Variedades

Caminar es saludable y no tiene costo alguno

6 minutos de lectura

Realizar una actividad física moderada frecuentemente proporciona múltiples beneficios para la salud. Para ello, no son necesarios grandes cambios en los hábitos de vida, sólo basta con tomarse un momento para salir a caminar y este momento del año, es ideal para comenzar esta práctica.

Este ejercicio tan simple, resulta ser uno de los más recomendados para todas las etapas de la vida, por tratarse de una forma de moverse relajante y segura, de la cual se obtienen grandes beneficios para mantener un buen estado de salud.

Está comprobado que la práctica de unos 30 minutos de ejercicios físicos, por lo menos tres veces a la semana, es lo indicado para prevenir enfermedades y evitar el sedentarismo, manteniendo un estilo de vida saludable. Entre otros aspectos positivos, dar un paseo a un ritmo constante, ayuda a reducir el estrés, a mitigar tensiones y, ante todo, a ayudar al organismo a que se oxigene y a través de la transpiración, poder eliminar las toxinas acumuladas. Desde el punto de vista físico, el caminar brinda la posibilidad de reducir ciertas dolencias y evitar un importante número de patologías. Algunas de ellas y quizá las más importantes tienen que ver con la reducción de la tensión arterial, ya que se logra un efecto vasodilatador al caminar, sobre las arterias de las piernas.

Los deportes que se han considerado los más beneficiosos y que no tienen contraindicaciones ni por la edad ni por determinadas dolencias, son la natación, caminar y andar en bicicleta. Estos deportes exigen un esfuerzo moderado que consigue un entrenamiento de las funciones cardiacas, respiratorias, musculares y articulares. Con respecto a caminar, los médicos han llegado a la conclusión de que una caminata diaria, no sólo es una excelente alternativa sino tal vez una opción mejor que otras formas de ejercicio.

Por ello, no hay excusas, no tiene costo y de acuerdo a muchos especialistas, ofrece más beneficios que realizar actividad física en espacios cerrados con rutinas exigentes, ya que esto no permite oxigenar adecuadamente el organismo. Estas quizá puedan reservarse para la temporada de bajas temperaturas en la que, la exposición al frío, puede ocasionar diferentes patologías propias de esa etapa del año.

ESTUDIOS | Existe mucha literatura sobre los beneficios físicos que proporciona caminar, de todas formas, en esta oportunidad nos interesó acercar otros enfoques que van más allá de entender esta práctica sólo como un hábito para adelgazar y estar en forma.

Desde la perspectiva de diferentes investigaciones, caminar, representa una actividad que supera a muchos otros ejercicios más localizados, aún aquellos que requieren una alta exigencia y que prometen ser los más eficaces. Para algunos especialistas, el caminar puede llegar a ser a largo plazo, uno de los mejores ejercicios para mantener una salud integral.

Les sugerimos dos trabajos científicos que demuestran que caminar, es mucho más que un simple ejercicio. Dos expertos explican algunas de esas razones, desde sus especialidades. Uno de esos trabajos lo realizó el neurocientífico y doctor por la Universidad de Oxford, Shane O’Mara y otro es el que realizó el Psiquiatra y Filósofo Frederic Gros.

Para Shane O’Mara, caminar no es un ejercicio más, sino uno que representa un superpoder.

A partir de sus estudios ha podido comprobar que se trata de una conexión fundamental con el cerebro «Nuestros sistemas sensoriales funcionan de manera óptima cuando se están moviendo en el mundo».

Es un defensor de la perspectiva motocéntrica del cerebro, entendiendo que ese órgano funciona adecuadamente cuando una persona tiene una vida activa, en la que hay movimiento y cambio de escenario y de estímulos.

Al igual que otros neurocientíficos, establece una íntima relación entre las actividades que una persona desarrolla, incluso el pensamiento, con un cerebro receptivo que logra reaccionar a ciertas situaciones, provocando que se potencien  algunas de sus funciones. “Uno de los superpoderes más desapercibidos que tenemos es cuando nos paramos y caminamos y nuestros sentidos se afilan. Ritmos que de otra manera estarían mudos empiezan a hablar y la forma en la que nuestro cerebro interactúa con nuestro cuerpo, cambia”.

El especialista O’Mara defiende el caminar, porque asegura que al hacer esta actividad, el cerebro recibe una efectiva activación, lo que se traduce en una apertura a tener la capacidad de resolver problemas. Afirma que “existen datos sustanciales que muestran que los caminantes se deprimen menos y tienen mejores resultados en pruebas de personalidad”.

Explica el Neurocientífico que en algunos casos, el caminar puede ayudar a tratar ciertas lesiones cerebrales, al crear una serie de ritmos en las ondas cerebrales y quizá al fomentar sistemas duales en acción, como cuando se va caminando y hablando con alguien. Tambien señala O’Mara que la caminata promueve el ritmo de ondas theta en el cerebro, el cual tiene influencia en el aprendizaje y en la memoria.

Por todas estas razones, el experto es un gran defensor de las caminatas, por entender que sus beneficios no solo están dados por mantener un buen estado físico y quemar grasa, sino fundamentalmente porque es una actividad que está asociada a un cerebro activo y sano. Desde su perspectiva, caminar es una actividad que puede proporcionar tantos beneficios aún más que ir a un gimnasio.

