Sociedad

Maximiliano Camaño, un libertense que estuvo en la primera línea en solución de Montevideo Gas

6 Mins read

Mucho se ha hablado del conflicto en Montevideo Gas y la salida del país de la empresa brasileña Petrobras, para que sea el Estado el que, en principio y de momento, se haga cargo de la gestión. En redes sociales, en la calle, en el boliche, todos han opinado; si está bien, si está mal, todos han dado su visión sobre el conflicto, siempre mirándolo desde la comodidad del sillón del living, pero en Libertad pocos saben que un libertense fue un  protagonista principal en esta historia de lucha de un sindicato, por preservar la fuente laboral de 160 familias.

Se llama Maximiliano Camaño, tiene poco más de 20 y pocos años y en el pasado mes de mayo había cumplido cuatro años de trabajo como toma-consumo en la empresa. Él fue, uno de los tres trabajadores que el 30 de abril pasado comenzaron la huelga de hambre y uno de los dos que permaneció en la medida por 30 días. Voz más que autorizada entonces, para hablar del conflicto que ha acaparado la atención en la última semana.

Maxi, como lo llamaremos de ahora en más, reconoce que ni siquiera conocía que existía una empresa de gas por cañería en Montevideo hasta que un tío suyo entró a Montevideo Gas (en el pasado la estatal Compañía del Gas y que luego privatizada fue Gaseba, propiedad de Gaz de France, que a su vez la vendió a Petrobras). Fue él quien le comentó que había un llamado para toma-consumo, algo que Maxi estaba cumpliendo como contratado en una empresa estatal en Libertad, e ingresó como empleado.

Recuerda que cuando él entró ya había problemas en la compañía, pero “no de la magnitud que tomó en el último tiempo, sí se estaban peleando cosas porque se veía que no estaba funcionando bien el servicio y eso repercutía no sólo a los trabajadores del gas, sino al servicio público de gas natural”.

Ese desconocimiento previo de la empresa, no fue impedimento para que le fuera tomando cariño a su nuevo lugar de trabajo. “Uno cuando entra a un nuevo trabajo, también depende de los compañeros, que te absorben y te hacen sentir que sos parte, que fue lo que me pasó a mí. Desde que entré, los compañeros me hicieron sentir parte, me afilié enseguida al sindicato y es un tremendo orgullo pertenecer a él, porque siempre trata de profundizar en lo que es el servicio público que era lo más importante; junto con los compañeros luchamos para no ser despedidos y para que no se acabe esa fuente laboral y ahí es que uno empieza a trabajar para que eso ocurra y se va concientizando lo que se vive”.

 

INTEGRACIÓN | Rápidamente Maxi se integró al gremio y fue electo como parte de la Dirección del sindicato. “Ahí la responsabilidad es más aún, tenés que tomar decisiones difíciles junto a la Asamblea, porque muchas veces se juegan los puestos de trabajo”. Pronto, debió comenzar a manejar el arte de la negociación. “Cuando se arranca un conflicto no se sabe cómo se termina. Uno arranca esperando lo mejor, pero a veces eso no ocurre, hay veces que toca empatar, otras perder y hay que estar preparados para eso”.

Pero en Montevideo Gas, las cosas no eran como ocurre en una negociación normal. “Lo difícil es cuando no se quiere llegar a un arreglo, como estaba pasando ahora. Nosotros proponíamos cosas, el gobierno también y todo te lo echaban para atrás. Se veía claramente lo que nosotros decíamos hace mucho tiempo de que se querían ir. Uno cuando negocia, perdés y ganás cosas, pero cuando ofrecés cosas, perdés cosas, tratando de ganar lo menos posible y no hay acuerdo, se rebota todo, se vuelve difícil”, dice Maxi.

“El gobierno asimismo negociaba y también rebotaba. Las últimas dos propuestas las hizo el Ejecutivo con el Presidente de la República detrás y todo lo rechazaban”, cuenta. Así ocurrió hasta que Vázquez se reunió con el Presidente de la petrolera estatal brasileña y acordaron el retiro del país y la vuelta de la compañía a manos del Estado.

Consultado sobre cómo los tomó el anuncio presidencial, dijo el trabajador de Montevideo Gas que fue “un orgullo, el sindicato, lo que propone hace un montón de tiempo, es lo que va pasando en la realidad, lo que hace que seamos creíbles; cuando decimos algo es porque lo vivimos de adentro, lo sabemos”.

