Variedades

Francesc Miralles busca motivar a recuperar la atención plena para ser felices

6 Mins read

Buscar sentirse bien, conformes con la vida que se manifiesta y manteniendo una actitud de bienestar, es un tema que ha motivado a personas de todos los tiempos y culturas. Los múltiples enfoques sobre actitudes, pensamientos y acciones que permiten estar y sentirse bien, se han desarrollado a través de técnicas, programas y libros, tantos, como estilos de vida existen y han llevado, a través del tiempo, a entender los procesos que los seres humanos viven en las diferentes etapas de la vida y a buscar a través de ellas, alcanzar esa sabiduría interior que permita abstraerse de ciertas cosas, para encontrar el necesario equilibrio para ser felices.

En la antigüedad fue un aspecto que motivó a religiosos, místicos, alquimistas. Hoy, muchos de los que trabajan el tema de la felicidad, han logrado integrar muchas de esas  antiguas filosofías a la vida cotidiana, en una mixtura que entrelaza lo antiguo con lo moderno pero también la cultura oriental con la occidental.

Así es que se ha podido llegar a una concepción más real y aggiornada sobre los principales aspectos que los seres humanos necesitan para sentirse plenos en sus vidas, a pesar de los desafíos cotidianos que enfrentan.

Un contemporáneo estudioso del tema es Francesc Miralles. Movido por una constante búsqueda, el autor intentó rescatar los legados de los sabios de la antigüedad, del budismo actual y de otros filósofos y escritores. Con este material entre manos, logró recrear los momentos que se viven a diario y que, a causa de las prisas, parecen no ser percibidos. Así es cómo Miralles intenta trasladar a las personas hacia un entendimiento acerca de la realidad que experimentan, en un mundo en el que la atención ya no está hacia el otro ni en los encuentros, sino en un celular.

 

LA BÚSQUEDA | Francesc Miralles es escritor, ensayista, traductor y músico catalán. Licenciado en filología alemana, especializado en psicología y espiritualidad y colaborador habitual del diario El País de Madrid. Sus libros traducidos a más de 40 idiomas, se han convertido en Bestsellers.

En uno de ellos, “Conversaciones sobre la felicidad”, hace hincapié en la importancia que tiene para alcanzar la felicidad, el encuentro con todo aquello que nos gusta, y sobre todo lo sencillo, por lo que cree que es en esa sencillez, donde radica la gran magia de la vida.

Según Miralles a veces, la vida nos lleva por diferentes caminos, que deben aceptarse. En muchas ocasiones, los deseos obsesivos por lograr ciertas cosas, son el impedimento principal para alcanzar la felicidad real, porque cree que “una cosa es lo que nosotros queremos hacer y otra, lo que la vida nos pide a nosotros”. A esto agrega que es importante ser conscientes de lo que se hace en cada momento, “Llegará un momento en que, a base de tropezar, dejarás de ser hijo para poder ser padre…. Aprenderás a ser padre de tus actos y de sus consecuencias, es decir, de tu destino”.

El escritor dice que la tarea de hacer un libro sobre la felicidad, llevó un largo proceso en el que entrevistó a más de 25 especialistas de diferentes disciplinas, con perspectivas muy diferentes para lograr así, una visión más amplia del tema.

Según Miralles, si bien todos los aportes tuvieron su valor por diferentes motivos, la conversación que más le impactó fue la que mantuvo con el antropólogo Josep María Fericgla. “Me interesó muchísimo su visión sobre la muerte, los ritos de paso y la relación que tiene el aceptar la muerte y las diferentes etapas de la vida para el equilibrio personal. También la entrevista realizada al lama Tulku, médico y maestro tibetano le resultó muy interesante ya que fue una de las que se centran más en el tema de la felicidad y una de las más positivas”, contó.

Entiende el escritor que el hecho de poder alcanzar la felicidad es algo difícil. “He llegado a la conclusión de que sólo nos referimos a la felicidad precisamente cuando la hemos perdido. Nadie que esté en un buen momento de su vida dice qué feliz que soy. Sólo cuando pierdes algo dices qué feliz que era. La felicidad es intrínseca a la ausencia de dolor, ya que la salud sólo se valora desde su contrario, que es la enfermedad (…). La felicidad siempre es nostalgia o el sueño de algo inalcanzable”, dice.

Opina que todo aquello que se persigue por lo general se pierde, y en esa perdida, se entra en un mensaje interno de que antes era mejor. De ahí que entienda que disfrutar de las cosas sencillas, es la clave porque se está presente en el aquí y ahora. “Es posible alcanzar la felicidad si no la buscas. Ésta es muy caprichosa. Las personas que siempre quieren ser felices son las más desgraciadas que conozco. Uno es feliz cuando se conforma con lo que tiene, en el lugar y en el momento en el que está”. Agrega el escritor que aceptar no quiere decir no hacer nada, “aceptar quiere decir, bueno, esto es lo que hay, ¿qué podemos hacer con eso?”.