ANDAR| Además de asociar esta actividad a un cerebro sano, otro especialista la asocia a un estado de bienestar y conexión que pocas actividades pueden obtener esos específicos resultados.

Tanto así que para muchos adictos a esta actividad, se trata de una conexión mente y cuerpo e incluso, de un acercamiento al mundo emocional y espiritual.

Para Fréderic Gros, caminar es conectarnos con nuestra libertad y reflexión. El experto en psiquiatría, filosofía del derecho y especialista en Michel Foucault, escribió un ensayo sobre el andar, en el que analiza las ideas de pensadores como Emmanuel Kant, Henry David Thoreau, Walter Benjamin y Jean Jacques Rousseau desde su forma de caminar. Para todos ellos el arte de andar nada tenía que ver con una actividad deportiva orientada a consumir calorías o un paseo turístico. Si salían con sus cuadernos y sus lápices era para encontrar nuevas ideas. Su soledad en esos parajes era condición de posibilidad para crear.

En su libro “Andar”, el filósofo Gros, busca cultivar la pasión por pasear como forma de alejarnos del bullicioso ambiente de las grandes ciudades, así como de los hábitos sedentarios que en las últimas décadas han conducido las pantallas.

En esa línea, Gros hace referencia a ese deambular que nos lleva a crear los únicos espacios posibles de nuestra libertad y reflexión, lo que entiende, no se logra en la comodidad de una silla.

Gros propone no solo una reivindicación del placer del paseo, sino una aproximación al paseo como arte filosófico, como técnica de vida. “Para ir más despacio no se ha encontrado nada mejor que andar. […] ¿Quieren ir más rápido? Entonces no caminen, hagan otra cosa: rueden, deslícense, vuelen. No caminen. Caminando solo una hazaña importa: la intensidad del cielo, la belleza de los paisajes. Andar no es un deporte”.

Lo que trata de indicarnos el ensayo es que, mientras las “carreteras” de la vida de algún modo carecen de sentido en sí mismas, no son más que “lugares de paso”, el carácter es instrumental: lo que importa es la meta. Afirma Gros que “cada momento del camino tiene sentido en sí mismo y nos invita seductoramente a una experiencia de sentido más plena”. Intenta mostrar en Andar, su preocupación por ese tiempo de vida secuestrado por el mundo contemporáneo. En la vida actual, el tiempo consumido por tantas actividades, laborales, sociales, y tantas otras, van poco a poco, recortando la vida de las personas y en muchas ocasiones, se transforman en existencias vacías de conexión con uno mismo. “En nuestras experiencias apenas podemos permitirnos el lujo de vivir en el presente. Por eso no se entiende esta exaltación del caminar y de los espacios abiertos sin este elogio creativo de la ociosidad y su correspondiente crítica al nuevo puritanismo del emprendedor, tan interesado por la planificación del tiempo y las instituciones cerradas”.

El Filósofo entiende que caminar se aleja de un mero ejercicio, es mucho más, y opina que “andando, uno descubre una dimensión de la existencia que está prácticamente marginada: la lentitud, la presencia física. El andar, pues, como experiencia intensa de vida”

Por ello, Gros reivindica la necesidad de perdernos en un andar como forma de conectar con nuestro yo, construyendo una subjetividad, a partir de un deambular libre de presiones. “Se trata de una desorientación gozosa, libre, salvaje; donde el yo, libre de todo proyecto, se convierte en vagabundeo y en mirada inocente y perpleja ante todo sedentarismo”, dice.

Frédéric Gros apunta a una experiencia más trascendental que permita alejarnos de lo puramente cotidiano, para llegar a un lugar en el que somos nosotros mismos, sin distracciones de ningún tipo. “Caminando se escapa a la idea misma de identidad, a la tentación de ser alguien, de tener un nombre y una historia. Ser alguien está bien en las veladas mundanas en las que cada uno habla de sí mismo…Pero ser alguien ¿no es una vez más una obligación social que encadena, una ficción estúpida que pesa sobre nuestros hombros?”. Gros invita a volvernos a sentir como personas, ese espíritu andariego que nos conecta y sana.

Así, tanto Shane O’Mara como Fréderic Gros, desde sus diferentes especialidades, reivindican esa mágica y sanadora práctica que acompaña al hombre desde siempre y que ahora la ciencia, puede demostrar con seguridad que, caminar, es mucho más que un simple ejercicio, es una forma de sentir la vida.

 

Por Yudith Píriz.

Leer Otros Artículos
Variedades

Michio Kushi: el legado del padre de la Macrobiótica

6 minutos de lectura
En temas de dietas y formas de alimentación, existe una variadísima oferta, para todos los gustos y estilos. Más allá de una…
Variedades

El arroz, alimento base para cualquier dieta

5 minutos de lectura
El arroz es la semilla de la oryza sativa y es considerado el cereal más importante de la alimentación humana. Pertenece a…
Variedades

John Seymour, figura influyente del movimiento de autosuficiencia

6 minutos de lectura
Los temas de la agroecología, de las prácticas amigables con el ambiente y el uso sustentable de los recursos, representan un aspecto…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!