 

LA HUELGA | La decisión de ser uno de los tres huelguistas, dice Maxi, fue por “convencimiento puro, ya habíamos tenido dos huelgas anteriores con otros compañeros; obviamente que por las circunstancias que viven en la huelga de hambre, no pueden volver a hacer otra en el corto o mediano plazo. El convencimiento que a uno le genera esto hace que uno se proponga. Fuimos dos integrantes de la directiva los que nos propusimos y otro muchacho que se propuso en el Plenario de Delegados”.

Sobre el proceso previo al ingreso a la huelga de hambre, contó Maxi Camaño que al saber que era uno de los candidatos a hacerla “lo charlé con mi pareja, obviamente, le fui explicando en detalle lo que iba a pasar; también recibí el apoyo de mi familia, lo que es fundamental al arrancar algo tan difícil como una huelga”.

El día a día de una medida como esas es duro y soportarlo “pasa por el apoyo de los compañeros o la visita de los amigos; cualquier cosa que pasa para que uno que está ahí las 24 horas es importante, porque te da más fuerza. No dejás de sentir lo que te imaginás, pero sí es más fácil sobrellevarlo; pensar en otra cosa, las visitas te dejan contento, con fuerza para seguir”.

¿Pero qué implica una huelga de hambre? Explicó Maxi, que durante cada día tenés “una ingesta de 650 calorías; eso se dividía en dos caldos y 50 gramos de chocolate negro y además tomábamos tres litros de agua diarios, como mínimo”.

“Todos los días nos iba a visitar un médico del Sindicato Médico, que nos hacía los controles, cualquier cosa que pasara que fuera perjudicial para nosotros, enseguida lo comunicaban con el sindicato para que nos sacaran de la huelga, como pasó con un compañero que debió abandonar antes que el gobierno planteara una mediación y el sindicato decidiera levantar la huelga”.

Al terminar la medida, dice Maxi, “es como volver a ser bebé, tenés que hacer una readaptación de todo. El primer día que llegué, comí solo puré de zapallo, al otro día lo mismo. Comés poco porque el estómago se te achicó y de a poco vas incorporando proteína animal; pollo primero, después algún churrasco. Comida sana hasta que puedas lograr ingerir todos los alimentos; te vas probando, un día comés papa y se no te cae mal la podés incorporar y así sucesivamente”.

 

LEJOS, PERO CERCA | Tras participar de la huelga, Maxi quedó algo desconectado del proceso que se iba llevando el conflicto. “Cuando salgo de la huelga, me llevan a la mutualista, me hacen los análisis, sale todo bien, pero el doctor me ve un poco las piernas, que había perdido músculo y me dieron 15 días de estar tranquilo y no andar exponiéndome al frío por tener las defensas bajas. En ese tiempo perdí un poco el hilo del conflicto, por eso cuando volví traté de ayudar desde otra parte para no entorpecer el trabajo de los compañeros que participaban de la negociación”, contó el dirigente sindical.

Prefirió no opinar sobre la visión que tiene la gente que cuestiona la decisión presidencial, pero sí dice que desde dentro él puede decir que “se ve gente que lucha por su laburo, que tiene ganas y lo de la empresa es medio loco, que te digan que da pérdidas”.

“Sólo en Montevideo Gas hay casi 39 mil usuarios, es un servicio que se brinda, se podía mantener con la gente que está, pero la mala gestión ha hecho que se bajaran los usuarios, nosotros teníamos 45 mil usuarios, es una caída grande de usuarios, que perjudica a la empresa. Además no había gestión para incorporar nuevos clientes desde hacía un montón de tiempo”, explicó el trabajador libertense.

Respecto a si piensa que debe volver a privatizarse o permanecer en manos del Estado el servicio, Maxi Camaño dice que “esta empresa era pública antes y se ha visto la mala gestión que han hecho los privados, en este momento me animaría a decir que lo más lógico es que sea estatal, pero se hará lo que se tenga que hacer para que la empresa funcione”.

 

Por Javier Perdomo.

Related posts
Sociedad

Comienzan los festejos por el 50 aniversario de denominación como pueblo de Puntas de Valdez

2 Mins read
Con la realización de una correcaminata el próximo sábado 10 de agosto, comienzan los eventos de festejo de los 50 años de…
Sociedad

Maira Cuello, la nueva Presidenta de la Comisión de Fomento de Kiyú y sus expectativas para el período

5 Mins read
En la pasada edición, dábamos cuenta de la realización del acto eleccionario para elegir la nueva Comisión de Fomento de Kiyú, instancia…
Sociedad

Dueña de kiosco "La Taba" y sus sensaciones luego de las dos rapiñas sufridas en un mes

3 Mins read
Tres rapiñas en dos comercios y el hurto a una tienda, ocurridos en un corto lapso de tiempo, han provocado cierta sensación…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!