NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Variedades

Desayunar bien es un hábito saludable

5 minutos de lectura

Los días de intenso calor y las vacaciones lleva, por momentos, a mantener una anti rutina, sin horarios para las comidas diarias y prestando poca atención a la forma como se distribuyen en el día los alimentos. El estar distendidos, sin los clásicos horarios rígidos que se mantienen durante el año de trabajo, hace que no se tome demasiado en cuenta qué comer y a qué hora. Una de las rutinas diarias que suele pasarse por alto en esos momentos, es el desayuno, lo que es un error ya que esta ingesta es una de las principales del día, de acuerdo a los expertos en nutrición. Dedicar el tiempo necesario para desayunar cada día, es fundamental para sentirse bien y con energía para comenzar la jornada.

Este aspecto es de gran importancia en todas las edades, proporcionando el equilibrio que el organismo necesita para funcionar adecuadamente. En el caso de los niños en especial, desayunar con alimentos variados como leche, yogur, fruta o jugo e hidratos de carbono, será fundamental para mantener un organismo sano y fuerte. Por ello, los expertos coinciden en la importancia de la primera comida del día para prevenir la obesidad infantil y lograr una buena salud.

El objetivo es promover hábitos alimenticios saludables desde la infancia y, para ello, el desayuno es el primer hábito saludable del día, ya que todos los expertos coinciden en la importancia de esta ingesta en el ámbito de la prevención.

De ahí la importancia de mantener este tipo de hábitos, aún en días de playa, vacaciones y aunque las temperaturas sean muy elevadas, siempre existen variantes que se pueden adaptar muy bien a esas situaciones, pudiéndose ingerir un desayuno refrescante y sano, como pueden ser los jugos naturales y las frutas.

Los expertos insisten en afirmar que un adecuado desayuno, en todas las épocas de año, forma parte de una alimentación saludable que permite prevenir enfermedades debido a que mantiene en el organismo, el equilibrio necesario para que todos los órganos funcionen de forma adecuada.

 

HÁBITOS | Tras las horas de descanso nocturno, durante el cual no se ingiere ninguna clase de alimentos, al llegar a la mañana, el organismo necesita reponer el combustible que precisa para funcionar durante la mitad del día. En el desayuno se deberían aportar entre el 20 y el 25% de las calorías de todo el día.

Por lo general, durante las primeras horas del día, es cuando más actividades se desarrollan. Durante el año lectivo, estudiantes de todas las edades pero sobre todo niños y adolescentes, se enfrentan a una jornada dura de actividad física e intelectual en una etapa de crecimiento importante, por ello, desayunar bien, es clave.

Disfrutar de un desayuno nutritivo y sabroso puede llevar sólo entre 15 y 30 minutos cada mañana y sus beneficios son notorios durante toda la jornada matinal. Planificar esta comida, incluyendo los alimentos necesarios y dedicándole ese tiempo imprescindible, puede convertir al desayuno en la principal ingesta del día.

En ocasiones por falta de tiempo, esta comida es poco tenida en cuenta, pero al igual que otras rutinas, el desayuno es un hábito que se puede incorporar sin problemas al igual que otras actividades.

El momento del desayuno hay que planificarlo sin descuidar ningún detalle, lo más importante es dedicarle el tiempo necesario para disfrutar de este placer tan necesario.

Por ejemplo, hay quien dice que con tres minutos, el tiempo de tomar un café con leche acompañado de un par de galletas es más que suficiente. Y que aguantan perfectamente hasta la hora del almuerzo. Lo que quizá no noten con claridad estas personas es que fuerzan a su cuerpo a funcionar con bajos índices energéticos.

También están los que se levantan sin hambre y salen de la casa sólo con un café. Para intentar equilibrar esta situación, existen muchas variantes, como tomar un vaso de agua natural enseguida de levantarse, así como un vaso de jugo o una fruta. La fruta y el agua despiertan el organismo, lo hidratan y ponen en marcha el mecanismo del hambre. De esa forma, al activar el organismo, necesariamente surgirá la necesidad de consumir otros alimentos en esta primera comida del día.

 

ALIMENTOS | Empezar el día con un desayuno completo aporta los nutrientes que necesitas para empezar el día con energía. Los principales grupos de alimentos que ayudan a conseguir ese equilibrio en la alimentación son tres: los lácteos, los farináceos y las frutas. En cuanto a la cantidad que se debe tomar de cada uno de ellos, depende de las características, edad y necesidades de cada persona y en el caso de sufrir algunas patologías, será el especialista el que recomendará las dosis adecuadas a cada caso .

Grupo de lácteos. Son la primera fuente de calcio en la alimentación. Contienen una proporción muy alta y el organismo, salvo las personas intolerantes a la lactosa, lo absorbe con facilidad. La leche, los yogures, la cuajada y el queso fresco son muy ricos en calcio.

Grupo de farináceos. Son alimentos elaborados con las diferentes harinas de cereales y los que mayor cantidad de hidratos de carbono proporcionan al organismo. Es decir, se trata del combustible por excelencia. Entre ellos están el pan, los cereales de desayuno y las galletas. Actualmente se está utilizando mucho el grupo de cereales y harinas integrales, los que aumentan el aporte de nutrientes y sobre todo fibra al organismo.

Grupo de frutas. Las frutas y su jugo no sólo enriquecen el desayuno sino que además son una excelente fuente de vitaminas de casi todos los grupos, así como minerales y también fibra.

 

BENEFICIOS | Desayunar correctamente tiene muchos más beneficios de los que se puede imaginar. Mejora el rendimiento intelectual, favoreciendo la memoria, la concentración y la creatividad. Proporciona mayor rendimiento físico y más productividad para desarrollar las tareas diarias.

Tomar un buen desayuno eleva los niveles de glucosa en la sangre, que si son estables tienen efectos sobre los mensajes positivos que llegan al cerebro. El buen humor y la risa son la respuesta externa de esos mensajes.

Mejora la nutrición, si éste es completo, aporta hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibras que tal vez, no se ingieran en otras comidas del día.

Ayuda a controlar el peso. Una correcta alimentación desde la primera comida de la mañana evitará comer demasiado entre comidas, lo que puede influir negativamente en el peso corporal.

Reparto equilibrado de calorías. Esta ingesta será la que marcará la pauta de las 4 o 5 comidas diarias, ya que el organismo al acostumbrase al desayuno abundante, puede llevar a que en las demás comidas, no se cometan excesos en el consumo de otros alimentos muy calóricos.

Debido a todos sus beneficios, la mejor manera de comenzar el día, siempre será con un buen desayuno, abundante, variado y saludable.

Por Yudith Píriz.

Leer Otros Artículos
CulturaVariedades

Susanna Tamaro y una encendida defensa de los valores perdidos, a través de la literatura

6 minutos de lectura
En los tiempos difíciles e inciertos por los que atravesamos, intentar enfocarnos en lecturas que lleven a la reflexión, puede ser de…
Variedades

Almendras, sabrosos frutos secos con variadas propiedades

5 minutos de lectura
Versátiles, agradables al paladar y con grandes aportes nutricionales, las almendras representan uno de los frutos secos más sabrosos, transmitiendo su particular…
Variedades

"El agente Topo" y una mirada reflexiva sobre la vejez

8 minutos de lectura
El tema de la edad y las circunstancias que rodean a cada etapa de la vida, es visto desde diferentes miradas. Médicos,…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 275/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!

 
error: El contenido está protegido