Sociedad

El origen pagano de los fogones de San Juan

6 Mins read

Cuando se hace referencia a diferentes celebraciones, muchas de ellas, han atravesado una larga historia que ha determinado su razón de ser. La mayoría de estas festividades tienen raíces paganas, que a través del tiempo fueron modificándose, hasta llegara a la época actual. La noche de San Juan, no es la excepción y, más allá de su origen, es una tradición que se ha perpetuado a través de los tiempos.

Diferentes mitos rodean a la festividad, que a pesar de que se celebra desde hace siglos, en el último tiempo ha tenido una creciente presencia, que no siempre se identifica con raíces religiosas.

ORIGEN | Muchas  festividades del presente, tienen un origen que se remonta a las primeras civilizaciones y que luego fueron tomando otras connotaciones. La Fiesta de San Juan está originariamente ligada a la llegada del solsticio de verano (21 de junio), en el Hemisferio norte. Para muchos historiadores, el origen del encendido de hogueras en este momento del año, se remonta a más de 7000 años.

Luego, las sociedades cristianas absorbieron esta tradición, convirtiéndola en la conmemoración de la natividad de San Juan Bautista, quien había nacido, según la Biblia, el 24 de junio, lo que concluyó uniéndose al día en que las antiguas civilizaciones celtas habían honrado al Sol.

En muchas culturas era utilizada la fecha del 21 de junio para celebrar el día más largo y la noche más corta del año, que se produce con el solsticio de verano en el hemisferio norte. Este acontecimiento también comenzó a ser celebrado en el Hemisferio sur, que por el contrario, señala el solsticio de invierno con el día más corto y la noche más larga del año.

Se ha establecido por parte de diversos historiadores, que la celebración originariamente estaba relacionada con los cultos al sol que las diferentes culturas mantuvieron como tradición.

Algunas leyendas antiguas daban a esta noche un significado muy especial, asociándola con mitos que representaban un profundo significado espiritual. Se contaba que en esta fecha se daba ese acontecimiento de noches y días con una extensión diferenciada ya que el Sol, enamorado de la Tierra, se negaba a abandonarla.

A partir de ese día, cuando el Sol comenzaba a desplegar su mayor fuerza (en el Hemisferio norte), era el momento en que los celtas celebraban el Alban Heurin, una festividad en la que se encendían hogueras para dar la bienvenida al buen tiempo, para pedirle al Sol que no abandonara el cielo y para ahuyentar los malos presagios.

Se dice que durante el solsticio de verano, este pueblo encendía grandes hogueras para buscar la bendición de sus tierras y asegurarse que éstas dieran fruto suficiente para cubrir sus necesidades de alimento el resto del año. Además, a través del fuego pedían a la divinidad un futuro próspero para las parejas de enamorados y fertilidad para las mujeres.

En la cultura celta, los druidas celebraban la llegada del solsticio de verano (momento del año en que el Sol, en su movimiento aparente, pasa por uno de los puntos de la elíptica más alejados del Ecuador y en el que se da la máxima diferencia de duración entre el día y la noche) encendiendo grandes hogueras, buscando la bendición de tierras, hombres y ganado.

Los griegos encendían hogueras purificadoras en honor a Apolo: dios del sol y de la luz; los romanos dedicaron a su diosa Minerva unas fiestas con el fuego como protagonista.

En México, los guerreros aztecas realizaban rituales de culto al sol para que el fuego ayudara a la tierra y hombres a obtener buenas cosechas. Los bereberes del norte de Marruecos y Argelia continúan con la milenaria tradición de encender hogueras en las plazas de los pueblos y lugares que necesitan ser purificados.

Para la tradición hindú el solsticio de verano, representa la vía de los ancestros. Las cenizas de las hogueras se guardaban todo el año.

CAMBIOS | Con Roma y el cristianismo de la mano, la festividad pagana del culto al fuego iba a perder parte del significado mágico que había tenido. Con la llegada del cristianismo, muchas de las celebraciones de origen pagano sufrieron cambios, a pesar de que la esencia siguió siendo la misma.

En la Biblia se cuenta que san Zacarías, esposo de santa Isabel, prima de la virgen María y madre de san Juan Bautista, ordenó encender una hoguera para anunciar el nacimiento de su hijo. De ahí que la festividad de San Juan, no coincida con la fiesta pagana del solsticio de verano o invierno (21 de junio).

