NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Variedades

La naturaleza y su poder sanador en tiempos de pandemia

5 minutos de lectura

Mucho se ha escrito sobre los niños, sus derechos, sus juegos, sus libertades y sueños. La celebración de su día, lleva a poner sobre la mesa, diferentes miradas que analizan esta etapa de la vida. En muchas ocasiones se habla de los niños como esa llama de esperanza que nos alienta a un mundo nuevo y mejor pero, a la vez, como generaciones que enfrentarán constantes dificultades.

Este año mostró más que nunca que cualquier circunstancia o evento puede cambiar las reglas del juego y que en un mundo incierto, lo más importante es contar con fortalezas físicas y emocionales, para hacer frente a escenarios cambiantes y nuevos. En el panorama actual, en el que la vulnerabilidad toca la puerta de todos, las bases sólidas que se logren encauzar en los más pequeños, serán sin dudas, la mayor protección frente a contextos inciertos.

Algunos especialistas dicen que las actuales generaciones de niños crecerán con miedos, con reparos frente a ciertas actividades y que en ello, van perdiendo parte del mundo de juegos que necesitan para desarrollarse saludablemente. Para enfrentar situaciones como las actuales u otras que deban vivir como adultos, necesitarán herramientas y habilidades que los refuercen emocionalmente, como lo son los afectos y el entorno.  

 

CONEXIÓN | Richard Louv, padre del concepto “déficit de naturaleza”, autor de “Los últimos niños en el bosque”, explica lo importante que será el vínculo con el medio natural para sanar el estrés tras el confinamiento, y prevenir nuevas pandemias. El libro escrito en 2005 representa una de las voces que más ha expresado las consecuencias del deterioro de la relación de los humanos con la tierra. El autor aborda el problema de la urbanización, centrado en investigaciones que demuestran las ventajas de salir al campo o a áreas verdes de las ciudades para mantener la salud.

Su mensaje pasa por mostrar cómo, los niños del siglo XXI, crecen desconectados del mundo natural, con las consecuencias que ello provoca.

En 2008, Louv obtuvo la 50ª Medalla Audubon de la Sociedad Nacional Audubon (institución que apoya y defiende la preservación de las aves, la restauración de ecosistemas y la pureza del aire y del agua). El premio le fue otorgado por mostrar e informar acerca de los perjuicios para la salud que representa el aislamiento de los niños de la naturaleza y por despertar en las personas, una conciencia sobre el tema, no quedándose en un simple mensaje.

Con su trabajo, Louv ayuda a comprender las dificultades que presentan los niños en un mundo de tecnologías en constante crecimiento, pero que ha dejado de lado un aspecto esencial, que tiene que ver con su contacto con el afuera, con lo natural.  Acuñó un término significativo que trasciende al propio libro, “Síndrome de déficit de naturaleza”, intentando con él, describir el desosiego y desapego que existe con respecto a la naturaleza.

Hace referencia a los diferentes síntomas que provoca, sobre todo en niños, el uso abusivo de la tecnología. “Los síntomas son evidentes y todos los conocemos: depresión, obesidad, fatiga crónica, estrés, hiperactividad, ansiedad, déficit de atención y trastornos de aprendizaje. Son esencialmente las mismas dolencias que aquejan a los animales cuando les sacas de su hábitat natural y los encierras en un zoo o en un laboratorio”, dice Louv.

Explica que esa desconexión de lugares al aire libre, parques, plazas o zonas rurales, provoca además la disminución del uso de los sentidos, así como otras enfermedades físicas y emocionales. Louv dice que “20 minutos de contacto con la naturaleza tiene el mismo efecto que una dosis de Ritalina”, comenta.

Expresa que el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, tan común en este tiempo, se ha relacionado con el exceso de horas frente al televisor o a celulares, lo que se agrava, por la carencia del contacto con la naturaleza.  “A menudo se ignora el valor de la naturaleza como bálsamo curativo para las dificultades emocionales en la vida de un niño”, dice.

El libro plantea la necesidad de volver a un sano contacto con la naturaleza. “Madres, padres y educadores debíamos asumir que, al menos, tanto como afecto, buena nutrición y un sueño adecuado, los niños necesitan mantener relación con la tierra. Contribuir a reducir el déficit de naturaleza, a sanar la alienación infantil respecto al medio ambiente, es nuestro interés no solo por razones románticas, estéticas o de justicia, sino porque de ello depende la salud mental, física y espiritual de nuestra especie y del planeta”, dice.

