Variedades

Las velas, han estado desde hace milenios junto al ser humano

6 minutos de lectura

Elementos indispensables en la época que no existía luz eléctrica, las velas hoy, además de utilizarse para ofrendas y rituales, representan un artículo decorativo de los más variados ambientes.

Teniendo presente que llegan ocasiones especiales del año y nunca viene mal un toque distintivo en todo hogar, en cada mesa, es por demás interesante presentar una de las  alternativas que ayudan a realzar y a la vez, darle un encanto especial a los entornos festivos.  Para ello, una buena alternativa, es incorporar esa magia especial que ofrecen las velas las que, desde siempre, han acompañado a la humanidad.

De colores, perfumadas, de tamaños variados, las velas han estado presentes en los ritos y ceremonias religiosas de casi todas las civilizaciones y son instrumentos de las más diversas celebraciones alrededor del mundo.

Desde lo puramente religioso o espiritual, o con motivos simplemente decorativos, han acompañado la historia de la humanidad, desde los tiempos más remotos. En momentos en que no existía la electricidad, estas luminarias representaban la única forma de dar la luz necesaria para desarrollar las tareas nocturnas en los hogares.

Hoy, pese a la evolución de las tecnologías y a que la luz eléctrica llega casi, a lugares muy distantes de los centros urbanos, se da algo interesante que tiene que ver con su permanencia en el tiempo.

Cada hogar por lo general tiene velas, aunque sea como recurso decorativo, u olvidada en algún cajón de un armario de la casa o en la mesa de luz. La materia prima de las velas es la cera, aunque también se utiliza parafina, resinas, aromatizantes, hojas de árboles, flores, y también esencias aromáticas.

La historia indica, que las velas acompañan al hombre desde su origen. Estas alumbraron a nuestros antepasados y hoy están en nuestras vidas, en la casa y en todo evento social o empresarial que se realice. La fabricación de las velas, es probablemente una de las tradiciones artesanales más antiguas en el mundo.

HISTORIA| La palabra vela o cirio, procede del latín (candere), y su significado es brillar. Desde el tiempo de los romanos y los griegos se han utilizado medios de iluminación para el interior de la casas y posteriormente se fueron utilizando dentro de los santuarios y templos y en casi todas las ceremonias de cultos y rituales de prácticamente todas las religiones tanto orientales como occidentales. Desde el siglo IV, las velas han sido un medio de ofrenda a Dios, a las vírgenes y a los santos en acción de gracias o para pedir milagros de sanación u otros temas en los que los fieles buscan una solución.

En la Iglesia Católica, desde siempre se han venido utilizando las velas en las distintas ofrendas y durante las celebraciones de la Santa misa, donde su presencia, en algunos santuarios, se ha mantenido en el tiempo.

Con respecto a su origen, algunos investigadores aseguran que las primeras velas fueron empleadas por los antiguos egipcios quienes usaron velas de junco, o antorchas, hechas empapando la parte central o médula del junco con sebo fundido; las velas de junco no tenían mecha como las tradicionales.

Por su parte, se piensa que las primeras velas fueron hechas con palos de madera recubiertos con cera de abeja y muchos aseguran que fueron los romanos los primeros en utilizar las velas con mecha. Al igual que los antiguos egipcios, los romanos preferían el sebo, obtenido de la grasa del ganado vacuno y ovino, como principal material.

No fue sino hasta la Edad Media, cuando la cera de abejas fue empleada para hacer velas, lo que significó un progreso en su fabricación, siendo especiales ya que no producían llama humeante, y quemaban sin dejar humo ni olor. Estas eran más costosas y sólo los de las clases altas, podían permitirse el lujo de comprarlas. Antiguamente, el uso de velas no era tan común como el de lámparas de aceite, pero su uso se incrementó durante la Edad Media. En general, durante gran parte de los siglos XVI al XVIII, las velas fueron la forma más común para iluminar los interiores de las viviendas.

A mediados del siglo XVIII se comenzaron a fabricar con una preparación a base de parafina, ácido esteárico (ácido sólido graso), y en ocasiones cera de abejas, aceites animales hidrogenados u otros materiales grasos.

En los tiempos antiguos, las personas rezaban sobre fuegos al aire libre ya que creían que el humo llevaría sus deseos hacia Dios. De esta creencia se desarrolló la práctica de pedir un deseo y soplar las velas en los cumpleaños. Para otros este ritual se desarrolló primeramente por parte de los griegos que hacían pasteles de miel redondos como la luna llena y los colocaban en el altar de la Diosa de la Luna. Ellos colocaban una vela en medio del pastel, la cual imitaba el brillo de la luna.

El crecimiento de la industria de las ballenas, en el siglo XVIII, trajo el primer cambio en la fabricación de velas desde la Edad Media. La espermacetis, una cera obtenida por la cristalización del esperma de las ballenas, no producían un olor repugnante cuando se las prendía, además esta cera es más dura que el sebo y que la cera de abejas. Las velas elaboradas con espermacetis no se doblaban con el calor del verano.

