Variedades

David Hawkins y la alquimia por descubrir

6 minutos de lectura

Cuando se interiorizan algunos hechos o situaciones, buscando respuestas desde lo espiritual, ya se comienza a transitar desde la conciencia. Como seres humanos, tomar conciencia o simplemente sentirnos unidos y ser parte del todo, más que una disciplina, es una actitud frente a la vida. Aquello de que somos seres espirituales, viviendo experiencias a través de un cuerpo físico y no a la inversa, ha sido establecido y comprobado desde distintas filosofías desde la antigüedad.

Krishna, Buda, Jesús, y tantos otros maestros espirituales, transmitieron en su tiempo, lo que representa el milagro de la vida y como cada persona es valiosa en el juego de la existencia. Sea desde el contexto o tiempo que se haya establecido, el mensaje dejado por los grandes maestros ha sido uno, el hecho de que somos uno con el todo y que nuestra espiritualidad es innata, seamos o no consciente de ella.

 

EL INTERIOR | Recordar el mensaje del doctor David Hawkins, permite integrar su sabiduría apoyada en años de investigación y en su propia búsqueda personal. Este médico tuvo el propósito de transmitir sus vivencias y ayudar a otras personas a encontrar el sentido de la vida, a través de la espiritualidad.

David Hawkins nació 1927 y partió en 2012. Fue Doctor en Medicina y Filosofía, reconocido como un investigador pionero en el campo de la conciencia, se dedicó a escribir libros, dar conferencias, además de trabajar como médico clínico, psiquiatra y científico.

Todos sus libros tienen como hilo conductor, la elevación de la conciencia y han sido una fuente de inspiración espiritual. Algunas de sus obras son “El poder contra la fuerza”, “Vive tu vida como una oración”, “La curación y la recuperación”, “El ojo del yo” o “Dejar ir”.

Su vida osciló entre el éxito y el fracaso y fue justamente ese largo camino de fracasos, el disparador que lo llevó a convertirse en un mensajero espiritual. Sus experiencias extremas de dolor, enfermedades, adicciones, lo fueron conduciendo a la búsqueda constante de paz, sanación, felicidad y de Dios.

Cuando llega al punto de inflexión en que la vida lo colocó, se volvió consciente de sus estados y de su transformación y decidió transmitir todo eso, no como manuales de autoayuda, sino desde la perspectiva científica, racional y comprensible.

Hawkins, cómo médico y filósofo, logró encontrar y divulgar un camino para el crecimiento y el despertar de la conciencia humana. Sintetizó en su trabajo, ciencia y espiritualidad, sin involucrar a la religión y la teología.

 

MENSAJE | En 1996, Hawkins publicó su primer libro, “El poder contra la fuerza” en el cual propone una escala de consciencia, la que descifra a través de valores numéricos dados a partir de ciertos sentimientos y emociones. Va desde la posición 0 (muerte), a 1000, que sería lo máximo que puede vivir un ser humano, como lo fue la conciencia de Jesús o Buda.

Como explica Hawkins “hay varios niveles de consciencia y corresponden con ciertas emociones, ciertos filtros de percepción y además, ciertos niveles de energía. Cuanto más bajo el nivel de consciencia, menos energía, más pensamientos y emociones negativas. Cuanto más bajo, las experiencias que vivimos y la realidad que experimentamos es más destructiva, más negativa”, explica.

Hace referencia a la dualidad, falsedad versus integridad, a lo que expone que “todas las emociones negativas a la larga destruyen la vida, en el individuo y en la sociedad”. Hawkins llama a los niveles de conciencia que son destructivos o negativos “grados de falsedad” que contrastan con los “grados de verdad”.

Dice que “en los niveles de vergüenza, culpa, apatía, sufrimiento/tristeza, miedo, deseo, enfado y orgullo, siempre proyectamos la ‘causa’ de nuestro sufrimiento hacia afuera. Nos sentimos víctimas, sin poder, frustrados”.

Explica que es necesario tomar responsabilidad y dejar el papel de víctimas. “En los niveles bajos de conciencia solemos sentir que estamos sujetos a las emociones y que no podemos cambiarlas. Cuando superamos este pensamiento y emociones, llegamos a  tomar responsabilidad. En la psicología, este cambio se llama ‘locus interno de control’, sentimos que las cosas son como son, no nos hace falta encontrar un culpable, sino que nos definimos a nosotros mismos como responsables y como el único que puede cambiar algo”. Para Hawkins, es el coraje lo necesario para lograr ese cambio, sin el cual, es imposible liberarse del peso de sentirse amenazados por todo y todos.

