Variedades

El biólogo Bruce Lipton invita a reformular creencias

6 Mins read

Creencias, religiones, utopías, milagros, y otras manifestaciones, hacen que se le otorgue un poder superior a todo lo que existe, aquello que perciben los sentidos o incluso, lo que es imperceptible, pero que tiene un protagonismo real en la vida de muchas personas.

En épocas de las que casi no quedan registros ya se demostraba que si el poder que se da hacia afuera, se volcara hacia el interior, con un profundo autoconocimiento, muchos serían los beneficios en lo referido a la salud, al crecimiento personal y a otros aspectos que necesitan reparación en la vida de las personas. Desde esta perspectiva, son cada vez más los especialistas que abren un abanico de nuevas e interesantes posibilidades de desarrollar cambios en el enfoque de estos temas.

Se trata de tomar responsabilidad de la vida de cada uno, conectándose con el propio poder personal, en una búsqueda interior que permita un conocimiento de las propias necesidades que cada ser requiere para su propio bienestar.

Investigaciones de Lipton

El doctor Bruce Lipton, es un biólogo pionero en la investigación con células madre. Sus estudios de la membrana celular y las modificaciones de las células según su entorno, sentaron las bases de la nueva epigénetica. Llevó a cabo investigaciones pioneras en la Universidad de Standford (EE.UU), antes de escribir su libro “La Biología de la Creencia” en 2005. A través de sus experimentos, junto a otros colegas, ha examinado y entendido los mecanismos con los cuales las células reciben y procesan información.

Sus descubrimientos (cuestionando la opinión científica de que la biología es controlada por los genes) y el estudio de la física cuántica, le han llevado a declarar que es necesaria una nueva medicina, que tenga en cuenta la importancia del entorno y también de los campos energéticos en la curación.

Genes no controlan la Biología

Lipton pudo descubrir a través de sus estudios que los genes y el ADN, no controlan la biología, como lo enuncia la escuela del determinismo genético o herencia, sino que los genes y el ADN están controlados por señales externas, incluyendo los mensajes energéticos emanados por los pensamientos positivos y negativos. El dogma científico actual es que nuestra naturaleza está determinada por la herencia, o sea los genes gobiernan.

La respuesta que da Lipton sobre si los genes controlan la Biología de una persona, es un rotundo no. “Los genes no se activan o desactivan a sí mismos causando cáncer, artritis, enfermedades del corazón o cualquier otra de las llamadas enfermedades ‘genéticamente adquiridas’, a no ser que algo les señale para hacerlo. Y resulta que la instrucción para activar o suprimir un gen viene de fuera del gen, no de dentro”.

Liptom pudo demostrar que si se cambia el ambiente, la persona logra cambiar lo que piensa. “No somos prisioneros de nuestro destino, porque tenemos la libertad de cambiar la forma en que respondemos al mundo. Somos los dueños de nuestra genética, en vez de las víctimas de nuestros rasgos hereditarios. Nuestro destino está basado en la forma en que vemos el mundo o en cómo hemos sido programados para experimentarlo“, expresa.

A partir de este nuevo concepto, en el que se unifica la biología celular con la física cuántica, se llega a demostrar que todo organismo puede cambiar si se cambia la forma de pensar y que todo estímulo energético que se recibe del ambiente, determina la calidad de vida.

Sus estudios le permitieron concluir que, tanto el ambiente como las circunstancias que vivencia una persona, determinan y pueden modificar el comportamiento de las células. Para Lipton «el ambiente es energía universal. Abarca el sol, los planetas, hasta nuestros propios pensamientos. Nuestro cuerpo es energía, nuestros pensamientos son energía. Toda esta energía influye nuestra biología, en forma directa o indirecta. Cada persona pueda elegir qué quiere cambiar de su biología y es importante saber que tiene el poder de hacerlo. Todos tenemos el poder de elegir nuestras experiencias de vida. La Biología de la Creencia es auto-poder, no auto-ayuda» .

A partir de su libro La Nueva Biología, ha intentado aunar ciencia y espíritu. Para ello, entiende que es importante comprender que la realidades que se experimentan, están creadas por las propias creencias. “Sabemos por la ciencia que nuestros genes no controlan nuestras vidas, pero si creemos que lo hacen, lo hacen” dice Lipton.

