NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Variedades

José Esquinas: la agricultura del futuro «no puede ser agresiva con el medio ambiente» y debe «favorecer la salud humana»

6 minutos de lectura

La recomendación de médicos y nutricionistas, siempre hace referencia a la importancia de la alimentación para mantener una buena salud. Un importante consumo de frutas, verdura y granos son, sin discusión, lo que encabeza la lista de los alimentos más sanos y nutritivos pero hay una salvedad, no todos lo son.

La actual alimentación lleva detrás un proceso de cultivo que en muchos casos, no se ajustan a la categoría de productos saludables. La forma de cultivar hoy, lleva implícitos mecanismos y productos que sólo para su manejo, los productores requieren de un cuidado minucioso debido a su alta toxicidad, lo que implica que se está cargando con esos venenos, a los alimentos que se consumen.

Justamente esos tóxicos -fertilizantes, herbicidas y otro tipo de químicos, así como todas las especies transgénicas-, son los que separan y transforman a un alimento sano, en uno que no lo es. Son prácticas que alteran y destruyen las propiedades nutricionales que todo alimento posee de forma natural.

Quizá para muchos, no sé de una relación de la actual crisis sanitaria con los alimentos que se consumen, de todas formas, es innegable que el ser humano es un ser integral en el que existe una conexión con su ambiente y con todo aquello con lo que interactúa.

Para muchos expertos del tema, se trata de una relación directa, en la que los efectos de los tóxicos en la alimentación, están haciendo estragos en la salud.

Cuando se analiza la realidad desde enfoques rígidos y estancos, resulta difícil aceptar la interrelación de todos los factores que realmente tienen incidencia en la salud. Quizá sea ese el motivo por el cual no se incentiva de forma adecuada, la producción orgánica como un mecanismo para la defensa de una alimentación libre de químicos y en consecuencia, de la salud. Es en realidad, una alteración de los alimentos, que existe y conocen productores, empresarios y autoridades pero que se oculta a los ojos del consumidor final.

ALTERNATIVAS | Esto provoca que aún hoy y a pesar de la existencia de la agricultura orgánica, los alimentos producidos mediante este sistema, sean aún escasos y por ende, con costos más elevados para el consumidor, que los convencionales.

El español José Esquinas, viene trabajando el tema de los alimentos y su producción, desde hace más de tres décadas. Es Ingeniero Agrónomo, hoy retirado, trabajó en la Universidad Politécnica de Madrid, siendo Máster en Horticultura, así como Doctor en Genética por la Universidad de California (EEUU). Ha trabajado en la FAO durante 30 años en recursos genéticos, biodiversidad agrícola, cooperación internacional y ética para la agricultura y la alimentación.

Con una perspectiva crítica y definida, ha denunciado este tema, porque entiende que se trata de una violación al derecho de las personas, a una alimentación de calidad. Como docente ha abordado la temática de la producción, estableciendo que “está concentrada cada vez en menos manos y gestionada a través de multinacionales”.

Sus vivencias en el medio rural y su estrecho contacto con el campo, le han mostrado la importancia que tiene la práctica de una agricultura orgánica y de cercanía. Dice Esquinas: “somos parte de la naturaleza y tenemos que aprender a convivir con ella en armonía”.

Su principal denuncia, tiene que ver con la falta de ética. “Especular con los alimentos es un crimen. Pero es completamente legal”, dice y cree que el problema se podría acabar si existiese la voluntad política de hacerlo.

Según Esquinas es necesario relacionar muchas de las enfermedades que padecemos, sobre todo en los más jóvenes, como cáncer, diabetes, problemas cardiovasculares, obesidad, con la forma de producir los alimentos. “Se gastan millones para combatirlas, dinero que reciben en parte las grandes compañías farmacéuticas. Si este dinero se dedicase a combatir la causa del problema, mejorando la alimentación, sería completamente distinto. Pero las grandes compañías farmacéuticas y las grandes cadenas comercializadoras de alimentos, tienen lobbies poderosos que defienden sus intereses”, dice.

Entiende que es fundamental proteger y salvaguardar las semillas que muchos agricultores han preservado durante siglos. “La defensa de esas variedades originarias, locales, de calidad, necesitan ser preservadas si se quieren seguir consumiendo alimentos que potencien la salud de las personas. No hay que producir más, hay que fomentar la producción local, lo que llamamos soberanía alimentaria. Ahí está la solución”, dice.

Agrega Esquinas que a pesar del avance que han tenido la vuelta a los alimentos sin pesticidas, aún queda mucho por hacer, sobre todo porque las causas que fundamentaron la pérdida de biodiversidad, siguen vigentes.

Entiende que, frente al argumento que han mantenido los promotores de los transgénicos y que tiene que ver con su capacidad de aumentar la biodiversidad, se comete un grave error. “Según la FAO el ser humano ha utilizado entre ocho y 10 mil especies distintas para agricultura y la alimentación. Hoy estamos cultivando comercialmente no más de 150 y sólo cuatro de ellas, el trigo, el arroz, el maíz y la papa, están contribuyendo en más del 60% a la alimentación calórica humana. Estamos, por tanto, absolutamente infrautilizando la diversidad infinita que tenemos”.