“Mi trabajo intenta llegar a que las personas puedan tener el coraje de mirar las cosas como son, de dejar de tener excusas, de estar a merced de otras condiciones o personas, a hacerse dueños de sus destinos”, dice.

Explica que el miedo a que algo pueda pasar, es la emoción más baja y la más alta, es la de no ser víctima de la circunstancia. “Entonces el dualismo es entre lo que tememos versus lo que no tememos. En el nivel superior, ya no nos preocupamos tanto por lo que nos pueda pasar a nosotros, ni por asegurarnos de que no pase, sino que ponemos nuestro esfuerzo para conseguir lo que deseamos”, dice.

 

CAMBIOS | Todo cambio debe estar determinado por la voluntad de querer hacerlo y de la fe de que el éxito es seguro. Para ello, reconoce como los sentimientos de amor, los que se diferencian de los elaborados por la razón y la lógica, son los más elevados en la tabla de medición de los niveles de conciencia. Entiende que la felicidad depende del amor, la compasión y el perdón y que lo demás sólo alejan de ese ideal.

Dice Hawkins que es a partir de vivir desde el amor y hacerse cargo de la propia vida, cuando se comienza a despertar. “Cuando dejamos de hacer lo que se debe hacer, y averiguamos qué es lo que queremos hacer, lo que amamos, lo que nos llena… hablamos de vocación y de felicidad”.

Hawkins habla también de los cambios que experimentó, que fueron guiándolo en su proceso y asegura que los cambios son posibles en cualquier persona. “Ayudar a otros a hacer su propio trabajo interior, es fundamental ya que esto representa la llave para el despertar de la humanidad”.

Nadie puede guardarse sus conocimientos, entiende el filósofo, y en ese enseñar, cada persona eleva a su vez su propia vibración, por lo que se va creando una red de altas frecuencias vibratorias, que a su vez elevan al planeta todo.

Entiende que en todo este proceso, es importante diferenciar entre la espiritualidad y la religión. “Muchas personas confunden lo “espiritual” con lo “religioso”. Aclara que se trata de cosas bastante diferentes, y esta confusión a menudo deriva en conflictos sociales e incertidumbre”, porque “la religión divide y está basada en el poder secular, mientras que la espiritualidad une y no tiene organización en el mundo”.

Al respecto, expresa que lo que une desde la espiritualidad a las personas, es el amor, el perdón, la paz, la gratitud, el agradecimiento y la no-crítica. “La religión, en su esencia, tuvo originalmente un núcleo de espiritualidad que, no obstante, termina por sumergirse y perderse de vista. De otro modo, la guerra, por ejemplo, tendría pocas oportunidades de, incluso, suceder”, dice.

 

DEJAR IR  | Uno de sus libros “Dejar ir”-el camino de la entrega- habla de su forma de entender el mundo. Para el filósofo, dejar ir, no implica anular lo que se siente o piensa al respecto de algo o de alguien, sino por contrario, es necesario ser consciente de ese sentimiento, dejarlo crecer, estar con él, y dejar que siga su curso. “Significa simplemente dejar que el sentimiento esté ahí y centrarse en dejar escapar la energía tras él”, dice.

Según Hawkins, no es bueno aferrarse a los pensamientos ya que éstos son sólo racionalizaciones de la mente. Este es uno de los procesos más importante en la vida de una persona, ya que lleva implícito el despertar y el auto dominio. “A medida que nos familiaricemos más con el dejar ir, nos daremos cuenta de que todos los sentimientos negativos están asociados a nuestro miedo básico relacionado con la supervivencia y que todos los sentimientos no son más que programas de supervivencia que la mente cree necesarios. La técnica del dejar ir, deshace los programas progresivamente”, dice.

El doctor Hawkins deja muy claro que “no hay que hacer nada para buscar la verdad; en todo caso hay que deshacer”.

 

Por Yudith Píriz.

Leer Otros Artículos
Variedades

John Seymour, figura influyente del movimiento de autosuficiencia

6 minutos de lectura
Los temas de la agroecología, de las prácticas amigables con el ambiente y el uso sustentable de los recursos, representan un aspecto…
Variedades

La menta, fresca y nutritiva

4 minutos de lectura
Las diferentes hierbas medicinales, ofrecen infinidad de beneficios gracias a determinadas características, las que pueden encontrarse tanto en sus hojas, raíces o…
Variedades

Aportes nutricionales de la Alfalfa

4 minutos de lectura
Las propiedades que presentan las plantas, de acuerdo a sus componentes específicos, siempre son una opción ideal para tratar diferentes dolencias, así…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!