Durante el siglo XIX ocurrieron los mayores progresos. El inventor Joseph Morgan, fabrica una máquina para la producción continua de velas, que expulsaba las velas al estar sólidas. Otro avance, ocurrió en 1850 con la producción de cera de parafina, obtenida del petróleo por destilación de los residuos. La cera blanca obtenida ardía limpiamente y sin olores desagradables. La mayor importancia era su costo, la cera de parafina era más económica de producir.

La fabricación de velas declinó hasta el siglo XX en que vuelve a renovarse su popularidad, al ser empleadas para otros usos además del puramente religioso, por ejemplo para decoraciones en fiestas y eventos. Más allá de su uso específico, el acto de encender velas y lámparas ha sido considerado desde tiempos muy antiguos, como una prueba exterior de alegría y también ha sido y es, parte de creencias paganas y cristianas.

Hoy, no sólo continúan siendo un objeto de uso masivo sino que se ha incrementado su fabricación de forma artesanal, en donde la creatividad, el uso de diferentes técnicas y el buen gusto, han convertido a las velas, en compañeras para todo tipo de ocasiones.

ENERGÍAS | Desde el punto de vista religioso o metafísico, se cree que utilizadas para rituales u ofrendas, representan los cuatro elementos de la naturaleza por lo que su poder es casi mágico. Éstas producen un ambiente místico y sentimental, por lo que hay que destacar su  importancia como fuente de decoración y ambientación. Esta mecha o cordel que asciende por el interior de una barra de combustible sólido, como puede ser la cera, la grasa o la parafina (más actual), al encenderlas, son responsables de crear en cualquier lugar donde se encuentren, un ambiente elegante y especial, de sensibilidad y armonía.

Otra forma de presentación de estos objetos, es mediante las esencias, las velas aromáticas, que cumplen la doble función de dar luz y perfumar los ambientes.

En la actualidad, se utilizan con diferentes propósitos, como puede ser para acompañar momentos de intimidad en el hogar, para crear ambientes cómodos y relajados, para meditar, practicar yoga, concentración mental, cenas románticas y/o en las tradicionales fiestas de Navidad y Año Nuevo y demás acontecimientos en los que las velas, ofrecen el toque distintivo por excelencia.

Estos antiguos cilindros de cera, son vistas como fuente de energía y conexión con lo divino, no en vano son utilizadas en los rituales de todas las religiones. Desde la metafísica, las velas son poderosas fuentes de poder y aperturas. La imagen de una pequeña llama encendida a partir de una mecha y cera fría, conlleva una fuerte carga simbólica que ha atravesado generaciones y civilizaciones. Icono representativo de la vida y la energía, las velas están vinculadas al fuego, elemento de la naturaleza que significa al mismo tiempo la destrucción y la renovación, el cual produce efectos mágicos cuando se hacen los rituales correctamente.

El fuego está asociado a las vibraciones de los colores, y según la metafísica, accionan energías que existen en cada persona, favoreciendo determinados aspectos como el amor, desempeño profesional, salud y espiritualidad.

COLORES | Se cree que de acuerdo a su color, provocan determinadas vibraciones de las que se obtienen diferentes beneficios. De todas formas, más allá del color, se entiende que el solo hecho de encender una vela con determinada intención, ya representa un gran poder que permite una conexión especial entre los humanos y Dios u otra entidad a la cual se venere.

Con respecto a su color y forma, existen velas de láminas de cera estampada, velas de vaso, velas flotantes, velones, velas cilíndricas, piramidales, cuadradas.

En cuanto al aroma, hoy son empleadas con fines terapéuticos. Las velas aromatizadas con diferentes esencias, hacen que actúen sobre los ambientes pero además sobre las personas, más precisamente sobre el sistema nervioso, estimulando las funciones del organismo a nivel sensorial.

Por su encanto especial, los ambientes que transforman y sus propiedades beneficiosas para la relajación, en estas fiestas tradicionales, continuemos con el ritual y encendamos una vela para alumbrar nuestros hogares y elevar nuestros deseos hacia la Fuente espiritual, cualquiera que esta sea para cada uno.

 

Por Yudith Píriz.

Leer Otros Artículos
Variedades

John Seymour, figura influyente del movimiento de autosuficiencia

6 minutos de lectura
Los temas de la agroecología, de las prácticas amigables con el ambiente y el uso sustentable de los recursos, representan un aspecto…
Variedades

La menta, fresca y nutritiva

4 minutos de lectura
Las diferentes hierbas medicinales, ofrecen infinidad de beneficios gracias a determinadas características, las que pueden encontrarse tanto en sus hojas, raíces o…
Variedades

Aportes nutricionales de la Alfalfa

4 minutos de lectura
Las propiedades que presentan las plantas, de acuerdo a sus componentes específicos, siempre son una opción ideal para tratar diferentes dolencias, así…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!