Sociedad

Repaso por la pandemia; de la normalidad a la anormalidad

7 Mins read

Así es, fue un viernes 13 de marzo el día en que el coronavirus se instaló de forma definitiva en Uruguay. Hasta ese día lo mirábamos de lejos, como un fenómeno que no tenía mucho que ver con nosotros, por más que desde diciembre de 2019 estaba muy presente en Asia y Europa y comenzaban a registrarse los primeros casos en los países limítrofes. Desde ese viernes, el año cambió para los uruguayos también.

Aquello que nos parecía tan lejano -de allá al norte, donde siempre atacan las pestes, nos decíamos-, nos cambió a todos, porque todos nos volvimos más desconfiados, retraídos, alarmistas y particularmente irritables. Para nadie fue lo mismo de allí en más.

Desde ese viernes empezamos a estar pendientes todos los benditos día del informe diario del Sistema Nacional de Emergencia (SINAE), sobre los contagiados y las muertes por la enfermedad, en una dinámica cuasi obsesiva que continuamos hasta el presente. Nos cuidamos de todo, salimos menos, en fin; no tengo que explicarles lo que cada uno vive y hace en este tiempo.

En la edición del 17 de marzo, publicábamos que había 29 casos de coronavirus y a esa altura ya estaban la mayoría de las actividades suspendidas, en principio, momentáneamente. Y nacía el “Quedate en casa”, que fue el slogan de la primera etapa de la pandemia -la menos nociva-, en Uruguay. Los niños no iban a la escuela y había polémica por la alimentación que recibían los hijos de las familias que los habían anotado para recibir las viandas que, protocolos mediante, entregaba Primaria.

El cuerpo docente, desde la virtualidad intentaba mantener entusiasmados y activos a los niños, duplicando su tiempo de trabajo evacuando dudas o conteniendo situaciones complejas, que cada vez se hicieron más presentes.

Se suspendía todo lo que tuviera que ver con actividades en Semana Santa, de Turismo o Criolla. Por supuesto que el deporte competitivo quedó paralizado y hasta los sacerdotes se las arreglaban con las tecnologías de la información para mantenerse comunicados con sus fieles, a través de misas virtuales. La nueva normalidad -más bien anormalidad-, era otro concepto que comenzamos a manejar de forma cotidiana todos los uruguayos.

 

ABRIL | Para el comienzo del mes de abril, ya decíamos que eran algo más de 400 los contagiados en el país y había seis personas fallecidas, pero a las dificultades de salud estaban comenzando a sumársele las dificultades económicas que traía la pandemia y la sociedad uruguaya -se puede decir que en todos los pagos hubo solidaridad-, comienza a responder de distintas formas para colaborar con toda esa gente que se ganaba el pan en la calle, día a día, y que de una le dijeron que ya no podía salir más.

Se puede decir que es en abril que comienzan a funcionar con fuerza las ollas populares. En San José de Mayo, en Libertad, en Ciudad del Plata, vecinos que vieron el problema que se estaba generando muy rápido salieron a implementar ollas populares para llegar a las personas que más sufrían la pandemia y en forma paralela, empresas, empresarios y ciudadanos comunes y corrientes empezaron a surtir esas ollas, que en el caso de San José funcionaron de forma activa buena parte del invierno.

Durante las primeras semanas de la pandemia en San José no aparecían casos, pero fue en abril que apareció el primero y ocurrió en Libertad. Se trataba de una joven mujer de escasos recursos económicos, que fue socialmente condenada al igual que su pareja, un conocido delincuente de la ciudad. Cayeron maldiciones sobre ellos, mientras comenzábamos a ver las primeras jornadas de realización de hisopados. Finalmente la mujer dio negativo en el segundo test y todo volvió a la normalidad de la nueva a-normalidad.

MAYO | En mayo, la Casa de la Cultura de Libertad salía públicamente a alertar sobre la compleja situación económica que vivía y también hacia allí fue la solidaridad; llegaron fondos públicos y más de un socio se hizo presente para brindar su aporte. El Municipio libertense a su vez, comenzaba con la colocación de cámaras de seguridad que había dejado disponibles el anterior gobierno, a la vez que su personal realizaba desinfecciones en toda la ciudad, tal como ocurría en todo el departamento y el país.

En Ciudad del Plata, se hacían cada día más patentes las diferencias entre la alcaldesa Laura Colombo y los cuatro concejales. También San Isidro se suspendía, previendo realizarse en setiembre (algo que tampoco ocurrió), mientras que las ollas y merenderos de la ciudad dejaban de funcionar con el final del mes, ya que se había comenzado a reactivar la economía y las escuelas volvían -al menos en tandas y no en forma obligatoria-, a la presencialidad.

MEDIO AÑO | En junio se retomaron las clases y la Junta Departamental le daba nombre a las calles de la urbanización El Bosque o Jardines del Bosque, como pasó a llamarse. También se confirma en este mes la desaparición de los Centros MEC, mientras que los rotarios se atreven a salir a la calle con su “lechón paseandero”, en medio de la nueva normalidad. En este mes se da la primera reunión pública del jefe de Policía Orestes Leles con la comunidad libertense.

En Ciudad del Plata se estrena el radioteatro “La patria en armas”, a la vez que los trabajadores de la industria química se movilizan. En junio, también se conocen los primeros datos del recién creado Observatorio Económico de San José, del que se desprende que en el segundo semestre de 2019 -aún sin pandemia-, hubo un 39% de comerciantes que pensaron en cerrar sus puertas.

