Sociedad

Historias de guardavidas en Kiyú

7 minutos de lectura

Según dijo la ministra de Turismo Liliam Kechichián, en 2017 ingresaron más de cuatro millones de turistas al país y en este 2018, la tendencia es al crecimiento, así que las playas como núcleo central del turismo en Uruguay, reciben a miles de visitantes, junto a los turistas nacionales que buscan el disfrute del clima veraniego que esperan durante todo el año.

En palabras de la Ministra las “cifras de ingreso de turistas al país, al cierre del presente año, serán históricas”. Los primeros nueve meses de 2017 llegaron al país 2.9 millones de turistas que dejaron más de 1800 millones de dólares, así que este año se estima una cifra más alta.

Durante la temporada de turismo en Uruguay, la mayoría se enfoca en el disfrute del clima, en visitar las playas del país y en definitiva, en la recreación, pero paralelamente, hay un grupo de jóvenes que mientras estamos deleitándonos con la arena y disfrutando un día de playa, están al pendiente de nuestra seguridad.

Uruguay tiene la tasa de ahogos en el agua más alta de Sudamérica (3,9 por cada 100 mil habitantes), y es la principal causa de muerte en menores de 19 años. Según cifras de la Secretaría de Educación Física, Deporte y Recreación hay 174 personas ahogadas en playas no habilitadas, donde no hay supervisión o en los domicilios particulares.

La historia del servicio de guardavidas está presente en Uruguay aproximadamente desde 1935. Los guardavidas, son los héroes en momentos en que las destrezas del bañista no dan más y en las que somos víctimas de nuestra propia imprudencia.

La Semana conversó con algunos de los encargados de esta tarea en el balneario Kiyú, que se preparan e invierten sus días de verano en salvaguardar nuestras vidas mientras los demás se divierten.

CONSEJOS | En Vista Mar, está Jony Porley, guardavidas desde hace cinco años. Ha prestado sus servicios en la Picada Valera en San José y desde hace cuatro años en Kiyú. Esta es su cuarta temporada en el balneario. Al hablar de la tarea en Kiyú dijo que “el río es un poco diferente al mar, es bastante tranquilo. Si bien tenemos prevención constantemente en cuanto al ingreso al agua y la prevención respecto al sol. Hay que acatar algunas órdenes con el tema de las tormentas. Siempre tenés trabajo en todos lados, pero en las playas se complica un poco más por la cantidad de gente”.

En cuanto a las recomendaciones que brindan a los bañistas para que preserven su seguridad, dijo que “la primer prevención que hacemos es en tema del cuidado de los niños, que estén atentos cuando ingresen al agua, porque ellos no tienen mucha conciencia de lo que es el peligro. Después el tema de los bañistas también, no es necesario tener el agua hasta el cuello, teniendo el agua hasta el pecho ya se disfruta. En cuanto a la prevención del cuidado de la piel, tratar de tener protectores con factores de 30 o 50 y después, disfrutar porque para eso se viene a la playa, para disfrutar en familia”.

En lo que va de la temporada, dijo, “acá en Vista Mar no hemos tenido rescate, lo que hemos tenido es en colchón inflable, alguna canoa o algún kayak que se ha dado vuelta, sólo asistencia, no fue rescate. También trabajé en el Parador Chico en donde un bote inflable se fue unos 150 metros para adentro y tuvimos que ir a buscarlo. Pero no me ha tocado ningún otro rescate más. Ya vamos por el tercer año en que no tenemos ningún ahogado en estas costas de San José”.

Opinó que “ya desde hace un tiempo se viene respetando el tema de lo que es el guardavidas, de la prevención que hace, y por suerte la gente ha acatado muy bien las señales. Por ejemplo cuando está la bandera amarilla o la bandera roja, han tenido la prevención debida. Ya desde hace algún tiempo se viene respetando y se viene trabajando bastante bien”.

El guardavidas mencionó luego la simbología de las banderas: “la verde es que está apta para baño, la amarilla es que tienen que tener precaución, que puede estar un poco picado y la roja es que no está permitido, que es cuando por ejemplo hay tormentas eléctricas, que se pone por prevención del bañista, igual nosotros siempre estamos con los silbatos sacando a la gente cuando se aproxima, por las dudas”, dijo.

RESPETADOS | Joaquín Viña, a su vez es guardavidas desde hace dos años. Comenzó como todos en Picada Varela de San José de Mayo, y en la temporada anterior estuvo como retén en el Parador Chico.

Este año está “fijo”, en esta oportunidad en el Parador del Medio. Opina que la ventaja de trabajar en Kiyú, es que las personas toman más en serio su trabajo “porque respetan y toman en serio nuestras recomendaciones. En cambio en otros lugares me ha tocado que la gente es ofensiva y no comprenden que las indicaciones que nosotros les damos es por su propia seguridad, es nuestro trabajo brindarles la seguridad necesaria para que ellos disfruten despreocupados de cualquier peligro que se pueda presentar”.

