Variedades

En días navideños, repaso a otras tradiciones

7 minutos de lectura

No siempre los festejos de Navidad y año nuevo fueron lo que son hoy. De todas formas, en algunas partes del mundo, se ha continuado durante siglos con ciertas costumbres, que se han transmitido a través de las generaciones. Desde insólitas y graciosas costumbres, hasta las tradicionales de esta región del mundo, todas, tienen su punto de partida en épocas pasadas, donde mucho de lo que se realizaba, sigue vivo durante estos festejos.

Por estos lados del continente, se han ido incorporando algunas prácticas que son originarias de otras tierras, a partir de diferentes etapas migratorias. En Uruguay por ejemplo, país de inmigrantes, sobre todo españoles, italianos y portugueses, se han tomado estilos característicos de las celebraciones, que durante años se desarrollan en esos países.

El mundo actual, y a pesar de que la globalización lo une todo y teje sus redes, no ha podido borrar ciertas tradiciones que en algunos lugares continúan, quizá como forma de no perder el simbolismo de sus raíces.

Para ilustrarlo, una pequeña reseña de las principales costumbres navideñas del mundo.

 

ESPAÑA | Al igual que en otros países europeos, en España, los festejos están relacionados a la cena navideña, la reunión familiar y los regalos.

El ambiente navideño en España comienza a sentirse el 8 de diciembre en las celebraciones de la Inmaculada Concepción. Luego continúa ya en Navidad, con las tradicionales mesas navideñas y los llamados “belenes”, o pesebres vivientes, para escenificar el nacimiento de Jesús. En Nochebuena se celebra la Misa del Gallo (llamada así porque se dice que el gallo fue el primer animal que presenció el nacimiento de Jesús y lo anunció al mundo con su canto).

Además se hace presente la figura de Papá Noel o Santa Claus, influencia de la cultura anglosajona.

El 31 de diciembre, la Nochevieja, se despide entre fuegos artificiales y las típicas 12 campanadas que van acompañadas con las famosas 12 uvas de la suerte. La costumbre de las 12 uvas tiene su origen en 1909, cuentan algunas teorías que se debió a que este fue un gran año de cosecha, con un gran excedente y se invitaba a consumirlas en abundancia.  Esta tradición se sigue dando hoy, considerándolo un rito para entrar en el año nuevo con suerte. Por su parte, las 12 campanadas son emitidas cada año por cadenas de televisión desde la Puerta del Sol de Madrid.

Algo diferente es lo que se acostumbra realizar en Cataluña donde existe un personaje conocido como El Caganer.

Se trata de una figurita de Belén que representa a un pastorcillo con los pantalones bajos y en posición de defecar. Su origen, aunque no está claro, se remonta a finales del siglo XVII y se piensa que es un símbolo de prosperidad y buena suerte para el año que comienza, pues es el encargado de fertilizar la tierra. También existen las tradiciones de usar prendas de ropa interior roja, la quema de deseos y los brindis y rituales en la compañía de amigos y familiares.

 

OTRAS COSTUMBRES | En Polonia, las celebraciones navideñas empiezan el día 24 de diciembre con la vigilia de Nochebuena y antes de empezar a cenar, se divide entre los familiares una oblea de pan ácimo, que representa la unión.

Como hecho mágico, se creía que las actividades precedentes a la vigilia podían influir la suerte del año entrante. Por ello, se procuraba mucho no discutir ni prestarle nada a nadie ese día. Se prohibía también realizar labores domésticas como tejer, coser o hilar porque, según se creía, el trabajo durante el día de la vigilia atraía a los demonios, sólo podían decorar la casa y preparar la cena. Se preparan 12 platos, en referencia a los apóstoles o a los meses del año, y era necesario degustar todos los platos, para así asegurarse la prosperidad del año siguiente.

En Ucrania, en los árboles de Navidad, además de los adornos tradicionales, se utilizan  telas de araña artificiales, consideradas símbolos de buena suerte. Según cuenta la leyenda, hace muchos años una viuda pobre vivía con sus hijos en una destartalada chabola. Eran una familia tan pobre que en Navidad sólo podían permitirse un pequeño arbolito, pero no las figuritas y dulces para decorarlo. Sin embargo, durante una Nochebuena, las arañas que se hospedaban en su chabola tejieron sus telas de seda alrededor del árbol y cuando los rayos del sol las iluminaron, la tela de araña se volvió por arte de magia en hilos de oro y plata, y la familia dejó de ser pobre…

En Alemania, la característica son los Sternsinger, o cantantes estrella, son grupos de cuatro personas, tres vestidos de reyes magos y el cuarto como portador de la estrella de Belén. Estos personajes van de casa en casa cantando un villancico y recaudando dinero para los necesitados. Cuando los Sternsinger terminan de cantar, escriben con tiza sobre la puerta de la casa la palabra Navidad y el año correspondiente, con caracteres especiales. Se considera que trae mala suerte lavar el signo de los Stenlinger y que debe desaparecer solo. Los Sternsingers visitan las casas de los alemanes entre el 27 de diciembre y el 1 de enero.

En Reino Unido, y según cuenta la tradición británica, si deseas que tus sueños navideños se hagan realidad, debes pedir un deseo mientras bates la masa de un budín antes de cocinarlo. La costumbre también manda que se incluyan dentro pequeñas monedas de plata que le darán suerte a quien las encuentra al tomar una porción.