 

BROTE | Una tragedia marca el mes de julio y es el fallecimiento por intoxicación de dos adolescentes en Ciudad del Plata. En materia gremial se produce una huelga de más de una semana de los trabajadores de la empresa Cita y en San José, los trabajadores de Cotmi casi son desmovilizados usando una norma incluida en la Ley de Urgente Consideración, lo que genera una polémica nacional. Finalmente -y por suerte-, nada ocurrió.

En julio comienza a tomar forma la campaña electoral hacia las departamentales, mientras que el fútbol del interior empieza a definir no jugar en primera división ya que no se permite la presencia de público y no hay forma de recaudar así. En Ciudad del Plata, se inaugura una “Escuela de Tránsito” para los más pequeños.

Al arranque de agosto surge un brote de coronavirus en el Jardín Arcoíris de Libertad y los casos en la ciudad, superan los 40 en poco tiempo. Ahora, los “palos” están dirigidos a la dueña del jardín y todo aquello que comenzaba a reactivarse, queda sin efecto nuevamente. La semana en que se conoció el brote, Libertad lucía vacía y casi sin movimiento. Paulatinamente los casos fueron disminuyendo y la normalidad de la “anormalidad” volvía a hacerse presente.

SETIEMBRE | Dentro de tanta cuestión negativa, se producía en setiembre la inauguración del local a nuevo del Jardín 113, una obra iniciada en el anterior gobierno y que contemplaba un reclamo histórico de la comunidad libertense. En San José a su vez, se producía el asesinato del propietario de un bar, mientras que los docentes de música ponían el grito en el cielo por los anuncios de recortes en las horas de la materia en Secundaria.

Desconocidos vandalizaban una intervención por el mes de la diversidad que se había hecho en las letras corpóreas ubicadas al ingreso de Libertad, en tanto el colectivo “Mujeres en Libertad”, realizaba un ciclo de charlas sobre masculinidades. En setiembre se realizaban también las elecciones, pero ese tema irá aparte.

En el mes de octubre, el movimiento de usuarios de la salud pública y privada, denunció que comenzaron a escasear los medicamentos en ese centro, a la vez que manifestaba su preocupación por la demora en el cambio en la Dirección en el centro de salud.

También se dan buenas noticias como la confirmación de los terrenos para las cooperativas de viviendas COVI-UNI-LIBER y Mano a Mano, a la vez que llega a San José de Mayo el presidente Lacalle Pou a la exposición de ganado lechero de la capital departamental.

Es el 19 de octubre, cuando operan al niño Diego Bozzolasco, cuya familia recibe el decidido apoyo económico de la comunidad de Libertad y también de otras partes del departamento y el país.

 

ÚLTIMO TIRÓN | Antes que finalice noviembre se produce la inauguración de los vestuarios de la piscina de la plaza de deportes de Libertad, que se construyeron con los seis millones de pesos que en 2009 había aportado el gobierno de entonces y que nunca se habían ejecutado

Rebeldía Organizada en Ciudad del Plata, comenzaba una campaña pidiendo la construcción del centro cívico para esa zona del departamento, mientras que en Puntas de Valdez se realizaba un acto -con todos los protocolos-, por un nuevo aniversario por la denominación como pueblo.

Dentro de la nueva normalidad se realizaban actividades en el día contra la violencia contra las mujeres, cambian las autoridades departamentales y al cierre del 11° mes del año comienza otro brote de coronavirus en Libertad, que aún continúa. Se llegó hasta los 88 casos, sólo en Libertad y el departamento tuvo un pico de 112 contagiados.

Diciembre siguió trayendo malas noticias de la nueva anormalidad. La empresa francesa Faurecia decide irse del país, dejando sin trabajo a más de 150 empleados, fallece el ex presidente Tabaré Vázquez, a la vez que se conocen los datos del segundo relevamiento del Observatorio Económico San José, que establece que el 57% de los comercios dijo que sus ventas bajaron hasta un 50%.

Se produce también el alta del niño Diego Bozzolasco, luego de dos meses muy duros para él, mientras que en Puntas de Valdez, el eco grupo y productores rurales comienzan a movilizarse en contra del proyecto de instalación de una planta incineradora de residuos industriales.

Por supuesto que deben haber faltado muchos temas para abordar en esta breve síntesis del año que se va, pero como toda selección es caprichosa y no refleja en su totalidad lo sucedido, aunque sí es una buena síntesis. En nota aparte, hablamos de política.

Por Javier Perdomo.

Related posts
Sociedad

"Hicimos historia en San José", dice integrante de "Los Tucu-Tucu"

1 Mins read
«Los Tucu -Tucu hicimos historia en San José», escribió Silvana Fernández, integrante del colectivo nacido en Rafael Perazza, luego de conocerse que…
Sociedad

El juez Recarey le dio la razón a los movimientos sociales y OSE no puede avanzar con el Neptuno

2 Mins read
El juez Letrado de Primera Instancia en lo Civil de 9° Turno de Montevideo Alejandro Recarey, accedió a la medida cautelar de…
Sociedad

Desempleo se incrementó una décima en San José en trimestre terminado en abril

1 Mins read
En una décima se incrementó el desempleo en el departamento de San José en el trimestre finalizado en el mes de abril,…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!