramos todos los juicios. Necesitaríamos muchos más fiscales, muchos más defensores y muchos más jueces”, dijo la Fiscal Departamental.

“Hoy van a construir más cárceles en Libertad, pero se van a volver a saturar, porque hay penas que son muy elevadas. Hay penas de drogas que son de cuatro años; no van a salir antes, por eso no me imagino un sistema donde no haya proceso abreviado, porque no daríamos abasto”, dijo para finalizar Cecilia Gutiérrez.

Por Javier Perdomo.

Related posts
Sociedad

Centro de salud de Libertad volvió a tener servicio oftalmológico

4 Mins read
Luego de más de un año medio sin la especialidad, el Centro de Primer Nivel de Atención de Libertad (CPNAL), vuelve a…
Sociedad

Últimas actividades en la piscina abierta, previas al cierre de temporada y el comienzo del cerramiento

2 Mins read
Viernes de intensa actividad fue el que pasó en la piscina de la Plaza de Deportes de Libertad. En horas de la…
Sociedad

Asumió nueva Fiscal Adscripta en Fiscalía Letrada de Libertad

1 Mins read
Florencia Sanchís, se llama la fiscal adscripta que suplantará a Bettina Ramos en la Fiscalía Letrada de Libertad, según anunció la Fiscalía…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!