La biografía de San Juan Bautista se conoce a través de los evangelios y textos de historia. Según el historiador hebreo Flavio Josefo, antes que Jesús empezara a recorrer Galilea y a realizar milagros entre los pobres, Juan Bautista ya tenía una gran reputación. Hijo de un sacerdote judío, San Juan se opuso al comportamiento del sacerdocio oficial y dedicó parte de su vida a predicar en el desierto de Judea. En el evangelio de San Lucas, se lo nombra como “el último de los profetas”. En el año 380 se dio un cambio transcendental en Europa, cuando el emperador Teodosio I firmó el Edicto de Tesalónica, también conocido como Cunctos Populos, por el cual declaró el cristianismo como religión oficial del Imperio Romano de Oriente y Occidente.

Teodosio se propuso erradicar por completo las otras religiones, así el cristianismo se convirtió en la religión única y se destruyeron las otras variantes religiosas del Imperio; tanto la religión tradicional de los dioses grecorromanos como los innumerables cultos esotéricos o de sabiduría ancestral, prohibiendo todos los cultos excepto los de la religión oficial, el cristianismo.

Pero a pesar que Teodosio intentara acabar con los rituales que consideraba herejes, la realidad es que estos acabaron por formar parte de la propia cultura cristiana.

La antigua festividad pagana del culto al sol, perdería parte de su significado espiritual que se forjó desde las culturas ancestrales. Así fue que la leyenda del Sol y la Tierra fue sustituida por la celebración bíblica del santo San Juan Bautista. De todas formas y a pesar del tiempo transcurrido desde las primeras festividades y a pesar del cambio en su significado, los cristianos continuaron celebrando los rituales del fuego, al igual que los paganos, encendiendo enormes hogueras, quizás con similares objetivos al de sus inicios.

Tras la cristianización de la fiesta, el ritual de los cultos ancestrales fue asimilado por la tradición cristiana, convirtiéndose en una noche en la que se mezclan tradiciones paganas con cristianas y se continúa con el encendido de las tradicionales hogueras la noche del 23 de junio.

En todo caso, lo que impuso el Cristianismo no fue la celebración en sí, sino la fecha en la que se realizaría. En esa mezcla de raíces, se impusieron también los dos elementos que los ancestros utilizaban para el ritual, el santo que guardaba relación con el fuego (la hoguera que encendieron sus padres cuando nació), y el agua (el bautismo de Jesús en el río Jordán). Pese a este cambio, los cristianos no renunciaron a seguir encendiendo enormes hogueras, (no ya exactamente en la fecha del solsticio), alrededor de las cuales celebraban los ritos, ya que permaneció la costumbre de quemar lo malo para atraer lo bueno.

FESTEJOS | La noche de San Juan se celebra en muchos partes. Por ejemplo en Perú, tiene lugar una de las festividades más famosas y se convirtió en un auténtico atractivo turístico: el Inti Raymi, que se desarrolla en Cuzco. Se trata de una antigua celebración dedicada al dios del Sol, Inti, con la que los antiguos incas daban inicio al nuevo ciclo.

En varias ciudades de España, al comenzar el verano, se estila además de saltar sobre la hoguera, darse un baño en el mar entrando de espaldas.

Más allá de los cambios que ha tenido la celebración desde sus más lejanos comienzos, la Noche de San Juan está acompañada de una alta carga de espiritualidad y de rituales que dan la bienvenida a la nueva etapa del año, con el solsticio tanto de verano como de invierno.

Más allá del origen de la celebración, lo cierto es que, hasta hoy se perpetúa la simbología de la magia del fuego como elemento de reunión de las personas, a través del cual, se continua creando una comunión mágica entre familia y amigos.

 

Por Yudith Píriz.

Related posts
Sociedad

Los cambios que se vienen en la UTU al inicio del nuevo año lectivo

3 Mins read
El año 2024 implicará cambios trascendentes en la estructura de cursos en la Universidad Tecnológica del Uruguay (UTU), referidos a la Educación…
Sociedad

Entró en vigencia régimen de facilidades de la ISJ, que recordó que continúa vigente exoneración para jubilados

2 Mins read
La Intendencia de San José difundió  este lunes 19 de febrero un comunicado en el que anuncia que en el arranque de…
Sociedad

Almeida destacó labor de fiscales de Libertad que han desarchivado 80 casos de abuso sexual

1 Mins read
Durante la nota realizada con Pablo Almeida sobre las declaraciones del ex fiscal y diputado Gustavo Zubía, el Psicólogo y funcionario de…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!