Una de las costumbres más exóticas es la de Groenlandia. No sería tanto si se toma en cuenta la región donde se ubica. El kiviak es un curioso plato típico de los Inuits de Groenlandia, también conocidos como esquimales, y es consumido generalmente en Navidad, cumpleaños y bodas, pero también durante casi todo el año ya que las crudas temperaturas permanecen en esa región, gran parte de los 365 días.

La razón para que sea una tradición que no se ha extendido al mundo, puede darse porque el kiviak es un plato preparado a base de carne de ave cruda, enterrada durante varios meses bajo una piedra, enrollada dentro de una piel de foca hasta que ha alcanzado un avanzado estado de descomposición. Aparentemente, huele como un queso azul viejo y su sabor es muy fuerte. En el invierno groenlandés, cuando hace mucho frío y hay poca caza, una buena reserva de Kiviak podía ser la única alternativa de sobrevivir al invierno.

En Estados Unidos, además de luces, adornos, pomposos árboles navideños, el pavo tiene un lugar destacado. La temporada festiva comienza con el día de Acción de Gracias (cuarto jueves de noviembre), y termina con los regalos el 25 de diciembre; una jornada que transcurre entre cantos de villancicos. Los ciudadanos festejan con música y fiesta, centros comerciales con bullicio y su «viernes negro» comercial, para las compras de Noche Buena. Santa Claus y sus ocho renos, son los protagonistas principales, además de los desfiles navideños en la Gran Manzana.

En Italia, lugar donde las familias son numerosas y muy unidas, se acostumbra para la noche del 24 de diciembre, reunirse en torno a la mesa para la tradicional cenone (la gran cena), para degustar, entre otros alimentos, pescado, frutas frescas, pastas y turrones; el 25, las carnes rojas son el plato principal. Por ser la cuna del catolicismo, es infaltable el pesebre junto al árbol de Navidad además del pesebre vivo, inaugurado, según las crónicas, por San Francisco de Asís en el Convento de Greccio.

En Caracas no se dan ni los villancicos, ni la chimenea ni la nieve. La Navidad en Venezuela se celebra en las calles, playas y parques, debido a las temperaturas tropicales.

En algunas regiones de Eslovaquia y Ucrania, al comienzo de la cena de Nochebuena, cuando toda la familia está reunida, el miembro masculino más anciano, lanza al techo una cucharada de loksa, un plato típico navideño hecho con pan y semillas de amapola. Cuanta más cantidad de loksa quede adherido al techo, más abundantes serán las cosechas del año que comienza.

En Guatemala, desde hace siglos se celebra la Quema del Diablo el 7 de diciembre a las 18 para dar la bienvenida al período navideño. En ese día las familias hacen limpieza y sacan de casa todos los objetos viejos y/o rotos y los amontonan en una pira de madera coronada por una figura diabólica y los queman.

En Noruega, por su parte, dice la leyenda que en las vísperas de Navidad todo tipo de espíritus diabólicos y brujas campan a sus anchas por el mundo. Para poder protegerse de visitas no deseadas, las familias esconden sus escobas antes de irse a dormir, por si alguna bruja pasa por el lugar. Por si esto fuera poco, los hombres más valientes salen al exterior a disparar al aire para ahuyentar a los espíritus malignos. Los noruegos asocian la Navidad con la luz de las velas y el fuego en un rincón de la casa.

En las mesas de los hogares noruegos nunca faltan recipientes de arroz, en los que se esconde una almendra que llenará de buenos augurios al comensal que la encuentre.

En Australia, es tradición desde 1937 que en Melbourne se realice la celebración de los Villancicos a la Luz de Velas en la espera del 25 de diciembre. Las navidades australianas cuentan con todo el glamour de las celebradas en París, Londres o Nueva York; pero sin frío y nieve. En Australia las temperaturas oscilan entre los 25 y los 38 grados por lo que las familias van a las playas a festejar Navidad, donde además cantan los «villancicos a la luz de las velas».

En Japón, sólo un mínimo de población es cristiana, pero aún así, las casas se visten con adornos decorativos de color rojo y se intercambian regalos con los familiares y amigos.

Cuando llega diciembre, los habitantes del país nipón se apresuran a saldar cuentas, a limpiar sus casas y enseres, e, incluso, a renovar el vestuario, como símbolo de la entrada del nuevo año. El día 31 de diciembre, se celebra el Omisoka o Gran Día Final del año. La tradición ordena que durante dicha jornada se realice una limpieza especial de la casa para, después, pasar a degustar con toda la familia las tradicionales tazas de fideos, símbolo de longevidad.

De acá o de allá, con todo tipo de tradiciones y rituales, la Navidad sigue siendo motivo de celebración en cada rincón del planeta.

 

Por Yudith Píriz.

Leer Otros Artículos
Variedades

Equilibrio saludable con una variada mezcla de frutas

4 minutos de lectura
Las frutas deben consumirse todo el año pero es quizá en verano, cuando apetecen más y la variedad es mayor, además de…
Variedades

Oriente celebra el año nuevo, el 4721 del calendario lunisolar

7 minutos de lectura
El domingo 22 de enero, China le dio la bienvenida al Año Nuevo, que se extenderá hasta el 9 de febrero de…
Variedades

La medicina china aconseja adaptarse a los ciclos naturales para mantener el equilibro en el cuerpo

6 minutos de lectura
Para los días del año en los que las altas temperaturas son la constante, existen consejos que parten desde los principios que…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!