“El déficit de naturaleza no es un trastorno que se pueda tratar con medicamentos. Es más bien una enfermedad social y el único remedio posible es lo que yo llamo Vitamina N, de Naturaleza”, dice.

Dice Louv, que no se considera antitecnológico sino un defensor del equilibrio. “Cuanta más tecnología incorporamos a nuestras vidas, más necesario es el contacto con la naturaleza, precisamente para compensar nuestra exposición a entornos artificiales”, afirma.

CONCLUSIÓN | “El último niño en los bosques” es una obra reflexiva que deja abierta la puerta al cambio necesario y posible. Dice Louv que el tema ambiental sólo podrá entenderse si se lo muestra, no es sólo hablando de él y que para estimular en este tema, hay que acercarlos a la naturaleza, que aprendan a conocer y a amar la naturaleza. Entiende que en el desarrollo de un niño, es imprescindible ese contacto sanador que ofrece la naturaleza, y que por seguridad o miedos, se les priva de una de las experiencias más importantes en el desarrollo de los pequeños.

Louv reflexiona que “no hace mucho, los niños pasaban la mayor parte del tiempo fuera de casa, jugando, montando en bicicleta y construyendo fuertes. Sin embargo, hoy en día, los niños están desconectados del exterior, viven estresados y su vida se rige por horarios”. Sostiene que «nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos son las generaciones más desconectadas de la naturaleza de la historia».

Dice que los niños que tienen acceso a la naturaleza y al aire libre aprenden mejor, viven más calmados, son más creativos y dominan mejor el pensamiento crítico. Agrega que “los niños que se ensucian en el campo lidiarán mejor con la vida. Los que juegan libremente en el exterior desarrollan más el sentido de cooperación, la imaginación, la introspección, la reflexión. Los niños que se caen, que se embarran o que juegan en el campo estarán mejor capacitados para lidiar con la vida cuando crezcan”.

Y precisamente en este momento en que existe una gran incertidumbre, ayudar a los niños a tener una buena capacidad de atención y de adaptación a lo que suceda, será sin dudas, su mayor fortaleza. Por eso su prescripción y cada vez más la de los médicos, tiene que ver con “recetas de naturaleza tanto para prevenir como para curar”.  

Culmina expresando que el contacto con la naturaleza, hoy más que nunca, se trata de un tema de salud pública. “Ahora debido a la reclusión por la pandemia, el hambre de conectar con la naturaleza puede estar en su punto más alto y está cimentando esa nueva conexión (…). La tecnología ahora domina casi todos los aspectos de nuestras vidas. La tecnología no es, en sí misma, el enemigo, pero nuestra falta de equilibrio, es letal. Hoy, a menudo se menciona el vínculo con la naturaleza como una forma de curar el trauma psicológico de la pandemia. Los padres, educadores y trabajadores de la salud necesitan saber lo útil que puede resultar la naturaleza como antídoto para el estrés emocional y físico”, concluye.

Por Yudith Píriz.

Leer Otros Artículos
Variedades

Los Premios Nobel y las mujeres: varias galardonadas en 2020

6 minutos de lectura
Entre años buenos y malos, el presente ha dejado secuelas de diferente índole que van más allá de lo estrictamente sanitario, las…
Variedades

Para cocinar sano son necesarios buenos recipientes y útiles

6 minutos de lectura
Al momento de cocinar, es tan importante, además de la receta y los tipos de alimentos que se utilicen, tener en cuenta…
Suscripción digitalVariedades

Miguel Soler Roca, antes y ahora, el compromiso con la educación

7 minutos de lectura
Con motivo del Día del Maestro el pasado 22 de setiembre, un merecido homenaje a todos los educadores del país por su…... Este contenido es solo para miembros de Suscripción digital Detrás de cada noticia está el trabajo de todo un equipo de periodistas que velan por traerte una cobertura rigurosa y amplia. Esto no sería posible sin el apoyo de nuestros lectores, que hacen que el PERIÓDICO LA SEMANA sea una realidad. La experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos por $ 250 por mes! Suscribirse
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 275/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: El contenido está protegido