OBJETIVOS| Esquinas intenta transmitir la importancia que tiene para las personas volver a producir alimentos sin pesticidas, así como intensificar el aprovechamiento de la tierra para obtener más variedad de alimentos.

Expresa el académico que en un momento, cuando se impulsó la agricultura de monocultivos, se afirmaba que estos podrían abastecer al mundo, de forma más eficiente que la agricultura familiar y variada. Ante esto, afirma que el gran porcentaje de lo que se consume, más del 70 %, procede de la agricultura familiar, no de la industrial, contrariamente a lo que se cree.

Entiende que es un error que los alimentos requieran de un traslado para su comercialización. Ese proceso, afirma, es el que provoca altos costos de traslados pero además, y quizá lo más importante, esos alimentos requieren productos para conservarlos, agregando Esquinas que “esos productos que los mantienen en buen estado, no hacen más que envenenar los alimentos”.

Argumenta el Ingeniero que es necesario tomar el poder de los alimentos, en lo posible consumir ecológicos, como única forma de que la oferta aumente y más productores cambien a una agricultura saludable. “Lo que tú demandas, es lo que se va a producir. El poder del consumidor es grande y podemos influir para conseguir un mundo mejor y una agricultura más sana”.

De acuerdo a Esquinas, la agricultura debe estar al servicio de la salud de las personas, no de las grandes empresas del agronegocio. Entiende que es imposible evitar muchas enfermedades si esos químicos están formando parte de nuestra alimentación.

A través de sus décadas de trabajo, el ingeniero estableció la importancia de impulsar que los gobiernos y las asociaciones, busquen alternativas a una forma de producir que no altere a los alimentos ni a la salud. Entiende que cultivar a base de tóxicos, alimentos no saludables y ofrecerlos a la población como recomendados para mantener la salud, es un grave error, así como especular con los alimentos.

“Los mercados son ciegos. No tienen alma. Uno de los problemas es que hoy el poder económico controla al poder político, que cada vez tiene menos libertad. La especulación es la responsable de parte del incremento del precio de los alimentos. Es un crimen de lesa humanidad”, opina el Ingeniero.

Cree que se trata de una lógica de mercado y que lo más grave, que en esa estrategia, pierden los consumidores. “Los grandes propietarios compran tierras fértiles en países pobres y utilizan mano de obra local que es la más barata…. Un esquema muy interesante…Pero comprar estas tierras es ya un atentado a la soberanía no sólo alimentaria, sino nacional”, agrega.

Está totalmente en desacuerdo con los que creen que la producción familiar pasó de moda y no es rentable. “No es así, lo que no existe es apoyo, seguimiento e inversión real en esta forma de producir, cosa que sí se hace con las grandes producciones. Claro que es viable, pero como se apoya a los grandes propietarios de tierras y no al pequeño, no prospera”, dice.

Se considera un hombre optimista porque cree que es posible un cambio favorable y que se puede lograr, actuando a partir de la diversidad, la sostenibilidad, la ética y la asociación con grupos que vayan por el mismo camino. Como conclusión, Esquinas ha recomendado “convertir el carro de la compra en un carro de combate sin violencia, si queremos salvar a la población”.

El veterano ingeniero intenta transmitir la idea de ver más allá de los intereses personales y mirar en conjunto porque “todos viajamos en una astronave llamada Tierra con un destino común, que hoy va a la deriva. Contamos con una despensa limitada y una capacidad de desarrollo limitado… Debemos pensar como ciudadanos del mundo. O nos salvamos juntos o perecemos todos. Mercados, ciencia, tecnología o banca, son instrumentos que deben estar a nuestro servicio para que nosotros decidamos qué hacer, pero ocurre lo contrario. Son esos instrumentos sin alma, los que están guiando de forma aleatoria el futuro de la humanidad”, dijo.

La conciencia puede estar dormida pero no muerta. Actuamos para despertar las conciencias porque es urgente entender que estamos en un planeta con recursos finitos, que está en peligro”, concluye.

Por Yudith Píriz.

Leer Otros Artículos
Variedades

Las arvejas, nutrición en granos

4 minutos de lectura
Al llegar los días más cálidos, las ensaladas comienzan a tener un lugar más destacado en las mesas, tanto en almuerzos como…
Variedades

Los beneficios de tomar sol

5 minutos de lectura
La estación primaveral ya comienza a mostrar días más largos y soleados. Nuestra estrella principal nos regala más luz y calor, por…
Variedades

Receta: Scones de queso

1 minutos de lectura
Hoy compartimos con ustedes una receta de Scones de queso, unos pancitos pequeños, redondeados, y con sabor a queso, claro. ¡Ideales para…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!