NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Variedades

Almendras, sabrosos frutos secos con variadas propiedades

5 minutos de lectura

Versátiles, agradables al paladar y con grandes aportes nutricionales, las almendras representan uno de los frutos secos más sabrosos, transmitiendo su particular sabor a las preparaciones, así como si se las consumen crudas.

En general, todos los frutos secos tienen compuestos particulares, que los hacen destacar por una larga lista de propiedades, que aportan al organismo energía y nutrición, tan necesario en los próximos meses del año.

DATOS | La palabra almendra deriva del latín amyndăla y corresponde al fruto del almendro “Prunus dulcis”. Como antecedentes su origen fue en Asia Central y llegó al Mediterráneo en la época del Imperio romano y de ahí se expandió a Italia, España y el Norte de África a causa de los conquistadores árabes. Existen dos clases de almendras, las dulces y las amargas, estas últimas por su contenido, son tóxicas para el organismo.

La parte comestible de este fruto consiste en 1 o 2 semillas de pulpa blanca y sabor dulce, que están encerradas en una envoltura leñosa. Actualmente los principales países productores de almendra son Estados Unidos y España.

 

NUTRIENTES Y BENEFICIOS | Son muchas las propiedades que estos ricos frutos secos presentan. Se pueden mencionar como principales aportes al organismo, aminoácidos esenciales, fibra soluble, proteínas, grasas, hidratos de carbono, hierro, fósforo, magnesio y manganeso. En comparación con la carne, el contenido de proteína de las almendras es mayor, por lo que representa un sustituto ideal para las personas que no desean, por seguir una dieta vegana o vegetariana o no pueden por problemas de salud, consumir productos cárnicos. También se emplean para reemplazar al huevo, la leche y el queso.

Los beneficios de consumir almendras crudas, surge de la combinación perfecta de sus nutrientes que la convierten en uno de los alimentos alcalinos, muy recomendables para mantener un organismo saludable. Por ello, y al igual que las nueces, las almendras son un fruto seco imprescindible en la dieta.

Parte de sus aportes a la salud, tienen que ver en gran medida, con su contenido en ácidos grasos saludables, ya que son grasas monoinsaturadas que protegen el sistema cardiovascular y también contienen grasas poliinsaturadas, ácidos grasos que el organismo no puede sintetizar por medio de otras sustancias y que sólo se pueden obtener de la alimentación. Tanto unas como otras grasas presentes en las almendras, se relacionan con una menor tasa de enfermedades cardiovasculares, de arterioesclerosis, de infarto de miocardio, hipertensión, angina de pecho o cáncer entre otras enfermedades.

Estas pequeñas maravillas, y debido a sus ácidos grasos saludables, ayudan a regular la buena salud del corazón, previniendo las enfermedades cardiovasculares, debido a su contenido de Ácido Oleico que controla los niveles de colesterol.

La almendra es una de las principales y más ricas fuentes de calcio que se puede encontrar en el reino vegetal junto a las semillas de sésamo. Por este motivo, están indicadas en la prevención de la osteoporosis y debilidad en los huesos.

En lo que respecta a la diabetes, estos frutos secos regulan el nivel de azúcar en la sangre, ayudando a disminuir la absorción de glucosa.

Sus aportes nutricionales además se ven enriquecidos, gracias a su contenido en vitamina del grupo B pero sobre todo, destaca su gran aporte de vitamina E, lo que la convierten en un fruto con gran poder antioxidante, ayudando a combatir la acción de los radicales libres.

La buena concentración de fibra que contienen las almendras, ayudan también en los procesos digestivos, previniendo el estreñimiento, lo que hace que sea un fruto ideal para depurar el organismo.

En lo que refiere a los carbohidratos, las almendras contienen los de absorción lenta, lo que ayuda a que el organismo los almacene y utilice cuando los necesite. Este proceso es todo lo contrario a lo que sucede con los azúcares presentes en refrescos o alimentos que contienen azúcar o harina blanca, los que tienen una absorción rápida, perjudicando al organismo.

Son muy recomendables para los niños por su contenido de proteínas de alto valor biológico, necesarias para la formación de tejidos nuevos y el crecimiento óseo. Están indicadas como apropiadas también, para ayudar a aumentar la secreción de leche materna cuando ésta es escasa.

También debido a su riqueza en fósforo, calcio y vitaminas del grupo B, fortifican el sistema nervioso central.

EN LA COCINA | Uno de los usos gastronómicos más importantes de la almendra, tienen que ver con la repostería, donde estas pequeñas variedades, se lucen a la hora de preparar todo tipo de postres, tartas y budines. Es importante tener en cuenta que las almendras no engordan si se consumen en cantidades apropiadas, lo que puede darnos el permiso a utilizarlas sin culpa, siempre teniendo en cuenta la proporción usada. Uno de los postres clásicos de la cocina francesa es La Dacquoise, se trata de un postre hecho a base de polvo de almendra. Su significado es “oriundo de Dax”, una antigua ciudad de la región de Aquitania, situada en el suroeste de Francia. La historia cuenta que los chefs de esta ciudad inventaron esta deliciosa versión del merengue en el siglo XV. En poco tiempo se convirtió en un pastel. Se trata de discos de merengues horneados, con polvo de almendras, los que se superponen y entre ellos, se agrega crema de leche y frutas, como frutillas o frambuesas y moras.

Otra de las opciones para consumir almendras, es a través de la leche de almendras, la que se ha demostrado se trata de una de las leches más saludables para el consumo humano, mucho más que la leche de vaca, la que cada vez más estudios demuestran que no es apropiada para el consumo ya que produce serios trastornos digestivos.

Un alto valor nutritivo y sin muchas calorías, convierten a las almendras, en un fruto seco ideal para incorporar a la dieta de personas en todas las etapas de la vida.

 

Por Yudith Píriz

 

……..………………………………………………………………………………………………………………

RECETA

Magdalenas de naranja y almendras

Ingredientes

3 huevos, 225 g de azúcar, 200 g de harina, 100 g de almendra molida (y un poco más para espolvorear), 150 ml de aceite de oliva, 100 ml de leche, una naranja, 1 cdita de polvo de  hornear.

Preparación

Colocar en un bol las yemas y en otro las claras. Batir las claras a punto de nieve y reservamos. Colocar el azúcar en el bol de las yemas y batir. Rallar la cáscara de naranja y sacar su jugo, agregarlo a las yemas, añadir también la leche y el aceite. Batir todo hasta obtener una mezcla uniforme.

Mezclar la harina y la levadura y agregar a la mezcla anterior poco a poco, batiendo continuamente. Añadir la almendra picada. Incorporar las claras a punto de nieve. Colocar la preparación en moldes y colocar por encima almendras picadas. Hornear  20-25 minutos en horno moderado.

Leer Otros Artículos
COVID19CulturaVariedades

En el mes del libro, nos acercamos a autores singulares: Le Clézio y su vínculo con los "emberas" del Amazonas

6 minutos de lectura
Mayo es el mes del libro en Uruguay y para comenzar con la celebración el próximo 26 de mayo, nos acercamos a…
COVID19Variedades

La danza es una terapia reparadora que además, traspasa barreras culturales, políticas y étnicas

5 minutos de lectura
La danza como expresión corporal y rítmica, al compás de sonidos, representa un arte milenario que ha trascendido épocas y estilos. Como…
Variedades

Los cítricos, sabores para el otoño

4 minutos de lectura
Entre las frutas de potente sabor y aroma, la mandarina es la que se destaca. Representa uno de los cítricos que más…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!