Sociedad

Voluntariado María Julia se «desvinculó» de Beraca

3 Mins read

Voluntariado María Julia cocina los viernes y va por más días

Hace un par de semanas atrás, dábamos cuenta de una visita realizada a la olla popular que los días miércoles se comenzó a realizar en el barrio María Julia para colaborar con la alimentación de aquellos vecinos que están pasando por una compleja situación económica en este nuevo invierno. En la referida nota se mencionó la particularidad de que en la olla estaba muy presente la organización Beraca y la iglesia Misión Vida. Pues bien, luego de esa visita han ocurrido encontronazos que llevaron a que buena parte de las colaboradoras se retirara y decidiera cocinar, en el mismo lugar los días viernes.

El pasado miércoles llegó a La Semana un comunicado firmado por un grupo denominado “Voluntariado María Julia”, en el que se informa que comenzaría a funcionar una nueva olla los días viernes y se brinda información sobre la forma en que piensan financiar la actividad, además de invitar a personas de la comunidad a ayudar a cocinar.

Las razones

El pasado viernes en la noche, La Semana estuvo por el galpón ubicado en Marconi 1270, a la hora en que se comenzaba a servir la comida en la olla. Una cola integrada fundamentalmente por niños, niñas y adolescentes, esperaba que se comenzara a servir la comida, que en dos fogones era preparada por el grupo de voluntarios que en algún momento quiso formar la vecina del barrio, Florencia Pérez, junto a Karen Sotto y otras vecinas del barrio.

Ellas fueron las que explicaron a La Semana lo que estaba ocurriendo con la olla que funciona los miércoles y de la cual se dieron por desentendidas. Comentaron que la iniciativa salió del barrio y que la gente de Beraca se acercó con la intención de ayudar, pero casi sin que ellas se dieran cuenta se adueñaron de toda la actividad.

“Ellos insistían en que no era necesario cocinar más días, pero nosotros les decíamos que la gente necesita comer todas las noches”, comentó Florencia, a quien comenzó a molestarle la insistencia de los representantes de Beraca en hablar de religión a la gente que se acercaba en busca de un plato de comida.

“La olla la generó la gente de Libertad y nosotros queríamos que quedara claro eso, pero ellos se querían apropiar del movimiento, por lo cual nosotros dejamos de concurrir”, dijo Florencia Pérez.

Claro que no se quedaron quietas y decidieron cocinar otro día porque las colaboraciones de los vecinos de Libertad las estaban consiguiendo ellas, la organización evangelista no aportaba casi nada. Para ello, le pidieron la olla con la que cocinaban a los integrantes de Beraca, quienes no se la devolvieron y por ello debieron salir a pedir otra (que fue cedida por una comerciante de la ciudad).

Aportes y donaciones en efectivo

Florencia Pérez y Karen Sotto, explicaron a La Semana que ellas saben que la situación económica de la gente está complicada y que para muchos comercios se vuelve difícil colaborar con la olla, por eso es que decidieron recibir donaciones en efectivo. Cada aporte es registrado en una lista y con lo reunido se comprará carne, siempre en una carnicería diferente de la ciudad, para la comida de los viernes. Todo el detalle de lo donado y lo comprado se publica en la página de Instagram del grupo, que lleva por nombre: @voluntariadomariajulia.

Mencionaron las integrantes de la olla que para la comida del viernes pasado, reunieron 820 pesos y con ello se hizo la compra. “Lo que reunimos no dio para pagar todo lo que queríamos comprar, pero el carnicero donó lo que nos faltaba”, comentó Florencia Pérez.

Todo lo demás que suman a la olla, arroz, fideos, verduras, son donaciones que recibe el grupo y también donaciones que surgen de movidas que realizan jóvenes en todo el departamento. Por ejemplo ese viernes 17 a la noche, había un baile en Libertad en el que se reunía ropa y alimentos para donar, todo lo cual iría destinado a la nueva olla.

Cocinar más días

El viernes se sirvieron 72 porciones de un guiso realizado a fuego de leña, por las integrantes de Voluntariado María Julia. Las promotoras de esta movida están convencidas que la gente que asiste tiene problemas de alimentación todas las noches y no una sola, por lo que con un vecino pretenden hacer algo más reducido todas las  noches, pero eso implica un desgaste importante, que deberán asumir otras personas a las que el grupo invita.

Respecto a qué pasará con la olla que se hacía los miércoles, tanto Florencia como Karen no supieron dar una respuesta cierta e irán el miércoles hasta allí, para ver si Beraca podrá cocinar otra vez.

 

Por Javier Perdomo.

Related posts
Sociedad

DINACEA realiza solicitudes de información complementaria sobre el Neptuno; para movilizados esto demuestra falta de estudios detallados

4 Mins read
Entre el 30 de abril y el 14 de mayo pasados, los técnicos de la Dirección Nacional de Calidad y Evaluación Ambiental…
Sociedad

La UTEC escucha a los precandidatos; en San José estuvo Guido Manini Ríos

5 Mins read
La Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC) concluyó el pasado jueves en su sede de San José de Mayo una serie de encuentros…
Sociedad

Alumnos de la escuela 86 participaron de la actividad nacional "Ajedrez a la Calle"

2 Mins read
La escuela 86 de Tiempo Completo de Libertad, fue una de las 250 instituciones educativas públicas y privadas de todo el país,…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!