NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Sociedad

Joyson: trabajadores denuncian presiones y no pago del presentismo

4 minutos de lectura

El estricto régimen laboral en la planta de la empresa fabricante de airbags Joyson vuelve a generar tensión con el sindicato, cuyos dirigentes llamaron a una conferencia de prensa para denunciar situaciones que consideran abusivas y su preocupación por las rebajas salariales que está sufriendo todo el personal por el no pago del presentismo.

De la instancia realizada fuera de la planta industrial del kilómetro 46 de ruta 1, participaron Beatriz Tamiel, Ricardo Jaureguy y Daniel Valdez. Fue Jaureguy el que comenzó diciendo que la convocatoria buscaba contar que están “pasando una nueva etapa difícil con la empresa, porque no se están respetando determinadas cláusulas del convenio colectivo que está vigente, en un contexto en el que venimos siendo afectados por el seguro de paro”.

La empresa “decidió afectar por el lado del presentismo a la masa de trabajadores y eso se vuelca a una reducción directa del salario”, dijo Jaureguy, que explicó que esto se da en el marco en que muchos “compañeros que están volviendo a trabajar, lo hacen muy afectados económicamente por el tiempo que estuvieron en el seguro de paro y al volver se encuentran con una rebaja salarial”.

El dirigente del comité de base UNTMRA (Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y Ramas Afines), en la planta, dijo que el presentismo “representa un 12% del total del salario y no recibir eso impacta en la economía de cada núcleo familiar. Jaureguy comentó que hoy hay trabajando unos 500 funcionarios, todos han estado en el seguro de paro en este tiempo de pandemia.

“Ahora tenemos solo unos 50 trabajadores en el seguro y eso es una muy buena noticia, pero no logramos que se respeten las cosas acordadas en Consejos de Salario”, dijo Ricardo Jaureguy, que añadió que es la única empresa regida por el convenio de la UNTMRA que no respeta lo acordado.

 

PRESIONES | Pero los problemas con la empresa no terminan en lo económico, sino que apenas empiezan. Según dijo Jauregy, a “la sensibilidad y la subjetividad de las personas, que vienen atravesando momentos económicos estresantes, se agrega que en la planta se ha naturalizado el agravio, el acoso y el maltrato hacia determinadas funcionarias mujeres por parte del Coordinador. Alguna líder también se suma a estas prácticas, que nos parecen graves, porque en las últimas semanas se ha vuelto algo bastante repetitivo y naturalizado”.

Beatriz Tamiel comentó que si han tenido diálogos con la empresa sobre estos hechos y han hecho denuncias antes el Ministerio de Trabajo. “Nos han escuchado pero no ha cambiado nada. Hay destrato, hay acusaciones, hablan con tono fuerte; hay compañeros que han tenido que salir a apaciguar las cosas, porque ese maltrato distorsiona todas la línea de producción”.

Beatriz Tamiel explicó la empresa plantea llegar a determinada producción por hora y si la persona, por el motivo que sea, no llega a esa producción es cuando se impone la presión, pero es de muy mala manera”.

Ejemplificó la situación Tamiel contando que una compañera estuvo en cuarentena varios días a raíz del foco de coronavirus en el jardín Arcoíris (fueron varios los empleados de Joyson que tuvieron ese problema porque la empresa y el jardín tienen un convenio por el que la cuota le sale más barata a los funcionarios), y no volvió con el mejor ánimo, por ello le faltaron cinco bolsas para llegar a la meta y “vinieron a meterle presión porque no estaba llegando, pero no era algo disparatado. Vinieron, le hablaron mal, vieron que se desbordó y no hicieron nada, en lugar de apaciguar las cosas, al contrario, aumentaron más la presión”.

La dirigente sindical explicó que “se le solicitó a los abogados de la empresa que hable con los representantes para que apacigüe las aguas, porque nos tenemos que respetar entre todos, esto es de ida y vuelta. Nosotros los tenemos que respetar a ellos y ellos a nosotros, tener un cargo superior no les da derecho a venir a maltratar”.

Daniel Valdez agrega a lo dicho por su compañera que han “llegado al punto de tener que hacer guardia en la línea de trabajo, por el maltrato que hay. Hacemos guardia y no pasa nada, pero nos vamos y de inmediato molestan a las compañeras. Vienen, le sacan las sillas a prepo, las tratan mal, las compañeras terminan descompensadas y eso es algo que estamos viendo todos los días”.

Luego Ricardo Jaureguy se refirió a la situación de trabajo dentro de la empresa. “El mercado se comporta de manera bastante extraña, eso lo hemos comprobado ahora. Hemos visto que el mercado en Brasil se ha reactivado un poco, primero con bajo volumen de demanda, pero también se han agregado lo que se llaman ‘recalls’ o ‘llamados de servicio’ que se están desarrollando en Brasil y están sustituyendo las bolsas. Eso ha ayudado que se reestablezca el trabajo”.

 

CALIDAD | A esto, los trabajadores le suman otra preocupación, que es la calidad del producto que están elaborando. “Nos preocupa también la calidad del producto, que la empresa nos reclama, pero que hemos visto que se ha puesto muy riesgoso. Hemos denunciado que se están poniendo en peligro los puestos laborales. Hay determinadas políticas o standars de calidad que se tienen que cumplir, que no se están cumpliendo. La empresa nos traslada un escenario en el que se insiste en la calidad, pero vemos que eso se está poniendo en riesgo. Eso no nos favorece para nada, no queremos pasar por un episodio semejante al ocurrido con Takata (que fue absorbida por Joyson luego de un escándalo mundial con las bolsas colocadas en Europa y Estados Unidos), mucho menos en Uruguay”.

Jaureguy profundizó sus dichos comentando que “hemos constatado que determinados mandos medios de la empresa han mandado a parte del personal a desalinearse de los procedimientos para desarrollar prácticas diferentes a lo que está establecido y contemplado como seguro en el proceso productivo. Hay compañeros que están haciendo controles de actividad sin entrenamiento; antes había toda una preparación previa pero ya no se hace. Vemos que se está poniendo en riesgo el trabajo de 500 personas”.

“Queremos que quede bien claro que si hoy o mañana perdemos un cliente por el tema de la calidad, no es negligencia del trabajador, que sólo se está guiando por las directivas que da la empresa”, culminó diciendo Jaureguy.

 

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Sociedad

Día Internacional de Limpieza de Costas 2020 llega a Ordeig el 14 de noviembre

2 minutos de lectura
La Boca de Mauricio, en la zona de Ordeig, Kiyú, en que se estará realizando en San José el evento mundial denominado…
Sociedad

Datos del San José exportador de 2019 según Uruguay XXI

5 minutos de lectura
Las exportaciones de San José representaron en 2019 el 6,9% del total del país, según el informe anual de Uruguay XXI. En…
Sociedad

Darío Pérez Choca trasladó su cargo de Director efectivo al liceo 1 de San José, pero pretende seguir como Inspector en 2021

1 minutos de lectura
En la jornada de hoy viernes se viralizó en las redes una información respecto a que el ex director del Liceo Libertad…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 275/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!

 
error: El contenido está protegido