NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Variedades

Hidratación nutritiva con melones y sandías

4 minutos de lectura

Protegernos del calor, también debe considerarse desde los alimentos que ingerimos y para ello es imprescindible llevar adelante dietas especiales para esos días de altas temperaturas. Además de consumir de forma más abundante la tan necesaria agua en estos días, para mantener un organismo bien hidratado, existen algunos alimentos muy recomendables debido a su composición que es mayoritariamente agua, ayudando así en el proceso que permite sentirnos frescos, bien hidratados, pero además incorporando importantes nutrientes al organismo.

Si nos enfocamos en esos alimentos que permiten aportar el agua necesaria a nuestro cuerpo en los días de intenso calor, pero además que aporten un plus vitamínico y sean de exquisito gusto, existen dos que nos brindan todo ello y más.

El melón y la sandía están al frente entre los más recomendables alimentos de verano. No mencionamos la palabra fruta debido a que aunque todos los consideramos como tal, éstas son dos potentes hortalizas. El melón y la sandía son dos cucurbitáceas, pertenecen a la misma familia que el pepino, el calabacín y la calabaza. Sucede muchas veces que si cortamos un melón que aún no está en su punto justo de maduración, desprender un fuerte aroma a pepino, y se debe a que pertenecen a la misma familia.

 

COMPONENTES | Lo importante de estos alimentos es que poseen un altísimo porcentaje de agua en su composición, lo que permite una adecuada hidratación en verano. El melón posee alrededor de un 90% de agua en tanto que la sandía cerca de un 93%. Otra de sus ventajas es que ambos poseen escasas cantidades de azúcares y por tanto pocas calorías (menos que las manzanas, las peras y las naranjas), aunque algo más el melón. Estas potentes variedades, son excelentes para eliminar líquidos ya que ambas tienen propiedades diuréticas, debido a su contenido de potasio.

En cuanto al melón, contiene hidratos de carbono y además de ser muy rico en potasio, también posee fósforo, calcio, magnesio y vitaminas A, C y B si bien es bajo en sodio, por lo que es perfecto para los hipertensos. Los inconvenientes que presenta el melón para muchas personas es que puede ser indigesto. Pero en realidad lo que sucede es que al ser tan ligero de digerir y pasar rápidamente al intestino, si se lo consume como postre, se mezcla con las proteínas y los carbohidratos, los que sí poseen una digestión lenta. Por ello el melón puede fermentar y caer pesado. Por ello es que se aconseja no consumirlo como postre.  Por su parte, la sandía es rica en licopeno, sustancia antioxidante que la colorea de rojo.

Se destaca además su riqueza en hidratos de carbono, vitaminas A, C y del complejo B, y sales minerales abundantes como el potasio, si bien es más escasa en sodio, fósforo, magnesio y calcio que el melón. También posee un compuesto llamado L-citrulina, el que promueve la correcta circulación de la sangre en todas las partes del cuerpo y relaja los vasos sanguíneos.

Ambas hortalizas también contienen otro ingrediente que puede aportar nutrientes como son sus semillas, después de realizarles el proceso correspondiente.

En el caso de las semillas de melón, se pueden dejar secar al sol o en el horno, también se pueden tostar y salar ligeramente e incluso se puede agregar alguna especia, para tener un aperitivo sano y enriquecido en flavonoides.

También se pueden tomar como refresco, para ello basta con lavarlas y escurrirlas, luego  se trituran, se endulzan y se mezclan con melón troceado y un poco de agua. Si en vez de agua, le ponemos leche, tendremos una especie de horchata de melón. Pero además se puede elaborar un aceite que se extrae por presión de las semillas, con el que aderezar y enriquecer algunos platos.

En cuanto las semillas de la sandía, éstas  también se pueden comer y siempre es mejor secarlas en el horno, pues el calor destruye algunas estructuras que pueden provocarnos molestias gástricas.

Unas u otra pueden consumirse, ya que al igual que las semillas de calabaza, éstas también son muy nutritivas, por pertenecer a la misma  familia.

 

PROPIEDADES | La sandía, de exquisito sabor y aroma, es llamada por muchos como “la fruta que es buena para todo”. Según diferentes estudios, la sandía es ideal para estados de cansancio o debilidad, frente a dolores musculares o por esfuerzos físicos o alta exigencia deportiva.

Al poseer casi un 93% de agua, está indicada para dietas para perder peso sin perder nutrientes en el organismo ya que gracias a sus altos porcentajes de vitaminas, minerales, hidratos de carbono, entre otros, es ideal para mantener un cuerpo hidratado y sano.

Su consumo beneficia el corazón y ayuda en casos de hipertensión. Brinda relajación a los músculos y los energiza además de reforzar todo el sistema muscular y nervioso.

Posee un alto nivel de antioxidantes, ideal para prevenir el envejecimiento y mantener en estado óptimo nuestros tejidos. Su alto contenido en fibra es ideal para eliminar elementos tóxicos de nuestro organismo y para limpiar los intestinos, siendo muy eficaz para combatir el estreñimiento. La sandía dispone varios minerales alcalinos que la hacen muy apropiada para pacientes con problemas reumáticos.

Gracias al licopeno presente en su coloración roja, puede proteger frente a determinados tipos de cáncer, además de otras enfermedades cardiovasculares. De hecho existen también muchos estudios que avalan esta idea, incluso previene la ceguera en las personas mayores gracias a sus propiedades para evitar la degeneración macular. El melón al igual que la sandía es bajo en calorías. Cada 100 gramos nos aporta 34 calorías. Además es baja en grasas, pero sí muy rica en nutrientes como vitaminas y minerales.

Posee antioxidantes y flavonoides que protegen a las células de los radicales libres, reduciendo la posibilidad de padecer cáncer de páncreas, de mama o de colon. También mejora la visión y evita a su vez la degeneración macular. Controla la frecuencia cardíaca y la presión arterial debido a su contenido de potasio, lo que evita enfermedades relacionadas al corazón. Ayuda al cuerpo a resistir enfermedades provocadas por infecciones, virus y bacterias, al tener vitamina C y manganeso. Gracias a todas sus propiedades, es ideal para realizar una buena cura depurativa de melón para bajar de peso y además, eliminar los residuos tóxicos que se acumulan en el organismo.

Por todas estas razones, consumir tanto sandia como melón, ofrece muchos beneficios para mantener una equilibrada alimentación, en días de intenso calor.

 Por Yudith Píriz

Leer Otros Artículos
CulturaVariedades

Susanna Tamaro y una encendida defensa de los valores perdidos, a través de la literatura

6 minutos de lectura
En los tiempos difíciles e inciertos por los que atravesamos, intentar enfocarnos en lecturas que lleven a la reflexión, puede ser de…
Variedades

Almendras, sabrosos frutos secos con variadas propiedades

5 minutos de lectura
Versátiles, agradables al paladar y con grandes aportes nutricionales, las almendras representan uno de los frutos secos más sabrosos, transmitiendo su particular…
Variedades

"El agente Topo" y una mirada reflexiva sobre la vejez

8 minutos de lectura
El tema de la edad y las circunstancias que rodean a cada etapa de la vida, es visto desde diferentes miradas. Médicos,…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 275/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!

 
error: El contenido está protegido