Joaquín mencionó algunos eventos en que ha tenido que intervenir para asistir a los turistas: “acá tuvimos un rescate hace dos semanas atrás, un niño de 10 años, mi compañero y yo tuvimos que sacarlo del agua. Estaba nadando como a 100 metros de la casilla y el niño no daba pie y la hermana comenzó a gritar, la madre estaba durmiendo en la arena, estaban los dos niños solos en el agua. Y justo yo estaba con los binoculares y fuimos al rescate del niño, por suerte no le pasó nada, porque estábamos nosotros”, contó.

NECESIDADES | Juan Diego Plada, compañero de Joaquín, ya con cuatro años de experiencia en zonas como Playa Pascual, Boca del Cufré, la Piscina del Parque en San José de Mayo y Kiyú, brinda un panorama más amplio de las vicisitudes que un guardavidas tiene. Opina que una de las playas más complejas para trabajar es Playa Pascual. “Hay una zona prohibida para baño, en la que la gente se baña igual, hay pozos, realmente se nos va de las manos. Y debería de haber otra torre de guardavidas más y sólo hay una”, dice.

Recuerda, como anécdota, que en su segundo día como guardavidas, “tenía yo 18 años, estaba trabajando en la Piscina del Parque, parecía un día tranquilo, y un niño se tiró en medio de la piscina, y esa zona de la piscina tiene más de dos metros de profundidad. Por supuesto lo asistimos bien rápido y por suerte no le ocurrió nada”.

Entre las recomendaciones que hacen siempre los guardavidas, está el tomar precaución cuando hay presencia de cianobacterias en el agua. “Ahí es cuando colgamos la bandera sanitaria. Las cianobacterias te pueden dar vómitos, diarrea, infección si tienes heridas abiertas, por eso recomendamos que no se bañen, pero que si lo hacen, se duchen inmediatamente con agua potable. Lamentablemente esta temporada hemos tenido que colgarla por lo menos 10 veces en lo que va de año, eso realmente es alarmante”.

Juan Diego y Joaquín no perdieron la oportunidad para aclarar y solicitar una vez más a las autoridades de la ISJ las necesidades que tienen los guardavidas para poder realizar bien su trabajo, que es nada menos que salvaguardar la vida de los bañistas.

Una de las cosas que nos hace falta y que es un artículo de primera necesidad, son las gafas para el sol, y le hemos propuesto al intendente que se haga por medio de convenios con ópticas, para nuestro trabajo. También una de las cosas esenciales que precisamos es doble torpedo, porque es imprescindible para el momento de rescate de víctimas en la misma playa pero en diferentes puntos, porque de lo contrario se toma el riesgo de no poder asistir a la persona en el momento preciso”, especifican.

También piden dos litros de agua por día, debido al calor al que se exponen todos los días de la temporada, necesitan hidratación suficiente.

También creen que sería mucho más seguro para los guardavidas que las casetas sean cerradas y más adecuadas, porque en los momentos que hay lluvia o mucho viento “estamos desprotegidos y las órdenes que recibimos es que suspendamos el servicio, entonces la playa queda desprotegida”.

LA ASOCIACIÓN | En el Parador Chico están dos Nicolás, Nicolás Negro y Nicolás Noria. Ellos están a cargo del parador más concurrido de Kiyú. Negro con 19 años está en su segunda temporada como guardavidas y Noria con 23 años, es guardavidas desde el 2012. El primero está por ingresar en la Universidad en Montevideo en alguna carrera relacionada con su oficio de guardavidas, como Fisioterapia o Educación Física y el segundo está culminando sus estudios de Educación Física y está certificado para prestar servicios de guardavidas en cualquier playa del país. Ambos, son los responsables de la playa más concurrida del balneario Kiyú.

No desaprovecharon la oportunidad para hablar con La Semana sobre la Asociación Civil sin fines de lucro que formaron los guardavidas, llamada “Agrupación de Guardavidas de San José”, que se encarga, entre otras cosas, de dictar charlas preventivas en escuelas “porque creemos que la prevención es lo más importante, y comenzando por los niños es la mejor forma de crear nuevas conciencia”, dice Noria.

Igualmente por medio de nuestro grupo de trabajo, ya estamos en los trámites de estar dentro del comité de emergencias en San José, para estar dispuestos ante cualquier emergencia, como la que hubo el año pasado en la capital departamental, en donde hubo mucha gente ayudando en el área y nos gustaría ser parte de eso. Y también estamos tramitando el generar un curso por medio del ISEF, en el mismo San José, para que los josefinos puedan capacitarse profesionalmente”, cuenta.

 

Por Livia Cedeño

Leer Otros Artículos
Sociedad

Mujeres convocan a movilizarse este 25 de noviembre en Libertad y Ciudad del Plata

1 minutos de lectura
Tanto en Libertad como en Ciudad del Plata, habrá movilizaciones por el Día Internacional de Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres….
Sociedad

Padres debieron desalojar de apuro la escuela 65 de Santa Paula, pero no saben cuándo comienzan las obras

2 minutos de lectura
Profundo malestar existe entre los padres de niñas y niños que acuden a la escuela 65, Juan María Pérez (Santa Paula), porque…
Sociedad

Aspirantes a viviendas en Colonia Italia, pedirán definición al Presidente de MEVIR

2 minutos de lectura
El 1° de diciembre próximo, el grupo de vecinos de Colonia Italia que están reclamando que se construya un plan de viviendas…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!