Es partidario de la idea de que siempre lo más importante es analizar de qué forma se vive cada momento, y no tanto qué es lo que vivimos. A pesar de no practicar ninguna religión entiende que en el budismo existe un gran camino hacia la plenitud y la felicidad. “En el tema del deseo asumo la doctrina budista. No sabemos qué es la felicidad, pero sí qué es la infelicidad y ésta está causada por un exceso de deseos. Vivimos en una sociedad consumista que nos empuja a desear bienes materiales o de otro tipo como relaciones ideales. La infelicidad sobreviene cuando nos marcamos unos deseos tan elevados que nuestra realidad choca con eso. La mejor manera de ser feliz es no desear nada y conformarse con lo que tienes en cada momento. Eso es lo más parecido a la felicidad que puedes experimentar”.

Entiende además que es fundamental la comunicación y que a una persona que es sociable y sabe escuchar, le queda poco espacio para los sentimientos negativos. Explica el escritor que esto hoy es muy difícil, de ahí que también lo sea lograr vivenciar un sentimiento de felicidad.

Es claro que debido al avance de la tecnología, la comunicación ha cambiado radicalmente. Cree que la comunicación es esencial para intentar alcanzar la anhelada felicidad. Hace referencia a que antes en cualquier reunión familiar o de trabajo, todos estaban presentes en lo que se hablaba pero que en la actualidad, esto no sucede. Hoy “la comunicación es de mucha más baja calidad, ya que nuestra atención se escapa a través de nuestro smartphone”, opina.

Explica Miralles que “si somos educados, tal vez no lo miremos estando acompañados, pero el dispositivo está ahí, provocando una tensión que nos aleja de la conversación. Al notar que vibra, nos preguntamos quién está escribiendo, qué estará pasando….. Tal vez, vayamos incluso al baño para contestar. Aunque no nos demos cuenta, estamos más allí que aquí”.

Crre el escritor catalán que “el arte de captar la atención en un encuentro consiste en crear lo extraordinario dentro de lo ordinario, tomar conciencia de que, si estamos presentes, todo lo que vivamos será único e irrepetible. Las pequeñas cosas pueden cambiar la realidad… El efecto mariposa tiene un gran protagonismo, ya que un pequeño cambio en nuestra vida conlleva una serie de causas y efectos que nos hacen cambiar por completo”.

 

SÓLO ESE MOMENTO | El último libro de Francecs Miralles, se titula “Ichigo-Ichie”, escrito junto al también escritor Héctor García. Este término es interpretado como el arte japonés de vivir momentos inolvidables. La intención de este trabajo fue buscar la forma o el cómo, se puede lograr la real atención, el que se pueda conectar con el otro y disfrutar realmente de la vida y de las compañías. Los autores de este libro redescubren un concepto de origen ancestral: Ichigo Ichie, que enseña que cada momento de nuestra vida, al igual que cada ceremonia del té, es algo único que no se repetirá nunca más.

El término Ichigo que significa en japonés “una vez” y ichie que se traduce como “una oportunidad”, se unen para interpretar que lo que una persona vive aquí, no se repetirá nunca más.

De acuerdo a lo que comenta Miralles, esta expresión procede de la ceremonia del té. “En el Japón actual se puede usar ichigo-ichie al inicio de cualquier reunión. Es una llamada a tomar conciencia del carácter único de cada encuentro. Tal vez las mismas personas vuelvan a juntarse, pero no serán las mismas porque su situación habrá cambiado”.

Miralles explica que Ichigo Ichie “es un trabajo inspiracional que enseñará, entre muchas cosas, a liberarnos del pasado y del futuro para hacer de cada instante algo único, crear encuentros inolvidables y mejorar nuestras relaciones tanto en el ámbito personal como profesional”.

El nuevo libro de Francesc Miralles y Héctor García, buscan encontrar esa forma de “poder convertirnos en cazadores de momentos y hacer que cada instante sea memorable y deje huella para siempre”.

 

Por Yudith Píriz.

Related posts
Variedades

El perejil, una hierba aromática beneficiosa para el organismo

3 Mins read
El perejil es una de las plantas más usadas para condimentar diferentes preparaciones o para la elaboración de aliños y salsas y…
Variedades

El ananá, una fruta que ayuda a mantener sano al organismo

4 Mins read
Para esos días que aún mantienen altas temperaturas, siempre es recomendable  buscar alimentos frescos, ricos y que permitan al organismo estar nutrido…
Variedades

El enfoque holístico de la salud de Jesús Costa

5 Mins read
La salud de las personas es una temática que siempre interesa y de la cual, cada día pueden conocerse enfoques o perspectivas…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!