Sociedad

Gonzalo Magnou alertó por el deterioro de las obras de Nantes en los bancos de la plaza 33 de San José

4 minutos de lectura

Preocupa el avanzado estado de deterioro de la obra del pintor, escultor y ceramista Hugo Nantes ubicada en el centro de la Plaza de los Treinta y Tres Orientales de San José de Mayo. Se trata de pinturas que se encuentran plasmadas sobre los baldosones que forman parte de los bancos de material que se encuentran en el corazón del espacio público. La situación fue alertada por el arquitecto Gonzalo Magnou, en vísperas de una nueva conmemoración por el día del patrimonio que se celebró el fin de semana pasada con actividades en todo el departamento.

“Ya hace entre cinco y seis años que estoy presentando mi inquietud a quienes corresponde y no hay ningún tipo de cambio en la situación”, dijo Magnou a La Semana luego de hacer pública una carta a través de la que le pide a la ciudadanía que tome conciencia y le solicita a las autoridades correspondientes que “le presten la atención debida”.

Magnou comentó que con la carta pretende “defender lo poco que queda” de la obra y conseguir que tanto la ciudadanía maragata como quienes tienen que llevar adelante la solución tomen conciencia “sobre el valor que tuvo Hugo Nantes para el arte nacional, del valor que tienen estos bancos porque son una obra muy buena, además de singular por la técnica con la que se hizo, y del valor que adquieren en el espectro del arte nacional”, dijo.

“Es muy difícil encontrar una obra de una artista contemporáneo de este tamaño y de esta escala en el espacio urbano que de alguna manera esté en estas condiciones y casi que no existen esas representaciones artísticas. Me parece una verdadera lástima que no hayamos tenido el cuidado necesario como sociedad para mantener algo que es muy valioso para el arte nacional, para la sociedad maragata y también desde el punto de vista afectivo, por la relación que tuvo Nantes con San José”, agregó el también artista plástico.

Magnou recordó que Nantes fue “extremadamente” generoso: “fue una persona generosa con su trabajo y su conocimiento, fue generoso con todo lo que tenía para la sociedad y con cada uno de los que iban a su taller. No hubo escuela a la que no le regalara cuadro, no hubo quien no le dijera para hacer una rifa en su club social y deportivo o un dibujo para hacer un afiche; además de la tarea que hizo como docente. Es decir, una innumerable cantidad de actitudes que Nantes tuvo solidariamente con la sociedad maragata y no se merece esto”, lamentó.

“Me parece que hay que tener bastante más cuidado, que no lo hemos tenido hasta ahora y hay que empezar a buscar una solución. Esto no es producto del vandalismo, esto es producto del uso, es lógico que se desgaste, la gente los usa, todos los usamos. Los bancos son precisamente para eso, para usarlos, no son como un monumento al que uno lo mira alejado y no tiene contacto. Ahora, requieren el mantenimiento y respetar la obra para que cuando se repare conserve las características de lo anterior”, advirtió.

Gonzalo Magnou criticó que algunas piezas dañadas fueron reemplazadas por baldosones que, en realidad, son parte de las pruebas que hizo Nantes antes de llegar a una solución final: “Hugo hizo varias pruebas. Para hacer estos bancos lo último que hizo fue armar un gran taburete de madera en donde ponía todas las piezas. Terminó trabajando con los restos de las cerámicas que recogía del horno mezclado con pintura y el cuadro se construía en toda la longitud de cada banco, entonces cuando se rompen algunas piezas, lo que han hecho ha sido pegarle piezas de las pruebas que Hugo hizo para llegar a una solución que nada tiene que ver con el diseño. Entonces desde el punto de vista del color, de la composición y de la imagen, claramente no son de ahí”, dijo.

“Es como si hubiésemos cortado a Lavalleja de un esbozo del cuadro de los Treinta y Tres Orientales de Blanes y lo pegamos en el original, es más o menos lo mismo”, aseveró.

Finalmente Magnou señaló que “el deterioro es tan avanzado que va a ser difícil de recuperarlos porque, además, la técnica no es fácil para volver a imitarla”, opinó y pidió “un mínimo de respeto, de cariño a lo que tenemos, de  agradecimiento a Hugo y a nosotros mismos como sociedad”.

“No podemos estar siete años sabiendo del problema y no hacer nada. No cuesta tanto, esto no es tan caro. Acá la gente no vandalizó esto, acá se desgastó por el uso. Ahora me parece que hay que ponerse media pila”, concluyó.

CARTA | En la carta pública Magnou decía “desde hace unos seis o siete años los maragatos hemos visto con pena y dolor el deterioro sostenido que han tenido los murales realizados por Hugo Nantes para los bancos de la plaza principal de nuestra ciudad capital”.

“Con pena porque todos los que sabemos el valor de la obra de Nantes y lo que representa en el arte uruguayo no podemos creer que un trabajo de su autoría tan preciado y singular como el que realizó en la Plaza 33 haya llegado a las condiciones de abandono en que se encuentra actualmente. Con dolor porque los que conocimos a Hugo podemos brindar testimonio de lo generoso que fue con la comunidad maragata y con todos y cada uno de los que se acercaban a su taller”, agrega.

“Hasta el momento no los hemos valorado y seguramente por eso no hemos sabido cuidarlos y mantenerlos como corresponde”, cuestiona y luego plantea que “lo que sí podemos y debemos hacer, es tomar conciencia de la calidad artística que tienen, del valor que poseen como creación pictórica en sí mismos y para el arte nacional y de lo importante que es para una sociedad tener en el espacio urbano una obra relevante de la historia del arte de nuestro país de uno de los artistas más sobresaliente que ha tenido el Uruguay en el siglo XX”.

“Buscar soluciones y salvar lo poco que queda de ellos no es una tarea difícil ni costosa, sólo hace falta asumir la responsabilidad y quienes deben tomen la iniciativa de llevar adelante una enmienda a tan triste daño”, dice.

Culmina diciendo que espera que “la ciudadanía tome conciencia y las autoridades correspondientes le presten la atención debida. Lamentablemente hace mucho tiempo que vengo planteando el tema a quienes corresponde resolverlo sin lograr convencerlos de que busquen una solución al problema mientras los murales se desintegran día a día. Llegará un momento que su estado sea tan malo que será irreversible”.

Por Katherine Martínez,

Leer Otros Artículos
Sociedad

Secretaría Nacional de Deportes e Intendencia pondrán servicio de seguridad en la piscina por desmanes

1 minutos de lectura
El novel presidente de la Comisión de Apoyo de la Plaza de Deportes Ulises Gallaretto, expresó su preocupación por la seguridad dentro…
Sociedad

Partidos políticos en Libertad, recordaron el acto del obelisco de 1983

3 minutos de lectura
A media mañana del domingo 27 de noviembre un variado grupo de vecinos de casi todo el departamento se hizo presente en…
Sociedad

Escuelas de Libertad recordaron los 150 años con actividad realizada el viernes 25 en la plaza y El Asador

3 minutos de lectura
El pasado viernes 25 de noviembre, las escuelas de la zona se reunieron para realizar una actividad celebratoria en el marco de…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!