El médico explica en su libro que “nos han hecho creer que el cuerpo es una máquina bioquímica controlada por genes sobre los que no podemos ejercer ninguna autoridad. Eso implica que somos víctimas de una situación. No elegimos estos genes, los recibimos al nacer y ellos programan lo que sucederá. Si no nos gustan nuestras características, no podemos cambiar nuestros genes. Por tanto, si los genes controlan la vida, nosotros carecemos de ese control y entonces somos unas víctimas. Eso significa que, si hay casos de cáncer o de diabetes en nuestra familia, nosotros no podemos hacer nada: soy una víctima y no puedo cuidar de mí mismo, necesito que otros me cuiden. Son las empresas farmacéuticas las que dicen que van a curarme y pagamos mucho dinero para ello. Y es verdad que la medicina hace milagros, pero no en todos los casos”.

Teorías

Como biólogo, las aportación de Bruce Lipton a una nueva dimensión de la salud humana, siempre teniendo en cuenta lo científico es muy interesante para llegar a comprender los aspectos que permiten mantener un organismo sano e intentar conocer de forma más consciente, las posibles causas de las enfermedades. “El ser humano es el que controla, dependiendo de cómo lee el ambiente, de cómo su mente lo percibe. La conclusión es que no estamos limitados por nuestros genes, sino por nuestra percepción y nuestras creencias”.

Dice que las personas viven en un constante miedo esperando el día en que sus genes actúen contra ellos y se enfermen, pero Lipton dice que “las células aprenden a través de la experiencia, de su contacto con el medio que las rodea, y luego guardan una memoria que les permite adaptarse mejor y anticiparse a los cambios”. Explica que todo depende de qué mensajes son incorporados por la mente y que son ellos, los que condicionan a las personas.

“La función de la mente es crear coherencia entre nuestras creencias y la realidad que experimentamos. Esto significa que tu mente ajustará la biología de tu cuerpo y tu comportamiento para que encajen con tus creencias”. Esto entiende Lipton, es una creencia negativa y limitante, que termina provocando lo que ha quedado grabado en la mente de la persona, causando lo que la mente asimiló como totalmente real.

“El paciente generó una creencia y esa creencia es la que lo termina matando, a menos que se permita cambiar su forma de pensar con respecto a su enfermedad y se dé la oportunidad de curarse. Así actúa la remisión instantánea en una enfermedad terminal, la cual está totalmente ignorada por la medicina tradicional”, dice.

Medicinas y entorno

Con respecto a los medicamentos dice Lipton que estos causas muchos problemas en el cuerpo y que actúan de forma total, más allá de la dolencia que se quiere tratar. “Si tomo un medicamente, esa sustancia química, no solo afecta a aquel lugar donde tengo el problema, sino que afecta a muchas otras cosas a la vez. Son los llamados ‘efectos secundarios’. Pero, en realidad, no son secundarios sino directos”, expresa.

Desde que comenzó su trabajo con células madre en los años sesenta, observó que frente a células madre idénticas, cambiando el entorno, también cambiaban ellas. “Cuando tomo células sanas y las coloco en un entorno nocivo, las células enferman y mueren. Les cambias el entorno nocivo, las colocas en uno sano y saludable y las células sanan y no hace falta ninguna medicina. Esto demuestra una cosa muy sencilla: el destino de la célula refleja lo que está ocurriendo en el entorno. Cambia el entorno y entonces cambiarás el destino, no están involucrados los genes”, dice Lipton.

En resumen expresa Lipton que todo es energía, que cuidar esa energía es lo que permite estar sanos, por eso entiende que “cuanto más presentes estamos y más conscientes somos, más aumenta nuestro poder para crear la realidad que deseamos. Al final, es nuestra percepción la que controla nuestra biología, dirige nuestros comportamientos e influye profundamente en nuestra salud”.

 

Por Yudith Píriz.

Related posts
Variedades

La importancia del colágeno para la salud integral del organismo

5 Mins read
Muchos de los nutrientes que el organismo necesita para su buen funcionamiento están presentes en las dietas, sobre todo en aquellas que…
Variedades

En invierno, hay que reforzar la dieta para mantener las defensas altas

5 Mins read
Para la temporada de días fríos, las defensas que el organismo debe emplear para contrarrestar y vencer a gérmenes y virus, deben…
Variedades

Sabores destacados: la salsa ketchup

4 Mins read
Para agregar a diferentes preparaciones, algunas salsas ofrecen un toque muy especial que ayudan a realzarlas. Hoy, muchos platos no serían iguales…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!